Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Actualidad

Álvaro Uribe, un fenómeno político

Español
Autor: 
Prensa Centro Democrático
Fecha: 
Martes, Junio 26, 2018

En muy pocas ocasiones Colombia registra en su historia la presencia en la vida política de un personaje de tanta convicción política como el expresidente Álvaro Uribe Vélez, a quien la gran mayoría de ciudadanos lo consideran como el fenómeno político de este país en los últimos años.

 

La historia política de Álvaro Uribe Vélez es de muchas características, y esto ha permitido que su actuar deje muchos logros para su vida, en la que su pasión ha sido estar presente en los diferentes escenarios nacionales.

Hoy, luego de haber pasado por muchos logros, ires y devenires de la política, se considera que el exmandatario es una de las pocas personas que puede decir que su teoría política ha triunfado en todos los escenarios, a tal punto que quienes conocen de su vida pública se atreven a manifestar que tendrán que pasar muchos años para que aparezca un personaje con la capacidad de liderazgo que hoy encierra el dirigente.

 

En la presente entrega de DIARIO DEL SUR se recoge una serie de logros, testimonios y alcances de uno de los personajes que le ha hablado de frente al país, hecho que igualmente le ha ocasionado que se haya encontrado con pensamientos opuestos, los que en varias ocasiones han permitido sin objetivo alguno truncarle su carrera política. Al contrario, lo único que han logrado es fortalecerlo y posicionarlo como el personaje de más alta popularidad en Colombia.

El personaje

Álvaro Uribe Vélez nació en Medellín el 4 de julio de 1952. Es un abogado y político colombiano, presidente de Colombia en los períodos 2002-2006 y 2006-2010.

Cursó estudios en administración, gerencia y negociación de conflictos en la Escuela de Extensión de la Universidad de Harvard​ y es miembro sénior asociado del St Antony's College de la Universidad de Oxford.

Se desempeñó en diferentes cargos en las Empresas Públicas de Medellín, el Ministerio de Trabajo y la Aeronáutica Civil. Fue alcalde de Medellín (1982), senador de la República (1986-1994) y gobernador de Antioquia (1995-1997), siendo elegido presidente de la República de Colombia en 2002 y reelegido en 2006.​

Su ideología

De tendencia liberal, pero disidente de este partido, Uribe se presentó a las elecciones presidenciales de 2002, apoyado por el movimiento Primero Colombia, logrando imponerse a sus contendores con el 54% de los votos a su favor. Su mandato se caracterizó por la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico bajo la política de seguridad democrática.

Fue reelecto en 2006 tras haber logrado la aprobación de la reforma constitucional de 2005, la cual dio vía libre a la reelección.

 

Logros de su Presidencia

Durante su presidencia el secuestro se redujo de 2.282 a 213 casos por año y los homicidios disminuyeron de 29.000 a 16.000. La inflación era de 7% en 2002, pasando a 2% al final de su mandato. La tasa de desempleo pasó de casi 16% a 11% y la inversión extranjera pasó de US$2 mil millones anuales a US$7 mil millones en el mismo periodo.

El Producto interno bruto creció un promedio de 4.47% al año y Colombia fue uno de solo 3 países que tuvieron crecimiento económico positivo durante la crisis mundial de 2008.

 

Trayectoria política

Uribe empezó su vida pública en el Partido Liberal Colombiano junto con Hernando Agudelo y Diego Calle. Sus aliados políticos inicialmente trabajaron con el directorio liberal de Antioquia, que era presidido por Bernardo Guerra y del que Uribe hizo parte. Tiempo después salió del directorio y se volvió disidente.

En 1985 fundó en Antioquia el movimiento regional conocido como Sector Democrático, movimiento que después se transformó en el Partido Colombia Democrática.

Uribe fue nombrado alcalde de Medellín por el gobernador de Antioquia Álvaro Villegas en 1982.

Fue senador de la República entre 1986 y 1994. En 1992 fue promotor de proyectos de ley de reindulto a los, en ese momento, exguerrilleros del M-19 por la Toma del Palacio de Justicia. También impulsó la creación de mecanismos de amnistía política para los guerrilleros de esa agrupación.

Álvaro Uribe, quien había sido miembro del Partido Liberal, se presentó a las elecciones presidenciales de 2002 inicialmente como precandidato de su colectividad. Sin embargo, el candidato alegó falta de garantías para competir contra el exministro y excandidato presidencial Horacio Serpa por lo cual decidió presentarse como candidato independiente.

Sus principales contendores fueron Serpa, en representación del Partido Liberal; el exdirigente sindical Luis Eduardo Garzón por el Polo Democrático Independiente, la exministra Noemí Sanín por el movimiento Sí Colombia y la senadora Ingrid Betancourt por el Partido Verde Oxígeno.

Varios dirigentes liberales y el Partido Conservador -que en esas elecciones desistió de la candidatura del exministro Juan Camilo Restrepo- dieron su apoyo a Uribe.

Fue elegido presidente de Colombia para el período 2002-2006 con el 53% del total de votos (5.862.655 votos), derrotando a su principal contendor Serpa, que obtuvo el 31,8% de los votos (3.514.779 votos); convirtiéndose en el primer presidente en ganar las elecciones en primera vuelta desde que se instauró la medida en la Constitución de 1991. Según la Registraduría Nacional del Estado Civil, la participación en las elecciones fue del 46.471% (11.249.734 personas) del censo electoral.59​.

 

Política de seguridad democrática

Como presidente Uribe impulsó su política de seguridad democrática (PSD) centrada en dos ejes. Por un lado, en recuperar el control del territorio por parte del Estado con la creación de batallones de alta montaña, de pelotones de soldados campesinos, que acompañaron a la Policía Nacional en varios municipios, de redes de cooperantes y el ofrecimiento de recompensas a informantes. Por otro, en atacar las retaguardias de las guerrillas.​

 

De atentado en atentado

Se presentaron varios atentados contra Uribe. El primero de ellos, atribuido a las Farc, ocurrió en febrero de 2003 cuando una carga de dinamita explotó en Neiva en el momento en que agentes de la Policía y la Fiscalía realizaban una operación de seguridad previa a la llegada de Uribe a esa ciudad, dejando como resultado 18 muertos y 45 heridos.​

Ello no impidió que durante su primera presidencia el secuestro bajó de 2.986 a 800 secuestros por año; los homicidios bajaron en un 40.6 por ciento y el número de atentados terroristas, un 62.5 por ciento; los asaltos a poblaciones pasaron de 32 en 2002 a 5 en 2005.​

Uribe fue reelegido para el período 2006-2010 después de impulsar una reforma a la constitución que permitía la reelección inmediata, esta fue aprobada en diciembre de 2004 por el Congreso y declarada constitucional el 19 de octubre del 2005 por la Corte Constitucional de Colombia por medio de la Sentencia C-1040/05.90​9.1​92​.

Para la reelección Uribe alcanzó el 62,35% total de la votación (7.397.835 votos). La votación, claramente a su favor, superó el número de votos alcanzados en el primer periodo, convirtiéndose en el mandatario con mayor número de votos obtenidos en la historia electoral del país. En dicha elección participó el 45,05% (12.041.737 personas) del censo electoral.

​Álvaro Uribe fue invitado por la Universidad de Georgetown en los Estados Unidos para que dictara cátedra, nombrándolo “Profesor Distinguido en la Práctica sobre Liderazgo Global”.

Ha dictado clases junto con Madeleine Albright, y el expresidente español José María Aznar. En 2010 fue nombrado profesor en la Escuela Nacional de Ingenieros de Metz (Enim).

 

Senador y líder de la oposición

En 2013 Uribe decidió encabezar una lista con voto no preferente. Su candidatura fue inscrita por medio de la recolección de firmas y en el marco de una oposición al gobierno de Juan Manuel Santos y los diálogos de paz que se adelantan con las Farc.​ Fue elegido senador de la República para el periodo 2014 y 2018 por el partido Centro Democrático, que él mismo fundó.​ Cargo en el que se posesionó el 20 de julio de 2014.

Logró consolidar una oposición parlamentaria al gobierno con el Centro Democrático que en su primera incursión política eligió 33 congresistas. También se convirtió en el principal líder de la oposición política al gobierno,​ y lideró la "resistencia civil" en contra de los acuerdos de paz entre Santos y las Farc, haciendo campaña por el "No" en el plebiscito sobre los acuerdos de paz de Colombia de 2016.​

En octubre de 2012 Penguin Books publicó la autobiografía de Álvaro Uribe en una obra que tituló "No hay causa perdida",​ la cual se convirtió en el libro más vendido en Colombia en el género de No ficción durante su primera semana tras ser publicado.​ Uribe se refiere a temas como la muerte de su padre, los momentos más difíciles de su gobierno y su vida íntima en el poder.

 

Las razones del éxito

El éxito obtenido por Uribe en las elecciones de 2006 se explica por el respaldo de amplios sectores de población, grupos políticos, agremiaciones empresariales y varios medios de comunicación. Como hemos visto anteriormente, en sus primeros cuatro años de gobierno el presidente cultivó y extendió dicho apoyo acudiendo a diversas estrategias políticas y comunicativas, que le hicieron depositario de una legitimidad considerable y de amplios márgenes de gobernabilidad.

Esas diversas estrategias reflejan una hábil combinación de distintos lenguajes, estilos políticos y lógicas de actividad según los auditorios e interlocutores a los que se dirigía, para adecuarse a las complejidades de la vida política de Colombia.

 

Triunfo con nombre propio

En la reciente campaña fueron contadas las veces en las que Uribe y su candidato a la Presidencia Iván Duque confluyeron. Con ello se evitaba que su poder arrollador opacara a Duque y repartían fuerzas en el país.

De principio a fin, el expresidente Álvaro Uribe Vélez trazó la estrategia que llevó al candidato Iván Duque Márquez a la Presidencia de la República. Suma cuatro triunfos presidenciales.

El ascenso al solio de Bolívar de Iván Duque Márquez tiene nombre propio: Álvaro Uribe Vélez, el más grande estratega político del siglo XXI en Colombia, como lo define Nicolás Liendo, docente de la Escuela Política de la U. Sergio Arboleda y otros analistas políticos.

El exmandatario es un personaje que, sin un partido de trayectoria, con una capacidad de trabajo única y virtudes innatas para llegar a amplios sectores ciudadanos, inspira un proyecto que lo ha llevado en dos ocasiones sucesivas a la Presidencia, sin necesidad de segundas vueltas, y dos más, a través de sus candidatos, Juan Manuel Santos en su primera candidatura y hoy con Iván Duque Márquez.

 

HSB Noticias