Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

La sociedad colombiana, recuerda como en otrora, en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, nunca permitió que los corredores viales fueran obstruidos por dichas protestas sociales.

Español
Columnista: 
Editorial Diario del Huila
Fecha: 
20 de Marzo de 2019

Tensión indígena

Desde hace 8 días, se han venido presentando el bloqueo de la principal vía 45 en el sector del puente del pescadero jurisdicción del municipio del Hobo, por parte de las protestas sociales propiciadas por mingas indígenas. Además, se han tomado los principales corredores viales de los departamentos del Huila, Cauca, Caldas y pretender ampliar la protesta a otras regiones del país, con la complacencia de las autoridades nacionales, quienes han permitido que esta situación de alteración del orden público, desborden la capacidad institucional para impedir dichos taponamientos. A última hora, los lideres han ordenado el cierre de algunas vías alternas, pero la reacción de la Fuerza Pública se los ha impedido. La sociedad colombiana, recuerda como en otrora, en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, nunca permitió que los corredores viales fueran obstruidos por dichas protestas sociales.

La debilidad demostrada por el actual gobierno de contener este incremento de los taponamientos de las vías, está generando una marcada decepción de la opinión pública frente a una administración que ni se reúne con dichos sectores, ni toma decisiones de facto para impedir que se presenten dichas alteraciones de las condiciones de bienestar de la población afectada. Van once movilizaciones de este tipo durante un lapso de 4 cuatrienios, por parte de los pueblos indígenas. Algunas peticiones relacionadas con el acceso a la tierra, proyectos de acopio, precios justos para el café, así como subsidios para productores y que sean incluidos en el Plan Nacional de Desarrollo que se está discutiendo en las sesiones del Congreso de la República son las que se exigen.

Igualmente, buscan abordar con el ejecutivo, la declaración de la ONU sobre derechos campesinos en el ordenamiento jurídico del país, entre otras demandas. Muchos expertos internacionales han coincidido en que han confluido distintos factores para que la protesta social sea un protagonista de primer orden. Este episodio lo confirma.

Se espera que la Comisión de Alto Nivel designada por el gobierno nacional, entre los que se encuentran los gobernadores del Huila, Valle y Nariño, entre otros, logren establecer una hoja de ruta para buscarle una salida a este problema mayúsculo, que está provocando millonarias pérdidas en todos los sectores económicos de las regiones afectadas y por ende en la población que empieza a verse limitada en el suministro de bienes y servicios de alta sensibilidad, para la supervivencia de las familias y del incremento de los precios de éstos. Es un daño a la dinámica productiva de estos entes territoriales.