Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Palabra de Santos

Español
Columnista: 
Mario Javier Pacheco
Fecha: 
29 de Septiembre de 2016

Mucha gente cree que el domingo saldrá a votar por la paz y está engañada. Es un efecto publicitario. El voto será por las FARC, a favor o en contra del grupo terrorista. Por ninguna paz.

 

Dentro de tres días los colombianos votaremos el Plebiscito y las alternativas son solo dos: Sí por las FARC o No por las FARC. Con el Sí, abrimos la puerta a la cubanización, y con el No, mantendremos nuestra paz, imperfecta y a la colombiana, con la que hemos vivido libremente, sin censura ni totalitarismo.

 

Esta vez voy a parodiar a Santos: la tal paz de las FARC no existe, porque la esencia de los violentos no es la paz sino la violencia, -como la esencia del alacrán es picar- y que lo diga Santrich que ayer demostró a los colombianos que las FARC se sienten por encima de la ley y de la Fiscalía.

 

El voto no será por la paz, será por las FARC, aunque la desvergonzada publicidad del Sí, que nos satura por radio, televisión y prensa, segundo a segundo, pretenda hacernos creer lo contrario.

 

Si votamos Sí, comeremos la manzana del árbol y seremos Cubazuela. Si votamos No, también le abriremos la puerta a las FARC, pero sin los aperos que Santos les dio para que pasen de verdugos hampones a verdugos  institucionales.

 

Nunca en la historia de Colombia un presidente había mentido tanto y por eso el 97% de su impopularidad, pero ha sido maquiavélico y se arrogó todo el poder del Estado, su dinero, sus armas, su justicia y sus leyes, y eso le es suficiente. Con todo ese poder no necesita convencer al pueblo, le basta con arriarlo.

 

La falsedad del presidente se volvió tan icónica y proverbial, que cuando la mentira es muy grande, la califican de Palabra de Santos. Comenzó el día de su primera posesión: Uribe, gracias por la posta, yo seguiré su legado. A los tres días de su segunda posesión mandó decir en secreto a las FARC: No crean lo que digo en público, yo también quiero la paz. Palabra de Santos

 

El tal paro nacional no existe; les firmo sobre mármol que no subiré los impuestos; no habrá curules regaladas para las FARC. Yo soy su peor enemigo. Palabra de Santos

 

Si usted piensa que el domingo va a votar por la paz, es porque está engañado por la palabra de Santos y su prensa, o por la de las FARC que juran no ser narcotraficantes y que no tienen plata, ni niños, ni la culpa de nada, y que solo tienen 5.765 hombres y 14.000 armas, y será usted uno de los colombianos arriados.

 

Todo ha sido una farsa para llegar al poder. No hay un solo argumento real en el Sí. El voto del domingo será Sí por las FARC, o No por las FARC, lo demás es paja.

 

@mariojpachecog