Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Tantas cosas...

Español
Columnista: 
Juan Gómez Martínez
Fecha: 
15 de Junio de 2017

Se juntaron muchos temas para comentar. Empecemos por las injusticias graves que se cometen en Colombia. Han llamado a juicio a una persona buena, sana, correcta. He dicho siempre que nunca metería la mano al fuego por nadie, únicamente lo haría por mí. Debo corregir: por Santiago Uribe sería capaz de hacerlo, lo conozco bien y puedo dar fe de su honestidad y transparencia. Pero ahora un falso testigo, un exoficial de la policía condenado por asesinato, expulsado de la institución, que huyó de la justicia, es la persona creíble para llamar a juicio a un ser digno de credibilidad. En eso estamos.

 

Nos quitaron a Belén de Bajirá y otros tres corregimientos del Urabá antioqueño por decisión del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), que modificó el mapa sin haberlo considerado el Senado de la República, que es al que le corresponde. Es que en Colombia se pueden violar las leyes y la Constitución como les dé la gana, como dice nuestro indigno gobernante. El Chocó reclamaba únicamente a Belén de Bajirá pero parece que el mapa quedaba como con un tumor que se metía al territorio antioqueño y entonces decidieron darle otros tres corregimientos para poder trazar una línea medio recta y no mostrar en el mapa robo tan notorio. Nos dan el ejemplo de que en Colombia se pueden desmembrar municipios, departamentos por cualesquiera de las entidades o por presión de la comunidad. Antioquia: ¿hasta cuándo vamos a resistir? Ya nos dieron el ejemplo de que sí se puede.

 

En Buenaventura salieron a paro por el incumplimiento de las promesas hechas por el Gobierno nacional y los calman otra vez con falsas promesas, ya que el Congreso no tiene la iniciativa del gasto y el Ejecutivo se gastó todos los recursos, y muchos más, en la entrega a la subversión. Los maestros salen a paro por el incumplimiento del Gobierno nacional que los sigue tratando como al peor de los gremios. El Chocó sale a paro y los calman robándole a Antioquia. Tumaco sale a paro y le entregan el municipio a un amigo de las Farc que seguramente les protegerá los cultivos ilícitos.

 

En artículo anterior mostré mi preocupación porque nos gobernaba un incapaz, traicionero, mentiroso, que le ha entregado el país a la subversión y que apenas contaba con el 14 % de la opinión favorable. Ahora resulta que esa opinión era demasiado para él porque en una nueva encuesta llega al 12 %. Eso quiere decir que, si llevamos ese porcentaje a las calificaciones de nuestra época con base en cinco, como nota máxima, Juanpa (como le gusta que le digamos) sacó 0.6. Su gabinete está por esos lados, igual el Congreso, la justicia, la economía, la educación, la salud, el orden público, la seguridad y sigan contando. La percepción sobre la corrupción es preocupante pero real. Es decir, no hay nada bueno que nos lleve a un mínimo optimismo.

 

Cuando escribo estas líneas, trece de junio, se conmemoran 64 años del “golpe de opinión” como calificó Darío Echandía el golpe de Estado a Laureano Gómez. Esta es una simple recordación de un pasaje de la historia colombiana.