Sitio oficial
 

200 MIL TRABAJADORES PODRÁN ADQUIRIR VIVIENDA A TRAVES DE FONDOS DE EMPLEADOS

Bogotá, nov. 13 (SNE).- Unos 200 mil trabajadores afiliados a los fondos de empleados podrán acceder a Vivienda de Interés Social (VIS) gracias a las nuevas disposiciones del Gobierno que les permitirá manejar cuentas de ahorro programado.

De acuerdo con la resolución 1121 de la Superintendencia de la Economía Solidaria, los fondos de empleados podrán constituir cuentas de ahorro programado para que sus beneficiarios accedan al subsidio familiar de vivienda.

Según cifras de la Asociación Nacional de Fondos de Empleados (Analfe), estas medidas podrán ser aplicadas por unos 900 fondos de empleados de los 1.300 que existen en el país, y ellos podrán apalancar la compra de vivienda a unos 200 mil trabajadores.

Para ello, los fondos deberán solicitar la autorización a la Superintendencia para la Economía Solidaria que comprobará su viabilidad administrativa y financiera.

La Supersolidaria aclaró que los fondos de empleados no podrán gestionar planes de vivienda como constructores y sólo podrán abrir cuentas de ahorro programado a tasas de interés equivalentes a las autorizadas por la Superintendencia Bancaria.

Los fondos de empleados comprobarán la capacidad de endeudamiento de los asociados solicitantes, con el fin de determinar la viabilidad del tipo de vivienda a la cual aspiran y el monto del crédito que pueden asumir.

El beneficiario deberá ahorrar como máximo el 30 por ciento de su ingreso mensual o de los ingresos del grupo familiar.
Una vez abierta la cuenta, los fondos deberán reportar su apertura al Sistema de Información del Subsidio Familiar de Vivienda. Posteriormente, cada trimestre, el reporte incluirá la antigüedad, el cumplimiento y los saldos de los últimos cuatro meses.

La decisión se suma al decreto 3165 de noviembre 6 de 2003, que incluyó a los fondos de empleados dentro de las entidades con las cuales la Financiera para el Desarrollo Territorial (Findeter), puede celebrar operaciones de redescuento para financiación de vivienda de interés social, lo que permitirá a los trabajadores acceder a crédito, o microcrédito para la construcción, remodelación o adquisición de vivienda.