Sitio oficial
 

70% DE CRÉDITOS QUE OTORGUEN LAS CAJAS SERÁ PARA VIVIENDA

 

Ley 920 de 2004

70% DE CRÉDITOS QUE OTORGUEN LAS CAJAS SERÁ PARA
VIVIENDA

Bogotá, 24 dic (SNE). El 70 por ciento de los créditos
que otorguen las cajas de compensación familiar deberá destinarse
a financiar vivienda de interés social tipo 1 y 2.

El 30 por ciento restante será para educación
y libre inversión. De esta última destinación
se exceptúa la adquisición de bonos o títulos
de deuda pública.

Así lo estipula le Ley 920 de 2004, que autoriza a las
cajas de compensación a abrir secciones de ahorro
y crédito, para llevar a cabo actividades financieras
que se traduzcan en beneficios sociales para sus afiliados.

Las cajas con secciones de ahorro y crédito podrán
captar recursos en depósitos a término, ahorro
programado y ahorro contractual de sus trabajadores, pensionados,
independientes y desempleados afiliados, para colocarlos nuevamente
como crédito entre estas mismas personas.

Con miras a profundizar el principio constitucional de democratización
del crédito, el 80 por ciento del valor de los préstamos
que otorguen las cajas deberá beneficiar a afiliados que
devenguen hasta tres salarios mínimos.

La Ley establece además que los saldos no ejecutados
en cada vigencia del Fondo para el Fomento del Empleo y Protección
al Desempleo (Fonede), deberán destinarse al Fondo Obligatorio
para el Subsidio Familiar de Vivienda de Interés Social
de las cajas (Fovis), con el propósito de que más
colombianos pobres puedan acceder a casa propia.

También estipula que las personas podrán trasladar
sus cuentas de ahorro programado de establecimientos financieros
a las cajas que constituyan sección de ahorro y crédito.

Ordena que las secciones de ahorro y crédito lleven cuentas
separadas de las respectivas cajas, en materia de operaciones,
activos, pasivos y patrimonio.

PAPEL DE LA SUPERBANCARIA

Para garantizar la mayor transparencia en este proceso que se
inicia, la Ley da a la Superintendencia Bancaria la obligación
de autorizar, inspeccionar y vigilar las secciones especializadas
de ahorro y crédito que constituyan las cajas de compensación.

En este sentido las tareas que deberá cumplir de la Superbancaria
son las siguientes:

  • Verificar permanentemente
    el carácter, responsabilidad
    e idoneidad de las personas que dirijan y administren las secciones
    especializadas de ahorro y crédito de las cajas de compensación.
  • Verificar la solvencia del
    patrimonio autónomo
    de las secciones de ahorro y crédito de las cajas.
  • Verificar, en el momento de
    constitución de
    la sección de ahorro y crédito, que el capital
    mínimo no sea inferior el exigido para la creación
    de cooperativas financieras.
  • Las cajas con capacidad de
    aporte de capital inferior al establecido para las cooperativas
    financieras, podrán solicitar a
    la Superbancaria para crear la sección especializada de
    ahorro y crédito.

Pero en ningún caso el capital exigido podrá ser
inferior al 50 por ciento que se exige a las cooperativas financieras.

PROHIBICIONES

La Ley estableció una serie de prohibiciones para las
cajas con secciones de ahorro y crédito, entre ellas las
siguientes:

  • Obligar a los afiliados a realizar el ahorro en la
    respectiva caja.
  • Obligar a los afiliados a
    ahorrar la Cuota Monetaria del Subsidio Familiar, la cual continuará siendo de libre
    utilización por los mismos.
  • Delegar, subcontratar o entregar
    en administración
    con un tercero la operación de sus secciones de ahorro
    en crédito.
  • Realizar inversiones de capital con los recursos captados.
  • Utilizar recursos depositados
    en las secciones de ahorro y crédito en operaciones con la respectiva caja, con entidades
    controladas por la caja, con directores y administradores de
    la caja y con el revisor fiscal, funcionarios y empelados de
    la caja cuyo salario sea superior a 3 salarios mínimos
    mensuales. Lo mismo que con cónyuges
    o parientes cercanos de las personas mencionadas.
  • Realizar operaciones de seguros sobre bienes o personas,
    aunque pueden invertir en entidades del sector asegurador.
  • No pueden condicionar la aprobación y el desembolso
    del crédito de vivienda de interés social a la
    adquisición en sus propios proyectos.

Deja una respuesta