Sitio oficial
 

AUMENTA OPTIMISMO CAFETERO PARA EL 2004

Balance del Congreso Nacional del gremio

AUMENTA OPTIMISMO CAFETERO PARA EL 2004

Bogotá, 12 dic. (Sne).- Con mejores perspectivas de recuperación y crecimiento para los próximos años, los cafeteros del país clausuraron este viernes el LXIII Congreso Nacional del gremio.

Cambios en el panorama mundial del sector, el mantenimiento de la ayuda gubernamental, la reforma de sus estatutos, una agresiva campaña comercial y la adopción de un Plan Estratégico, dan espacio al optimismo para más de 560 mil productores en el país que se dedican a la actividad cafetera.

Los 120 delegados de los 16 departamentos cafeteros destacaron el anuncio del presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, de mantener la ayuda al sector a través del Auxilio General a la Caficultura (AGC), promover una mayor devaluación y la búsqueda de nuevas ayudas crediticias.

El Jefe del Estado recordó que el Gobierno Nacional, ya destinó recursos por 45 mil millones de pesos en el Presupuesto para el 2004, con el fin de mantener este auxilio que asegura los ingresos mínimos a los productores.

La agresiva campaña de comercialización del grano y el fomento del consumo de la bebida, a través de las tiendas de café Juan Valdéz, tendrá uno de sus más importantes capítulos el próximo año con la incursión en mercados internacionales como Panamá y Nueva York, donde serán abiertas las nuevas tiendas.

La creación de nuevos productos con base en café y la introducción de una cafetera para la preparación de la bebida a partir de porciones individuales; complementarán este proceso que busca aumentar el consumo.

SUPERÁVIT

En su informe, el gerente general de la Federación, Gabriel Silva, resaltó la recuperación de la actividad en el 2003 y previó que la tendencia se fortalecerá debido a que a partir del año entrante se registrará un déficit en la oferta de café, como consecuencia de la menor producción brasilera.

Además, por primera vez en cuatro años, el Fondo Nacional del Café, cerrará este año con un saldo positivo de 5.800 millones de pesos; redujo en 34 por ciento el endeudamiento y aumentó el patrimonio hasta 270 millones de dólares.

Una de las decisiones más importantes del Congreso Cafetero fue la aprobación del programa de productividad y calidad, la renovación de 30.000 hectáreas con siembras intercaladas de maíz y fríjol.

Para esto se contará con recursos por 27.600 millones de pesos que serán retribuidos a los productores que se acojan al programa con un incentivo de 500 kilos de fertilizantes por cada hectárea de café renovada y 150 kilos adicionales para quienes siembren maíz y fríjol intercalado.

Con respecto a la reforma estatutaria, se aumenta de 8 a 10 el número de integrantes del Comité Nacional de Cafeteros y de 10 a 15 el del Comité Directivo con el fin de garantizar a los departamentos productores mayor participación y el cambio generacional de los dirigentes, a través del ingreso de arrendatarios y usufructuarios de tierras cafeteras.

Los estatutos también consagraron la obligación de la administración de la Federación de presentar un plan de desarrollo quinquenal, similar al Plan Estratégico que aprobó este Congreso y, por primera vez en sus 76 años de historia, el Gremio determinó que no se volverá a hacer inversiones en ningún tipo de negocio que no sea estratégico dentro de la actividad cafetera, con el objetivo de defender y fortalecer el Fondo Nacional del Café.

Deja una respuesta

AUMENTA OPTIMISMO CAFETERO PARA EL 2004

Bogotá, 12 dic. (Sne).- Con mejores perspectivas de recuperación y crecimiento para los próximos años, los cafeteros del país clausuraron este viernes el LXIII Congreso Nacional del gremio.

Cambios en el panorama mundial del sector, el mantenimiento de la ayuda gubernamental, la reforma de sus estatutos, una agresiva campaña comercial y la adopción de un Plan Estratégico, dan espacio al optimismo para más de 560 mil productores en el país que se dedican a la actividad cafetera.

Los 120 delegados de los 16 departamentos cafeteros destacaron el anuncio del presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, de mantener la ayuda al sector a través del Auxilio General a la Caficultura (AGC), promover una mayor devaluación y la búsqueda de nuevas ayudas crediticias.

El Jefe del Estado recordó que el Gobierno Nacional, ya destinó recursos por 45 mil millones de pesos en el Presupuesto para el 2004, con el fin de mantener este auxilio que asegura los ingresos mínimos a los productores.

La agresiva campaña de comercialización del grano y el fomento del consumo de la bebida, a través de las tiendas de café Juan Valdéz, tendrá uno de sus más importantes capítulos el próximo año con la incursión en mercados internacionales como Panamá y Nueva York, donde serán abiertas las nuevas tiendas.

La creación de nuevos productos con base en café y la introducción de una cafetera para la preparación de la bebida a partir de porciones individuales; complementarán este proceso que busca aumentar el consumo.

SUPERÁVIT

En su informe, el gerente general de la Federación, Gabriel Silva, resaltó la recuperación de la actividad en el 2003 y previó que la tendencia se fortalecerá debido a que a partir del año entrante se registrará un déficit en la oferta de café, como consecuencia de la menor producción brasilera.

Además, por primera vez en cuatro años, el Fondo Nacional del Café, cerrará este año con un saldo positivo de 5.800 millones de pesos; redujo en 34 por ciento el endeudamiento y aumentó el patrimonio hasta 270 millones de dólares.

Una de las decisiones más importantes del Congreso Cafetero fue la aprobación del programa de productividad y calidad, la renovación de 30.000 hectáreas con siembras intercaladas de maíz y fríjol.

Para esto se contará con recursos por 27.600 millones de pesos que serán retribuidos a los productores que se acojan al programa con un incentivo de 500 kilos de fertilizantes por cada hectárea de café renovada y 150 kilos adicionales para quienes siembren maíz y fríjol intercalado.

Con respecto a la reforma estatutaria, se aumenta de 8 a 10 el número de integrantes del Comité Nacional de Cafeteros y de 10 a 15 el del Comité Directivo con el fin de garantizar a los departamentos productores mayor participación y el cambio generacional de los dirigentes, a través del ingreso de arrendatarios y usufructuarios de tierras cafeteras.

Los estatutos también consagraron la obligación de la administración de la Federación de presentar un plan de desarrollo quinquenal, similar al Plan Estratégico que aprobó este Congreso y, por primera vez en sus 76 años de historia, el Gremio determinó que no se volverá a hacer inversiones en ningún tipo de negocio que no sea estratégico dentro de la actividad cafetera, con el objetivo de defender y fortalecer el Fondo Nacional del Café.