Sitio oficial
 

BAJÓ CASI 50% CONSUMO DE SUSTANCIAS AGOTADORAS DE CAPA DE OZONO

Bogotá, 13 sep (CNE).- En 47.9 por ciento disminuyó el consumo de Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono (SAO) por parte de la industria colombiana desde 1994.

Para ese año el consumo alcanzaba las 2.123 toneladas y hoy, a través de un proceso de reconversión de tecnología, esta cantidad disminuyó a 1.018 toneladas, afirmó el director de la Unidad Técnica de Ozono del Ministerio del Medio Ambiente, Jorge Sánchez.

Con estos resultados, Colombia celebra el próximo 16 de septiembre por octava vez el Día Internacional para la Protección de la Capa de Ozono, lo que ha permitido que en los últimos años la humanidad haya tomado conciencia de la necesidad de evitar su destrucción.

Según un estudio de la Unidad Técnica de Ozono (UTO) del Ministerio del Medio Ambiente, desde 1996 se han invertido cerca de 12 millones de dólares en 40 proyectos de reconversión tecnológica de neveras domésticas y comerciales, que requieren para su mantenimiento sustancias que deterioran la capa de ozono.

Sánchez destacó que "el mantenimiento de los aparatos refrigerantes es un aspecto de especial atención, puesto que si no se hace con las especificaciones técnicas adecuadas, se produce liberación de las sustancias agotadoras que contribuyen con el detrimento de la capa de ozono".

En Colombia existen 9.5 millones de aparatos refrigerantes distribuidos en neveras domésticas, aparatos de aire acondicionado, enfriadores de botellas y vitrinas frigoríferas.

La Unidad Técnica de Ozono, a través del Programa Nacional de Capacitación de Técnicos en Refrigeración del Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), ha capacitado a 2 mil técnicos en mantenimiento de refrigeración y espera capacitar a 2.500 técnicos más en prácticas de refrigeración.

"Porque aunque Colombia no produce sustancias dañinas de la capa de ozono, las importa para el mantenimiento de equipos refrigerantes de México, Venezuela, China, Estados Unidos y Brasil", advirtió el director de la Unidad Técnica de Ozono.

¿QUE ES EL OZONO?

Es un escudo delgado, compuesto de tres átomos de oxígeno, ubicado en la estratosfera que rodea el planeta y lo protege de los rayos del sol.

El ozono se produce mediante el efecto de la luz solar sobre el oxígeno y es la única sustancia en la atmósfera que puede absorber la dañina radiación ultravioleta (UV-B) proveniente del sol. Este delgado escudo hace posible la vida en la Tierra.

La radiación UV-B produce daños en los seres humanos como quemaduras de piel, cáncer cutáneo, pérdida de la visión, ataca el sistema inmunológico y puede cambiar el metabolismo en las plantas. La intensidad de la radiación UV-B ha aumentado un 50 por ciento los últimos años.

Según un estudio de la UTO, los rayos UV están acabando con el fitoplancton, el ser vivo más pequeño del mar, que es el principio de una cadena alimentaria vital para la naturaleza.

Desde 1974 los científicos han advertido acerca de una potencial crisis global como resultado de la progresiva destrucción de la capa de ozono, causada por sustancias químicas hechas por el hombre, tales como los clorofluorocarbonos: presentes en diversos productos comerciales como los aerosoles y las pinturas.

CONVENIOS INTERNACIONALES

Convenios multilaterales como la Convención de Viena y el Protocolo de Montreal han conseguido que 170 países industrializados y en vías de desarrollo, prescindan casi en su totalidad del uso de estos tóxicos y recurran a ellos únicamente para fines esenciales.

Con la finalidad de celebrar el alcance de estos convenios la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente designó el 16 de septiembre 'Día Mundial de la Preservación de la Capa de Ozono', según la resolución de diciembre de 1994 en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

¿QUE SE PUEDE HACER PARA EVITAR SU DESTRUCCION?

Según la UTO para preservar esta capa se debe:

-Arreglar las filtraciones de los refrigeradores y sistemas de aire climatizado.

-Evitar el uso de aerosoles que no garanticen la protección de la capa de ozono.

-Controlar periódicamente la emisión de gases de los automóviles.

-Sellar perfectamente los solventes y químicos para evitar su evaporación.