Sitio oficial
 

CAMPAÑAS CONTARON CON PLENA LIBERTAD Y TOTAL RESPETO DEL GOBIERNO

Bogotá, 27 oct. (SNE).- La campaña electoral que culminó con la elección de más de 900 alcaldes y 30 gobernadores, así como concejales y diputados en todo el país, contó con todas las garantías para los candidatos sin importar su filiación política, así como para los electores.

Así lo manifestaron este lunes los alcaldes electos de Bogotá, Medellín y Cali, (las tres principales ciudades del país) y el nuevo Gobernador del Valle, quienes reconocieron la libertad con la que pudieron exponer sus ideas sin cortapisas de ninguna índole.

Luis Eduardo Garzón, candidato del Polo Democrático Independiente, quien obtuvo la más alta votación para alcalde en la historia de la capital de la República (794.020 votos) afirmó que su campaña contó con todos los espacios necesarios para exponer sus ideas y discrepancias frente a otros aspirantes y al Gobierno Nacional.

“Garantías en términos absolutos, en seguridad, en la divulgación de mis propuestas en los medios de comunicación, en los debates, se hicieron debates de todo tipo, debates con los ojos vendados, estilo reality, académicos en los que se pudo participar con una agenda temática”, dijo el electo Alcalde.

Garzón manifestó que en materia de seguridad estuvo en permanente contacto con las autoridades. “Cada momento que tuve alguna información que alterara mi tranquilidad, siempre la Policía estuvo disponible y el DAS”, destacó.

Pero al mismo tiempo, el nuevo Alcalde indicó que tuvo garantías en los medios de comunicación. A su juicio, en la prensa “hubo sublevación de los propios trabajadores, periodistas en particular, sobre los editoriales de periódicos o sobre el comportamiento de los directores de los medios”.

El nuevo gobernador del Valle, Angelino Garzón, también reconoció el interés gubernamental por hacer que la contienda electoral se desarrolle con respeto por la diversidad ideológica.

Según el electo gobernador, las gestiones del Gobierno y las autoridades electorales “permitieron tener unas elecciones tranquilas tanto el 25 de octubre como el 26 de octubre”. Garzón indicó que pudo contar con dos veedurías españolas en las elecciones del Valle y señaló que ambas reportaron transparencia y normalidad en la jornada electoral.

“Las elecciones que se desarrollaron el 25 de octubre por el Referendo y el 26, deben llevarnos a una reflexión muy tranquila a la población colombiana, hacia cómo vamos a construir el futuro de Colombia en los departamentos y en las ciudades evitando la política de ver esto con sectarismos y retaliación, necesitamos construir espacios de diálogo, de entendimiento y cooperación”, djo Angelino Garzón, quien llegó a la Gobernación del Valle por el movimiento Convergencia Popular Cïvica con 664.572 votos.

Por su parte, el electo alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, quien se presentó a la contienda electoral por el Movimiento Alianza Social Indígena, expresó que además de contar con un buen dispositivo de seguridad y contacto con las autoridades, no se registraron agravios que enturbiaran el desarrollo de la campaña.

“No tuvimos ningún problema, toda dificultad fue atendida por la Policía. Nunca una palabra descortés, nunca un maltrato, siempre muy contento”, expresó Fajardo, quien según datos de la Registraduría fue elegido Alcalde de Medellín por 202.416 votos.

ÉNFASIS SOCIAL CON SEGURIDAD

Tanto Garzón como Fajardo anunciaron que trabajarán de la mano con el Gobierno Nacional para llevar a cabo sus programas de gestión, reservándose el derecho a discrepar, pero siempre con las puertas abiertas a la concertación.

El electo alcalde de Bogotá definió esta relación como la “cohabitación” con el presidente Álvaro Uribe Vélez para hablar de temas nacionales que le interesan a Bogotá y viceversa.

Dentro de este concepto se incluye el cambio de agenda en la Capital de la República, en donde la seguridad para la comunidad es un asunto que comienza a tener solución desde el Gobierno Nacional y que se complementa con una agenda social para la ciudad.

“Los temas de orden social fueron la marca clave de esta campaña y creo que hay un elemento que se debe tener en cuenta, en Bogotá el tema de seguridad no fue tan determinante, hubo tres hechos supremamente negativos, condenables y rechazables: el intento de asesinato de Visbal; lo de San Andresito y el Restrepo. Eso no cambió las coordenadas de la campaña porque la gente está pidiendo el tema del empleo y del ingreso”, dijo Garzón.

Fajardo, por su parte, expresó que la relación de Medellín con la Presidencia mantendrá la fluidez que ha tenido hasta el momento.

“Así uno pudiera tener discrepancias, siempre se respetará la dirección de la política nacional, eso lo tenemos que hacer nosotros”, dijo Fajardo, quien al mismo tiempo expresó que esto no impedirá que desde la experiencia local se hagan propuestas al Gobierno Nacional.

Por su parte, el alcalde electo de Cali, Apolinar Salcedo, consideró que “la planeación moderna implica que la administración pública local tiene que estar de común acuerdo con las políticas regionales y con las nacionales”.

Salcedo, quien se inscribió por el movimiento Sí Colombia y obtuvo una votación de 177.477, declaró que no recibió ningún tipo de amenaza o presión durante la contienda electoral.

“Pienso que en Colombia, a pesar de las dificultades, seguimos teniendo una democracia que tenemos que salvaguardar y en eso mando un mensaje de agradecimiento al Presidente de la República, quien como líder máximo del país, ha garantizado elecciones en paz y con totales garantías”, dijo Salcedo.

Los nuevos alcaldes, gobernadores, concejales, diputados y ediles escogidos por los colombianos en las elecciones del domingo, tomarán posesión de sus cargos el próximo primero de enero de 2004 y estarán allí por un período de cuatro años.

CAMPAÑAS CONTARON CON PLENA LIBERTAD Y TOTAL RESPETO DEL GOBIERNO

Hablan alcaldes electos de Bogotá, Medellín, Cali y gobernador del Valle

CAMPAÑAS CONTARON CON PLENA LIBERTAD Y TOTAL RESPETO DEL GOBIERNO

Bogotá, 27 oct. (SNE).- La campaña electoral que culminó con la elección de más de 900 alcaldes y 30 gobernadores, así como concejales y diputados en todo el país, contó con todas las garantías para los candidatos sin importar su filiación política, así como para los electores.

Así lo manifestaron este lunes los alcaldes electos de Bogotá, Medellín y Cali, (las tres principales ciudades del país) y el nuevo Gobernador del Valle, quienes reconocieron la libertad con la que pudieron exponer sus ideas sin cortapisas de ninguna índole.

Luis Eduardo Garzón, candidato del Polo Democrático Independiente, quien obtuvo la más alta votación para alcalde en la historia de la capital de la República (794.020 votos) afirmó que su campaña contó con todos los espacios necesarios para exponer sus ideas y discrepancias frente a otros aspirantes y al Gobierno Nacional.

“Garantías en términos absolutos, en seguridad, en la divulgación de mis propuestas en los medios de comunicación, en los debates, se hicieron debates de todo tipo, debates con los ojos vendados, estilo reality, académicos en los que se pudo participar con una agenda temática”, dijo el electo Alcalde.

Garzón manifestó que en materia de seguridad estuvo en permanente contacto con las autoridades. “Cada momento que tuve alguna información que alterara mi tranquilidad, siempre la Policía estuvo disponible y el DAS”, destacó.

Pero al mismo tiempo, el nuevo Alcalde indicó que tuvo garantías en los medios de comunicación. A su juicio, en la prensa “hubo sublevación de los propios trabajadores, periodistas en particular, sobre los editoriales de periódicos o sobre el comportamiento de los directores de los medios”.

El nuevo gobernador del Valle, Angelino Garzón, también reconoció el interés gubernamental por hacer que la contienda electoral se desarrolle con respeto por la diversidad ideológica.

Según el electo gobernador, las gestiones del Gobierno y las autoridades electorales “permitieron tener unas elecciones tranquilas tanto el 25 de octubre como el 26 de octubre”. Garzón indicó que pudo contar con dos veedurías españolas en las elecciones del Valle y señaló que ambas reportaron transparencia y normalidad en la jornada electoral.

“Las elecciones que se desarrollaron el 25 de octubre por el Referendo y el 26, deben llevarnos a una reflexión muy tranquila a la población colombiana, hacia cómo vamos a construir el futuro de Colombia en los departamentos y en las ciudades evitando la política de ver esto con sectarismos y retaliación, necesitamos construir espacios de diálogo, de entendimiento y cooperación”, djo Angelino Garzón, quien llegó a la Gobernación del Valle por el movimiento Convergencia Popular Cïvica con 664.572 votos.

Por su parte, el electo alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, quien se presentó a la contienda electoral por el Movimiento Alianza Social Indígena, expresó que además de contar con un buen dispositivo de seguridad y contacto con las autoridades, no se registraron agravios que enturbiaran el desarrollo de la campaña.

“No tuvimos ningún problema, toda dificultad fue atendida por la Policía. Nunca una palabra descortés, nunca un maltrato, siempre muy contento”, expresó Fajardo, quien según datos de la Registraduría fue elegido Alcalde de Medellín por 202.416 votos.

ÉNFASIS SOCIAL CON SEGURIDAD

Tanto Garzón como Fajardo anunciaron que trabajarán de la mano con el Gobierno Nacional para llevar a cabo sus programas de gestión, reservándose el derecho a discrepar, pero siempre con las puertas abiertas a la concertación.

El electo alcalde de Bogotá definió esta relación como la “cohabitación” con el presidente Álvaro Uribe Vélez para hablar de temas nacionales que le interesan a Bogotá y viceversa.

Dentro de este concepto se incluye el cambio de agenda en la Capital de la República, en donde la seguridad para la comunidad es un asunto que comienza a tener solución desde el Gobierno Nacional y que se complementa con una agenda social para la ciudad.

“Los temas de orden social fueron la marca clave de esta campaña y creo que hay un elemento que se debe tener en cuenta, en Bogotá el tema de seguridad no fue tan determinante, hubo tres hechos supremamente negativos, condenables y rechazables: el intento de asesinato de Visbal; lo de San Andresito y el Restrepo. Eso no cambió las coordenadas de la campaña porque la gente está pidiendo el tema del empleo y del ingreso”, dijo Garzón.

Fajardo, por su parte, expresó que la relación de Medellín con la Presidencia mantendrá la fluidez que ha tenido hasta el momento.

“Así uno pudiera tener discrepancias, siempre se respetará la dirección de la política nacional, eso lo tenemos que hacer nosotros”, dijo Fajardo, quien al mismo tiempo expresó que esto no impedirá que desde la experiencia local se hagan propuestas al Gobierno Nacional.

Por su parte, el alcalde electo de Cali, Apolinar Salcedo, consideró que “la planeación moderna implica que la administración pública local tiene que estar de común acuerdo con las políticas regionales y con las nacionales”.

Salcedo, quien se inscribió por el movimiento Sí Colombia y obtuvo una votación de 177.477, declaró que no recibió ningún tipo de amenaza o presión durante la contienda electoral.

“Pienso que en Colombia, a pesar de las dificultades, seguimos teniendo una democracia que tenemos que salvaguardar y en eso mando un mensaje de agradecimiento al Presidente de la República, quien como líder máximo del país, ha garantizado elecciones en paz y con totales garantías”, dijo Salcedo.

Los nuevos alcaldes, gobernadores, concejales, diputados y ediles escogidos por los colombianos en las elecciones del domingo, tomarán posesión de sus cargos el próximo primero de enero de 2004 y estarán allí por un período de cuatro años.

Deja una respuesta