Sitio oficial
 

CARA A CARA CON LOS NARIÑENSES

Pasto, 10 ago (CNE).- ¿Cómo se aprende a nadar? Pues nadando. Esto dijo hoy el presidente Alvaro Uribe Vélez al dar inicio, en el colegio Inem de Pasto, a su primer Consejo Comunal de Gobierno, mecanismo con el que busca conocer directamente las necesidades del país.

Tras escuchar al gobernador de Putumayo, Iván Gerardo Guerrero, el Presidente le reveló el nuevo ingrediente de su esquema de erradicación de cultivos ilícitos en este departamento. Para Uribe Vélez, el actual esquema no es sostenible desde ningún punto de vista. Propuso pagar a los campesinos para que sustituyan cocales por bosque natural y se dediquen a protegerlo.

El tema de la Revolución Educativa estuvo en primer plano. El Jefe de Estado reiteró que los ahorros de la Reforma Política también llegarán a Pasto. Concretamente para financiar programas educativos en un departamento que cuenta con una de las más altas tasas de analfabetismo y de desescolarización en el país. Anunció que creará 75 mil nuevos cupos escolares y dejó en claro que la prioridad será la zona rural del departamento.

El Presidente tocó el tema de las Madres Comunitarias, programa que garantizará la nutrición a más de un millón 400 mil niños en edad preescolar. Explicó que se trata de organizar en cooperativas a las 82 mil madres que hay en Colombia y pagarles por cada niño atendido en restaurantes escolares.

Una de las ideas que más atrajo la atención de la concurrencia fue la propuesta que le hizo al gobernador de Nariño, Parmenio Cuéllar, para ampliar la cobertura de la educación básica a través de la suscripción de contratos sindicales. Su tesis es contratar con profesores, ONGs o instituciones religiosas la ampliación de dicha cobertura. Aclaró que no se trata de suprimirle a los maestros sus horas laborales actuales sino de ampliarlas. Para el Presidente, esta iniciativa posibilita el tránsito de un sindicalismo reivindicante a otro de participación.

PROPUESTA APROBADA POR UNANIMIDAD

¿Por qué no buscamos en el Presupuesto Nacional unos cuatro mil millones de pesos u otra suma razonable para instalar la pulverizadora de leche en Ipiales?

Esta fue la pregunta que hizo el Presidente cuando se llegó al tema de las Zonas Económicas de Exportación. La respuesta recibió una aprobación inmediata. La pulverizadora funcionaría en la Zona de Ipiales y exportaría leche a Perú y Ecuador, caso en el cual recibiría los beneficios tributarios y las ventajas previstas para este tipo de Zonas. Cuando la pulverizadora destine su producción al mercado nacional colombiano, tendrá que pagar los impuestos y ser excluida del régimen de preferencias.

Al respecto Uribe Vélez dijo que el Estado promotor de este tipo de iniciativas se justifica en regiones que, como Nariño, tienen una economía deprimida, una ciudadanía pobre y una inversión desconfiada.

"Nació el niñito. Pues hay que vestirlo y alimentarlo. Ustedes tienen esa criaturita: la Zona Económica de Exportación. Pues hay que ayudar a que nazcan los proyectos o si no para qué. Sería otra frustración nacional si no se le ayuda a que crezca", adujo.

De ahí en adelante el Jefe de Estado escuchó atentamente y tomó nota de todos los temas que se trataron: desde salud, educación, vías y servicios públicos, hasta la agroindustria de la palma africana y la leche. Cada una de las sugerencias que recibió del gobernador, los alcaldes, los congresistas, los líderes sociales y comunales, será analizada con lupa en un próximo Consejo de Ministros y respondidas oportunamente.

Los nariñenses quedaron gratamente impresionados con el ejercicio y el Presidente se despidió con un profundo compromiso hacia la región.