Sitio oficial
 

CERO TOLERANCIA DE URIBE FRENTE AL NARCOTRÁFICO PERMITE AVANZAR EN METAS DE PLAN COLOMBIA

Washington, 29 oct. (SNE).- El secretario Asistente para Asuntos Antinarcóticos del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Robert B. Charles, anunció este miércoles que el liderazgo y la política de cero tolerancia del presidente Álvaro Uribe Vélez, frente a los cultivos ilícitos, han permitido avanzar en las operaciones de interdicción aérea, fumigación de cultivos ilícitos y programas sociales del Plan Colombia.

Durante su intervención de hoy ante el Comité de Relaciones Internacionales del Senado de los Estados Unidos, Charles manifestó: “El presidente Uribe ha ampliado el programa de erradicación aérea, mejorado las capacidades de todas las fuerzas antinarcóticos colombianas, incrementado la efectividad y cubrimiento de los programas de interdicción de drogas y mejorado los programas de desarrollo alternativo y de desplazados.”

Señaló que gracias a los aportes del Gobierno de los Estados Unidos han sido entrenados cerca de diez mil policías carabineros y ha sido posible llevar la presencia de la Policía a 140 municipios de 158 que hace 10 meses no la tenían. Además, fueron entregados 72 helicópteros para que el Ejército Nacional apoye la Brigada Antinarcóticos y 66 helicópteros para la Policía de Colombia.

Los efectos de la ayuda se pueden medir con los resultados de esta Brigada: ha destruido 278 laboratorios, incautado cerca de 4 toneladas de cocaína y desmantelado 5 campamentos de las Farc. Adicionalmente la Policía ha destruido 239 laboratorios de procesamiento de coca y decomisado aproximadamente 41 toneladas de droga, principalmente cocaína refinada.

Charles agregó: “Bajo la política de cero tolerancia hacia los cultivos de hoja de coca del presidente Uribe, la erradicación aérea se ha convertido en una herramienta confiable para fortalecer la ley" y acabar los cultivos de plantas de drogas.

Según el funcionario, el apoyo decidido del Jefe de Estado colombiano a la fumigación permitiría sobrepasar la meta del Gobierno de los Estados Unidos de reducir en un 50 por ciento los cultivos de hoja de coca en el país en 2005.

En su intervención Charles informó a los senadores de la Comisión de Relaciones Internacionales, que virtualmente han sido eliminados los cultivos de hoja de coca en el Putumayo, que alcanzaron las 47.400 hectáreas en 2002. En marzo de 2003, anotó, la misma zona tenía 1.500 hectáreas de coca, es decir, hubo una reducción de un 97 por ciento.

“Creo que el liderazgo del presidente Uribe ha generado un cambio de paradigma que viene de su propio replanteamiento y reorganización de las prioridades frente a las necesidades de Colombia. Él ve la necesidad de reestablecer permanentemente el control del Gobierno central fuera de las áreas urbanas de Colombia. Está instándonos a apoyar los esfuerzos de desarrollo alternativo que jugarán un papel para el desarrollo a largo plazo y para llevar una economía legal sostenible a las regiones ahora víctimas de la dominación de los terroristas y narcotraficantes”, expresó el Secretario Asistente para Asuntos Antinarcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos.

CERO TOLERANCIA DE URIBE FRENTE AL NARCOTRÁFICO PERMITE AVANZAR EN METAS DE PLAN COLOMBIA

Dijo Secretario Asistente para Asuntos Antinarcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos

CERO TOLERANCIA DE URIBE FRENTE AL NARCOTRÁFICO PERMITE AVANZAR EN METAS DE PLAN COLOMBIA

Liderazgo de Colombia permitirá crear modelo para la Región Andina

Washington, 29 oct. (SNE).– El secretario Asistente para Asuntos Antinarcóticos del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Robert B. Charles, anunció este miércoles que el liderazgo y la política de cero tolerancia del presidente Álvaro Uribe Vélez, frente a los cultivos ilícitos, han permitido avanzar en las operaciones de interdicción aérea, fumigación de cultivos ilícitos y programas sociales del Plan Colombia.

Durante su intervención de hoy ante el Comité de Relaciones Internacionales del Senado de los Estados Unidos, Charles manifestó: “El presidente Uribe ha ampliado el programa de erradicación aérea, mejorado las capacidades de todas las fuerzas antinarcóticos colombianas, incrementado la efectividad y cubrimiento de los programas de interdicción de drogas y mejorado los programas de desarrollo alternativo y de desplazados.”

Señaló que gracias a los aportes del Gobierno de los Estados Unidos han sido entrenados cerca de diez mil policías carabineros y ha sido posible llevar la presencia de la Policía a 140 municipios de 158 que hace 10 meses no la tenían. Además, fueron entregados 72 helicópteros para que el Ejército Nacional apoye la Brigada Antinarcóticos y 66 helicópteros para la Policía de Colombia.

Los efectos de la ayuda se pueden medir con los resultados de esta Brigada: ha destruido 278 laboratorios, incautado cerca de 4 toneladas de cocaína y desmantelado 5 campamentos de las Farc. Adicionalmente la Policía ha destruido 239 laboratorios de procesamiento de coca y decomisado aproximadamente 41 toneladas de droga, principalmente cocaína refinada.

Charles agregó: “Bajo la política de cero tolerancia hacia los cultivos de hoja de coca del presidente Uribe, la erradicación aérea se ha convertido en una herramienta confiable para fortalecer la ley" y acabar los cultivos de plantas de drogas.

Según el funcionario, el apoyo decidido del Jefe de Estado colombiano a la fumigación permitiría sobrepasar la meta del Gobierno de los Estados Unidos de reducir en un 50 por ciento los cultivos de hoja de coca en el país en 2005.

En su intervención Charles informó a los senadores de la Comisión de Relaciones Internacionales, que virtualmente han sido eliminados los cultivos de hoja de coca en el Putumayo, que alcanzaron las 47.400 hectáreas en 2002. En marzo de 2003, anotó, la misma zona tenía 1.500 hectáreas de coca, es decir, hubo una reducción de un 97 por ciento.

“Creo que el liderazgo del presidente Uribe ha generado un cambio de paradigma que viene de su propio replanteamiento y reorganización de las prioridades frente a las necesidades de Colombia. Él ve la necesidad de reestablecer permanentemente el control del Gobierno central fuera de las áreas urbanas de Colombia. Está instándonos a apoyar los esfuerzos de desarrollo alternativo que jugarán un papel para el desarrollo a largo plazo y para llevar una economía legal sostenible a las regiones ahora víctimas de la dominación de los terroristas y narcotraficantes”, expresó el Secretario Asistente para Asuntos Antinarcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Deja una respuesta