Sitio oficial
 

COLOMBIA PEDIRA A PANAMA EQUIDAD AERONAUTICA

Bogotá, 21 ago (CNE).- Colombia y Panamá iniciarán, desde el próximo 29 de agosto, un proceso de renegociación del acuerdo aeronáutico de 1997, que era inequitativo para las aerolíneas nacionales y se dio por terminado en abril de 2002.

Colombia planteará que se modifique el acuerdo de 1997 en aspectos como los siguientes: que Panamá permita el ingreso a su país de nuevas aerolíneas nacionales como Aires y West Caribean. Que ambos países redefinan los criterios de asignación de rutas bajo el principio de reciprocidad. Que se amplíen los destinos para las empresas nacionales y no se limiten a Ciudad de Panamá. Que se autoricen vuelos de aeronaves colombianas con mayor capacidad de pasajeros. Y que Panamá cumpla con el número de frecuencias establecidas en citado acuerdo.

Entre estos puntos, Colombia hará énfasis en la modificación del sistema de destinos. La Aerocivil considera que es inequitativo el hecho de que mientras la empresa panameña Copa puede volar a Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, las compañías nacionales no tengan la posibilidad de llegar a lugares del Itsmo diferentes de Ciudad de Panamá.

Colombia también estima apropiado que Panamá autorice el vuelo en ese país de aeronaves con capacidad superior a los 150 pasajeros, como es el caso del 767 que puede movilizar hasta 250 usuarios en un solo trayecto.

Otro punto que Colombia someterá a revisión es el relacionado con las denominadas "libertades". En la actualidad Colombia está cobijada por "quintas libertades" y Panamá por "sextas libertades". La diferencia entre una y otra libertad es que una aerolínea colombiana no puede recoger pasajeros y, mediante un centro de conexión, redistribuirlos ni en otros vuelos propios ni en los de otras compañías.

Colombia aspira, finalmente, a que Panamá cumpla con el punto del acuerdo de 1997 que garantizaba 56 frecuencias para las aerolíneas colombianas y 28 para las panameñas. Hasta antes de romperse el acuerdo de 1997, en abril de 2002, a las compañías nacionales sólo se les autorizó el uso de 17 frecuencias, mientras que las panameñas utilizaban 28. "De ahí que la aerolínea Copa maneje hoy casi el 80 por ciento del tráfico aéreo entre ambos países", indicó el director de la Aeronáutica Civil, Juan Carlos Vélez.

Las dificultades entre los dos países se suscitaron luego de que Panamá se negó a autorizar a Aires para que volara entre Barranquilla y Ciudad de Panamá y luego de surgir la posibilidad de que se cancelara a West Caribean el permiso para operar desde Medellín hasta el Itsmo.

Las autoridades aeronáuticas colombo-panameñas y representantes de las aerolíneas optaron por cancelar el acuerdo de 1997. Esta cancelación implica que ninguna aerolínea colombiana puede volar al país vecino, hasta tanto se renegocie un nuevo convenio basado en principios de reciprocidad. La semana pasada ya hubo un preacuerdo.
El director de la Aerocivil considera que el ambiente para mejorar las relaciones aeronáuticas de los dos países es positivo y augura que se normalizará la reciprocidad mantenida durante los últimos 40 años.