Sitio oficial
 

COLOMBIA SE PREPARA PARA EL ATPA

Medellín, 15 ago (CNE).- Colombia se prepara para aprovechar al máximo posible los beneficios de la Ley de preferencias Arancelarias Andinas -Atpa- aprobada por los Estados Unidos.

A eso se comprometieron Gobierno y empresarios, tras una reunión en Medellín en el marco de la Feria de Textiles y Confecciones Colombiamoda 2002.

El Presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, se reunió con un grupo de empresarios y con el presidente de la Asociación Nacional de Industriales -Andi-, Luis Carlos Villegas, para discutir medidas económicas, jurídicas, aduaneras y de infraestructura que le permitan al país ser más competitivo frente a los mercados norteamericanos.

La industria textilera y de confecciones solicitó al Presidente Uribe Vélez reducir los aranceles para la importación de bienes de capital, así como la exención a tractores y maquinaria.
Los industriales solicitaron recursos por 150 mil millones de pesos que se encuentran en un fondo del Instituto de Fomento Industrial -IFI- para la capitalización de las empresas, además de créditos a través del Banco de los Exportadores -Bancoldex-.

El Jefe de Estado respondió que apoyará a los pequeños, medianos y grandes industriales para que aprovechen de la mejor manera los beneficios de la Ley.

Dijo que habrá estímulos para la importación de bienes de capital y resaltó que el ministro de Trabajo y Salud, Juan Luis Londoño, ya tiene instrucciones precisas para que a través del Servicio Nacional de Aprendizaje -Sena- se capacite a las 50 mil personas, necesarias para suplir las necesidades de mano de obra calificada que exige el Atpa.

Villegas y el Presidente Uribe Vélez coincidieron en la necesidad de crear una gerencia dedicada al tema del Atpa para canalizar de manera transparente los recursos, orientar a los empresarios y fomentar negocios con los Estados Unidos.

Llamó al compromiso mutuo y ofreció a los empresarios reglas del juego estables para las exportaciones y oportunidades para la captación de nuevos mercados en los Estados Unidos.

El Mandatario agradeció el interés del sector productivo de apoyar el impuesto de Seguridad Democrática y explicó que la red de cooperación ciudadana permitirá devolverle la confianza a la industria nacional.

A su vez, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, reconoció el esfuerzo que debe hacer el sector privado y en nombre de los industriales colombianos respaldó las decisiones que ha adoptado el Gobierno en los últimos ocho días tanto en materia económica como en orden público.

Luis Carlos Villegas llamó a los empresarios a no escatimar esfuerzos frente a las posibilidades que brinda la ley.
"Crecer es uno de los retos empresariales más importantes. Podemos pasar de unos 160 mil empleos que genera la cadena textil-confecciones a 300 mil nuevos empleos en apenas tres años", dijo.
Precisó que con un buen aprovechamiento de la Ley, las exportaciones colombianas podrían pasar de 320 millones de dólares a 1.100 millones de dólares en los próximos cuatro años.

COLOMBIA SE PREPARA PARA EL ATPA

COLOMBIA SE PREPARA PARA EL ATPA

Medellín, 15 ago (CNE).- Colombia se prepara para aprovechar al máximo posible los beneficios de la Ley de preferencias Arancelarias Andinas -Atpa- aprobada por los Estados Unidos.

A eso se comprometieron Gobierno y empresarios, tras una reunión en Medellín en el marco de la Feria de Textiles y Confecciones Colombiamoda 2002.

El Presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, se reunió con un grupo de empresarios y con el presidente de la Asociación Nacional de Industriales -Andi-, Luis Carlos Villegas, para discutir medidas económicas, jurídicas, aduaneras y de infraestructura que le permitan al país ser más competitivo frente a los mercados norteamericanos.

La industria textilera y de confecciones solicitó al Presidente Uribe Vélez reducir los aranceles para la importación de bienes de capital, así como la exención a tractores y maquinaria.
Los industriales solicitaron recursos por 150 mil millones de pesos que se encuentran en un fondo del Instituto de Fomento Industrial -IFI- para la capitalización de las empresas, además de créditos a través del Banco de los Exportadores -Bancoldex-.

El Jefe de Estado respondió que apoyará a los pequeños, medianos y grandes industriales para que aprovechen de la mejor manera los beneficios de la Ley.

Dijo que habrá estímulos para la importación de bienes de capital y resaltó que el ministro de Trabajo y Salud, Juan Luis Londoño, ya tiene instrucciones precisas para que a través del Servicio Nacional de Aprendizaje -Sena- se capacite a las 50 mil personas, necesarias para suplir las necesidades de mano de obra calificada que exige el Atpa.

Villegas y el Presidente Uribe Vélez coincidieron en la necesidad de crear una gerencia dedicada al tema del Atpa para canalizar de manera transparente los recursos, orientar a los empresarios y fomentar negocios con los Estados Unidos.

Llamó al compromiso mutuo y ofreció a los empresarios reglas del juego estables para las exportaciones y oportunidades para la captación de nuevos mercados en los Estados Unidos.

El Mandatario agradeció el interés del sector productivo de apoyar el impuesto de Seguridad Democrática y explicó que la red de cooperación ciudadana permitirá devolverle la confianza a la industria nacional.

A su vez, el presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, reconoció el esfuerzo que debe hacer el sector privado y en nombre de los industriales colombianos respaldó las decisiones que ha adoptado el Gobierno en los últimos ocho días tanto en materia económica como en orden público.

Luis Carlos Villegas llamó a los empresarios a no escatimar esfuerzos frente a las posibilidades que brinda la ley.
"Crecer es uno de los retos empresariales más importantes. Podemos pasar de unos 160 mil empleos que genera la cadena textil-confecciones a 300 mil nuevos empleos en apenas tres años", dijo.
Precisó que con un buen aprovechamiento de la Ley, las exportaciones colombianas podrían pasar de 320 millones de dólares a 1.100 millones de dólares en los próximos cuatro años.

Deja una respuesta