Sitio oficial
 

Comunicado/ Día Nacional de Solidaridad con las Víctimas

 

Expresidente y Senador Álvaro Uribe Vélez:

 

El Centro Democrático tiene dos voceros: la Senadora Thania Vega y el señor Representante Wilson Córdoba. Los introduzco con esto: si la paz se firma con impunidad sin justicia, sin cárcel para los responsables de las atrocidades, eso invitará a nuevas violencias, la impunidad genera nuevas violencias y por lo tanto niega el principal derecho de las víctimas que es el derecho a la no repetición de la violencia.

 
Los militares colombianos, los policías, fueron igualados por este Gobierno como victimarios con el terrorismo, pero a sus víctimas se les trata con discriminación.

 

Representante Wilson Córdoba:

 

El Centro Democrático se permite informar en este Día Nacional de Solidaridad con las Víctimas que:

 

En nuestro Gobierno, con la Ley 387 de 1997, fueron atendidas 3 millones de víctimas del desplazamiento forzado y un millón de personas por hechos victimizantes, como: tortura, minas antipersonal, homicidios, entre otros.

 

Asimismo por el decreto 1290 de la Ley 975, se repararon por vía administrativa a 260 mil víctimas; nuestro Gobierno dejó 300 mil millones de pesos adjudicados para seguir en el proceso de reparación.

 

Hoy, más de cuatro años después, no se conoce que haya en el país familias reparadas integralmente como se contempla en la Ley 1448 de 2011, promulgada por el Presidente Juan Manuel Santos. Otro engaño al país.

 

Senadora Thania Vega:  

 

Víctimas de la Fuerza Pública

 

En actualidad, cientos de miles de nuestros soldados y policías han sido víctimas de atroces actos cometidos por el terrorismo, de los cuales cerca de 13 mil han sido oficialmente registradas como tal por la Unidad de Víctimas y Reparación.

 

Por una discriminación injustificada, incorporada en la Ley de Víctimas, estos héroes de la Fuerza Pública no tienen derecho a la reparación económica prevista en esta norma; su reparación queda limitada al pago de la indemnización de su propio régimen.

 

Mientras a la Fuerza Pública la equiparan en su calidad de victimarios con los terroristas, no se le reconocen el derecho a ser reparados como víctimas.