Sitio oficial
 

CONFIANZA ES LA CLAVE PARA SALVAR A COLOMBIA: URIBE

Bogotá, 22 sep (CNE).- Confianza es la palabra clave para recuperar la economía, para que los empresarios instalen sus proyectos productivos y haya nuevos empleos, para que los trabajadores no tengan temor de que los vayan a despedir, para afianzar la Seguridad Democrática y para fortalecer la estabilidad económica de Colombia.

Así lo consideró hoy el presidente Alvaro Uribe Vélez durante su primera intervención radiotelevisada a los colombianos.

Uribe Vélez también presentó al país un balance de la compleja situación económica que afronta Colombia y de algunas de las medidas puestas en marcha por su Gobierno para superar esta problemática.

Reveló que el déficit proyectado a diciembre próximo no es del 2,6 por ciento como se preveía, sino del 4,1 por ciento del Producto Interno Bruto, cifra que calificó de insostenible. "Hay que reducirlo", anunció.

Dijo que el presupuesto para el 2003 tiene un faltante de 6,5 billones de pesos. Afirmó que el endeudamiento es muy alto: la Nación gasta un 42 por ciento por encima de sus ingresos.

Para enfrentar esta situación, Uribe Vélez expuso que el Gobierno está comprometido con sacar adelante las reformas administrativa y tributaria, congelar los gastos e impulsar el Referendo.

El Jefe de Estado expuso que la Reforma Tributaria busca mayor equidad para todos los colombianos. Quienes obtienen mayores ingresos pagarán más y aquellos con menos aportarán en menor medida, indicó.

Tras explicar el contenido de la Reforma Tributaria, dijo que el Gobierno aspira a recaudar con ella alrededor de 2,2 billones de pesos.

Seguidamente, el Mandatario se refirió a su estrategia para reducir los gastos burocráticos y suprimir los improductivos.

Destacó que la propuesta del Gobierno es que esta iniciativa se incluya en el Referendo, a través de un artículo que congele los gastos de funcionamiento durante los dos años siguientes.

Aclaró que esta congelación no cobijará los gastos para expandir la Seguridad Democrática, el pago de nuevas pensiones, las nuevas cotizaciones a la seguridad social, los recursos y transferencias y los salarios y pensiones inferiores a dos salarios mínimos.

Sostuvo que si se aprueba el artículo propuesto, la Nación se ahorrará tres billones de pesos en dos años. Estos recursos que se destinarán al alivio fiscal de la Nación, recuperación de empresas oficiales y pago de pensiones en departamentos y municipios y de los sectores de educación y salud.

Indicó que en el Referendo también se propone congelar los altos salarios de los congresistas y del Presidente durante un cuatrenio.

Además reducir el número de congresistas, acabar con los auxilios parlamentarios, eliminar las contralorías y personerías y prohibir nuevas pensiones estatales superiores a 20 salarios mínimos. Este ahorro será de 500 mil millones de pesos y en buena medida se destinará a educación, dijo.

Indicó igualmente que el Gobierno ha recortado viajes, viáticos, vehículos y celulares. Se inició asimismo la supresión de tres ministerios y se ordenó el cierre de 14 embajadas y 109 consulados y de un número importante de costosas oficinas en el extranjero.

El Presidente anunció que en breve se expedirá un decreto y se presentará un proyecto de ley contra la corrupción. Con esta y otras medidas el Gobierno busca que las compras sean públicas, los contratos tengan audiencia y veeduría y se acaben las cooperativas y asociaciones de bolsillo de los contratistas.

Uribe Vélez dijo además que el Gobierno está empeñado en buscar creditos internacionales a corto plazo y con tasas razonables de interés, para los programas sociales y de inversión.

Reiteró que Colombia "seguirá siendo cumplida con sus deudas", porque de lo contrario el país perdería el crédito internacional, "lo cual sería un pésimo negocio para el futuro".

Advirtió, sin embargo, que "el mundo financiero internacional debe comprender que requerimos pagar la deuda social en una Nación donde hay tanta miseria. Si hemos sido cumplidos, ahora necesitamos que nos ayuden", concluyó el Jefe de Estado.