Sitio oficial
 

CPI ES BUENA HERRAMIENTA PERO CON JUSTICIA COLOMBIANA FORTALECIDA: SANTOS

Bogotá, 26 sep (CNE).- La Corte Penal Internacional es un buen instrumento para combatir las atrocidades que se cometen en Colombia. Sin embargo, para derrotar la impunidad se requiere también de un perfeccionamiento de todo el sistema judicial, advirtió hoy el vicepresidente Francisco Santos Calderón.

Al intervenir en el foro 'Alcances y limitaciones de la Corte Penal Internacional', el funcionario destacó que algunos sectores de la sociedad mantienen grandes expectativas frente a la puesta en marcha de la Corte Penal Internacional, como mecanismo para atacar significativamente la impunidad.

Sin desconocer la gran importancia de este tratado internacional, Santos advirtió que también es necesario perfeccionar el ordenamiento jurídico nacional.

"La realidad jurídica indica que las grandes soluciones sólo se lograrán mediante un perfeccionamiento profundo de nuestro propio sistema de justicia", dijo.

"Por su naturaleza de jurisdicción complementaria, la Corte es una instancia excepcional que no sustituye a las autoridades internas ni a nuestra propia justicia", agregó.

El Vicepresidente consideró además que si bien el Estatuto de Roma "constituye un gran avance en la protección efectiva de la dignidad del ser humano mediante instrumentos jurídicos internacionales, a la hora de pensar en soluciones profundas y expeditas para afrontar las graves manifestaciones de violencia que nos afectan, hay que dirigir la mirada hacia nuestra propia justicia".

Santos señaló que es urgente concertar entre las ramas del poder público para simplificar los procedimientos judiciales, hacer explícito el principio de oralidad y destinar a las Altas Cortes y los Tribunales el manejo de los procesos sofisticados.

Dijo que también se requiere proveer a la justicia de las mejores herramientas tecnológicas, fortalecer y perfeccionar la capacidad investigativa de la Fiscalía General de la Nación y reformar el Sistema Procesal Penal, por uno de tendencia acusatoria donde estén definidas las funciones de investigación, acusación y juzgamiento.

"Sin desconocer la importancia y el profundo significado político del Estatuto y su utilidad para contener la impunidad en el ámbito internacional, en el día a día de esta Colombia compleja y convulsionada en la que nos tocó vivir, sus efectos reales son reducidos. Construyamos nuestra justicia. Ese es el camino", concluyó el Vicepresidente.