Sitio oficial
 

DISCURSO DEL PRESIDENTE DURANTE LA ENTREGA A CAMPESINOS DE TIERRAS EXPROPIADAS AL NARCOTRÁFICO

 

DISCURSO DEL PRESIDENTE DURANTE LA ENTREGA A
CAMPESINOS DE TIERRAS EXPROPIADAS AL NARCOTRÁFICO

Ansermanuevo (Valle del Cauca),23 dic (SNE). El siguiente es
el discurso del presidente de la República, Álvaro
Uribe Vélez, durante el acto de entrega de 447 hectáreas
de tierra, expropias al narcotráfico, a 20 campesinos
de Ansermanuevo (norte del Valle del Cauca).

“Es muy grato compartir esta tarde con ustedes.

Hoy ha sido un bello día en el Valle del Cauca, esta
mañana –a primera hora- con la bendición
del monseñor Zarasty, Arzobispo de Cali, se entregó un
conjunto de viviendas de gran importancia en la ciudad de Cali.

Después pasó algo semejante en Cerrito, ya viviendas
concluidas, cuyas llaves se le entregaron a los beneficiarios.
Eso me permitió destacar lo siguiente: uno de los puntos
de la reforma administrativa de este Gobierno fue la eliminación
del Inurbe y la contratación con las cajas de compensación
familiar, para el manejo de los subsidios de vivienda.

Muchas veces con el Inurbe administrar un subsidio costaba dos
millones, con las cajas de compensación está costando
350 mil pesos, la gente está tranquila, se respetan los
turnos, se respeta la transparencia en los procesos administración
y de adjudicación. Hay pues, motivos de confianza.

Quiero resaltar a las cajas de compensación, porque son
el instrumento fraterno – cristiano para hacer política
social en la Patria, porque manejan bien los recursos, porque
unen a los trabajadores y a los empresarios. Las quiero resaltar
porque proceden con integridad, por eso es muy grato la entrega
de este local del Ministerio de Agricultura a la caja de compensación
de Cartago.

Aprovechamos esta mañana, en Cali y en Cerrito, para
comunicarle a todos los colombianos, que anoche fue sancionada
una gran ley –que nos acaba de aprobar el Congreso de la
Republica- que le permite a las cajas de compensación
familiar abrirse secciones de ahorro y crédito, captar
recursos, de ahorro para colocar crédito, a fin de estimular
el microcrédito y orientar crédito a la vivienda
social.

Esa ley dispone que el 70 por ciento de los créditos
que estas cajas adjudiquen, debe ser dirigido a los estratos
más pobres de la población.

Quiero agradecer al Congreso de la Republica esa ley, es de
gran importancia. Agradecer a cada uno de los congresistas en
particular, a usted doctor Carlos Holguín, presidente
del Directorio Nacional Conservador, que ha estado permanentemente
encima de que avancemos en política social. A usted doctor
Carlos Augusto Quintero, que ha sido un vocero permanente de
su tierra, este norte del Valle del Cauca, pidiendo que se le
atienda a cada uno de los municipios. A usted doctor Lopreto,
que ha estado en todas las horas, en esa tarea de reclamo de
política social. A la senadora Maria Isabel Mejía
Marulanda, que es una hormiguita de trabajo, no acaba uno de
darle una respuesta y está por ahí detrás
de otra respuesta a la comunidad. A Ubeimar Delgado, quien nos
a acompañado con tanta generosidad, que tiene tanta solidaridad
con su tierra vallecaucana. A todos ellos muchas gracias. En
unos años el país va a ver la importancia de esta
ley.

Las cajas de compensación manejando ahorros y crédito,
esa ley sencilla, que no hace mucha bulla, que sancionamos anoche,
dentro de unos años va a producir un efecto revolucionario.

Yo tengo mucha fe que los colombianos al confiar en las cajas
de compensación, pongan allí los ahorros y que
las cajas de compensación con su estructura popular, canalicen
eso en crédito a los sectores populares de la Patria.

Y es muy grato llegar ahora a Ansermanuevo, a estrechar las
manos de unas gentes trabajadoras y honradas como son mis compatriotas
que viven acá. En esta víspera de navidad, a dar
otro paso importante: era el doctor Fernando Londoño ministro
del Interior y de Justicia de este Gobierno, en sus inicios,
y se atrevió a presentar una ley riesgosa, importante
para la Patria. El Congreso la aprobó: la ley que facilita
los procesos de extinción de dominio.

Falta mucho. Queremos que la Fiscalía nos ayude agilizando
estos procesos. De todas maneras esa ley ha facilitado que este
Gobierno avance mucho en esa materia

Veníamos esperando hasta que esos predios tuvieran sentencia
definitiva para entregarlos a las comunidades campesinas, pero
a instancias de los señores ministros de Agricultura,
doctor Carlos Gustavo Cano –aquí presente- y el
señor ministro Sabas Pretelt, del Interior, se definió no
demorar la entrega de la tierra hasta que haya sentencia de extinción,
sino anticiparla. Eso es lo que estamos inaugurando hoy en Ansermanuevo
con estas 20 familias.

Ustedes se constituyen, queridas familias, en un ejemplo para
la Patria porque esa tierra todavía no es del Estado,
esa tierra esta en un proceso de extinción. Entonces ustedes
la tienen que explotar en su beneficio, para producir el ingreso
que requieren sus familias, pero la tienen que cuidar como bien
ajeno porque todavía no es del Estado.

Si todo va bien y los jueces de la República confirman
las sentencias y ustedes han dado buen resultado, en ese momento
se les confirma la adjudicación para que completen cinco
años, como lo dice la ley, durante los cuales el Estado
observará cómo manejan ustedes la tierra. Y si
la manejan bien, definitivamente se les concede el derecho de
propietarios.

Este experimento lo va a mirar todo el país porque es
la primera vez que el Gobierno en Colombia, se atreve a entregar,
a título provisional, una tierra para que la administren
los campesinos. Yo creo en eso.

Miren, démosle un motivo de tranquilidad al país.
En esa fase, el Consejo Nacional de Estupefacientes inventaba
administradores y no siempre los escogió con transparencia.
Acaba de haber un debate en el Congreso donde quedaron dudas
sobre algunas elecciones de administradores.

Entonces, digamos las cosas por su nombre: si no era capaz de
administrarlas correctamente a través de administradores
que, se supone, debían seleccionar con mucho cuidado,
entreguémoselas a quienes saben trabajar esa tierra y
la van a administrar correctamente: los campesinos. Esto es un
acto de confianza en ustedes.

El Gobierno ha dicho: en lugar de correr el riesgo de corrupción,
de que a través de roscas se busquen unos administradores
para estas tierras, como se venía haciendo en el pasado,
corramos un riesgo de justicia social que requiere Colombia y
entreguémosle esta tierra de una vez, a la administración
de las manos campesinas.

Ahí les queda pues el reto: demostrarle al país,
queridas 20 familias, que los administradores naturales de estas
tierras, aún en el periodo de provisionalidad, son los
campesinos colombianos. Y aquí queda un gran testigo,
que es este pueblo de Ansermanuevo. No podemos fallar.

Inmensa gratitud pues, al Congreso de la Patria. Y ha sido muy
grato compartir con el señor Gobernador, con los señores
alcaldes.

El Gobernador muy generosamente, decía esta mañana
que no tiene reparos del Gobierno Nacional, que hemos procurado –a
pesar de las limitaciones- construir un tejido de solidaridad
con el Valle del Cauca, con su comunidad, con sus alcaldes, con
su Gobernador.

Hace un año, cuando fueron a posesionarse los nuevos
gobernadores y los nuevos alcaldes, yo les dije tres puntos:
vamos a trabajar con todos, sin detenernos en el origen político.
Solamente queremos que todos seamos buenos gestores y necesitamos
proceder con total honradez para construir Patria.

Yo le agradezco sus referencias, esta mañana, señor
Gobernador, tanto en Cali como en Cerrito. Y entre todos vamos
a construir una Patria más solidaria.

Muchas gracias”.

Deja una respuesta