Sitio oficial
 

Discurso/ Un ejercicio de amor por Colombia: Álvaro Uribe Vélez

 

Cartagena, 2 de mayo de 2015 (CD). El siguiente es el texto del discurso del expresidente y Senador Álvaro Uribe Vélez durante su participación en la convención del Centro Democrático que se cumplió en Cartagena.

 

“Del pasado pocas cosas que decir. Ha habido aciertos, avances, también cosas que han faltado y errores que se han cometido.

 

Del presente, todo el entusiasmo para poder asumir con todos ustedes responsabilidades en ciudades y regiones de Colombia.

 

La candidata a la Alcaldía de Cartagena:

 

La carrera de Gina Benedetti es una carrera formidable como administradora, por su transparencia y su eficacia, diría yo que reúne las tres cualidades que uno de mis profesores de liderazgo reclamaba de los líderes, nunca las olviden: competencia, transparencia y energía.

 

La competencia: Gina estudia todos los días, el mensaje que acabamos de escucharle es un mensaje que muestra mucho estudio.

 

Su transparencia: nos enorgullece, a lo largo de una vida fructífera para su ciudad y su país, y es un motor, es un motor, Gina trabaja las 24 horas, ella no conoce la palabra cansancio, en su diccionario no existe la palabra vacaciones, tampoco la palabra dominical, tampoco la palabra festivo. Esas tres condiciones se necesitan.

 

Imagínenla como un motor y honesta pero sin preparación ¿para qué? Tiene las dos cosas, el motor y el estudio. Imagínenla con estudio pero sin el motor, sin la energía ¿para qué? Se queda en el discurso. Ella tiene esa magnífica combinación de la energía realizadora y de la capacidad de estudio y además su trasparencia.

 

Por eso, nos enorgullece mucho ese liderazgo para la ciudad de Cartagena, para esta gran ciudad de la patria.

 

Les voy a decir algo:

 

A mí me invitaron como Presidente de Colombia a hablar al lado de la Presidenta de Panamá cuando se cumplió el primer centenario de la separación, no era tarea fácil, no sabía qué decir y encontramos un acta muy bella, un acta de independencia que decía: ‘nos separamos porque hemos llegado a la mayoría de edad, pero nos separamos como hermanos’.

 

Cuando aterricé aquel 3 de noviembre en Cartagena, ese sentimiento en Panamá, ese sentimiento de hermandad estaba en el punto más alto y me decían: ‘imposible encontrar una embajadora de la calidad humana, del dinamismo, de la eficacia de Gina Benedetti. Fue eficaz, eso trabajaba día y noche, día y noche pero se hacía querer.

 

Tiene dos virtudes para conseguir objetivos: es muy dinámica, insiste; Gina es… ¿cómo es que lo llama los muchachos ahora? intensa, cuando yo estaba chiquito me decían constante, Gina es muy intensa pero amable con la humanidad ¡Esa es una muy buena combinación! Porque el ser amable, intenso, permite romper barreras.

 

A mí me emociona mucho estimados compatriotas de Cartagena, que este esfuerzo del partido presente esta gran candidata.

 

Mello, muchas gracias a usted, su generosidad, su vocación de abandonar la empresa privada para prestarle a esta gran ciudad un gran servicio desde el concejo. nos enorgullece mucho su compañía, nos enorgullece mucho que personas del sector privado como usted, nos acompañen en esta batalla, su frase es muy bella ¿cómo dice? ‘quien no vive para servir, no sirve para vivir’. Es una frase de antología.

 

¡A todos muchas gracias!

 

Consolidación del Centro Democrático

 

El partido: ¡Vamos a consolidarlo!

 

Les voy a proponer un desafío: este partido tiene retos que superar, los partidos disidentes en Colombia vivieron muy poco tiempo.

 

Yo creo que una de las figuras cumbres de la vida de la patria es Núñez, la patria no lo ha reconocido debidamente. Pero Núñez no fue solamente el precursor del orden, si el legado de Núñez se hubiera mantenido Panamá no se habría independizado.

 

Núñez también fue el precursor de la empresa privada y de la intervención del Estado para garantizar la equidad social. Ese partido nacional que él creó, tuvo muy corta duración.

 

Después vino el proceso constitucional de 1910, el nacimiento de otro partido, la Unión Republicana de Carlos C. Restrepo, también tuvo muy corta duración.

 

Cuando Gaitán y Galán fueron asesinados justo en el momento que tenían asegurada su elección a la Presidencia de la República, ya habían desaparecido el Nuevo Liberalismo y la Unir de Gaitán.

 

Consolidemos este partido, construyámoslo bien construido.

 

Gaitán decía que al otro día de la derrota de 1946, en lugar de refugiarse en la tristeza, empezó a recorrer el país para construir una gran victoria.

 

Cuando yo vi a Óscar Iván Zuluaga, al siguiente día de la segunda vuelta presidencial empezaron a recorrer el país y a organizar el Centro Democrático, inmediatamente recordé a Gaitán y se encumbro más mi admiración por este gran compañero de lucha el doctor Óscar Iván Zuluaga ¡Mostró casta, no lo arruina las dificultades!

 

Muchas gracias a él, a quienes nos dirigen en lo nacional, en lo departamental y en Cartagena.

 

Seguridad en Cartagena

 

La seguridad: Gina lo ha dicho, no puede vivir una ciudad insegura.

 

¿Por qué tenemos que admitir nosotros que no haya seguridad? ¿Por qué tenemos que admitir nosotros que los colegios de Cartagena sean asediados por el microtráfico y que los papás y los abuelos tengan que sufrir ese dolor por el riesgo de los niños?

 

Tenemos la seguridad que por el carácter de Gina, su compromiso, la compañía de ustedes, ella va a coordinar a la Policía, a la Armada, a la justicia, a la comunidad, la inteligencia técnica y humana para ir logrando victorias y derrotar la inseguridad y derrotar el microtráfico en la ciudad de Cartagena.

 

Día del Trabajo

 

Gina nos ha hablado de promover la empresa privada. Hoy es el Día del Trabajo, el Día del Trabajo, es el día de todos los que trabajan. Qué bueno haber lanzado esta campaña hoy con las tres palabritas: trabajar, trabajar y trabajar.

 

Desde aquí le hacemos un homenaje a los trabajadores de la patria, a los que trabajan como trabajadores y a los que trabajan como empresarios. Necesitamos el bienestar de todos.

 

Hoy conversaba con personas de Cartagena y me decían que lo que necesitan es que se siga construyendo hoteles, porque cada empresa hotelera genera gran cantidad de empleos de buena calidad.

 

El partido tiene mucha claridad de que se necesita la empresa y el trabajador, que la reivindicación social del trabajador depende del éxito de la empresa, y el éxito de la empresa depende del bienestar social del trabajador.

 

Para nosotros el Día del Trabajo integra por igual al trabajador que trabaja y al empresario que trabaja y tiene sensibilidad social.

 

Me agradó mucho, como a todos ustedes, escucharle su compromiso con estimular el asentamiento empresarial en la ciudad, se va a terminar la refinería ¿y en qué pueden quedar las 14 fábricas del sector de derivados del petróleo que se ofrecieron cuando nuestro gobierno contrató la refinería? Yo hoy las veo olvidadas. Pero la tristeza que he tenido por ese olvido empezó a recomponerse en mi alma cuando vi a la doctora Gina decir que se van a crear los estímulos.

 

Estoy seguro que con el liderazgo de ella y la compañía de ustedes se puede crear el conjunto de condiciones para que haya toda esa instalación industrial que se encadene con la gran inversión de la refinería.

 

Nos han hablado con toda convicción de política social, es de su alma. Óscar Iván le hizo al país una bella promesa, una bella propuesta. Cuando a mí me hablan de la pandillas, cuando a mí me dicen que en el Día del

 

Trabajo hay que registrar que Colombia tiene un 17 por ciento de desempleo juvenil, cuando a mí me hablan que no hemos podido avanzar en las pruebas internacionales de calidad de la educación, cuando los maestros de la patria están en paro, la propuesta de Óscar Iván recogida por Gina nos genera todas las esperanzas.

 

Si la ciudad puede ir poniendo todos los colegios y todos los niños en jornada extendida como ella lo dijo, estudiando un rato en la cultura, en las artes, en la lúdica, en el deporte, el otro rato, con dos comidas, eso se convierte en un freno a las pandillas, eso se convierte en un seguro para evitarle riesgos a los jóvenes, en un rescate de los jóvenes en riesgo.

 

Eso obliga a tener más oportunidades para los profesores y a comprometerse seriamente con sus reivindicaciones. Eso amaciza más a los niños del colegio y de la educación, eso integra más a los profesores con los padres de familia y de ahí surge la calidad de la educación.

 

Yo pensaba que era muy complicado entender los éxitos de Hong Kong en materia de calidad de educación, y encontré que no, que lo que han hecho es poner la educación como el centro de la sociedad y que los niños giren alrededor del colegio, pero no solitos sino a toda hora con los padres de familia y con los profesores.

 

Mientras aquí nuestra angustia es: ¿a qué horas saldrán del colegio? ¿Si los iré a esperar? allá la preocupación es: ¡Que sigan pasando bueno en el colegio! ¡Qué sigan estudiando! y el papá y la mamá a integrase a actividades del colegio, allá el colegio hace parte de la familia, nosotros tenemos que volver los colegios de Colombia parte de las familias colombianas.

 

Sector de la salud

 

Gina, estoy seguro que una alcaldía de ella con ese motor que tiene, ayudará a resolver a cada cartagenero el problema del acceso a la salud.

 

Estoy seguro que ella tendrá una organización a la cual pueda llegar a cada ciudadano, una organización en asocio a la personería que cuando allá desatención de la EPS, demora en la cita del especialista, insuficiencia en la entrega de los medicamentos, habrá un alcaldesa con energía ¡Exigiendo!

 

Ella no se va a quedar esperando a que intervenga la Superintendencia o que venga el Ministro, exigirá que quien quiera prestar servicios de salud en Cartagena los preste bien, debidamente y con calidad a los ciudadanos.

 

Este programa que ustedes han oído hoy, lo van a discutir de aquí a octubre con ella, con el Mello, en los talleres democráticos.

 

Esta es una propuesta inicial para que ustedes le agreguen, le quiten, le sumen, la modifiquen y la mejoren, así tiene que ser.

 

Durante todos estos días en algunos conversatorios, en algunos talleres, mis compañeros, encabezados por nuestra candidata, han escrito esta propuesta programática. En las semanas que viene con la participación de todos ustedes, en dialogo permanente la van a mejorar.

 

Pero prepárense para esto: elegir a Gina serán cuatro años de trabajo con la comunidad siempre, que la alegría de Cartagena se sienta trabajando con la alcaldesa en todos los sitios de la ciudad sábados y domingos. Que con la participación ordenada de ustedes en esos talleres comunitarios se le haga seguimiento detallado al programa de gobierno. Que sea un gobierno de permanente dialogo popular como lo predica el Centro

 

Democrático.

 

Un gobierno austero, el país no necesita contratos para los concejales, el país no necesita mermelada para los parlamentarios, el país no necesita derroche en el gobierno, el país necesita un gobierno honorable, austero, que sea capaz de ahorrar para expandir en educación y salud donde se requiere. Eso hace parte de las convicciones de Gina.

 

Obras públicas

 

A mí me preocupa mucho lo que he odio de los compañeros del atraso de Transcaribe que se adjudicó en nuestro gobierno.

 

Las discusiones que hay sobre obras públicas distritales, vengo a proponerles lo siguiente, vengo a proponerles esto: el único control que sirve es el control de la comunidad.

 

Hace casi mil años cuando la carta de Juan sin Tierra en Inglaterra empezó la construcción del Estado de Derecho, empezó también el proceso de construcción de controles. Un día se revelaron y le dijeron al Rey, los tributos no los impone usted, los tributos los impone el pueblo. Otro día crearon controles para sancionar a los funcionarios, se fue desarrollando el Derecho Penal.

 

El mejor de los controles es la participación de opinión, creen una veeduría para que esta veeduría, integrada por las personas más competentes de la ciudad, sea la que vigile las obras nacionales en la ciudad y la que acompañe a la alcaldesa en todo el manejo de la contratación. Creo que eso puede ser de una enorme ayuda.

 

Corrupción

 

Nuestra lucha tiene que ser contra la corrupción, voy a llamar aquí la atención de los periodistas sobre esto, yo sé que están esperando una cosita que les han pedido desde Bogotá.

 

Mire, Uribe ¿y vas a hablar contra de la corrupción? Si ahí mismo te sacan que la ‘Yidis’, las ‘chuzadas’ que una cosa que la otra. Yo no me he robado un peso ni en la vida púbica ni en la vida privada y por eso, ahí estoy.

 

Hoy no voy a asistir a unas reuniones porque estoy pensando lo que habré de decir con la ayuda de Dios el martes en la Corte.

 

¿Por qué defiendo a mis compañeros?

 

Nosotros tenemos que derrotar la corrupción y candidatos como Gina son la garantía, y si se acompaña de una veeduría comunitaria que revise toda obra nacional y todo contrato local, cuanto mejor.

 

Presencia en la Corte Suprema de Justicia

 

Estimados periodistas, he estado reflexionando la noche anterior, esta madrugada y en el día en Cartagena sobre lo que habré de decir el martes en la Corte Suprema de Justicia, aspiro que mi presencia allí no sea una presencia sinuosa, defendida, rutinaria. A los seres humanos nos dan muy poquitas oportunidades de hacer valer el carácter y el honor. Yo le debo a mis compatriotas ambos, les debo carácter y honor y aspiro, aspiro, que el martes en la Corte Suprema de Justicia sea para mí una oportunidad de ser coherente con el carácter y con el honor.

 

Será el homenaje, la solidaridad a aquellos que sirvieron bien a Colombia, a aquellos que hicieron parte de un Gobierno que estaba poniendo a este país a ser un país con un desempeño de excelencia en seguridad, en economía y en política social y que hoy están presos, no por la justicia sino por la injusticia.

 

¡Sigamos!

 

Seguridad democrática

 

Estimados ciudadanos: el partido, el programa, Colombia.

 

¿Qué dicen contra nosotros? ¿Qué van a decir contra Gina? ¿Del Centro Democrático? ¿Ahí donde esta Uribe? Si Uribe es la guerra ¿Cómo van a elegir alcaldes que están por la guerra y están en contra de la paz? Ese es el cuentico que se inventaron los que ayer se beneficiaron de la seguridad democrática, ahora atrevidamente la llaman guerra, para negarle al país los derechos de ser seguros.

 

Dicen ellos: ‘no, no voten por esa gente, esa gente es la guerra, los enemigos de la paz, aquí vinieron a decir no, no voten por esa gente, que entonces Santos no le da dinero a la ciudad si votan por esa gente’. Vamos a referirnos a las dos cosas.

 

¿Qué vamos a contestar?

 

Primero, este país no es la dictadura de Pinochet, ni la dictadura de Videla, ni la dictadura de Galtieri, este país ha tenido una democracia respetable que en los momentos más difíciles ha sabido corregir sus errores y dificultades. A este país no se le puede tratar en estos procesos como han tratado a las dictaduras

 

¿Nosotros qué decimos? Primero, si el presidente Santos hubiera continuado lo que prometió continuar, este país estaría en paz, seguramente los cabecillas estarían en La Habana y en Caracas, pero ya no tendrían capacidad para delinquir en Colombia ni tendrían la vocería política que han ganado.

 

¿Nosotros qué queremos? Que haya seguridad.

 

Zona de concentración para seguir proceso de La Habana

 

¿Qué proponemos? Nosotros no proponemos que se levanten de la mesa, que queden en la mesa pero que suspendan el avance del diálogo hasta que la guerrilla acepte cesar sus crímenes y concentrarse en un sitio donde sea vigilada. Entonces alguien me decía: ¿y cómo pides que se concentren? Eso va a ser el Caguán ¡No! no es el Caguán.

 

Primero cuando yo me refiero al Caguán tengo que decir que el presidente Pastrana es un hombre de buena fe y que le cumplió al país lo que le prometió. Y lo que tengo que decir también es que el actual Presidente hizo todo lo contrario de lo que le prometió al país.

 

Entonces ¿Qué hemos contestado? El Caguán tenía 42 mil kilómetros, el tamaño de Suiza, dos veces El Salvador. Se necesita es un sitio de tamaño prudente.

 

Segundo, el Caguán no implicó compromiso del terrorismo para cesar sus actividades criminales, aquí tendría que haber eso compromiso.

 

Tercero, el Caguán tuvo visitantes muy pomposos, pero no tuvo vigilancia, aquí tendría que haber vigilancia, si no la quieren nacional, internacional.

 

Cuarto, mientras unos delinquían al interior de los 42 mil kilómetros del Caguán, los otros delinquían por fuera, en nuestra propuesta todos tendrían que estar adentro, lo que permitiera deducir que un delito que se cometa por fuera, en ningún momento seria asignable a las Farc.

 

Y ha agregado nuestra bancada parlamentaria, con la orientación de Alfredo Rangel, que ese sitio de concentración no esté en zona de frontera ¿Un corredor con Maduro? ¿Catatumbo con Maduro? esa mezclita allá de coca, Maduro, Farc y Eln, a los únicos que no dejan entrar al baile del Catatumbo es a los del Centro Democrático que los mantienen amenazados.

 

Y que no sea un sitio estratégico para la economía. La zona de concentración no puede ser la refinería de Cartagena ni la zona histórica. Un sitio donde no le hagan daño a la población civil, que se concentren, yo creo que eso mostraría las Farc si tienen buena fe.

 

Les voy a decir una cosa: uno va llegando a una edad donde las cosas que dice ya no salen tan rápido como antes salían. Aunque el Twitter es muy peligroso, porque es como un revolver montado, es más fácil dispararlo que desmontarlo. Lo mismo es el Twitter.

 

Pero les voy a decir una cosa que he pensado mucho:

 

Cuando regresábamos de El Carmen hace 15 días de aquellas honras fúnebres, en el camino algunos compañeros y yo llegamos a la conclusión de que debíamos presentar el proyecto de alivio a las Fuerzas Armadas, que lo presentamos. Y en una reunión que hubo esta semana con el ministro (de la Presidencia Néstor Humberto) Martínez, yo le dije: Ministro, apoyen eso, apruébenlo, eso le sirve a la patria, eso le da un alivio a nuestras Fuerzas Armadas sin impunidad, no las pone de igual a igual con el terrorismo, y tampoco se necesita la justicia transicional, porque almirante Arango Bacci, usted que ha estudiado bien el tema de la justicia transicional a las Fuerzas Armadas sería el reconocimiento de que estaríamos pasando de un Ejército de la dictadura a uno de la democracia y este Ejército ha sido siempre de la democracia.

 

Ese día cuando veníamos de El Carmen estuvimos discutiendo en un sitiecito de la carretera ese proyecto y lo presentamos, ojalá lo que se llaman las bancadas del Gobierno lo aprueben, un gran alivio para las Fuerzas Armadas de la patria.

 

Pero ese día hubo otra reflexión, que se la voy a contar, no la he hablado sino por ahí en círculos íntimos de la familia. Ese día dije: tan triste como esta está familia porque le asesinaron un soldado, se pone una familia, porque a su hijo en la guerrilla le dan de baja.

 

Permítanme decir hoy lo siguiente en Cartagena:

 

El dolor del papá, de la mamá, de la esposa, de los hijitos, de los familiares, es igualmente intenso cuando ha muerto el civil, el soldado o el guerrillero.

 

Esta patria hay que quererla, uno todos los días tiene que pensar en los más cercanos y en los más distantes.

 

El concepto elemental de la ética dice que la ética es la expresión material de la moral, la moral es el conjunto de convicciones, la ética obliga a actuar de acuerdo con esas convicciones. Yo creo que la ética obliga a decir que no es justo que se hable de paz en La Habana mientras aquí siguen asesinado los soldados y que no es justo que se hable de paz en La Habana, mientras aquí los guerrilleros rasos estén expuestos a que les den de baja.

 

Nuestra propuesta es para frenar el asesinato de los soldados y policías y el riesgo de que le den de baja a los guerrilleros, nosotros creemos que es una propuesta ética que le sirve bien a toda la patria.

 

Proceso de La Habana

 

Nosotros además pensamos que los acuerdos necesitan urgencia y paciencia.

 

Les voy a explicar por qué. Urgencia para esa concentración, para ese cese de actividades criminales, si eso se da, eso será un alivio para el país, un bálsamo, un motivo de fe en el proceso y eso permitirá a partir de ahí tener paciencia en los acuerdos, porque a nosotros no nos parece prudente, simplemente por firmar los acuerdos hacerle daño a las libertades, a la democracia, a la empresa privada colombiana.

 

Por eso hemos dicho: urgencia para ese cese vigilado y concentrado de actividades criminales, de ahí en adelante paciencia para tener la oportunidad de rectificar, de repensar los contenidos de esos acuerdos. Es un llamado de buena fe que hacemos al Gobierno y a sus interlocutores de La Habana, contesten eso, contesten eso, cuando digan ¿Cómo van a votar por el Centro Democrático? ¿Ahí dónde esta ese guerrero de Uribe? pero también en privado digan: no, si el hombre hubiera sido mancitico, se lo hubieran tragado.

 

En estos días me decía, me decía una dirigente que me acompaño en el liberalismo en Antioquia y en la creación del Centro Democrático: ‘te critican mucho por bravo, pero yo no creo que seas bravo, lo que pasa es que naciste enturbinado’. Yo digo enturbinado, ella me lo decía de otra manera, pero decía ella: ‘si quiera, porque al terrorismo le dejaron coger tal ventaja, que si no hubieran encontrado ese frenazo de los ocho años de la seguridad democrática, quién sabe dónde estábamos’. Por eso es el miedo de que volvamos de perder lo que habíamos ganado.

 

Falta de austeridad del Gobierno Santos

 

Y la otra cosa que dicen, la otra cosa que dicen, es: ¿cómo van a elegir a alguien del Centro Democrático? no les va a llegar la plata de Santos.

 

Primero, le queda muy poquita, porque se la gastó, la derrochó.

 

Segundo, si no entra en un Gobierno de austeridad, de reducción sustancial del gasto público, de reducción de esa tasa de impuestos tan alta en Colombia, de promoción al emprendimiento a los jóvenes, a la educación, a la iniciativa privada, aquí no va a haber dinero ni para la mermelada.

 

Pero esto es lo más importante, cuando qué debemos contestar nosotros cuando digan ¿Cómo van a votar por un candidato del Centro Democrático, ahí donde esta Óscar Iván y Uribe, para que no les den plata, donde esta ese muchachito crítico de Fernando Nicolás, para que Santos no mande plata? ¡Ay! Eso me ha obligado a recordar a Blas de Lezo, doctor Jaime, eso me ha obligado a recordar a Bolívar en algunos pasajes bellísimos, por allá hay un poema que dice: Cartagena puerto hasta donde el rojo capitular de un beso tiene la resistencia que tuvo Blas de Lezo cuando beso los labios de la inmortalidad.

 

A un pueblo como el pueblo cartagenero de dignidad, de honor y de historia ¿venir a amenazarlo por plata? a ustedes nadie los amenazó para que vengan ahora a con mermelada infame a alterar la democracia de Cartagena.

 

San Andrés

 

Y también nosotros le decimos al Gobierno que se necesita una consulta popular para que los colombianos digan que no se puede ceder un milímetro de San Andrés al este del meridiano 82, hoy tenemos que decir que San Andrés es de Colombia por Cartagena.

 

En los años 1600 de aquí surgió la expedición que desalojó de Providencia a un grupo de religiosos británicos que habían llegado a instalarse allí, gracias a esa expedición que surgió de Cartagena, que se originó en

 

Cartagena desde los años 1600, en San Andrés no ha habido interrupción de la posición colombiana, lo que nos permite decir que allí hay una presencia colombiana histórica, pacifica, ininterrumpida y además con títulos de la corona española, que la corona española tuvo que darlos porque nadie disputaba esa presencia de Colombia allí, gracias a la expedición de Cartagena.

 

¿Que vengan a amenazarlos a ustedes por plata? Tendrán que decir que aquí no vino Bolívar por plata sino por hombres, porque aquí no había alma de mendigos, sino carácter de gladiadores.

 

Si Bolívar no hubiera encontrado a Cartagena estaría en duda nuestra libertad.

 

Yo creo que Bolívar derrotado en la primera campaña si no encuentra a Cartagena, habría tenido muchas más dificultades para continuar con la Independencia, derrotado en esa primera campaña no encontró sino un sitio para dotarse de soldados de carácter y de apoyo que fue Cartagena, desde aquí emprendió la guerra admirable que fue un paso fundamental en la Independencia.

 

Blas de Lezo, San Andrés, Bolívar ¿Y entonces que les propongo a ustedes contestar cuando vuelvan esas amenazas de plata?

 

Nuestros candidatos

 

Nosotros no proponemos candidatos que sean una fuerza de choque contra el Gobierno Nacional, proponemos candidatos, respetuosos sí, pero independientes.

 

Ni peleadores con el Gobierno Nacional ni ovejas sometidas.

 

Yo creo que Gina llena ese gran equilibrio, respetuosa, insistente, de muy buenas relaciones humanas, para reivindicar desde el Gobierno como primera prioridad los intereses de Cartagena, que es lo que necesitamos, lo contrario es desdecir la descentralización.

 

El gobierno nuestro creo que la interpreto bien, nosotros los ayudamos por igual a todos los alcaldes y gobernadores de Colombia, nunca nos detuvimos en que fueran del Gobierno o de la oposición. Ahí están los testimonios de Antonio Navarro, gobernador de Nariño, de los alcaldes del Polo Democrático. Aquí nunca preguntamos quién eligió a los alcaldes y gobernadores. Cuánto no le ayudamos a doña Judith, a todos, inclusive a aquellos que no gustaban de mí, decían, ‘que ese Uribe es un guerrero’, a todos se les ayudo con cariño. Eso nos da autoridad.

 

Óscar Iván como ministro nunca reparó, a todos les ayudo desde el Ministerio de Hacienda, eso es lo que proponemos. Yo creo que ahí hay respuesta para ganar.

 

Coaliciones

 

Mire, la primera coalición con la comunidad, ganen y ganen comunidad, siembren y siembren cariño, no discriminen.

 

Una candidatura cívica, Gina es cívica fundamentalmente. Nosotros no estamos por candidaturas y gobiernos sectarios de la pequeña política, nosotros estamos por candidaturas y gobiernos que le sirvan a toda la comunidad, a quienes participen y no participen de su elección.

 

Que todos los cartageneros vean en Gina una solución para todos, para quienes voten y para quienes no voten por ella, un partido con un gran sentimiento cívico y patriótico con la compañía de todos ustedes, la dirección de Óscar Iván, los directivos regionales, los municipales, con la compañía de todos ustedes, de todos nuestros candidatos vamos a avanzar, siempre queriendo a Colombia.

 

Yo diría pensando en frases de los filósofos y de Gaitán, una cosa distinta a la que he repetido muchas veces de Gaitán. Yo pienso que el amor y la política tienen edades diferentes, el amor es más intenso en la primera vez cuando se está en la política, en el amor es más intenso en la primera edad, pero en el ejercicio de la política es más intenso en la edad madura.

 

Yo les confieso que hoy yo siento la política por mis compatriotas, ya con el pelo blanco, con la nieve de la vida sobre la fase superior de mi existencia, la siento con más amor que cuando tenía la edad de Fernando Nicolás.

 

Es posible que en esa edad yo amara más intensamente a la mujer, pero también es cierto que hoy la amo más profundamente, como también es cierto que hoy tengo razones más profundamente a mis compatriotas.

 

Hagamos de la política un ejercicio intelectual y práctico, un ejercicio solidario y franco, un ejercicio de amor por Cartagena, por Bolívar y por Colombia.

 

Muchas gracias”.