Sitio oficial
 

CONSEJO COMUNAL DE GOBIERNO # 4

Compatriotas:

Quiero saludarlos muy afectuosamente a todos ustedes.

¿Cuál es el propósito de este Consejo Comunitario?
Tiene dos propósitos: uno propósito es empezar a
coordinar las acciones conjuntas que tenemos que emprender gobiernos
locales, gobierno departamental, gobierno Nacional, para darle
unas respuestas al departamento de Bolívar y a la ciudad
de Cartagena en estos cuatro años. Sin expectativas, sin
promesas, solamente con el compromiso de trabajar armónicamente,
buscar hacer todos los esfuerzos para cumplir metas.

Y el segundo objetivo de este Consejo Comunitario,
es que empiece a cumplir una tarea de consulta para la presentación final
del Plan de Desarrollo que deberá tramitarse por el Congreso
de la República.

Entonces, refirámonos a los temas que hasta el momento
ha presentado el señor Gobernador.

El tema de las finanzas. Se observa que
están haciendo
un esfuerzo importante en la parte de reducción de gastos
y que ya empiezan a tener un ahorro operacional, desde luego, todo
comprometido con el plan de desempeño.

La situación es muy difícil en los municipios, en
los departamentos, en la Nación. Quiero decirle a todos
los colombianos, desde Cartagena, que el déficit real que
ha encontrado el señor Ministro de Hacienda (Roberto Junguito)
es del 4.1 por ciento (del PIB). Ese es un déficit explosivo
que nos obliga a trabajar muy severamente en el lado del ingreso
y en el lado de control del gasto.

La verdad, es que vamos a tener que hacer esfuerzos adicionales
en ambos frentes, sumamente rigurosos.

Ustedes han hecho un gran esfuerzo, ordenado
por la ley 617, la Nación no ha hecho el que le corresponde, por eso nos proponemos
a hacer una reforma administrativa en la Nación, severa.
Pero va a tener varios ingredientes sociales. Uno, un retén
social, que mantenga la permanencia en el cargo de la mujer cabeza
de familia sin alternativa económica, del anciano o de la
persona mayor próxima a jubilarse y del discapacitado.

Y segundo, un plan de rehabilitación laboral con dos elementos:
bonificación y capacitación. Dedicar buena parte
de los salarios del año entrante, de lo que está presupuestado
en salarios, para pagar la bonificación a quien salga de
un cargo, por cierre de una entidad, por supresión, por
disminución.

Buena parte de lo que esté presupuestado para salario dedicarlo
al pago de la bonificación, por supuesto sin trabajar, con
el requisito de que esté asistiendo a algún programa
de capacitación, en lo cual va a trabajar muy resueltamente,
el señor ministro de Trabajo y Seguridad Social (Juan Luis
Londoño).

Tenemos que hacer esfuerzos inmensos y
hay que dar ejemplo, es la razón de la propuesta del referendo. Que demos ejemplo
en el Gobierno Nacional, que demos ejemplo en el Congreso, porque
el país tiene que someterse a una nueva cultura, a la cultura
de que hagamos un gran ahorro en todo lo que ha sido el gasto burocrático
tradicional, para que superemos las dificultades de las finanzas
públicas y podamos tener disponibilidades para la inversión
social.

Si no hacemos este ajuste ahora y llega
un momento positivo de la economía, que la economía crezca velozmente, pues ¿para
donde se irán esos recursos?, se volverá a gastar
la estructura tradicional burocrática, en perjuicio de la
inversión social. Por eso es muy importante hacer este ajuste.

El Gobierno Nacional hará todos los esfuerzos, le hemos
al Congreso que los haga, tenemos la confianza que el referendo
va a ser el primer paso de ese gran ajuste para que el país
vaya haciendo el tránsito de una Nación con un alto
costo burocrático a una Nación que profundice, honre
y financie los compromisos sociales.

Por ejemplo, cuando yo veía ahí (en la exposición
del Gobernador) la situación de la asamblea, de la contraloría,
déjenme decir, con todo respeto –porque en esto hay
que hablar con mucha fraternidad pero con mucha claridad para que
esto no se nos convierta en una reunión simplemente de lugares
comunes-, todavía hay esfuercitos que hacer.

Yo le he hecho una mala propuesta a los
diputados de Colombia, he propuesto en el refrendo no disminuir
las asambleas, no acabarlas,
sino dos punticos: que la remuneración de los diputados
sea vía honorarios y que, sobre todo en los departamentos
de alta categoría donde no fue penetrante la ley 617, se
reduzca eso a la mitad. Que ese dinero se lo ahorren los departamentos
para educación.

La situación del departamento no es fácil, el Gobernador
nos dio unas cifras de población desescolarizada, unas cifras
muy preocupantes, unas cifras muy preocupantes de calidad y no
obstante que se ve que están haciendo un gran esfuerzo avanzando
hacia la educación técnica, todavía falta
mucho.

Lo de la contraloría, ahí vi que cuesta 1.600 millones
de pesos, conviertan eso en cupos escolares de acuerdo a lo que
usted está haciendo y verá que le encuentra lógica
a la propuesta de que las eliminemos.

¿Ustedes saben cuánta gente tiene el control fiscal
de España?, tiene un tribunal de cuentas con 600 personas,
mientras nuestra Contraloría Nacional tiene 4 mil, más
las contralorías departamentales, distritales, municipales
que aún quedan.

Hagamos el esfuerzo de eliminarlas, lo
hacemos con criterio social, los funcionarios que salgan los
sometemos a lo mismo que se ha
propuesto para la Nación. Le buscamos reubicación
a la madre cabeza de familia, al próximo a jubilarse y al
discapacitado. Y para todos los que salgan, especialmente de cierto
nivel hacia abajo, el plan de rehabilitación laboral con
la bonificación y la capacitación. Y gastémonos
esa platica exclusivamente en educación, que tiene que ser
el primer compromiso de nuestra Patria para poder construir una
sociedad con equidad.

¿Quién prestaría el servicio?: la Contraloría
Nacional, pero sin crecer. El Contralor saliente me contó hace
unas dos semanas que la Contraloría Nacional, que tiene
4 mil personas, va a jubilar más o menos 1.500 en los próximos
dos años. Y una propuesta que él había hecho
es que esas vacantes se supriman, sería muy importante.
Hay que reducirla de 4 mil a 2.500 y con esas 2.500 prestar el
servicio en todo el país. Y apoyarse en universidades en
cooperativas, apoyarse en el sector privado que le sirvan de organismos
auxiliares para prestar ese servicio.

También hemos propuesto ese esfuerzo con las personerías,
tema que ahora cuando examinemos situación del Distrito
de Cartagena, tendremos oportunidad de observarlo.

Y hemos propuesto el tema en el Congreso
de la República.
El tema de que busquemos esa reducción en el Congreso, que
busquemos ese ejemplo en el Congreso, en el alto gobierno, los
magistrados de las altas cortes, en el Fiscal General, en el Contralor,
en el Procurador para que durante los próximos 4 años
esos sueldos estén congelados, las pensiones no superen
20 salarios mínimos, sería más o menos 6 millones
180 mil de hoy, no tocaríamos a las que existen, porque
todo eso conviene para la democracia, conviene para el prestigio
de la institución presidencial, conviene para el prestigio
de la magistratura, conviene para el prestigio del Congreso. Da
ejemplo, da ejemplo para poder avanzar en esta dirección.

Esto es lo primero que quiero decir porque
veo que el departamento ha hecho un esfuerzo de tal magnitud,
que lo tienen con los brazos
cruzados. Porque tiene todo el ahorro operacional dedicándolo
a cumplir el plan de desempeño. ¿Cuándo va
a haber inversión social?

Entonces, para posibilitar recursos de
inversión social,
tenemos que hacer el esfuerzo en todos los niveles y lo vamos a
hacer. Vamos a mantener con el Congreso un diálogo franco
pero fraterno.

Y estoy seguro que nos va a ayudar a darle
este vuelco que necesita el país para reaprestigiar sus instituciones políticas
y reorientar el curso de las finanzas del Estado.

El señor Gobernador ha pedido anticipar el Fonpet, yo no
tengo respuesta Gobernador, me sorprende con el tema, no lo conocía,
lo vamos a mirar cuidadosamente.

Una de las propuestas nuestras en el referendo
es esta: que el Fondo Nacional de Regalías se dedique, en un 56 por ciento
a educación y lo otro, sería a penas tres rubros.
Educación 56, 7 este fondo de pensiones territoriales y
lo otro para saneamiento básico donde, seguramente más
adelante vamos a ver la gran problemática de los municipios
de Bolívar. Vamos a mirar este tema.

Creo que el gran camino, el paso importante
que tiene que dar el país es fortalecer ese fondo de pensiones territoriales.
Yo aplaudo que lo hubiera creado anterior administración,
me parece un paso saludable de la anterior administración
y del anterior Congreso, nos toca fortalecerlo. Por eso nuestra
propuesta acá.

Veo que ustedes tienen un problema muy grave con ese pasivo actuarial,
con ese pasivo pensional. Pienso que una cosa que no es popular
pero es responsable y es inevitable que es la reforma pensional,
va a ayudar.

Cuando uno ve estas cifras del pasivo actuarial,
es una situación
explosiva. Mire, yo me pongo a pensar en la noche en el problema
pensional y dijo: bueno, a mi que me toca este problema de orden
público, proceder como el primer soldado de la Nación,
ser un policía desde que amanece hasta que anochece, tengo
que buscar el apoyo de mis compatriotas –aquí se me
van a poner muchos bravos- por la reforma pensional.

No es bueno para un Gobierno que necesita
ese apoyo popular permanente, tener que proponerle una reforma
pensional como la que le hemos
propuesto a los colombianos, pero las cifras son elocuentes. ¿Que
alternativa nos queda?

Tenemos que dar un paso que es doloroso,
pero responsable para poder garantizarle el pago a los pensionados
y a quienes habrán
de pensionarse. Esas cifras Gobernador, que son bien preocupantes,
las tenemos que invocar nosotros, para decirle a los colombianos ¿qué hacemos?

Lo responsable es dar este paso, el Congreso
en su sabiduría
nos ayudará a ajustar esto, pero hay que darlo porque sino
esto es imparable.

Gobernador, es bien importante el tema
de las regiones. Nosotros no quisimos presentarla al referendo
porque se está estudiando
un articulado para reforma constitucional ordinaria y para considerar
varias alternativas.

Una alternativa que examinamos con su colega
del departamento de Nariño, es que la Nación haga
unos convenios con departamentos o con asociaciones de departamentos
para transferir,
no burocracia nacional, sino programas nacionales.

Por ejemplo, en el área de agricultura. Vamos a eliminar
5 institutos descentralizados y a sustituirlos por uno pequeño.
No creo que ese pequeño tenga que tener sucursales en todos
los departamentos, ese programa en un departamento como Bolívar,
lo podría contratar el departamento en convenio con la Nación.
O lo podía ejecutar una asociación de departamentos
del Caribe por convenio con la Nación. Y así en otras áreas.
Ojalá en el área de la seguridad social pudiéramos
llegar a algunos acuerdos.

¿Por qué habló de
programas? Porque no se trata de transferir un clientelismo nacional
a un clientelismo
departamental. Sino de transferir un programa y unos recursos que
no impliquen para el departamento crecer burocracia ni costos.
Por ejemplo, en le caso de agricultura, que con su misma secretaria
de agricultura, sin crecerla, sea capaz de atender este programa
y que busque el apoyo de universidades, que busque el apoyo de
cooperativas, que busque el apoyo de asociaciones de profesionales.

Entonces, yo creo que el tema lo deberíamos tratar con
ustedes y con la conferencia de gobernadores, a ver cómo
podemos ensayar esos convenios, porque eso puede ser un gran paso
de descentralización –que lo está estudiando
el doctor Santiago Montenegro (director de Planeación Nacional)-.

No quiero ahora que el doctor Roberto Junguito,
nuestro ministro de Hacienda, que tiene que enfrentar estas dificultades
nacionales,
que lo pongamos en la dificultad, hoy, de mirar este tema de las
finanzas que es bien delicado. Él ha tomado atenta nota,
vamos a seguir estudiándolo a ver cómo podemos avanzar
hacia este saneamiento integral.

Roberto Junguito: en el caso del departamento,
el acuerdo de desempeño
se ha venido desarrollando bien, aquí están haciendo
un muy buen ajuste fiscal. Yo notaba en las cifras, como síntoma,
sin embargo que el aumento de ingresos fiscales en el año
es de 4.8 por ciento, menos que la inflación.

Eso no lo estoy diciendo sino como síntoma, básicamente
de que de pronto en la reforma fiscal podamos ver maneras de fortalecer
ingresos departamentales para cubrir también su propia responsabilidad
en los gastos. Fuera, obviamente, del apoyo que el Gobierno Central
pueda dar dentro del convenio de desempeño.

Presidente de la República: ahí tiene que definir
ustedes, señores gobernadores, con la ayuda de sus diputados,
de los congresistas de la región, cuáles son los
puntos prácticos de finanzas departamentales que podamos
incluir en esa reforma tributaria.

Lo que estaba tramitando el Congreso de
la República el
año pasado, no aprobaron un punto que tenía buen
recibo, personalmente lo compartí, que es el de variar las
tasas para los alcoholes y aperitivos. Ahí hay un espacio
importante que lo deberíamos incluir en la reforma.

Otro punto. Ministro, creo que la idea
de esos planes de desempeño,
fue buena. A mi me tocó en la gobernación de Antioquia,
sin instrumento legal, hacerlo en el departamento y apelar a muchos
municipios que lo hiciera, con unos créditos del Instituto
Departamental de Desarrollo (IDEA). Por fortuna, empezó el
anterior Gobierno en el nivel nacional a hacerlo con departamentos
y municipios.

Creo que nos deberíamos proponer una meta: hacer un convenio
de desempeño con cada departamento y con todos los municipios
que estén en dificultades, ver con cuánto se ha logrado
y cuánto lo podemos lograr porque si bien implica sacrificios
y si ese camino se recorre, finalmente se recuperar la capacidad
de inversión.

Deja una respuesta