Sitio oficial
 

ENTREGA DE LA CONDECORACIÓN ENRIQUE LOW MURTRA
Diciembre 17 de 2003 (Bogotá – Cundinamarca)

Compatriotas:

La Seguridad Democrática es el eje de nuestra vida en sociedad.
Los demócratas debemos acatar, temer y respetar la ley,
pero no temer a los enemigos de las leyes.

El pueblo colombiano siente que ha construido una sociedad política
sólida, elevada y plena de fortalezas. Nuestra larga historia,
como la de todos los grandes pueblos, es el resumen de aciertos
y errores, éxitos y fracasos. Por el bien de la Patria,
trabajemos para que nuestra tarea de hoy sea crecer, progresar
y ganar un puesto entre las grandes naciones del mundo.

Enrique Low Murtra, quien da nombre a la condecoración
que otorga la Fiscalía, tuvo las virtudes cardinales.
Siempre justo, prudente y fuerte. Héroe de Colombia, puesto
que además de Magistrado probo, Ministro eficaz y catedrático
eminente, soportó con valor las amenazas y prefirió la
muerte a la claudicación ante ellas.

Convirtamos la figura de Enrique Low Murtra en paradigma para
los servidores de la justicia, de los hombres y mujeres que especialmente
integran esta Fiscalía General de la Nación.

Los teóricos del Estado de Derecho reconocen que Colombia,
inmersa como ha estado en un hondo problema de criminalidad,
ha sido capaz de garantizar la acción coordinada entre
el Ejecutivo y la Fiscalía, sin que por ello se eliminen
las barreras naturales entre ambas ramas del poder público
y sin que se afecte la necesaria independencia.

Fiscales de mi Patria: tengan la certeza de que el Gobierno,
para poder apelar a su concurso, que agradecemos, mantendrá siempre
una actitud esforzada para ser eficaz y transparente. El ejecutivo,
en lo nacional como en lo local, debe coadyuvar con la Fiscalía
dentro de la armonía e independencia que predicamos, practicamos
y respetamos.

Exalto ante mis compatriotas la gran tarea ejecutada por el ilustre
Fiscal General, Luis Camilo Osorio Isaza, hombre entregado por
entero a la causa de la justicia y la paz de los colombianos,
de manera laboriosa, eficaz y serena.

Estimados funcionarios de la Fiscalía General de la Nación:
continúen transitando por el camino que trazó Enrique
Low Murtra. Vengo a esta ceremonia, a dar a ustedes mi voz de
aliento, de gratitud, de estímulo, en la entrega de los
reconocimientos a los mejores, entre tantos buenos y abnegados
funcionarios de la Patria.

Nuestra situación es difícil, pero nuestra determinación
es clara. Y cuando hay una determinación clara, se diluyen
los problemas. Los premiados, como herederos de la rectitud y
el liderazgo lleno de esperanza de Enrique Low Murtra, son la
barrera segura contra los agentes del terrorismo, del narcotráfico,
la corrupción administrativa, del uso irregular de la
fuerza como instrumento de reivindicación, el despilfarro
y el clientelismo.

Saludo y expreso mi gratitud a los compatriotas que merecieron
integrar la preselección de servidores que finalmente
recibieron la condecoración, esos compatriotas: Martha
Elena Méndez, Fabio Fermín Velandia Celi, Manuel
Fernando Carrascal Solano, María Victoria Cristancho,
Gustavo Ruiz Torres, Jesús Hernando Paz Constain y Álvaro
Luis Cruz Vuelvas participaron en una lista de colombianos ejemplares
por su consagración en el cumplimiento del deber, en la
noble y superior tarea de administrar justicia.

Me alegra entregar la Medalla Enrique Low
Murtra en categoría Única,
meritoria en el servicio a los compatriotas: Albeiro Napoleón
Tobar Manzano, Fiscal local de Popayán, a quien premiamos
su proyecto de Casa de Justicia Móvil lleno de determinación,
lleno de imaginación.

A Jaime Antonio Quinto Waldo, técnico Administrativo de
Quibdó, destacado por su arrojo, por su valentía,
ejemplo de atrevimiento para rescatar y salvar siempre la justicia.

Y a Elías Calero Ruíz, auxiliar de servicios generales
de la dirección administrativa y financiera de Cali, por
su aporte en la austeridad, en la transparencia, ejemplo de cómo
se manejan los recursos de la Nación.

Son cuatro virtudes esenciales para que haya un Estado eficiente:
recursividad, valor, honradez y austeridad. ¡Felicitaciones
compatriotas que han recibido esta condecoración!

Estimados funcionarios de la Fiscalía: enhorabuena este
acto que sirve para resaltar la excelencia personal y laboral y
las virtudes excelsas de los funcionarios a quienes la sociedad
ha encomendado la más grave responsabilidad social: servir
a la Justicia. ¡Sigan adelante, por bien del pueblo de Colombia!

Cuando observo la abnegada labor de los Fiscales en todos los
rincones de mi Patria, cuando observo la serena conducción
y el liderazgo ejemplar de Luis Camilo Osorio, digo: Dios nos
está abriendo el camino para derrotar el terrorismo.

A todos Feliz Navidad y un Feliz Año y con la abnegada
labor de ustedes, Colombia lo tendrá más feliz en
el 2004.

Muchas gracias.

Deja una respuesta