Sitio oficial
 

CONSEJO COMUNAL DE GOBIERNO # 36
Agosto 23 de 2003 ( Puerto Asís – Putumayo)

Querida comunidad:

Nos agrada mucho regresar nuevamente al
Putumayo. Hace dos meses pusimos aquí en marcha el programa de Familias Guardabosques
y se hizo el primer pago a un grupo de 3 mil familias en Orito.
La doctora Sandra Suárez (directora del Plan Colombia) me
informaba que están adelantando ya el segundo pago.

Es un programa ejemplar para Colombia,
para el mundo. Estas familias se han comprometido a mantener
los terrenos libres de droga y a
cuidar la recuperación del bosque. El bosque es la alcancía
de nuestro futuro, es la protección de nuestras aguas.

El hermoso video que nos acaba de mostrar
la Presidencia de la República y que me produce a mí un desafío
de que en un futuro no muy lejano los colombianos puedan pensar
que el Putumayo está totalmente tranquilo y venir a hacer
turismo, porque el turismo ecológico es una gran fuente
de recursos para el futuro y no para el lejano futuro, sino para
el futuro cercano. Por eso necesitamos completamente la paz y la
tranquilidad.

Y esas Familias Guardabosques van a cuidar
recursos naturales muy importantes. Ese video nos mostraba que
de acá salen
una serie de plantas medicinales cuyas propiedades científicas
apenas empezamos a conocer. Allí tiene el país un
gran futuro.

También nos comprometimos aquel día, en Puerto Guzmán,
a iniciar la construcción del acueducto. Quiero decir hoy
que a mí no me gusta hacer promesas pero allí se
asumió un compromiso de gestión y en medio de la
escasez de recursos del Gobierno Nacional, la primera etapa del
acueducto de Puerto Guzmán está financiada y con
la ayuda de Dios la vamos a construir. Es una información
concreta que quiero traer hoy al Putumayo.

Ayer venía del Sibundoy para participar en este Consejo
Comunitario el periodista Juan Carlos Benavides, fue interceptado
en la carretera por un grupo violento y lo asesinaron. Repito hoy
a todos mis compatriotas y a la Fuerza Pública: ¡hay
que acabar a estos grupos violentos, para que no sigan acabando
a la gente de bien!

Y dejaron también herido a Jaime Conrado y también
afectaron un candidato a una de las alcaldías. La semana
pasada un candidato a la Gobernación fue obligado a renunciar.
Si en lugar de renunciar por la amenaza de las Farc me llama, si
le hubiéramos tenido que poner todo el Ejército a
protegerlo, se lo ponemos. Es una tristeza que hubiera tenido que
renunciar.

El Putumayo tiene una gran posibilidad
en petróleo y Colombia
la necesita. Por eso, uno de los retos de nuestra política
de Seguridad Democrática –en los próximos meses-
es proteger toda la explotación y la exploración
petrolera en el Putumayo. Para recuperar los pozos afectados y
para avanzar en las nuevas áreas de exploración y
en las nuevas áreas de sísmica.

Esta mañana no pudimos llegar a tiempo por dificultades
de diversa índole, pero la escala en Mocoa nos permitió,
con el Presidente de Ecopetrol (Isaac Yanovich), el Comandante
del Ejército (Carlos Alberto Ospina) y el Comandante de
la Brigada del Putumayo, afinar la nueva estrategia de seguridad
que se pondrá en marcha bajo la responsabilidad de la Ministra
de la Defensa (Marta Lucía Ramírez) aquí presente,
para recuperarle todo el dinamismo petrolero al Putumayo.

Ayer decía ante el Congreso de la hermana República
del Ecuador que la droga no nos deja sino malos recuerdos. La droga
creció a los grupos violentos. La droga ha afectado a muchas
familias, muchas familias tienen un hijo muerto por la droga, otras
tienen un hijo en la cárcel por la droga. La droga ha acabado
la ecología.

Campesinos ribereños del Putumayo me han dicho que antes
de que llegara la droga, el Río era riquísimo en
diversidad de peces. Con la llegada de la droga cuando se empezó a
verter hoja de coca impregnada de precursores químicos a
las aguas del Río, eso afectó y destruyó muchas
de las variedades de peces. La droga no nos ha dejado sino destrucción,
pobreza, afectación del equilibrio ecológico.

¿Y para qué ha servido la droga para los campesinos,
para los indígenas, para los pobres? ¡Para nada! Les
ha quitado la dignidad y les ha acrecentado la miseria y les ha
negado posibilidades.

Quiero agradecer a las autoridades del
Putumayo y a ustedes querida comunidad, por su valerosa y erguida
actitud contra la droga. La
comunidad del Putumayo es una comunidad heroica, la destacamos
ante el mundo y el mundo tiene que entender que se tiene que volcar
a ayudarle a esta comunidad que es la que se ha revelado contra
el área de coca más desafiante y de mayor extensión.
Felicitaciones por su valor civil, querida comunidad del Putumayo.

Vamos a ver cómo podemos avanzar en el tema de Guardabosques,
porque nos cuesta mucho. A cada familia se le está pagando
5 millones de pesos al año, ahora me decían los comerciantes
de Orito, que han sentido la reactivación del comercio porque
esa platica les llega directamente a las familias. No hay intermediarios. ¡Eso
sí que es bueno!

Sé de las grandes expectativas en todos los temas, faltan
unos pocos, yo diría que más metros que kilómetros,
para completar el pavimento de la carretera Pitalito – Mocoa.
Ahora el gran desafío es de Mocoa hacia el sur, pasando
por acá y llegando hasta la frontera con el Ecuador en el
río San Miguel. Este Gobierno, con toda la escasez de dinero
que tiene, no ahorrará esfuerzos y ya se están abriendo
licitaciones para algunos pequeños tramos.

Quiero invitarlos a que este proceso electoral se surta con toda
transparencia.

Desde el Putumayo invito a los gobernadores y alcaldes a garantizar
la pureza de las elecciones.

¡Que no haya contratos para aportar
resultados electorales!

¡Que no se intente torcer la voluntad popular con los presupuestos
públicos!

La mayor honra para Colombia es la transparencia
de su democracia y el mejor recuerdo que uno puede tener como
ex gobernador o como
ex alcalde, es haber procedido con total transparencia para permitir
la espontánea manifestación de la democracia. Ese
es mi llamado.

Y a la Fuerza Pública dos llamados: un llamado a proteger
a todos los candidatos, cualquiera sea el grupo violento que quiera
atentar contra ellos. Y un segundo llamado: aquel candidato que
vaya a pedirle permiso a los grupos violentos, lo metan a la cárcel.
Aquí los candidatos sólo pueden tener compromiso
con el pueblo y con la Constitución.

He sido informado de los enlaces urbanos
de la guerrilla en el Putumayo. Los guerrilleros desde el monte,
están acosando
a esos milicianos para que hagan atentados. Esta mañana
sí que los acosaron. Ojalá me estén oyendo
esos muchachos milicianos.

Quiero decirles lo siguiente: tarde que
temprano van a caer. El Gobierno tarde que temprano los pondrá presos.

¡El terrorismo nunca triunfa, lo único que triunfa
siempre es el Estado transparente, las instituciones democráticas
administradas con ética y con buena fe!

Esta semana, la Ministra, el general Ospina
y los altos Comandantes, hacían una evaluación: 1.923 integrantes de grupos
violentos se han desmovilizado desde el 7 de agosto del año
pasado. Cuando se hizo la paz con el M – 19, se desmovilizaron
900. O sea, que la desmovilización de este último
año equivale a más de dos procesos de paz con el
M – 19.

Esos desmovilizados los estamos tratando
con generosidad, con patriotismo. Nosotros no tenemos interés en que el Estado
los humille, sino en que la sociedad los recupere. Por eso, en
lugar de llevarlos a cárceles bajo tierra, con pijamas de
rayas y de ponerlos en jaulas, los hemos llevado a albergues, les
estamos buscando todas las oportunidades de educación y
de reivindicación.

No es la desmovilización para que el Estado los humille,
sino para que la sociedad los recupere. Por eso, a todos estos
milicianos del Putumayo, a los que están pensando hacer
un atentado esta mañana –como oportunamente lo supimos-
por órdenes de la guerrilla desde la selva, los invitamos
a que desistan, a que se desmovilicen.

Nosotros tenemos un designio: ¡acabar el terrorismo y la
violencia en Colombia!, y con la ayuda de Dios, eso tiene dificultades
pero no tiene reversa. Ese es un proceso que hay que ajustar todos
los días. Los resultados no se consiguen milagrosamente
de medianoche para la luz del día, pero con esfuerzos cotidianos,
sin descansar un solo momento lo vamos a lograr.

Por eso, a estos muchachos que querían hacer atentados
en el día de hoy, los invito a que se desmovilicen. De lo
contrario, tarde que temprano, van a caer presos de las autoridades
democráticas.

Y a la comunidad del Putumayo la invito
a que nos informen, a que los convenzan que se entreguen, que
se desmovilicen en la seguridad
de que los tratamos con el decoro y con el respeto con el cual
hemos tratado a 1.923 desmovilizados desde el 7 de agosto del año
pasado.

Todas esas amenazas nos obligaron a introducir
unas variaciones para poder cumplir así fuera a medias, con este Consejo
Comunitario de hoy. ¡Pueden tener ustedes la tranquilidad
que el Gobierno de Colombia jamás los abandonará!

Por eso me honra mucho haber podido visitar
a Orito, a Puerto Guzmán y hoy, en compañía de una delegación
tan nutrida del Gobierno Nacional y de la Fuerza Pública,
visitar la ciudad mayor.

Y quiero venir a Mocoa, no solamente a
un Consejo Comunitario, sino a bañarnos en ese río tan bello, que allá es
una quebrada golpeadora, para que la próxima caravana turística
de la Ministra de Cultura (María Consuelo Araujo), no sea
solamente hasta San Agustín, sino que también llegue
con la Ministra del Medio Ambiente (Cecilia Rodríguez) hasta
Mocoa y con miles de turistas de nuestras principales ciudades
del interior para que vengan a disfrutar el Putumayo y a ayudar
a generar empleo en esta tierra bella, que se la vamos a quitar
definitivamente a los terroristas.

Deja una respuesta