Sitio oficial
 

ENTREGA DE 380 VIVIENDAS A FAMILIAS DE BELLO
Agosto 17 de 2003 ( Bello – Antioquia)

Querida comunidad:

Quiero saludarlos muy afectuosamente. Felicitarlos por este gran
programa que tanto entusiasmo ha despertado en Bello. Agradecer
a quienes lo concibieron: el alcalde Municipal de Bello, Rodrigo
Villa, el entonces gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria Correa,
al Gobernador por el impulso que permanentemente le ha dado.

Destacar la circunstancia que muy bien
han expresado todos esta mañana, de que aquí han confluido todas las voluntades:
el Municipio aportando el terreno –haciendo un acompañamiento
permanente-, el Departamento con su cofinanciación, con
su sistema de crédito de vivienda, la Nación con
sus subsidios. Eso ayuda muchísimo.

Me dicen el Gobernador y el Alcalde que
después de los
67 subsidios asignaron esta semana, completar 530 que hacen falta,
necesitaríamos otros 480. Hasta el momento se han entregado
380 subsidios, 380 construidas.

Con estas 380 ya se puede creer. ¿Cierto comunidad? Entonces
la Ministra (de Vivienda, Ambiente y Desarrollo Territorial, Cecilia
Rodríguez) me dice aquí al oído, que como
con estas 80 se puede creer, que ella se compromete a gestionar
los subsidios para que Bello complete las 500 y pico que le faltan.
El compromisito vale plata Ministra y Usted tiene una chequera
muy delgadita. Ahí le va tocar hacer un esfuerzo grande.

Esta política de vivienda nos ha tocado adelantarla con
un presupuesto nacional en muy serias dificultades, pero con la
ayuda de todos los colombianos, del Congreso de la República,
ahí vamos saliendo adelante.

Este Gobierno mantuvo la posibilidad de
que las personas que tienen salarios medios altos y altos, dediquen
los dineros de retención
en la fuente a cuentas para adquirir vivienda. Eso lo consiguió el
Gobierno Nacional anterior. En la Patria hay que continuar todo
lo bueno, es la única manera de hacer Patria. Por eso nosotros
tomamos la decisión de mantenerla.

Y eso esta ayudando a generar mucho empleo.
Si bien, directamente no le ayuda a conseguir vivienda a los
sectores sociales, si ayuda
a generar empleo y a tonificar la economía. Y una reflexión:
para poder resolver el déficit de vivienda en Colombia,
necesitamos una economía creciente.

Escucho al Gobernador hablar de ese altísimo porcentaje
de adjudicatarios de subsidios que necesitan crédito y enseguida,
de aquellos que necesitando crédito no son sujetos de crédito.
Para que los colombianos sean sujetos de crédito, hay que
hacer muchos esfuerzos con el sistema financiero, con las garantías,
pero también con el empleo y con el ingreso. Porque si la
ciudadanía no tiene empleo y no tiene un ingreso aceptable,
se vuelve imposible el acceso al crédito.

Entonces la política de empleo tiene que ser fundamental.
Se han tomado una serie de decisiones entre el Gobierno y el Congreso –y
quiero dar mis agradecimientos a todos los distinguidos congresistas
de Antioquia para ayudar a la política de vivienda-. Por
ejemplo, los bancos tienen hoy en sus manos una nueva figura, la
del leasing hipotecario. Esperamos que rápidamente esa figura
empiece a producir resultados en Colombia.

Hemos modificado el contrato de arrendamiento,
lo hemos simplificado, para estimular construcción de vivienda. Simplificamos sustancialmente
la ley del proceso ejecutivo hipotecario para quitar miedo al otorgamiento
de crédito de vivienda.

Hoy, la inversión que se haga para construir vivienda social
y darla en arrendamiento con opción de compra, es una inversión
exenta de impuestos. La inversión que se haga para adelantar
procesos de renovación urbana –y Medellín,
ya empieza adelantar algunos- es una inversión exenta de
impuestos.

Para la clase media, el Gobierno ha puesto
en marcha unos créditos
con la modalidad de inflación estable. Esto es: si la inflación
esta por encima del 6 por ciento, eso no se le traslada al usuario
del crédito, lo paga el Gobierno. Entonces así vamos
quitando el temor al UPAC, que se derivó en buena parte
de dos factores: del crecimiento de la tasa de interés y
de la falta de una protección contra la inflación.

En los próximos días, la Ministra va a lograr acuerdos
muy importantes: uno para desarrollar unos programas, en diferentes
ciudades colombianas, con tierras del Estado, el Estado aporta
la tierra, los particulares construyen y ese aporte del Estado
se convierte en subsidio, a ver cómo podemos introducirle
mayor dinámica a este programa de vivienda social.

Viceministro ¿cuántos lotes se van a empezar a adjudicar
en el país?

Josué Gastelbondo, viceministro
de Vivienda:
Ocho proyectos.

Presidente de la República: ¿Nos quiere repetir
usted en qué ciudades?

Josué Gastelbondo, viceministro
de Vivienda:
Hay dos predios
en Bogotá, uno en Neiva, uno en Barranquilla, en Cúcuta,
en Tunja y en Cartago.

Presidente de la República: Me contaba la Ministra que
ya los pre-pliegos están publicados, para garantizar la
transparencia en esos acuerdos y resolverle el problema a muchas
familias colombianas.

También el Banco Agrario esta adjudicando,
en este momento, 10 mil subsidios de mejoramiento de vivienda
rural.

Hemos venido, con el Presupuesto Nacional,
haciendo un gran esfuerzo para ponernos al día en el pago de subsidios. Por ejemplo,
en el mes de junio se desembolsaron 21 ó 23 mil millones
(de pesos) todo para pagar subsidios asignados en el año
2001. Porque si nosotros no pagamos esos subsidios y se sigue retrasando
el pago de los subsidios, pues la ciudadanía termina con
total desconfianza en el esquema del subsidio.

Por eso el Gobierno Nacional ha dicho:
hay que darle prioridad con los recursos de tesorería
al pago de los subsidios viejos, para que esos subsidios no se
queden en el aire, para que esos
subsidios puedan, con su pago, generar confianza en el sistema.

Ahora estamos estimulando que las cajas
de compensación
hagan crédito. Y entonces les vamos a ayudar de dos maneras:
primera manera, creciendo el Fondo de Garantías. El Fondo
de Garantías le ayuda a la persona que no tiene fiador.
El Fondo de Garantías da más confianza para colocar
créditos.

Este Gobierno ha logrado avanzar muchísimo en microcrédito
productivo y Antioquia es un ejemplo. El microcrédito, en
este Gobierno, ha crecido en un 255 por ciento. En este año
hemos entregado casi un billón de pesos en microcrédito.
Eso va relativamente bien: microcrédito productivo para
microempresa productiva.

Pero tenemos que desatrancar el tema de
microcrédito para
vivienda. Vamos a dar dos pasos: primero, Findeter le entrega 50
mil millones (de pesos) al Fondo Nacional de Garantías,
para que el Fondo Nacional de Garantías apalanque, apoye,
sea el fiador, de créditos por 500 mil millones (de pesos).
Eso nos puede ayudar muchísimo, los decretos se han venido
estudiando, confío firmarlos esta semana.

Segundo, Findeter va a fondear instituciones
como cajas de compensación
y algunas fundaciones serias, para que el microcrédito de
vivienda no quede solamente en cabeza de la banca ordinaria, sino
que las cajas de compensación y las fundaciones y las entidades
comunitarias, de gran seriedad, puedan contribuir a ello.

Dimos un gran paso en el país: ordenar la liquidación
de INURBE y empezar a manejar todo el subsidio de vivienda a través
de las cajas de compensación.

Las cajas de compensación, nacidas en Antioquia, constituyen
un gran instrumento para manejar los intereses comunitarios. En
su inmensa mayoría son transparentes, son eficientes, tienen
menos demoras que las demoras burocráticas del Estado y
carecen de ánimo de lucro. Y además, las manejan
concertadamente empresarios y trabajadores. Por eso, una de las
primeras decisiones que tomó este Gobierno fue ordenar la
liquidación del INURBE y reemplazarlo por un convenio con
las cajas de compensación y eso va bien.

Pero en un país donde nos faltan
2 millones de viviendas sociales, lo que hemos hecho es muy poco.
Entonces, por eso necesitamos
nuevas inyecciones.

Le he pedido a algunos congresistas y sé que los Senadores
y Representantes antioqueños aquí presentes nos van
ayudar en esto: en la actualidad hay una gran discusión
sobre el Presupuesto Nacional y esta bien que se de. –Nosotros
estamos haciendo el tránsito de un Congreso que el Gobierno
amansaba, que el Gobierno domesticaba con auxilios parlamentarios,
que el Gobierno silenciaba con puestos, a un Congreso más
deliberante, a un Congreso más juicioso en su vigilancia
y en su crítica al Ejecutivo. Y eso es muy sano para la
democracia colombiana. De manera constructiva vamos avanzar en
esta discusión del presupuesto. A escuchar las críticas,
a dar contrargumentos y finalmente, a aprobar un presupuesto con
deliberación, con plena conciencia como tiene que ser en
un país democrático-.

¿Qué le pido a los honorables congresistas? El Banco
de la República el año pasado le entregó al
Gobierno billón 400, billón 600, ahora propone 700
mil millones, o sea que nos falta 700, 900, mil millones, que entremos
un artículo al Presupuesto que diga lo siguiente: “la
diferencia entre lo que esta ofreciendo el Banco de la República
y lo que finalmente pueda trasladar al Gobierno Nacional, se debe
dedicar en su totalidad a subsidios de vivienda social”.

Esto es: si el Banco de la República –que nos esta
ofreciendo ahora 700 mil millones- le puede entregar al Gobierno
Nacional el año entrante billón y medio, esos 800
mil de diferencia, irían en su totalidad a subsidios de
vivienda social para darle un impulso más vigoroso a la
construcción de vivienda social en Colombia. Confiamos que
eso pueda salir.

En este mes, el Gobierno Nacional empieza
el programa de protección
de ancianos, el programa Revivir. Empezamos con 100 mil ancianos,
no es mucho dadas las necesidades de Colombia p ero quisimos limitarnos
a 100 mil para cumplirles, porque hay experiencias que no son afortunadas.
Dice uno: empiezo con 150 mil y después no se les paga.
Entonces, aquí queremos empezar con 100 mil y garantizar
que la platica les llegue oportunamente.

El Gobierno Nacional no los puede escoger. Esa es una tarea, fundamentalmente,
de los alcaldes y de los gobernadores, el Gobierno Nacional lo
que hace es financiarlos.

El Gobierno Nacional esta en la política de empleo, necesitamos
otros avances, por ejemplo obras públicas.

Era Ministro de Transporte el doctor Juan
Gómez Martínez,
hoy Senador de la República, era Director de Invias, el
doctor Guillermo Gaviria Correa y era Secretario de Obras del departamento
el doctor Andrés Uriel, siendo yo Gobernador.

El doctor Juan Gómez nos entregó la carretera Bello – Barbosa
para que el departamento hiciera la doble calzada. Nosotros contratamos
eso, dejamos un peaje, después terminó el Gobierno
nuestro, se fue eso para atrás. A ojo pasado no hay Santa
Lucía que valga, pero creo que es muy importante un plan
masivo de obras públicas acá.

Estamos en esta tarea con el Gobernador,
que es bien importante: dinamizar la doble calzada Bello – Atillo, pero llevarla
hasta Barbosa. Cuando terminemos el tramo de aquí, de Bello – Copacabana,
poner un peajito, no grande, pero miren una parte buena: que tenga
ciclovía. ¿Para qué?, para que los carros
con los peajes, subsidien la carretera de los que van en bicicleta
y a pie, que es la ciclovía, que es fundamental. ¿Les
parece?, ¿que avancemos para tener una ciclovía Bello – Barbosa?
Entonces me tienen que ayudar con una cosita: que los de los carros
paguen un peajito para que puedan ir los de la bicicleta por la
ciclovía.

Yo le dije al Gobernador y a los Alcaldes:
ese peso yo me lo hecho a la espaldas, el del peaje que es muy
impopular, pero voy a bregar
a conseguirme el apoyo de ustedes para eso. ¿Estamos de
acuerdo?

Bueno la otra cosa, tuve muy buenas noticias
esta semana de Fabricato y Tejicondor. Lo quiero decir aquí en Bello: han crecido
muchísimo. Gracias al ATPDEA están exportando a los
Estados Unidos mucho. Gracias a que hoy el dólar esta más
carito –que ha sido una preocupación de todos los
días de este Gobierno- y gracias a que están importando
maquinaria sin tener que pagar impuestos –lo que nos aprobó el
Congreso en la pasada Reforma Tributaria para ayudarnos a generar
empleo-.

Hay que volver a hacer de Bello un gran
municipio industrial. Bello fue cuna de la industria antioqueña
y eso tiene que volver a lograrse.

Por eso también estamos muy empeñados y le decía
a la Ministra del Medio Ambiente ahora que veníamos: contrariamente
a lo que piensa la gente, Antioquia es pobre. Antioquia no tiene
buenas tierras agrícolas, tenemos dos o tres pedacitos de
tierras agrícolas. Antioquia no tiene regalías.

Antioquia tiene 5.5 millones de habitantes,
el departamento del Cesar tiene un millón 200. El sólo departamento del
Cesar tiene 48 mil millones de pesos al año de regalías
de carbón y eso se va a duplicar –porque este Gobierno
ha logrado acuerdos con los inversionistas de carbón y van
a invertir mil millones de dólares más en el Cesar-
y los municipios del Cesar tienen otros 43 mil millones de regalías
de carbón. Antioquia no tiene eso.

Pero Antioquia tiene que apelar a su clave,
a su arma secreta: su gente, su capacidad de trabajo, su eficiencia
administrativa.
Por eso tenemos que trabajar muchísimo y es necesario dar
un paso, el paso a esos tratados internacionales de comercio para
que de aquí puedan salir textiles, confecciones, zapatos,
joyería y una cosa y la otra y encontrar mercados internacionales.
En esa tarea estamos.

Necesitamos paz, seguridad. Sin eso no
hay inversión y
no hay empleo.

General Montoya, General Gallego, General
Urueña, distinguidos
Coroneles, Oficiales y Suboficiales: los quiero felicitar. Ustedes
saben que hubo un momento en que Bello era la ciudad más
violenta del mundo y Medellín la segunda.

Hágame un favor General Gallego, confírmele a la
comunidad en ¿cuánto se ha reducido este año
la criminalidad en Bello?

General Leonardo Gallego: Anoche, a las
12 de la noche, completamos 1.190 asesinatos menos este año, en todo el Valle del Aburra,
en comparación a los que se habían presentando el
año anterior. Ellos equivalen a una reducción efectiva
neta de 39 por ciento de los homicidios violentos en todo el Valle
del Aburra y 43 por ciento menos de estas muertes violentas, en
la ciudad de Medellín. Y Bello ha completado ahora media
semana sin homicidios violentos.

Presidente de la República: Y adicional, la criminalidad
en Bello este año se ha reducido en un 60 por ciento. Yo
les quiero dar una garantía: mantengo un desespero desde
la Presidencia de la República todos los días para
acabar con la criminalidad en Bello. Para que ustedes vivan tranquilos,
en paz.

Ustedes saben que acabamos de dictar unos
decretos, en ejercicio de las facultades que nos dio el Congreso,
mejorando la situación
de seguridad social de la Fuerza Pública.

Y ahora hay un programa de becas, para
huérfanos en la
Fuerza Pública. Ese programa lo está dirigiendo la
Previsora del Estado con el sector privado. Confiamos terminar
el año con 8 mil pólizas de seguro para 8 mil familias
de la Policías y el Ejército, soldados y policías,
para educación.

Otra norma muy importante que nos aprobó el Congreso –la
quiero recordar- es que las empresas de servicios públicos,
como Empresas Públicas de Medellín, con los impuestos
que le tengan que pagar a la Nación, puedan ayudar a estos
acueductos y a estos alcantarillados.

El informe que tengo es que Empresas Públicas ya va a ayudar
a desarrollar el acueducto de Santa Fe de Antioquia, San Jerónimo
y Sopetrán, con la plata del Gobierno Nacional, con los
impuestos. Y que va a ayudar también al acueducto regional
de Urabá, no se en está área.

Lo otro para deporte, donde Antioquia va
muy bien en infraestructura veredal y barrial en Colombia, es
que 4 puntos del impuesto a los
teléfonos, se han dedicado a mejorar la posibilidad de construcción
de infraestructura deportiva.

En este primer año de Gobierno crecimos en 480 mil cupos
en educación básica. Tenemos que crecer en los 4
años, Dios mediante, el millón y medio. O sea que
nos falta todavía un poquito más de un millón.
Crecimos 35 mil cupos en educación universitaria, pero nos
comprometimos a 400 mil. En Antioquia vemos un buen avance y el
mayor avance se ha registrado en el SENA.

El SENA esta pasando de millón 100 mil estudiantes del
año pasado a millón 900 este año. El año
pasado el SENA tuvo 5 millones de horas lectivas, este año
va a tener 8 millones y al final del Gobierno debe tener 16 millones
de horas de enseñanza al año. Y la meta en el SENA
es: de cada 100 pesos de gastos de funcionamiento, se tiene que
bajar a 60 pesos. Ahí hay una reforma dura allí.
Por ejemplo, hemos suprimido más de 3 mil contratos que
no necesitaban pero para dedicar esa platica a ampliación
de cobertura.

No se en detalle la parte de recreación de este barrio,
pero una de las razones por las cuales el Gobierno Nacional escogió este
barrio para lo de subsidios, es porque es un barrio que tiene buena área
pública, buena área recreativa.

Me toca pedirles un favor, déjenme hablarles un minutico
del referendo porque me queda difícil volver aquí y
cómo no les hablo del referendo.

Vea el referendo no lo resuelve todo pero es un buen paso. Les
voy a decir algunas cositas del referendo.

Quien cometa un acto de corrupción
contra al patrimonio del Estado, queda sancionado de por vida.
No puede volver a contratar
con el Estado, ni a ser elegido, ni a ser nombrado para el Estado.
Eso lo propone el referendo

Nosotros necesitamos un Estado austero,
que la plata del Estado no se vaya en clientelismo, que no se
vaya en corrupción,
que la platica del Estado se vaya en vivienda social, que se vaya
en servicios públicos, en educación.

Que los congresistas, los diputados y los
concejales, voten en público. Que no vuelva a ver más voto privado en
esas entidades, para que los ciudadanos sepan cómo votó el
concejal de Bello, cómo votó el diputado de Antioquia
y cómo voto el congresista, para que haya control de la
ciudadanía sobre sus congresistas.

Para dar ejemplo estamos promoviendo varias
cosas: una de ellas, reducir el Congreso. Los honorables congresistas
aquí presentes
nos apoyaron eso, para dar ejemplo.

El Congreso de Colombia hoy tiene 268 personas
pero estamos con el riesgo de que el Consejo de Estado diga: “como Colombia
tiene 44 millones de habitantes, el Congreso tiene que tener 320
congresistas”.

¿Qué propone el referendo?: que no sean 268 ni 320.
Que sean 218, pero permanentemente. Así crezca la población,
no va a crecer más el Congreso, para dar austeridad arriba.

Reforma de finanzas del Estado. Que eliminemos
las contralorías
departamentales y municipales, y que esa platica se dedique a educación.
Eso le va a ahorrar al país 170 mil millones. ¿Ustedes
qué prefieren, que nos gastemos esos 170 mil millones en
la burocracia y las contralorías o en educación?

Si el pueblo lo aprueba ahora el 25 de
octubre, el beneficio no se siente de inmediato, porque el año entrante hay que gastarse
el dinero pagando indemnizaciones, pero en el año 2005 se
empieza a sentir el beneficio.

No hay congelación para el sector privado. Hay congelación
para los funcionarios públicos y no para todos. El 70 por
ciento de los funcionarios públicos no tiene congelación.
La congelación solamente es para el 20. Es un sacrificio
que se les pide.

Los que tengan salarios en el Estado hasta
dos salarios mínimos,
no se les congela.

Los que tengan entre dos y 25 salarios
mínimos se les congela
por dos años.

Pero, empiezo al revés de cómo debería empezar:
los salarios del Presidente, de los congresistas, de los Magistrados
de las Altas Cortes, los altos salarios del Estado, se congelan
cuatro años para dar ejemplo.

Y entonces dar ejemplo que este país tiene que ahorrar
en burocracia, en gastos del Estado, para llevar la platica a la
inversión social.

Pensiones. Se venía diciendo: ‘ojo se va a acabar
la plata de las pensiones del Seguro Social’. Nunca creímos. ¡Pues
bien, se va a acabar la platica! En agosto ya no habrá dinero
para reservas del Seguro Social. Estamos haciendo toda suerte de
esfuerzos, uno que le pedimos al pueblo colombiano: acabar los
regímenes privilegiados de pensiones.

Mientras el Presidente de la República es un privilegiado
en pensiones, los congresistas son unos privilegiados en pensiones,
la convención de Telecom, la de Ecopetrol, la de todas esas
entidades da privilegios en pensiones, no hay plata para pagarle
pensión al pueblo colombiano. ¿A ustedes les parece
justo eso?

Entonces ¿qué proponemos?: que en adelante no pueda
haber pensiones de 12 ni de 14 ni de 16 millones, que la más
alta sea de 7.5 y que no haya regímenes privilegiados de
pensiones, que se desmonte el régimen privilegiado de pensiones
de todas las entidades, empezando por la Presidencia y por el Congreso.
Si se aprueba el referendo, seré el primer ex presidente
de Colombia sometido a régimen ordinario de pensiones.

El tema de las regalías: el Fondo Nacional de Regalías
se ha derrochado, a uno le tocó ver que tenía plata
del Fondo Nacional de Regalías que para arreglar el parque
principal de un municipio, que para hacer una fuente en el parque
principal de un municipio, que para cambiar el empedrado de una
plaza de un municipio por un adoquinado. Y la gente sin microcrédito
y la gente sin educación y la gente sin servicios públicos.

Se propone que durante 10 años la platica del Fondo Nacional
de Regalías tenga que ir, la mayoría a educación
-56 por ciento a educación-, 10 puntos a la Corporación
del Río Magdalena, 7 puntos a las pensiones territoriales,
1 punto al río Cauca y 36 puntos a acueductos y alcantarillados.

Y aparecen otros puntos, son 14 preguntas (del referendo).

He encontrado mucho maestro que me ha hecho
el reclamo. En efecto, a algunos maestros se les congela el salario
dos años, pero
le pido al magisterio que me ayude. Les voy a contar dos cosas
que han ocurrido: en el Plan Nacional de Desarrollo aprobamos el
nuevo Estatuto Pensional del Magisterio, fue concertado con el
Congreso y con el Magisterio. Ellos se comprometieron a aumentar
las cotizaciones, pero se les mantuvo el Fondo Prestacional del
Magisterio. Y hay una segunda cosa buena: la platica que nos ahorremos
en esos 2 años, se va a dedicar a pagar las pensiones de
los maestros jubilados. Lo mismo en los hospitales. La platica
que nos ahorremos en los hospitales se va a dedicar a pagar las
pensiones de los jubilados del sector salud.

El referendo es un acto de responsabilidad en Colombia.

Ahora, respetamos profundamente a los que
digan no. El Gobierno tiene que dar ejemplo, esta tiene que ser
una campaña pedagógica,
de argumentos, una campaña transparente. Entonces el Gobierno
va a dar total ejemplo. Los que digan no que se les respete, pero
que el pueblo este bien informado sobre que es el referendo. Ojalá nos
puedan ayudar.

Para hacer rendir la platica del Estado
necesitamos derrotar la corrupción. No hay duda más importante que el efecto
del referendo, el efecto jurídico, es el efecto en la conciencia
de los colombianos.

La campaña por el Referendo es una oportunidad para aclimatar
en la conciencia de los colombianos una gran voluntad de derrotar
la corrupción, para que el país definitivamente se
sacuda y se comprometa a derrotar la corrupción. Es una
necesidad.

Ahora que estamos en vísperas de elecciones de concejales,
diputados, alcaldes y gobernadores tenemos que pensar en el concepto
de poder. No se puede ambicionar a esas entidades por razones de
poder, por vanidad personal. Lo primero que necesitamos saber es
que el poder tiene que ser algo de compromiso, de servicio, de ética.

El poder no es para mandar, el poder no
es para montarse en un carro oficial, el poder no es para devengar
un salario público,
el poder no es para tener una oficina en el Estado. El poder es
para servir, el poder es para cumplir con la ética, el poder
es para cumplir con la moral, el poder es para cumplir con la ley.

En la oficina que tengo en la Presidencia
de la República
hay cuatro cuadros. Está el del General Nariño, eran
los Derechos del Hombre. El poder sometido por los Derechos del
Hombre, el respeto a los Derechos del Hombre como característica
del poder, como virtud para poder ejercer el poder.

En un costado está el General Santander. El poder sometido
a la ley, el poder sometido a la Constitución, al ordenamiento
jurídico para que el poder sea virtuoso.

Justo encima en la pared contra la cual
está el escritorio
del Presidente, el General Bolívar. La espada, el orden
y la autoridad para garantizar que la virtud someta al poder.

Y en otro costado está el General Rafael Uribe Uribe, la
virtud, el decoro en el comportamiento personal. Lo que llamó la
virtud de carne y hueso.

Una reflexión: exijamos un gran
compromiso de transparencia a todos los candidatos para que transformemos
esta Patria.

Bueno, a continuación les ofrezco
la palabra. Muchas gracias a todos.

Deja una respuesta