Sitio oficial
 

ENCUENTRO CON LOS MIEMBROS DEL CENTRO MISIONERO BETHESDA
Octubre 18 de 2003 (Bogotá – Cundinamarca)

Compatriotas:

Varias razones tengo para acudir esta mañana al centro
misionero Bethesda, una de ellas es reconocer la diversidad de
esta gran Nación, esta gran Nación que está buscando
salidas dentro de la diversidad.

Esta mañana, en una reunión con líderes juveniles
de todo el país, convocada por la revista Semana, veía
la diversidad de la Patria. Los muchachos de la universidad del
Valle del Cauca, de la universidad del Tolima, de las universidades
privadas de Bogotá, de las comunidades indígenas
de la Sierra Nevada, de las comunidades negras del Pacífico. ¡Qué buena,
la diversidad de la Patria!

Y llego a este Centro Misionero Bethesda,
donde se expresa un profundo sentimiento religioso que comparten
muchísimos
compatriotas. Es una Patria con diversidad en sus regiones y en
su ciudadanía.

¡Qué diferente la altiplanicie de Nariño,
a su propio litoral pacífico en Tumaco! ¡Qué diferente
la bota caucana, a la propia ciudad blanca de Popayán! ¡Qué diferente
en el mismo Valle del Cauca, Buenaventura a Buga! ¡Qué diferente
en mi comarca antioqueña, Sonsón –aquí mirando
a la altiplanicie- a Turbo, mirando a Panamá! ¡Qué diferente
el Caribe a la región Andina! ¡Qué diferente
la alta Guajira al sur de La Guajira! ¡Qué diferente
la Sierra Nevada a la Serranía de San Lucas!

¡Qué diferente la idiosincrasia en muchos aspectos
de los compatriotas nacidos y vividos en una región, a la
de aquellos nacidos y vividos en otra región! Pero qué importante
para esta Nación tener como pilote para su avance, esta
riquísima diversidad.

Y algo que veo importante, es que esta
diversidad no es de antagonismos. Salvo el terrorismo y a corrupción con lo cual tenemos diferencias
antagónicas, la diversidad colombiana es una diversidad
con el mismo objetivo, con el objetivo de que el país salga
adelante, con el objetivo de que el país gane la paz, con
el objetivo de que el país cambie las costumbres políticas,
con el objetivo de que el país derrote la corrupción,
con el objetivo de que el país recupere la dinámica
de su economía, cree empleo. Con el objetivo de que el país
recupere la equidad social, el camino de construcción, de
justicia social.

Esta diversidad es una semilla y una garantía
para que la Patria salga adelante.

Hoy hay 70 mil candidatos aproximadamente
en toda la Patria, emulando para que en las elecciones del 26
los colombianos voten por ellos
para asambleas, concejos, alcaldías y gobernaciones. Piensan
de muy diversas maneras, pero todos tienen el propósito
de que Colombia salga adelante.

Y tengo otra razón para acudir esta mañana a este
Centro Misionero Bethesda. Vengo a reconocer que ustedes constituyen
un grupo de colombianos comprometidos con la moral y con la ética,
a lo que debemos superior respeto.

Cuando despierto siempre me miro estas
manitos, esta carnita y estos huesos llenos de todos los pecados
de la condición
humana y entonces necesita uno, juntarse a menudo con colombianos
con superiores valores éticos y con superiores convicciones
morales a ver si lo contagian a uno un poquito.

Yo soy un luchador sin santidad, soy un
luchador lleno de flaquezas humanas, yo no tengo sino una cualidad:
la del infinito amor por
Colombia. En cambio, ustedes son unos compatriotas que permanentemente
le ponen bases más sólidas a la ética y a
la moral en su compartimiento individual y colectivo.

La vida de ustedes está regida por convicciones morales,
ustedes no necesitan fingir, no requieren de apariencias, ustedes
viven unos preceptos morales que practican porque los han interiorizado,
porque los han recibido en su alma. Y eso es la garantía
de su conducta ética.

¡Qué magnífica experiencia tenemos los colombianos
cuando apreciamos su conducta ética –no en este templo,
aquí no es gracia, aquí nos manejamos bien todos,
en el ratico que llegamos al templo todos nos manejamos bien esa
media horita en el templo- la gracia es ver que ustedes se manejan
bien en todas partes!

Ustedes se manejan bien en el estudio,
en el trabajo. Ustedes siempre tienen presente aquello de la ética: que el comportamiento
no le haga bien al prójimo.

Esa moral de ustedes, ese comportamiento ético permanente,
es una gran contribución a Colombia. Por eso Pastor, su
señora, en compañía de la Ministra (de Defensa,
Marta Lucía Ramírez), con Hernán Sanín
(Superintendente de Vigilancia) y tantos compañeros de Gobierno,
es muy grato visitarlos esta mañana.

Aquí nos sentimos orgullosos de la diversidad de nuestra
Patria y hacemos un gesto de reconocimiento a esa gran contribución
que ustedes le hacen a Colombia por sus convicciones morales y
su ética, esa manera de hacerle bien al prójimo en
su comportamiento.

REFERENDO

Por su puesto, debo hablarles algunas palabritas
del referendo. No es milagroso, el único que hace milagros es el que está allá arriba.
Pero es un paso correcto, un paso bueno para Colombia.

ARTÍCULO 1. Muerte civil a los
corruptos

Ese artículo primero del referendo trae dos casos. Primer
caso: quien cometa un delito contra el patrimonio del Estado, no
puede volver al Estado, así pague. No puede volver al Estado.
Alguien dice: ‘eso ya está en los textos legales’.
No está en los textos legales.

En la Constitución hay un artículo que dice que
quien cometa un delito no puede ser elegido congresista, pero es
que la elección al Congreso es apenas uno de los caminos
para llegar al Estado y a una esfera de ese gran universo que es
el Estado.

El Código Único Disciplinario dice que el servidor
público que cometa un delito tiene una inhabilidad permanente.
Qué es lo nuevo en este artículo constitucional:
que no deroga la norma constitucional ni mucho menos la del código
disciplinario. Este artículo agrega que no se podrá entrar
al Estado por ningún camino, una pena eterna.

Esto es, no se podrá ser ni elegido ni nombrado ni contratado.
Cierra todos los caminos. No se puede ser elegido Presidente de
la República ni alcalde del más humilde de los municipios.
No se puede ser nombrado ministro ni inspector de policía
en el más humilde de los corregimientos. Y no se puede contratar
con esa persona.

Es una pena eterna ajena a muchos de los
que nos formamos en las facultades de derecho de la Patria que
siempre nos dijeron que
no había penas eternas, pero para derrotar la corrupción
se necesita la pena perpetua.

Trae un segundo caso ese artículo primero. Quien, sin cometer
un delito, afecte al Estado tiene que pagar para poder permanecer
en el Estado, eso no está en la Constitución, así de
completo. La Constitución dice que el Estado repetirá –esto
es, le cobrará- a quienes le causen perjuicios. ¿Qué agrega
el referendo?: si no le pagan, que no vuelvan al Estado y de por
vida.

ARTÍCULO 2. Voto nominal

Exige el voto público de concejales, diputados y congresistas.
Un aspecto importante del referendo es que no queda en el Congreso,
también vincula a las asambleas y a los concejos.

Los colombianos han dicho: ‘como votan en privado, en secreto,
no podemos saber si están cumpliendo o no lo que ofrecieron
en campaña’. Muchas veces el voto secreto se ha utilizado
para ocultar corrupción, para no asumir responsabilidades
políticas.

Hace pocos días los periodistas empezaron a reclamar por
la circunstancia de que se había el sueldo, en una reforma
constitucional, a los magistrados del Consejo Electoral –y
lo digo con mucho respeto pero con mucha claridad-, fueron interrogados
algunos congresistas y eludieron la responsabilidad. Cuando haya
voto público no hay manera de eludir la responsabilidad.

En alguna parte me decían: ‘Presidente, pero eso
es un peligro que tengan que votar públicamente materias
riesgosas’. Puede ser un peligro para otros, para el carácter
caucano, esos peligros son menores.

Yo creo que si hay alguna tierra fértil para decir que
quien asuma responsabilidades públicas tiene que correr
todos los riesgos, es esta tierra caucana del carácter y
de la firmeza.

Aquellos que les de miedo asumir la dimensión de los riesgos
derivados de sus responsabilidades públicas, que no se hagan
elegir, que cambien de oficio o que se queden en la casa.

Y alguien me ha dicho: ‘pero es que no sería sino
reformar la ley reglamentaria del Congreso, ¿por qué un
referendo para eso?’, porque nunca lo han hecho.

¡Yo acepto, hay temas que se pudieron definir en la ley,
pero el país esperó años y nunca se ha hecho!
Entonces, es como cuando uno se maneja mal con la mujer y ella
espera y espera y espera, llega un día que lo llama al divorcio
y al divorcio legal y lo hace ir ante el juez. Eso le está pasado
al pueblo colombiano ahora: esperó que el Congreso introdujera
muchas reformas, no llegaron, no se rectificaron los vicios, entonces
por eso ahora el pueblo colombiano está apelando ante el
juez que es la democracia para erradicar definitivamente esta corrupción,
par divorciarse definitivamente de estos vicios.

ARTÍCULO 3. Eliminación
de los suplentes

La Constitución del 91 los había eliminado y una
de las primeras contrarreformas fue revivirlos. Yo guardo la total
convicción que si el pueblo colombiano aprueba esta reforma,
no habrá Congreso que se atreva a contrariar la voluntad
popular y a revivir las suplencias.

Han hecho daño las suplencias, hay personas que las han
manejado honorablemente, pero también hay casos en que las
suplencias se han utilizado para negocios políticos, graves
al interés público.

Por ejemplo, hay casos en los que simplemente
se han utilizado las suplencias para financiar las campañas, sin examinar
la coincidencia ideológica entre principales y suplentes.

Hay casos en que se han utilizado las suplencias
para que un suplente este 6 meses en el Congreso y salga de allí con una pensión
de 9, 11 millones de pesos. Es necesario tener un Congreso visible
y cuando hay tanta rotación entre principales y suplentes,
se nubla la visibilidad del Congreso, el pueblo se queda sin saber
efectivamente quiénes son los congresistas.

Y hay unos cambios súbitos, de la noche a la mañana
se cambian las mayorías porque resulta que muchos suplentes
piensan diferente a como piensa el principal.

Me han hecho muchas preguntas a lo largo
de este debate. Me dicen: ‘Presidente,
si una persona muere en ejercicio de la curul’. Solamente
hay dos casos en que se admite suplente: por muerte o por incapacidad
absoluta.

Y me han preguntado: ‘¿y si el congresista renuncia?’ ¡Que
renuncie! Hay libertad de que renuncie pero no puede ascender el
suplente, se pierde la curul, porque sería muy fácil
que Diego, el Alcalde, Flor y yo hiciéramos una lista y
que hiciéramos este pacto: Diego la encabeza, asiste los
dos primeros años, renuncia, entra Flor y renuncia al año
para que entre Álvaro. Seguiría el mismo carrusel.

Me han preguntado: ¿qué pasa si una congresista
tiene un bebecito y se tiene que ausentar un tiempo por licencia
de maternidad?, es una incapacidad relativa, no puede ascender
el suplente. Le va a tocar hacer lo que hacen allí arriba
en el Macizo, un taleguito, el muchachito a la espalda y al Congreso.
No hay más camino. O si se queda en la casa, cuidando la
criaturita, la ausencia es justificada, no la van a echar del Congreso
por ausencia, pero no puede ascender el suplente.

En fin, yo creo que ese esfuerzo que se
hizo con el Congreso taponó totalmente
esa figura que estaba haciendo tanto daño.

ARTÍCULO 4. Audiencia pública
para aprobar el presupuesto

Propuesto entre otros, por el Senador Pardo,
por el Senador Antonio Navarro –hoy abstencionista-, a mi me gusta, apoyado por
los congresistas del Cauca unánimemente. A mi me parece
que caza perfectamente con nuestra idea de Gobierno comunitario.

El artículo 4 dice: ‘antes de que el Congreso apruebe
el presupuesto de la Nación, la asamblea –el del departamento-
y el concejo –el del municipio- debe haber una audiencia
comunitaria.

Ese artículo hay que mirarlo en concordancia con el artículo
11. El 11 prohíbe los auxilios en el parlamento, en las
asambleas y en los concejos. Y también hay que mirarlo en
su conjunto con el artículo 7 que aumenta las causales de
pérdida de investidura.

Se perderá la investidura en el
futuro por tramitar auxilios, pero en los tres niveles: congreso,
asamblea y concejo.

Y el artículo 4 habla de las audiencias
comunitarias. Veamos el caso de auxilios.

Se está tramitando del presupuesto,
entonces un concejal le dice al alcalde: se lo apoyo, pero me
da tal auxilio. O lo puede
decir un diputado al gobernador. O lo puede decir un congresista
al ministro o al Presidente.

Ha habido auxilios que se los han robado,
también los ha
habido bien aplicados. Pero en el caso –incluso de que se
hayan manejado honorablemente- hay dos riesgos, dos vicios: primero,
son fruto de un acuerdo privado sobre dineros públicos y
sobre dineros públicos no puede haber acuerdos privados.
Y tiene otro vicio que puede apartase del rigor de la planeación:
se corre el riesgo de que esa falta de discusión no deje
ver la realidad de las prioridades.

Se dice: ‘bueno, pero si a uno lo eligen, ¿por qué tiene
que consultar con el pueblo el presupuesto?’, es que a uno
lo eligen no para ser todo poderoso, a uno lo eligen por un origen
democrático, para un ejercicio democrático.

Uno está obligado a someterse a la regla de origen y si
triunfa, a las reglas constitucionales y legales para que el Gobierno
se entienda con la comunidad en sus diferentes expresiones y para
que se respeten los derechos de quienes no triunfaron. Además,
la democracia hay que legitimarla todos los días. Hoy, el
triunfo de las elecciones se goza cinco minutos, al otro día ‘empieza
Cristo a padecer’.

Es necesario hoy, reverdecer el apoyo popular
todos los días.
Que tal que yo me hubiera quedado, con el resultado del 26 de mayo
del año pasado, hablando de eso los sábados y domingo
y no estuviéramos por ahí, pilando en el ajetreo
popular. La democracia hoy necesita que los elegidos entiendan
que todo día hay segunda vuelta o tercera vuelta o cuarta
vuelta.

Además los únicos gobiernos que sirven son los gobiernos
que viven en esa agitación democrática permanente.
Los otros se duermen, viven llenos de capricho porque los critican
los editoriales de los periódicos y pierden el contacto
con el pueblo. Los únicos gobiernos que sirven son los gobiernos
puyados por el pueblo diariamente, por eso hay que mantenerse en
esa tarea.

¡Qué bueno ese artículo!, que aquí se
discutan los tres presupuestos: el municipal, el departamental
y el nacional. Hay que creer en el talento popular. Más
informado el pueblo, más difícil engañarlo.

Cuando el pueblo se informa tiene la oportunidad de conocer posibilidades
y limitaciones y cuando conoce limitaciones, el pueblo profundiza
en prioridades.

ARTÍCULO 5. Independencia administrativa
del Congreso

El artículo quinto crea un ente independiente para administrar
el Congreso. Un buen paso, sobre eso no ha habido controversias.
Yo le he encontrado, entre las virtudes que le han adjudicado a
ese artículo, otra: estimula más el control.

Un congresista está entrando al Capitolio y ve que están
pintando la fachada, pregunta: ‘¿cuánto vale
ese trabajo?, vale 20, ¿cuánto valió el contrato?,
25, ¿y porqué la diferencia?’ Nadie le contesta. ¿Quién
lo contrató? La Mesa Directiva. Dice: ‘hombre, compañeros
míos, no me gusta hacerle un debate a los colegas’,
se siente en muchos casos solidaridad de cuerpo e inhibiciones.
En cambio si el contrato lo hizo un ente independiente, que administra
el Congreso, hay menos inhibición, incluso de los propios
congresistas, más inclinación a controlar.

ARTÍCULO 6. Reducción del
Congreso

Lo reduce. Yo propuse un sistema unicameral
de 160 congresistas, pero aún los congresistas que apoyaron mi candidatura no
estuvieron de acuerdo con el sistema unicameral. Me dijeron que
apoyaban todas las otras reformas, pero que se necesitaba mantener
las dos cámaras.

Hay un buen avance. Hoy hay 268 congresistas,
ese número
corresponde al censo poblacional de 1985. Si se ajustara ya el
Congreso a la población colombiana de hoy, tendríamos
que tener 320 congresistas y seguiría elevándose
el número. Lo reducimos a 218 y se congela. No puede seguir
creciendo, así crezca la población. Se preservan
4 curules para los compatriotas indígenas, para los compatriotas
negros y para los compatriotas en el extranjero.

Y el cambio del sistema de elección es bueno. Por ejemplo,
el umbral no es excesivo, el dos por ciento es un punto equilibrado.
Pensemos en una elección de 10 millones de votos para el
senado, para que una lista compita se le exigen 200 mil. No nos
fuimos al extremo de umbrales del 6 por ciento porque se exigirían
600 mil.

¿Qué queríamos?: un justo punto de equilibrio
que corrigiera dispersión sin llegar al extremo de afectar
derechos de minorías. Con 200 mil votos se facilitan agrupamientos,
se facilita que incluso las minorías –que así se
llaman, todavía veo yo esta democracia muy equilibrada-
se agrupen para que no desperdicien votos y se facilita algo. Que
no lleguen al Congreso los que tengan feudos clientelistas ni los
que puedan comprar votos, que lleguen los que tengan verdadero
respaldo comunitario. Creo que ese es el gran cambio del artículo
sexto.

Se ha dicho que se afecta la representatividad.
No, no se afecta. Inclusive los departamentos del menor número de habitantes
son los más favorecidos porque el recorte tuvo que afectar
a los de mayor número de habitantes. Ustedes no saben cómo
me regañaron mis coterráneos en Antioquia porque
a ellos se les desmontas 4 ó 5 curules de la cámara.
No se afecta la representatividad.

Además hay que pensar en una representatividad más
de opinión que de tumulto, más de opinión
que de politiquería y yo creo que en eso avanza el referendo.

ARTÍCULO 7. Aumento de las causales de pérdida
de investidura

Ya les dije: incorpora como causal de pérdida de investidura
la tramitación de auxilios en el Congreso, en las asambleas
y en los concejos.

También el ausentismo en las comisiones. Hoy se puede perder
la investidura por ausentismo en la plenaria, pero no se pierde
por ausentismo en las comisiones. Muchas veces se trabaja con mucha
dedicación en las plenarias, pero sin la misma dedicación
en las comisiones. Es muy buen avance.

También se va a perder la investidura
por compra de votos, trashumancia electoral.

Por violación del régimen legal de financiación
de las campañas.

ARTÍCULO 8. Eliminación de regímenes
privilegiados de pensiones

Le quita los privilegios pensionales al Presidente, a los congresistas,
al sindicato de Ecopetrol, a los magistrados de las altas cortes.

Me contaba ahora el Ministro una experiencia
que le tocó a él
con el ex ministro Antonio Díaz García, gran líder
sindical de la Patria y ¿saben qué le dijo al Ministro
de Protección Social?, que él se jubiló el
día que cumplió 64 años y que ese mismo día
se jubiló su hijo. Es una tristeza. Esta Patria pues, con
un poco de gente canar, jubilada, ¿entonces vamos a llegar
a Uruguay?, ¿todos jugando fútbol de día y
recibiendo pensión? y ¿el Estado quebrado y el país
sin trabajar? Eso no puede ser.

Y además miren las cifras: un millón de pensionados,
aproximadamente. El número crece un 7 por ciento al año,
el año entrante puede haber 70 mil pensionados más. ¿Ustedes
saben cuánto vale la cuenta de la Nación para pagar
pensionados? Vale 9.8 billones de pesos, guarden esa cifra en la
mente porque la que se le traslada a los departamentos y a los
municipios para pagar educación, salud y propósito
general vale 14 billones.

Al ritmo que crece la cuenta de pensiones,
va a superar la de salud y educación, con un agravante: esos 9.8 billones no
son el todos, eso deja por fuera pensiones de departamentos, de
municipios, de entidades descentralizadas, etcétera.

En el Seguro Social el año entrante se acaban las reservas,
pero quiero reasumir un compromiso ante mis compatriotas, hoy desde
Popayán: en las manos de este Gobierno, se honrarán
las pensiones de los jubilados del Seguro Social, ocurra lo que
ocurra.

¿Para qué el artículo 8? Para que no se puedan
pensionar colombianos antes de 55 años. Para que no se puedan
pensionar colombianos, en adelante, con más de 25 salarios
mínimos. Para quitar el régimen privilegiado al Presidente,
a los congresistas, a todos los que tienen privilegios pensionales
para poder pagar las pensiones de los pobres.

Hay ahí un problema con los maestros. Los maestros y yo
tenemos que contarle al país todas las verdades del referendo,
no a medias. Yo les voy a cumplir a los maestros, ellos todavía
tienen dos diítas para cumplirme y contarle al país
la verdad del referendo, todita.

Sí, a los maestros se les quitan privilegios, es cierto.
Yo quiero mucho a los maestros, lo que pasa es que aquí todo
el mundo tiene que hacer un poquito de esfuerzo. Y no los voy a
dejar de querer por este debatico, interpreto este debatico que
me han hecho, como una pelea de novios y hay que estar reconciliados
el domingo porque ellos son los educadores de la Patria.

Los periodistas ahora preguntándome que el mortero que
había en la pista de Popayán, que el ELN, no, no,
no. Nada. Un mensaje que quiero mandar a los maestros, reiterarles
mi afecto, decirles que tenemos una diferencia en este debatico
pero que el domingo tenemos que estar reconciliados por la Patria.

Ocurre que hay maestros que ganan dos pensiones
y un salario, los de tres no deben ser muchos y a los que ya
ganaron eso, no
se les va a quitar y a aquellos que lo puedan ganar hasta el año
2007, tampoco, por dos razones: porque el referendo no afecta derechos
adquiridos ni lo que los juristas llaman expectativas próximas.

Se les da ese placito, una correderita
amplia, hasta el 31 de diciembre del 2007. En el único
caso en el cual se elimina de inmediato ese privilegio, es en
el del Presidente.

Imagínense ustedes, yo cumplo –Dios mediante- 54
años en julio del año 2006, saldría de la
Presidencia en ese agosto con 17 millones de pesos de pensión. ¡Mal
ejemplo! Con esta reforma, tengo que seguir trabajando hasta que
cumpla 62 años y a esa edad quisiera tener todavía
más bríos que pensión. Y tengo que completar
el número mínimo de semanas que exige la ley.

Yo pido una reflexión a los maestros.

ARTÍCULO 9. Eliminación de las contralorías
departamentales y municipales

Eso ha sido muy debatido. ¿Cuánto se ahorra el país
en eso?: 200 mil millones de pesos ¿Quién se lo ahorra?:
se lo ahorra el departamento y el municipio.

En el Cauca habría un ahorro en el 2006 por la supresión
de la contraloría de 1.447 millones de pesos. En Popayán,
250 millones de pesos.

El artículo 12 dice que esa platica primero se utiliza
para indemnizar a los funcionarios que salen –son 4.600 en
todo el país, van a salir bien indemnizados-. Alguien dice: ‘los
van a dejar sin empleo’, el empleo se crea es con obras públicas,
con paz, que pueda volver el turismo a Popayán, a Silvia,
a que se recupere aquí la agricultura, que haya tranquilidad,
que haya capacitación en el SENA, que haya educación
para todos nuestros compatriotas. El empleo no lo crea el clientelismo.

Si fuera por el clientelismo Colombia sería el país
con menos desempleo del mundo. La prueba de que el clientelismo
es un fracaso es que aquí hemos tenido uno de los clientelismos
más altos del mundo y uno de los desempleos más altos
de América Latina.

Hay una ecuación básica de la economía que
es la ecuación del producto. Esa ecuación indica
que el Estado tiene dos formas de actuar: o con gastos burocráticos
o con inversión. Y también enseña que lo único
que produce multiplicador benéfico para el empleo y para
el crecimiento es la inversión. Hay que escoger: o gasto
burocrático o educación. O gasto burocrático
o salud. O gasto burocrático o vías. Pero esas familias
van a quedar bien indemnizadas.

Aparece otra objeción que es un paso atrás en descentralización.
No lo es.

Los elementos claves de la descentralización son la elección
popular de las autoridades locales. La posibilidad de que esas
autoridades manejen con amplitud temas esenciales como ecuación
y salud, la posibilidad de que tengan recursos para ello, asegurados.

El control fiscal nunca se ha discutido
como un tema esencial de descentralización, pienso que es mejor gastarse 1.700
millones de pesos en educación y saneamiento básico
que gastarlos en contralorías y que es mejor para la descentralización.

También se ha dicho: va a quedar una Contraloría
Nacional muy poderosa, lo es, lo importante es corregirlo.

Yo no se si todos ustedes lo conocen pero
desde hace varios años,
la Contraloría Nacional vigila a todos los municipios. ¿Por
qué? Porque está obligada a vigilar la parte de todos
los presupuestos que se compone de transferencias nacionales.

En cualquier lugar de la Patria hay tres
contralorías,
la nacional, la departamental y la municipal. Mi reflexión
a mis compatriotas es: si ya la Contraloría Nacional está vigilando
esa parte del presupuesto en ese país que viene de transferencias, ¿por
qué no pueden vigilar la otra parte que es la de recursos
propios? ¡Que pude hacerlo! Tiene que poder.

Hace un año me decía el Contralor Hernandez Gamarra –recién
elegido- que él encontró la Contraloría con
4 mil funcionarios, que se jubilan 1.500, que nos los va a reemplazar
y que va a cumplir, con esos 2.500 que le quedan, todo lo que manda
el referendo. Yo lo aplaudí y me parece bien. Es que aquí tenemos
que hacer el esfuercito todos.

Y necesitamos que en la Contraloría todo el mundo entre
por carrera administrativa, para la Registraduría y como
lo vamos a sacar para todas las entidades del Estado. En la Fiscalía
carrera administrativa, en la Procuraduría carrera administrativa,
en todas partes.

Eso sí, que los que entren por concurso no puedan quedar
allá haciendo de las suyas, que el día que se manejen
mal, los puedan sacar sin mayores formalidades. Esa tiene que ser
la nueva orientación de la carrera administrativa.

Tiene que poder la Contraloría, ¿cómo no
va a poder si hoy hay Internet? Ese avance de la informática
facilita mucho control a distancia.

¿Cómo no va a poder si queda autorizada para celebrar
convenios con universidades, con las facultades de contaduría,
con las cámaras de comercio? ¿Me van a decir a mí que
no puede, teniendo 2.500 funcionarios? Si han podido en España
hacer control fiscal en toda la Nación en el Tribunal Nacional
de Cuentas con 600 funcionarios…, no nos vengan a declarar
a nosotros incapaces, no nos vengan a declarar una minusvalidad.
El pueblo colombiano tiene que poder lo que han hecho otros pueblos
en materia de productividad y aquí tiene que hacer todo
el mundo el esfuerzo.

Para mi lo más importante es el control de opinión.
Yo no creo tanto en el control de la justicia como en el control
de opinión.

Por eso este Gobierno expidió el decreto 2170 que obliga
a todas las entidades del Estado a consultar con la comunidad el
pre-pliego antes de abrir una licitación, para evitar que
fabriquen los pliegos pensando en adjudicarles la licitación,
con prevaricato, a determinado proponente.

Segundo, ese decreto exige que los contratos
se adjudiquen en audiencia pública. Tercero, ese decreto exige que haya vigilancia
comunitaria a lo largo de la ejecución.

Y ahora estamos en el Congreso tramitando
la reforma a la Ley 80 para acabar la posibilidad de cooperativas
y de asociaciones
de bolsillo, que se contrate siempre transparentemente, sin esas
adjudicaciones torcidas, que tanto daño han hecho.

Y alguien me preguntaba: ¿y la justicia? Yo creo que la
vamos a mejorar. El año pasado el Congreso nos aprobó el
régimen acusatorio para la Fiscalía y la oralidad.
Ahora la Fiscalía se está preparando y eso empezará a
aplicarse el 1 de enero de 2005.

Y otro tema bien importante: en la reforma
a la justicia que estamos preparando, vamos a presentar al Congreso
extender el principio
de oralidad a todas las ramas de la justicia. Que haya oralidad
en lo laboral, que haya oralidad en lo civil, que haya oralidad
en lo administrativo. Eso puede ayudar mucho a agilizar la justicia
y a hacerla más transparente.

Yo anuncié que si ganaba las elecciones, unos delincuentes
de cuello blanco que estaban por ahí en casas, recluidos
en piscinas y en canchas de golf y de tenis, serían trasladados
a las cárceles ordinarias, ya están. En estos días
me han preguntado en radio –lo que pasa es que el tiempo
pasa muy rápido, este Gobierno lleva 14 meses largo-, a
las dos semanas haber empezado esta Gobierno, el Ministro Londoño
los pasó de esas casitas a Cómbita y a la Modelo,
ya están en cárceles ordinarias.

Aquí hay una decisión total de enfrentar la corrupción.

El artículo 10 lo tumbó la
Corte. Es que esto ha sido un proceso institucional, esto no
es un proceso personal,
esto no es un proceso de vanidades de Gobierno, esto ha sido un
proceso institucional bastante exigente.

Primero, el tema se agitó a lo largo de la campaña,
se presentó el proyecto de referendo ante de las 5 de la
tarde del 7 de agosto del año pasado, lo discutió el
Congreso 6 meses, le introdujo cambios. Estuvo para revisión
de la Corte Constitucional otros 6 meses, le introdujo cambios.
La Corte, por ejemplo, le retiró el artículo que
proponía la sanción a la dosis personal de droga,
ese se lo debemos a los colombianos, vamos a insistir en él
y aspiro a tener el apoyo unánime de los congresistas caucanos.
El país tiene un millón de consumidores, cuánto
daño le ha hecho a las familias.

Entonces, ¿nosotros bregando a acabar con la coca en el
macizo colombiano y muchos contertulios inhalando coca por ahí en
la fiestas de Colombia? Eso no se puede permitir, aquí hay
que tener una posición ética total, no a medias.
Hay que acabar la droga en la producción, hay que acabarla
en el tráfico y hay que acabarla en el consumo.

De manera científica, quienes trabajan por la prevención
y la rehabilitación han llegado a la conclusión que
es menos difícil su tarea, cuando va acompañada de
la acción punitiva del Estado. Cuando el Estado es laxo
frente al consumo, la tarea de la prevención y de la rehabilitación
es mucho más difícil.

ARTÍCULO 11. Prohibición
de auxilios

A este ya me referí, recuerdo: en
el Congreso, en las asambleas y en los concejos.

ARTÍCULO 12. Destinación
del ahorro

Es el que dispone que el ahorro en las
contralorías primero
se lleve a indemnizar a los funcionarios, después a educación
y a saneamiento básico.

Educación para los pobres, los ricos no la necesitan, ellos
pueden pagar matrículas en el país o en el extranjero.

ARTÍCULO 13. Redistribución de las regalías

Es un artículo bueno, pero incompleto. Por eso yo les digo
que el referendo no lo resuelve todo pero es un paso en la dirección
correcta.

El artículo 13 le pone orden al Fondo Nacional de Regalías. ¿Por
qué digo que es incompleto? Porque no toca las regalías
territoriales, allá tenemos que acabarla.

¿Cómo le pone orden al Fondo Nacional de Regalías?:
exige 56 por ciento de esos recursos se dedique a educación
para los pobres, el 36 por ciento a acueductos y alcantarillados –saneamiento
básico-, se deja una platica para pensiones territoriales,
otra para platica el río Magdalena y por primera vez se
incorpora un punto para sanear las aguas del río Cauca.

En Colombia se ha manejado el tema de las
regalías sin
visión, me da pena decirlo. Alemania sustentó buena
parte de su desarrollo en el apoyo de las regalías, aplicándolas
bien. Aquí se han manejado regalías como cajas menores
para pagar auxilios parlamentarios, como piñatas.

Entonces, hablo con un alcalde y me dice: ‘Presidente, le
voy a mostrar una fuente’, muy bonita alcalde ¿cómo
la financió?, ‘un auxilio del Fondo de Regalías’.
Alcalde ¿cuántos niños sin educación?, ‘dos
mil Presidente’, ¿y porqué no los prefirió?, ‘Presidente
porque yo me tenía que gastar la platica en el auxilio que
me llegó y era para la fuente’.

Eso es una tristeza y uno no puede contar
con esas regalías
siempre. Ustedes saben las incertidumbres en materia de extracción
de hidrocarburos, entonces es un buen paso.

ARTÍCULO 14. Congelación
de gastos del Estado

Otro artículo muy controversial porque es el artículo
que congela gastos de funcionamiento del Estado y tiene un impacto
en los salarios del Estado. Se los quiero contar todito.

Primero, ¿por qué ese artículo? Por dos razones:
por la razón de las finanzas públicas nacionales
y por la razón de la malsana costumbre nacional de gastar
en funcionamiento y no invertir.

El país tiene que empezar a pensar: o gastamos en funcionamiento
o hacemos carreteras. O gastamos en funcionamiento o aumentamos
el régimen subsidiado de salud. O gastamos en funcionamiento
o mejoramos el orden público.

El país tiene que hacer una reflexión profunda sobre
el tema. La Nación ha tenido un déficit muy alto
y un endeudamiento muy alto. Argentina colapsó cuando el
endeudamiento llegó al 75 por ciento del PIB. Si nosotros
nos descuidamos, ese saltico del 52 al 75, de pronto se puede dar
más rápido de lo que pensamos. ¡Que tal esta
economía colapsada, no la podemos dejar colapsar!

A mi me dijeron: ‘Presidente, no se preocupe por el endeudamiento
ni por el déficit, póngale un IVA del 12, el 16 por
ciento a la educación a la salud, a los servicios públicos’.
Solución rechazada por inhumana.

‘Presidente, no se preocupe, ahí están las
utilidades del Seguro Social, de Telecom’. ¿Cuáles?
Encontramos el Seguro Social en bancarrota, tuvimos que pedir al
Congreso el año pasado que nos aprobara en diciembre una
adición presupuestal para enjugar pérdidas de salud
del Seguro Social.

‘Presidente, Telecom’. Si no hubiéramos hecho
la reforma, Telecom estaría en la víspera de la hecatombe,
en la víspera de la cesación de pagos a sus trabajadores.

‘Presidente, no se ponga nervioso por el déficit,
por el endeudamiento, cóbrele un impuesto a los trabajadores,
que sus ingresos son exentos’. Solución descartada
por inhumana.

Quiero recordar hoy a los trabajadores
de mi Patria que este Gobierno se negó a imponerles un impuesto, que este Gobierno se negó a
ponerle impuestos a las rentas de trabajo. Y hay que recordarlo
vehementemente en estos tres días que faltan para el referendo.

¡Este Gobierno se ha negado a derramarle
impuesto a las rentas de trabajo!

Entonces, ¿qué hemos hecho? Una reforma tributaria
moderada, un impuesto de conmoción cobrado por una sola
vez a los sectores más pudientes, patrimonios superiores
a 154 millones. Y alcanzó para el año pasado, para
este año y para el año entrante un poquito. Una reforma
administrativa severa, la Presidencia de la República tiene
que dar ejemplo. La misión en la Presidencia de la República
es recortar en este cuatrienio los gastos en un 30 por ciento.

Todo eso es necesario pero insuficiente,
nos tocó proponer
la congelación de gastos de funcionamiento en el referendo.
Tiene un impacto sobre los salarios oficiales.

Congela salarios en el 3 por ciento de
la población económicamente
activa de Colombia. Se lo digo a los medios de comunicación,
qué bueno que se lo reporten al país: el sacrificio
salarial en el sector público, que se pide durante dos años
para poder ayudar a sacar al país adelante, es para el 3
por ciento de la población económicamente activa
de la Patria.

Y quiero hacer una anotación: no se congelan salarios del
sector privado. Se ha hablado de congelación general de
salarios, ¡no!

Es que, uno cuando está defendiendo el referendo no está defendiendo
su palabra, sino lo que está en el texto del referendo.
Esto no es una campaña entre los que atacan el referendo
y los que lo defendemos. Esta es una campaña que tiene un
referente, que es el texto. Aquí lo escrito, escrito está.
No se congelan los salarios del sector privado.

¿Por qué no se congelan? Ustedes conocen la crisis
del sector privado, las empresas cerradas, las empresas en Ley
550, las empresas quebradas, la disminución de nóminas,
el desmonte de prestaciones. El sector privado ha pagado un precio
muy hondo y lo han pagado sus trabajadores, por eso no les congela
el salario.

No se congela el mínimo. Con la ayuda de Dios, en diciembre
vamos a elevar el mínimo en el sector público y en
el privado. Vamos a elevar el mínimo en los dos, en el público
y en el privado.

No se congelan los ingresos para los trabajadores
y pensionados del sector público hasta dos salarios mínimos. Si
se congelan por dos años los de aquellos que están
por encima de dos salarios mínimos, se les pide ese esfuerzo.

Miren, me han dicho: ‘por como nos han tenido congelados
este año, van a ser tres años’. No, dos años.
Lo de este año, suma. O sea que aquellos que han tenido
congelamiento este año, le faltan dos mesecitos y un año.
Eso pasa ¡ya!

A los que ganan más de 25 salarios mínimos se les
congela cuatro años. Empiece por el Presidente y por el
Congreso, se congela cuatro años.

Algunos han dicho: ‘¿y cuál es el impacto
de eso en relación con la inflación?’ Si la
inflación llegare a ser superior a la del año pasado,
la diferencia la paga el Gobierno.

Y quiero recordar que en los últimos tres meses no hemos
tenido inflación de alimentos, hemos tenido que subir ACPM
y gasolina. Yo asumo la responsabilidad ante el país. ¿Por
qué? Porque aquí le vendemos al público, más
o menos a 18 dólares el barril de petróleo –haciendo
la cuenta ya convertido en gasolina o en ACPM-, cuando en el mercado
internacional ha venido oscilando entre 28 y 31.

¿Qué hacemos cuando tengamos que importar?, ¿cómo
vamos a pagar la diferencia? Es muy importante asumir el debate
de estos temas.

Otros han preguntado: capacidad adquisitiva.
A mi me llama un tendero de Bogotá y me dice: ‘Presidente, me están
diciendo que no vote por el referendo, que porque le voy a vender
menos a los empleados públicos’. Y le he dicho: ¿trasladarías
esa tienda a La Guajira? Me dice: ‘¿por qué Presidente?’ Porque
allá hace 33 meses no le pagan a los pensionados, allá sí que
venderías bastante.

Entonces les he dicho: ¿cómo les va a ustedes mejor,
con un sacrificio de aumento de dos años a los empleados
públicos o con una catástrofe del Estado colombiano?
Lo menos grave que nos pasa es que tenemos que para la inversión
totalmente, eso es lo menos grave que nos pasa si nosotros no recomponemos
esta economía.

Y ¿qué hace uno? A mi me piden aquí la hidroeléctrica
de Brazoseco y la pavimentación de tal carretera y Floro
llama a pedir una cosa y la otra y el alcalde también y
tienen toda la razón. Y los parlamentarios permanentemente: ‘esa
obra del Cauca y aquella’ y tienen toda la razón,
son necesidades de la comunidad. Si no resolvemos este problema, ¿cómo
las atendemos?

Y me llamaba otro tendero y me decía: ‘Presidente,
déme otra razón para defender el referendo en relación
con mi tienda’ y le dije: usted cómo vende más,
cuando hay inversión o cuando no hay inversión. Y
me dijo: ‘¡claro que cuando hay inversión, cuando
se ve mover la construcción, cuando se ven mover las obras
públicas, cuando hay nuevas empresas, cuando se abren microempresas!’ Y
le dije: para eso hay que controlar gastos de funcionamiento.

Y me han dicho: ‘¿Presidente y los servicios públicos?’ Quiero
contarles esto: primero, va bien la promesa que aquí se
hizo. El año pasado la electrificadora del Cauca perdió 10
mil millones, este año va por 2 mil y aspiramos que esté totalmente
equilibrada la entrante.

¿Cuál fue el punto esencial de la promesa?: reestablecerla
en acuerdo con los trabajadores y a eso no le fallamos. Lo que
haya que enderezar para llegar a un pleno acuerdo con los trabajadores,
lo vamos a cumplir, Dios mediante, Gobernador y parlamentarios –que
tanto lo ha pedido-.

Segundo: en un artículo del Plan de Desarrollo, el Congreso
nos aprobó que las tarifas de servicios públicos
para estratos populares no puedan crecer por encima de inflación.

Tercer: este Gobierno encontró unas decisiones para elevar
muy rápidamente las tarifas. Las frenamos, las hemos espaciado
más en el tiempo.

Cuarto: estamos pendientes de un decreto
que puede salir de hoy a mañana, para que al obligar a los entes departamentales
y municipales a cumplir con las normas legales de subsidios, podamos
congelar, para los sectores populares, las tarifas de acueductos.
Ojalá lo podamos hacer entre hoy y mañana.

Y aquí viene el tema. Ustedes saben que hay mucha empresa
estatal de servicios públicos que ha derrochado en funcionamiento.
Hemos visto que un señor se apodera de una empresa de servicios
públicos, empiezan a gastar allí y gastar y la quiebran
y cuando están al borde de la quiebra, la salvan pasándole
la factura de la quiebra en tarifas a la ciudadanía.

El crecimiento de los gastos de funcionamiento
ha presionado dramáticamente
la elevación de las tarifas de servicios públicos.

Miren los líos: quebradas todas las electrificadoras de
la Costa, es la hora que no hemos podido aclimatar en la Costa
Caribe el entendimiento entre unas electrificadoras privadas que
empezaron al inicio del año 98 y los usuarios. Miren las
dificultades, con la empresa de acueducto de Bogotá, esto
la va a hacer ahorrar gastos de 200 mil millones al año. ¡Qué bueno!,
menos presión tarifaria para la gente.

Miren las dificultades con la electrificadora
de acá, que
empezamos a superar y que con la ayuda de Dios vamos a superar
plenamente. O con EMCALI o con la CHEC del gran Caldas o con la
electrificadora del Quindío. ¿Saben cuánto
nos costó liquidar la electrificadora del Tolima para indemnizar
adecuadamente a sus trabajadores, porque la quebraron por gastos
de funcionamiento y por clientelismo? Nos acaba de costar 43 mil
millones de pesos.

La verdad es que imponerle una congelación de gastos de
funcionamiento dos años a las empresas estatales es muy
sano para Colombia. ¡Que paren ese derroche en Ecopetrol,
que lo paren en Telecom, que lo paren en los municipios, que lo
paren en los departamentos!

No dejen, en estos dos días, que nos reduzcan el debate
del artículo 14 al tema de salarios. Que el alcance del
artículo 14 es mucho más importante porque es frenar
los gastos de funcionamiento en el Estado para que el Estado pueda
invertir más en lo social y en orden público.

Este es un resumen de referendo, queridos compatriotas caucanos.
Yo tengo dos actitudes: una frente a los terroristas y otra frente
al debate popular.

Frente a los terroristas: por ahí sale el señor
Briceño a amenazar candidatos, matan el candidato de la
alcaldía de Chaparral en el Tolima, secuestran candidatos
en el Cauca y en Nariño, amenazan el referendo. Frente a
los terroristas no hay sino una actitud: a las buenas o a las malas.

Frente al debate popular: cariño, persuasión, argumentos.
Todo aquel que discrepe en el debate popular, no tenemos sino una
manera de referirnos a él: con argumentos. Y una actitud:
cariño.

Yo espero que los maestros no estén bravos conmigo sino
hasta el domingo, porque son mis compatriotas, porque les siento
un profundo afecto. Esa es la tónica.

Hay problemas, ahora me llamó alguien por teléfono
y me dijo: ‘en el norte del Cauca no van a votar porque la
guerrilla no deja’. ¡¿Cómo, cómo
que no van a votar?!

¡Coronel, por Dios, hay que garantizarle
a la gente el derecho al voto!

Los guerrilleros que no hayan podido sacar
de aquí, bréguelos
a sacar en estos dos días. Al pueblo colombiano no le pueden
seguir afectando sus derechos democráticos.

Que el pueblo valeroso, que le ha dado
ejemplo de carácter
a Colombia, que le ha puesto muy en alto puntos de referencia del
carácter, que este pueblo de Mosquera y de Arboleda y de
Obando y de tantos héroes, que si bien sus postulados ideológicos
pueden estar hoy rezagados en la historia, su carácter sigue
siendo ejemplar.

¿Que este pueblo se vaya a arredrar
ante los violentos? Este pueblo tiene que votar en conciencia,
pero tiene que votar
y hacerlo masivamente.

Cada uno de ustedes que sea un líder para invitar a votar.
Hagan excursioncitas al norte del Cauca, congestionen esas líneas
pidiéndole a la gente que vote, que voten en conciencia,
pero que voten.

Que no nos vayan a decir que el Cauca tuvo
una altísima
abstención por miedo. En este pueblo ustedes habrán
sentido temores por temblores de tierra, pero a ustedes no los
ha hecho temblar nada distinto a los temblores de tierra, para
que venga ahora con el abuso del terrorismo a pensar que van a
hacer temblar al pueblo caucano.

Hagamos un esfuerzo grande para votar copiosamente
el sábado
y el domingo.

Muchas gracias a todos.

Deja una respuesta