Sitio oficial
 

CONSEJO COMUNAL DE GOBIERNO # 44
Seccional – Suroeste Antioqueño

CONSEJO COMUNAL DE GOBIERNO # 44
Seccional – Suroeste Antioqueño

Noviembre 08 de 2003 (Jardín – Antioquia)

Querida comunidad:

Es muy grato hacer este pequeño Consejo hoy en Jardín.
Llegamos a esta tierra con todo cariño, con todo afecto
y con todo compromiso.

Algunos de mis coequiperos en el Gobierno
que no tenían
la oportunidad de conocer a Jardín, decían esta mañana: ‘Bueno,
usted nos ha hablado tanto, que vamos a ver qué es lo que
es’.

Eso no se ve mucho a esta hora. A las 11
de la noche, en ese parque, con la hospitalidad y la queridura
de la gente, yo creo que si
a uno le preguntan: ¿qué quiere: cielo o Jardín?,
uno contesta: Que más cielo que Jardín.

Me emociona mucho todo. Me emociona estrechar
la mano de mis coterráneos.
Me emociona ver estos progresos. Un municipio tan bello necesitaba
un hotel ancla, se pudo hacer con el concurso de todos, en la Gobernación
que el pueblo antioqueño me permitió ejercer. Este
hotel se hizo con el concepto de Estado promotor. El Estado no
necesariamente lo tiene que hacer todo, no lo puede hacer todo.
no puede copar espacios del sector privado. Pero hay unas inversiones
que si el Estado no las hace, los otros no las hacen, que son inversiones
ancla, jalonadoras del desarrollo. Y hay ideas que si el Estado
no promueve, el mercado no las promueve.

Aquí entró el Estado a promover la idea, hizo un
aporte. Le iba a aportar 1.000 millones y lo rebajaron a 600, pero
lo hizo. Es más gracia.

El municipio aportó, los cafeteros aportaron y el socio
estratégico aportó, construyó y operó.
Y la idea con la Asamblea departamental de la época fue
que apenas esto arrancara, el Gobierno departamental recuperaría
su capital. Y creo que esa operación ya la hicieron.

Entonces, qué bueno. Esto es bien bonito, con este entorno
de montañas, se hizo a una prudente distancia del casco
urbano. Me dicen que hay ya 50 famihoteles en Jardín. Cada
familia de Jardín tiene la vocación de tener en su
casa un famihotel. Pues la idea de acá nos la estamos llevando
para Nuquí, para Bahía Solano.

¿Cuánto ha financiado allá, Josué? ¿Cuántos
subsidios para famihotel? ¿San Andrés? ¿La
Guajira?

Josué Gastelbondo, viceministro
de Vivienda:
La Guajira son 60.

Presidente de la República: Hacer Famihoteles con el nombre
en cada región. ¿Cómo es que se van a llamar
en San Andrés? ‘Posadas Nativas’. En La Guajira, ‘Posadas
Wayúu’. Y ese es, a mi juicio, el gran futuro de la
infraestructura turística del país.

Los ingleses con los famihoteles de allá, que los llaman ‘Sea
and Breakfast’, han hecho una revolución turística.
Entonces Colombia la puede hacer.

Y hay que pensar en que esto tiene que
ser una zona verde del turismo ecológico más bello del mundo. Diría
yo que entre Fredonia, todavía más allá, entre
Amagá, cruzando toda esta zona, cruzando todo el Gran Caldas,
hasta el sur del país. Y en eso Jardín da un enorme
ejemplo ya con estos 50 famihoteles.

El tema del orden público nos preocupa. Hemos estado haciendo
un gran esfuerzo sobre esta cordillera. Un gran esfuerzo en esta área
de confluencia, con los departamentos de Caldas y Risaralda. En
estos Consejos generalmente no se trata el tema. Pero les he pedido
a los señores generales Ospina y Teodoro Campo, que me acompañaron
en el día de hoy, para que en un saloncito que aquí nos
suministren más tarde, ellos hagan un examen del tema de
orden público.

Vamos a tener que ser mucho más efectivos. Siempre siguen
merodeando en el área. Siempre hay informes de grupos al
margen de la ley. Y la verdad, se los digo serenamente, y ya con
este pelo volviéndose blanco: al país no le queda
más camino que derrotar el terrorismo, al país no
le queda más camino que derrotar la politiquería
y la corrupción.

Si nosotros queremos que el país progrese, que la democracia
se exprese tranquilamente en todas sus vertientes ideológicas,
que haya convivencia, que la nueva generación pueda vivir
en una Patria amable. Uno no le debe quejas a la vida, como dijera
Guillermo Valencia, pero miro aquí a los senadores y representantes
y creo que la generación nuestra no ha tenido un día
de completa paz en Colombia. Siempre hemos asistido a uno u otro
acto de terror. Uno no quiere eso para las nuevas generaciones.
Uno quiere que las nuevas generaciones puedan vivir con felicidad
plena en su Patria. Tenemos que hacer ese esfuerzo.

Hemos tenido la fortuna de contar con una
Fuerza Pública
muy tonificada, con gran patriotismo. Anoche sí que le sentimos
su patriotismo al celebrar en Villavicencio el aniversario 84 de
la Fuerza Aérea.

Nos queda difícil una expansión para cubrir todas
las necesidades en tan corto tiempo. El país tiene ya 439
municipios con Soldados de mi Pueblo. Hace dos días tuvimos
una reunión muy importante con los altos mandos en Paipa,
mirando cómo vamos a pulir toda la estrategia para avanzar
en eficacia. Y nos falta mucho, nos falta mucho.

Yo he encontrado la población aquí más tranquila,
ya ha regresado el turismo. Eso es bien importante. Periódicamente
pregunto por Jardín y la utilización hotelera en
este último año ha sido buena. Ustedes saben que
en este hotel hubo un secuestro masivo hace 2 años.

Yo creo que el Quindío nos dio una lección: el gran
ingreso sustitutivo del café, pero aún coexistente
con el café, es el ingreso turístico. El café se
está volviendo un atractivo turístico para un epicentro
de infraestructura de turismo ecológico. Ha mejorado mucho
el empleo en el Gran Caldas gracias al turismo y es la esperanza,
en municipios como Jardín.

Entonces quiero entusiasmarlos con eso,
en un municipio líder
en turismo como es Jardín. Me parece, a los alcaldes que
llegan, se los sugiero de la manera más respetuosa, más
comedida: porfíenle al turismo. Un país con 44 millones
de habitantes, tan bello y tan diverso, en el turismo interno tiene
una gran posibilidad. Y si avanzamos y damos seguridad, creo que
se nos va a mejorar el turismo externo.

En medio de tantas malas noticias, hay
buenas noticias. Empezaron a llegar nuevamente los cruceros a
Cartagena, se espera que en
estos dos meses lleguen 80 mil turistas extranjeros a Cartagena.
Eso es nada, a Cuba le llegan 2 millones de turistas este año,
pero es que veníamos de cero, por el problema de orden público.
Ya que le lleguen ahora, en dos meses, 80 mil turistas extranjeros
a Cartagena, es sumamente bueno.

Y vamos a seguir haciendo ese esfuerzo.
Nosotros estamos registrando avances importantes. En San Andrés, el incremento de la
utilización turística este año es del 22 por
ciento.

El tema de la seguridad en las carreteras
lo hemos vinculado muchísimo
al tema del turismo. Y en el turismo inicialmente había
una concepción: que era una actividad elite. Es una actividad
infinitamente popular. Primero, el turismo en el mundo hoy no sirve
sino el masivo. Segundo, es altamente generador de empleo, es la
diversión de todo el mundo.

El General Ospina me contaba episodios
que vivió hace algunos
meses, por ejemplo en la carretera Villavicencio. Lo abrazaban
los campesinos dueños de los quioscos de la carretera, porque
había regresado la clientela. Yo visité San Jacinto,
en el departamento de Bolívar y me dijeron los artesanos: ‘Presidente,
llevábamos cinco años con el almacén cerrado’.
Y les dije: ¿qué les pasó?, ¿les quitaron
la licencia?, ¿no habían pagado servicios públicos?
Me dijeron: ‘no, Presidente, es que el almacén de
nosotros es la carretera, donde vendemos las artesanías
y por aquí no había vuelto a pasar nadie. Y ya las
estamos vendiendo’.

Y uno encuentra a la gente en las carreteras
de Colombia, en los hoteles, en una parte y otra, muy agradecida
con la Fuerza Pública.
Del turismo podemos tener nosotros una gran posibilidad. Hoy se
están empezando 13 proyectos hoteleros en el país,
el Congreso, con sentido visionario, nos aprobó, va a ser
un año, en la reforma tributaria, una exención a
los hoteles nuevos, a la remodelación de infraestructura
hotelera ya utilizada y a las empresas de turismo ecológico.
Eso hay que empujarlo con mucho entusiasmo en Colombia.

Yo les decía a los compañeros del Gobierno que no
conocen el Suroeste, les hablaba de todos estos municipios tan
bellos, que quisiera uno tener tiempo de recorrerlos todos, pero
en detalle. Esta mañana, desde el helicóptero, no
pudimos ver sino un pedacito del Valle del Riofrío. Estaba
todavía cobijado Jericó, tan bonito. Tenía
un nube encima. Todavía no se había levantado Jéricó.

Aquí encuentro a la nueva Alcaldesa de Valparaíso.
Hace años llevé a un candidato a la Presidencia de
la República a Valparaíso. Y lo llevé al sitio
donde nació el General Uribe. ‘¿Y sí nació el
General Uribe aquí?’, ‘¿y este sitio
tan lindo, con esa vista?’ Y dije: por eso ese hombre siempre
tuvo visión. Cuando abrió los ojitos al mundo, vio
esta vista infinita aquí en Valparaíso.

Alcaldesa, hay que hacer turismo allá. La ayuda es poquita,
pero eficaz. Nos ha tocado trabajar con la chequera muy delgadita.
Mi Dios sabrá porque le da a uno las cositas gota a gota,
me permitió ganar la Presidencia, pero me dio la chequera
delgadita, muy delgadita. Entonces cuenten, alcaldes, con esto,
para los programas que quieran emprender en turismo, cuenten con
crédito, que les podemos entregar con el apoyo de Bancóldex,
IFI y Findeter y el apoyo del Fondo Nacional de Garantías.

Es muy importante que trabajen con entidades
como microempresas de Antioquia, como Actuar, ese tipo de entidades.
El Gobierno Nacional,
como banco de segundo piso, las fondea cuando se requiera y está apoyando
a los usuarios de esos créditos con el Fondo Nacional de
Garantías. Jalémosle al turismo ecológico,
que allí hay una gran posibilidad.

Yo tengo algún entusiasmo, toda la certeza de que vamos
sortear esta dificultad financiera y fiscal de la Nación.
Creo que las conversaciones con el Congreso sobre el tema van por
buen camino. Hemos logrado un proyecto de reforma tributaria, que
incorpora no solamente un derrame de nuevos impuestos, sino un
capítulo muy importante para controlar evasión.

Este Gobierno ha incorporado 400 mil nuevos
contribuyentes y un capítulo muy importante para formalizar la economía
y para estimular el crecimiento. En este capítulo quiero
destacar dos medidas. Una: quienes compren bienes y servicios sujetos
a IVA, si pagan con dinero plástico, se les devuelven dos
puntos de IVA y se le consignan en la cuenta. Eso lo ha hecho Corea,
eso ayuda a evitar evasión, formaliza la economía.
Evita evasión no solamente en IVA, sino también en
el 3 por mil, evita evasión en renta.

Me han preguntado: ‘¿y la parte social?’ Queda
protegida de dos maneras: la base de bienes y servicios sin IVA
es amplia. O sea que la canasta popular queda sin IVA y queda protegida
de una segunda manera: alguien va a comprar una licuadora y le
van a cobrar un IVA, entonces para ganarse los dos puntos dice:
bueno, yo la voy a pagar con mi tarjeta de débito. Queda
definido que a esos usuarios no se les puede cobrar comisión
por el uso de la tarjeta débito. Yo creo que eso nos va
ayudar muchísimo.

Estamos haciendo algo -que venía proponiendo la Noemí (Sanín,
embajadora en España)- que se venía proponiendo en
Colombia desde hace 20 años. Yo había dicho que si
ganaba la Presidencia, adoptaba esa propuesta, no pudimos hace
un año que es decirle a los empresarios en la reforma tributaria:
si ustedes reparten las utilidades de su empresa, pagan el 38 por
ciento de impuestos. Pero la utilidad que no repartan y que la
reinviertan para generar empleo, por eso no pagan sino el 15. Tengo
mucha fe en eso: donde se ha hecho, ha sido una revolución.

Y la norma que hemos propuesto es clara:
la inversión tiene
que ser para expandir la economía y para crear empleo. No
puede ser una inversión especulativa. Hay un listado que
dice allí: no se dará esa exención parcial,
si la inversión es en esto o en esto o en esto. Queda suprimido
todo el camino a las inversiones especulativas.

Y además le vamos a exigir a todo el mundo. Creo que la
Ministra Cecilia (Rodríguez, de Ambiente, Vivienda y Desarrollo
Territorial), y José Roberto Arango (Alto Consejero Presidencial),
esta semana le van a dar una buena noticia al país: es el
acuerdo con el sector financiero para la inversión forzosa
en vivienda social.

El miércoles siguiente al referendo -yo no le quise hablar
al país sino cuando tuviéramos un derrotero claro
de lo que íbamos a hacer en lo político y en lo económico
y cuando hubiera tenido la oportunidad de consultar eso, que se
consultó inicialmente con la bancada parlamentaria que me
ha apoyado, ese miércoles en la mañana-. Allí propusimos
que todo el mundo tiene que hacer un esfuerzo. Entonces el sector
financiero va a hacer un esfuerzo grande. Tenemos el decreto, pero
se va a concertar, para invertir en vivienda social.

Esa noticia se la van a dar esta semana
el país y voy a
invitar a los parlamentarios a que nos acompañen a la Presidencia,
para firmar el acta con el sector financiero y después del
acta, el decreto.

El otro esfuerzo es el Banco de la República. El senador
Vélez Trujillo ha venido desde hace muchos años agitando
el tema de que el Banco de la República tiene que hacer
unos aportes para salir de esta encrucijada. Él, que ha
sido tan buen amigo mío, siempre me abandonó en la
presidencial, pero le dije: de todas maneras esa idea la meto en
el morral, en el equipaje de mis propuestas programáticas.
Y ha sido una idea bastante difícil de que fuera aceptada,
pero esta semana ya el Banco de la República dijo que la
está considerando seriamente.

Y tuvimos una muy buena conversación con el Fondo Monetario
y con el Banco Mundial. Ya hubo amplitud en eso, uno como Presidente
tiene que ser muy prudente en las palabras. Yo diría que
en los términos en que lo propusimos, ya no hay esa resistencia,
ya hay una comprensión.

El Banco de la República, estoy seguro, nos va a ayudar.
Creo que hemos avanzado en lo que es el concepto. Ahora vendrá el
tema de la cuantía, eso será discutible, porque ellos
dicen que de todas maneras se necesita un monto de reservas que
le muestre al mundo que podemos pagar la deuda. Entonces no nos
podemos gastar toda la reserva. Yo creo que ese es un gran avance.

El otro avance es el de hacerles entender
a los mercados internacionales que Colombia es muy buen pagador,
que el pueblo colombiano ha hecho
mucho sacrificio, pero que aquí hay que hacer inversión
social y que nos tienen que ayudar con unos bonos de más
largo plazo y de menor tasa de interés.

Ayer me reuní con los representantes del Banco Mundial
y me dijeron: ‘Presidente, estamos muy de acuerdo con lo
que le acaba de presentar al Congreso y confiados porque el Gobierno
colombiano reaccionó con una velocidad que no esperábamos
ante la circunstancia de no haberse aprobado el artículo
14 del referendo’.

Es que la situación económica del país es
muy dramática. Me dijeron: ‘¿cómo más
le ayudamos, Presidente?’ Les dije: ustedes han ayudado mucho
con créditos, nosotros no tenemos queja del Banco Interamericano
ni del Banco Mundial. En este año y medio que casi tiene
este Gobierno, Colombia ha sido el país de la región
mejor tratado por ambos bancos. Ayúdenme con otra cosita
ahora. Háblenle a los mercados allá en Nueva York
y a los representantes de la comunidad internacional financiera,
que necesitamos, como decimos aquí en Jardín, una
correderita de plazos para pagar obligaciones o unos créditos
más anchos en plazos y con una tasa de interés que
maltrate menos. Y ellos salieron muy comprometidos a eso. Nos van
a ayudar.

O sea que esto va a hacer un esfuerzo integral,
pero es necesario. Y el Estado aporta el suyo, en medio de tantas
dificultades hemos
tenido que recortar otros 700 mil millones (de pesos) en gastos.
Va a seguir la reforma de la administración. Nosotros no
podemos tener un Estado derrochón, cuando aquí no
hay para hacer inversión social. El pueblo colombiano le
pide a uno: pavimente esta carreterita, haga esta inversión,
ayúdenos en seguridad.

Y entonces uno es lleno de deseos y sin
chequera. Y con unos gastos de funcionamiento elevadísimos. Nosotros vamos a seguir
en esa tarea de derrotar gastos de funcionamiento, para que el
Estado colombiano tenga menos escasez crítica de recursos
para atender las inversiones que demanda la comunidad.

Confío que podamos llegar a un muy buen texto en esta reforma
en el Congreso y que eso nos abra puertas y nos dé posibilidades
para que en el país haya más tranquilidad y mejores
posibilidades de inversión.

Un tema bien importante: Jardín fue modelo con su ancianato.
Aquí ha habido mucha esperanza de que al reiniciar el Programa
Revivir, les pueda ayudar. En la metodología está previsto
que el Gobierno les cuente, con cada una de las herramientas de
trabajo social, qué inversión hay prevista para cada
municipio del Suroeste. Y entonces viene la retroalimentación
de ustedes.

Es muy difícil asumir hoy compromisos nuevos por las circunstancias
económicas, pero en la medida en que la retroalimentación
de ustedes esté enmarcada en el Plan de Desarrollo, pues
vamos buscando cómo se les puede ayudar. 25 mil subsidios
para ancianos pobres en Antioquia. Cuando empezó el programa
después de la Ley 100, me tocó iniciarlo a mí como
Gobernador, logramos llegar a 8 mil. Avanzar a 25 mil sería
muy importante.

Esa es la razón de la reunión
de hoy: desatrancar esas cositas para no llegar el 6 de diciembre
a echar carreta,
sino tener algunas cosas ya bastante concretas.

Jardín va a recibir 4 millones mensuales de ese programa. ¿Cuántos
tienen hoy en el ancianato? 38. Aquí los viejitos parecen
estar en buena salud. No hay sino 38.

Aquí me pasa el Ministerio de Defensa esto: de los 125
municipios de Antioquia, 38 cuentan con Soldados de mi Pueblo:
4 de los 5 municipios que no tenían Policía en Antioquia,
la tienen. Medellín cuenta con una Fuerza Especial Antiterrorista.
En Medellín hemos aumentado. Yo recuerdo desde la primera
Alcaldía del doctor Juan Gómez, el pedido por aumento
de Policía en Medellín.

Los homicidios en Antioquia en el último año han
caído en un 24 por ciento. Todavía tener 1.190 homicidios
en Antioquia en el período enero – agosto es mucho. Y el
año entrante va a ser más difícil, porque
ahora estamos comparando contra la base del año pasado.
En enero empezamos a comparar contra este año o sea que
va a ser todavía más exigente. Pero en Medellín
han bajado los homicidios en un 41 por ciento este año.
Hay también una reducción importante del secuestro,
en el departamento ha bajado el secuestro en un 56 por ciento.

Muy bien, les agradezco mucho y escuchamos al
Alcalde.

Deja una respuesta