Sitio oficial
 

CONDECORACIÓN AL VICEPRESIDENTE DEL BANCO MUNDIAL
DAVID DE FERRANTI
Diciembre 09 de 2004 (Bogotá – Cundinamarca)

CONDECORACIÓN
AL VICEPRESIDENTE DEL BANCO MUNDIAL
DAVID DE FERRANTI
Diciembre
09 de 2004 (Bogotá – Cundinamarca)

Señoras y señores:

Los colombianos somos unos privilegiados
con los bancos multilaterales y hemos recibido inmensa ayuda del
Banco Mundial. El país
ha tenido una trayectoria de manejo responsable de la economía,
aquí nunca ha habido siquiera intención de default.

Se ha hecho la tarea, en unas ocasiones más aceleradamente,
en otras ocasiones más lentamente, hay dificultades. Por ejemplo
ahora no hemos podido aprobar la reforma tributaria que el Congreso
de la República quisiera, porque el interés del Gobierno
ha sido ampliar la base de IVA, en el Congreso había resistencia
para ampliar la base de IVA y la proposición alternativa que
se sugería era la de incrementar patrimonio, con lo cual afectaríamos
seriamente la credibilidad, el ahorro, el crecimiento de la economía
e introducir una serie de normas que complicarían mucho, enturbiarían
la confianza económica. Pero ahí seguimos en esa tarea.

Confiamos que quede aprobado antes del jueves
de la semana entrante, en los primeros cuatro debates el proyecto
de reforma pensional,
que será uno de nuestros tantos esfuerzos en materia pensional.
El primero fue la reforma del año 2002 cuando empezó el
Gobierno.

El segundo, la fallida reforma del referendo.
El tercero, todo lo que se ha hecho para desmontar privilegios
pensionales en empresas
del Estado, caso Telecom y el último INRAVISIÓN, Ecopetrol,
en fin, en 160 empresas del Estado que han sido transformadas en
este Gobierno, incluidas las electrificadoras, que estaban todas
en rojo y hoy están todas en negro. Empresas tan importantes
como EMCALI, tan importante como el Acueducto de Cúcuta, tan
importante como la empresa de teléfonos de Barranquilla, etcétera.

Falta mucho en la tarea, falta toda la reforma
de la red hospitalaria, estamos enfrentados a ese tema. Falta la
reforma de las clínicas
del Seguro Social, pero en la institución dimos un gran salto
porque al haber separado las clínicas de la EPS y haber creado
unidades especiales con las clínicas, ya a partir del primero
de enero no se les aplicará a las clínicas la convención
colectiva que creaba unos privilegios pensionales inmanejables en
el Instituto de los Seguros Sociales (ISS).

Colombia ha hecho la tarea, tenemos una inmensa tarea por delante
que vamos a hacer, pero ustedes han sido inmensamente comprensivos
con Colombia.

Usted merece toda la gratitud de todos nosotros
los colombianos por su aprecio por este país, su consagración, su preocupación
para que este país tenga un crecimiento sostenido de la economía,
para que este país supere problemas fiscales, para que este
país logre el pleno equilibrio macroeconómico y su
preocupación por los temas sociales, la orientación
de los créditos del Banco Mundial para apoyar la generación
de empleo, para apoyar el tema de la educación.

He tenido dos experiencias afortunadas con
el Banco: la una como gobernador de Antioquia, cuando por primera
vez se le prestó a
una entidad territorial una suma importante para educación
y el préstamo que le han hecho a este Gobierno para avanzar
con el ICETEX. Su concepción de lo que tiene que ser ese balance
entre el crecimiento económico y el desarrollo social.

Veía una de las frases suyas: “el desarrollo de la
actividad económica rural y de sus comunidades es esencial
para el bienestar nacional. En la historia de América Latina
las comunidades rurales han estado en el centro tanto de los orígenes
de la prosperidad como de las revoluciones sociales”.

Esta frase sí que es importante, ahora que nosotros estamos
rescatando la seguridad, recuperando el vigor de la economía,
adelantando programas como el programa de seguridad alimentaria para
que con la seguridad en el orden público, la seguridad alimentaria –que
ojalá podamos apoyar con un más vigoroso crecimiento
del agro, con atención a las comunidades rurales en materia
de vivienda, salud y educación-, frenemos definitivamente
el desplazamiento que tanto ha afectado a Colombia.

Mil gracias por este gran apoyo que el Banco
Mundial ha dado a esta Nación, tenga la seguridad que vamos a seguir haciendo la
tarea, cada tropiezo tiene que ser una alternativa a ver cómo
buscamos otra luz y superamos obstáculos y no tenemos palabras
con que reconocerle a usted.

La Orden de San Carlos, al quedar en el pecho
suyo, queda en el pecho de un demócrata, de un científico social, de
un hombre que combina todos sus atributos intelectuales, su preparación,
con una gran sensibilidad social y que ha procedido frente a Colombia
no con la frialdad de un banquero del común y corriente, sino
con un gran aprecio por esta Nación.

Muchas gracias, doctor De Ferranti.

Deja una respuesta