Sitio oficial
 

RECORRIDO AL PROYECTO JEPIRACHI
Y ENTREGA DE POSADAS NATIVAS A INDÍGENAS WAYUÚ

RECORRIDO AL PROYECTO JEPIRACHI
Y ENTREGA DE POSADAS NATIVAS A INDÍGENAS WAYUÚ

Febrero 06 de 2004 (Uribia – La Guajira)

Compatriotas:

Siento una enorme felicidad de acudir esta
mañana a ver
un sueño convertido en realidad.

Quiero agradecer a todos, primero a la
Comunidad Wayuú que
cedió sus terrenos, aportó su tierra, abrió su
corazón y permitió el desarrollo de esta obra. Para
ellos un aplauso de corazón.

A Uribia, al departamento de La Guajira.
Recuerdo que cuando empezó este
Gobierno realizamos el primer Consejo Comunitario en Pasto y el
segundo fue en Riohacha. Y en ese segundo Consejo Comunitario se
planteó este tema y se tomaron decisiones. Agradezco inmensamente
al departamento, al municipio, por haber facilitado este proyecto.

Agradezco inmensamente a Empresas Públicas de Medellín
por haberlo ejecutado, le abre al país hoy una compuerta
de ilusiones, una avenida infinita de optimismo.

Quiero agradecer al Congreso de la República, porque en
aquel Consejo Comunitario se definió que era fundamental
la exención tributaria y en las circunstancias fiscales
del país el tema de las exenciones ha sido bastante difícil
de administrar. Asumimos el compromiso con Empresas Públicas,
asumimos el compromiso con la comunidad de La Guajira, presentamos
el proyecto, el Congreso de la República lo aprobó.
Quiero agradecer inmensamente esa decisión legislativa de
confianza en este proyecto.

Y quiero agradecer al Banco Mundial que
ha venido haciendo un trabajo para que Colombia sea pionera en
la venta de certificados
ambientales. Ya lo decía Alberto Chueca (Representante del
Banco Mundial para Latinoamérica), la importancia de este
proyecto, la importancia de Amoyá, la importancia de los
proyectos con los pequeños productores de panela en el occidente
de Cundinamarca, la importancia de las microcentrales La Vuelta
y La Herradura.

Esto es un camino promisorio para la Patria.
La Ministra de Ambiente (Vivienda y Desarrollo Territorial, Sandra
Suárez) y Juan
Pablo Bonilla (viceministro de Ambiente) han hecho un esfuerzo
muy consistente para que Colombia empiece a traer estos certificados
y hemos encontrado un gran canalizador: el Banco Mundial. Muchas
gracias al Banco.

Compatriotas de La Guajira: este es un
gran paso, ya no estamos en el Consejo Comunitario de Riohacha
hablando de esta posibilidad.
Estamos viendo allí los Molinos.

Me hacían esta cuenta en el Ministerio de Minas y Energía:
el potencial de La Guajira para generar energía eólica,
energía a partir de ese recurso natural que es la brisa,
equivale al 40 por ciento de toda la capacidad que hoy tiene instalada
el país, una enorme posibilidad, energía limpia.

Cuando veo esto, le tengo menos temor al
futuro energético
del país y confío que en esa integración que
se ha hecho de estímulos tributarios, de acción ejecutiva
y de financiación de Empresas Públicas de Medellín,
de cooperación, de Comunidad Wayuú, del ministerio
del Medio Ambiente, del Banco Mundial, del departamento de La Guajira,
esto, que apenas es el experimento y que apenas va a generar 20
mil kilovatios, se convierte en el principio de un gran proyecto.

Lo único que deploro, es que uno quisiera ver que arrancara
la segunda fase ya, pero confiemos que se haga muy rápido
y que se le de la buena noticia al país y a La Guajira de
que este parque de 20 mil kilovatios lo va a convertir en un horizonte,
de no muy largo plazo, en un parque de 4 millones de kilovatios
para bien de esta tierra y para bien del país.

Hoy acudimos a La Guajira con otro motivo
de contento, a inaugurar las primeras 12 posadas Wayuú.

En aquel Consejo Comunitario de Riohacha
se habló de la
necesidad de rescatarle al país la seguridad, de arrebatarle
esas carreteras a los violentos, de destaponarlas para que los
colombianos se volcaran a este tesoro que es La Guajira, a conocerlo,
a disfrutarlo, a hacer turismo y a ayudar al bienestar de sus comunidades
ancestrales.

En diciembre del año 2002 alcanzaron
a llegar muchos turistas y el testimonio que ustedes me han dado
del diciembre de 2003 y
del enero que acaban de pasar, es bastante reconfortante.

¿Qué queremos? Que sean ustedes los grandes beneficiarios
del turismo, que sin atropellar uno solo, de los que han sido unos
elementos característicos de la hospitalidad guajira, les
agreguemos valor.

Las posadas Wayuú buscan eso, buscan mejorar las rancherías
tradicionales, dotarlas con servicios modernos, no afectar los
materiales históricos de construcción y hacer un
trabajo con ustedes y el SENA, para que ustedes, en esas posadas,
debidamente acondicionadas, sean los grandes receptores del turismo.

Hemos tenido dos fuentes de financiación: el departamento
de La Guajira que aportó 120 millones de pesos y el Presupuesto
Nacional, a través de subsidios, que ha puesto la diferencia.

A cada posada Wayuú se le entrega
un subsidio de 7 millones (de pesos). Hoy vamos a inaugurar las
primeras 14, el programa
inicial es de 73 y las tendremos listas unas 50 antes de Semana
Santa.

Pero tenemos que hacer cientos de miles,
el país necesita
ese desarrollo. El Gobierno Nacional tiene toda la intención
de que terminemos este año con 500 famihoteles en la Patria,
las primeras posadas Wayuú en La Guajira, las primeras posadas
nativas en San Andrés y en Providencia y las primeras posadas
también, en el litoral Pacífico, especialmente en
Nuquí.

Pongámosle fe a eso, eso abre caminos de un inmenso mejoramiento
social en toda la región guajira.

Voy a referirme a dos temas: al tema del
agua y al tema de las carreteras, temas sobre los cuales hubo
gran insistencia en aquel
Consejo Comunitario de Riohacha. Cada vez que le rezo un avemaría
a Nuestra Señora de los Remedios en Riohacha, ella me dice: ‘Uribe,
el agua y las carreteras’. Estoy en deuda con ella en eso.
Vamos a hacer un compromiso: este departamento y el Cesar son los
departamentos que tienen más despejado el horizonte presupuestal
en Colombia. Ustedes tienen que ser concientes de ello.

Muchos de los departamentos en el centro
del país no tienen
regalías, la inmensa mayoría de los departamentos
de Colombia carecen de regalías. Los departamentos del Oriente
colombiano que tienen regalías de petróleo están
bastante preocupados porque ha empezado la declinación de
la producción petrolera. Ustedes tienen unas regalías
infinitas en el tiempo, gracias al carbón.

Este año, el departamento del Cesar, sumando los municipios,
va a percibir alrededor de 103 mil millones en regalías
de carbón. Y Alberto Calderón, presidente del complejo
del Cerrejón, me decía ahora sobre una suma fabulosa
de La Guajira, sumando sus municipios que es de 250 mil millones
(de pesos).

Esa es una bendición y hay que aprovecharlo bien. Estoy
muy contento de mi conversación con el Gobernador, porque
me dijo: ‘vea Presidente, no voy a botar la platica, no me
la voy a gastar en pequeñas obras, no me voy a poner a hacer
politiquería a entregar una platica allí y otra allí,
yo voy a financiar lo fundamental que necesita La Guajira’.

Trabajando el Gobernador, con la comunidad,
con la orientación
de la Corporación Cerrejón, con toda la dirigencia,
con el apoyo del Ministerio, especialmente el Viceministro Bonilla,
tenemos que sacar adelante lo del agua.

Les quiero dar esta noticia: ya logramos
superar los problemas que teníamos en la contratación de Ranchería,
eso tiene más o menos una financiación de 88 mil
millones (de pesos) de La Guajira y de 71 mil millones del Gobierno
Nacional. Superados los problemas contractuales, en octubre de
este año debe terminar la etapa de diseño e inmediatamente
debemos abrir la licitación para la contratación
de las primeras obras. Eso va a ayudar mucho porque es un proyecto
multipropósito, es un proyecto de riego y un proyecto de
acueducto, pero las necesidades de La Guajira exceden ese proyecto.

Entonces mi propuesta es la siguiente:
vamos a llevar de la mano agua y carreteras. En agua damos el
primer paso con Ranchería
y el Gobernador, con la ayuda del Ministerio y de todas las entidades
que tengan que concurrir a ello, define el plan de desarrollo de
agua de La Guajira.

Ustedes hacen un gran esfuerzo orientando
las regalías
al plan de desarrollo de agua de La Guajira y el Gobierno Nacional,
como está comprometido, avanza en la financiación
de las carreteras.

El Ministro de Transporte (Andrés Uriel Gallego), el director
nacional de Planeación (Santiago Montenegro) y la directora
de Presupuesto (Carolina Rentaría) se han comprometido conmigo
a tener definido, en semana y media, el programa de la nueva financiación
de pavimentos. Hemos tenido muchas dificultades por la escasez
de recursos en el presupuesto nacional. Pero con la ayuda de Dios,
ahí las vamos superando.

Ellos han ideado un sistema que me parece
muy novedoso, van a crear un patrimonio autónomo al que el Gobierno Nacional
ingresará unas vigencias presupuestales futuras, los ingenieros
irán ingresando los tramos de obra que vayan pavimentando
y para garantizar la financiación, esas vigencias presupuestales
que va a aportar le Gobierno Nacional tendrán el respaldo
de la Corporación Andina de Fomento (CAF), eso nos va a
ayudar a acelerar una serie de proyectos en todo el país
y a empezar otros.

En resumen: vamos bien con la energía eólica, vamos
bien con el turismo, hay unos planes claros y definidos. Se destrabó la
contratación de Ranchería, confiamos que este año
se un buen año con el final de los diseños y la iniciación
de la fase de ejecución de la obra.

Vamos a hacer un pacto: ustedes canalizan
esa gran posibilidad que son las regalías hacia la revolución del agua
en La Guajira, el Gobierno Nacional ayuda y raídamente estará abriendo
las licitaciones para pavimentar unos tramos viales en esta tierra.

Oportunamente vendré al sur de La Guajira a que hablemos
de agricultura porque hay buenos pasos, se ha empezado a recuperar
lo del algodón –deben estar ahora recogiendo-, se
ha avanzado en cacao, estaba en extinción el hato ganadero
y se vuelve a recuperar, hay unas inversiones bien importantes
de Protabaco. Oportunamente miraremos eso en el sur de La Guajira.

A todos muchas gracias, a Empresas Públicas de Medellín
infinitos agradecimientos.

Cuando veo esos molinos quiero que mis
compatriotas vengan a disfrutar esos molinos, que los niños venga a estudiarlos, que vengan
a darse cuenta desde acá de todo el porvenir de la patria,
pero necesitamos las posadas Wayuú en miles, para que los
colombianos se vuelquen a hacer turismo a La Guajira.

General Montoya y general Rocha: el otro
problemita lo arreglan ustedes. Ese hay que arreglarlo del todo
para que los colombianos
se vuelquen tranquilamente a hacer turismo aquí.

Cuando veo esto, digo: esos molinos, Dios quiera, que le traigan
a Colombia el buen viento que necesita.

Muchas gracias.

Deja una respuesta