Sitio oficial
 

DECLARACIÓN SOBRE SALVAMENTO DE LA RED HOSPITALARIA PÚBLICA
Y PROBLEMÁTICA PENSIONAL DEL SEGURO SOCIAL

DECLARACIÓN SOBRE SALVAMENTO DE LA RED HOSPITALARIA PÚBLICA
Y PROBLEMÁTICA PENSIONAL DEL SEGURO SOCIAL

Junio 29 de 2004 (Bogotá – Cundinamarca)


La siguiente es la declaración concedida por el Presidente
para tratar los temas de salvamento de la Red Hospitalaria Pública
y la problemática pensional del Seguro Social:

Compatriotas:

Quiero saludarlos muy respetuosamente. El país tiene, entre
sus problemas, dos problemas de inmensa gravedad que tenemos que
resolver.

El uno, es el de la quiebra que se viene presentando en la Red Hospitalaria
Pública desde hace varios años. Y el otro problema,
es el agotamiento de las reservas del Seguro Social para pagar pensiones.

Hace años se estaba diciendo: ‘se van a agotar las
reservas. No habrá con qué pagarle a los pensionados’.
Poco caso se hizo de esa advertencia. Las reservas están agotadas.
Hay que hacer un enorme esfuerzo para pagar a los pensionados del
Seguro Social.

El Gobierno se propone realizar todo cuanto permita la Constitución
para salvar la Red Hospitalaria Pública y para garantizar
el pago a los pensionados del Seguro Social.

Con miras a resolver estos graves problemas de la Patria, quiero
invitar al Congreso de la República y a la opinión
ciudadana, a reflexionar sobre este conjunto de proposiciones, que
consideramos, puede ayudar a salvar la Red Hospitalaria Pública
y a garantizar el pago de las pensiones del Seguro Social.

En primer lugar, frente a la Red Hospitalaria Pública, nos
permitimos prometer lo siguiente: primero, que el Régimen
Subsidiado de Salud se contrate exclusivamente con Cajas de Compensación
Familiar y Caprecom. Si esto se aprueba, en adelante las Cajas de
Compensación Familiar y Caprecom serían las únicas
entidades autorizadas para contratar con ellas el Régimen
Subsidiado de Salud. Serían las únicas ARS.

En el sistema de Administradores de Régimen Subsidiado, conocido
con el nombre de ARS, se ha venido descubriendo más y más
corrupción. Más y más recursos se malbaratan
y a la par que eso sucede, vemos enormes dificultades en la Red Hospitalaria
Pública. Además, el modelo de Cajas de Compensación
es un modelo excelente.

En el esquema de Cajas de Compensación, el país tiene
un gran modelo social porque son entidades que se pueden manejar
con la agilidad del derecho privado, pero no tienen ánimo
de lucro. Son entidades privadas-sociales, a cuya administración
y dirección concurren trabajadores y empleadores, operan con
límites regionales, han dado muy buen resultado en vivienda,
en recreación, en el pago del subsidio monetario.

Todo cuanto se ponga en mano de las Cajas de Compensación
resulta bien, sin perjuicio de que en algunas regiones haya que hacerles
mejoras.

Segundo, una vez se contrate el Régimen Subsidiado de Salud
con Cajas de Compensación Familiar, con Caprecom, ellas, estas
entidades, contratarán los servicios que deban prestar a sus
afiliados con la Red Hospitalaria Pública en un mínimo
del 50 por ciento.

Esto es: un ciudadano de la Patria que tenga un carné del
Régimen Subsidiado de Salud, lo tendrá de una Caja
de Compensación o tendrá ese carné de Régimen
Subsidiado de Caprecom. Y para acudir a los servicios hospitalarios,
esa Caja deberá garantizar que, por lo menos, el 50 por ciento
de esos servicios sea un porcentaje prestado por la Red Hospitalaria
Pública.

Para garantizar la sostenibilidad y eficiencia de la Red Hospitalaria
Pública será condición que cualquier hospital
público, que hoy se conoce con el nombre de ESE (Empresa Social
del Estado), para tener derecho a la contratación prevista
en el numeral anterior, se haya reestructurado o esté en un
proceso de reestructuración que demuestre su sostenibilidad.
Porque si bien hay que salvar la Red Hospitalaria Pública,
los hospitales públicos que no se han reestructurado tienen
que reestructurarse. Hay unos hospitales públicos con unas
cargas laborales y administrativas que los hacen insostenibles.

Aquí entramos al concepto que ha defendido este Gobierno:
la sostenibilidad, la eficiencia de las instituciones del Estado.

El Gobierno seguirá destinando a la reestructuración
de la Red Hospitalaria Pública una suma mínima igual
al IVA a los juegos de suerte y azar. Este año se ejecutarán
100 mil millones de pesos en reestructuración de hospitales
públicos, de los cuales cerca de 70 mil millones de pesos
provienen del IVA a los juegos de suerte y azar.

El crecimiento en número de afiliados al Régimen Subsidiado
de Salud –que solamente este año será de millón
y medio de personas- garantiza, en armonía con los párrafos
anteriores, una mayor utilización y un mayor ingreso para
la Red Hospitalaria Pública.

La reforma, que con lineamientos semejantes, ha venido proponiendo
la bancada parlamentaria que apoya al Gobierno, permitirá en
el año 2006, que más de 20 millones de colombianos
estén afiliados al Régimen Subsidiado de Salud. Además,
a partir de septiembre de este año -en dos meses-, millón
y medio de colombianos que no están en régimen contributivo
ni en régimen subsidiado, serán beneficiarios de un
seguro básico que cubrirá enfermedades de alto costo.

Este es el resumen del conjunto de puntos que quiere el Gobierno
seguir promoviendo con el Congreso, que el Gobierno ha tomado de
propuestas de nuestra bancada parlamentaria y que queremos debatir
ampliamente con todos los sectores del Congreso y con la ciudadanía
para mejorar el Régimen Subsidiado, depurarlo de corrupción,
entregarle su manejo fundamentalmente a las Cajas de Compensación
Familiar, a Caprecom y simultáneamente, contribuir a salvar
la Red Hospitalaria Pública.

La Red Hospitalaria Pública tendrá una oportunidad
y una exigencia. La oportunidad se derivará de que, con esa
Red Hospitalaria Pública tendrá que contratarse el
50 por ciento de los servicios del Régimen Subsidiado de Salud
y la exigencia se derivará del hecho de que tendrá que
reestructurarse en su totalidad.

PLAN PARA GARANTIZAR PAGO DE PENSIONES

El otro grave problema que afronta la Nación es el agotamiento
de las reservas del Seguro Social.

Por muchos años se dijo: ‘cuidado que ese edificio
de las pensiones del seguro se va a caer’. Se hizo caso omiso.
Y ahora se vino encima ese edificio. Se agotaron las reservas.

Solamente este año, el Presupuesto Nacional debe transferirle
al Seguro Social un billón 700 mil millones de pesos y, óigase
bien, el año entrante esa transferencia será de 3.8
billones pesos y seguirá creciendo año tras año.

Repito: ante el agotamiento de las reservas del Seguro Social, este
año el Presupuesto Nacional debe transferirle al Instituto –para
que el Instituto pueda pagarle a sus pensionados- un billón
700 mil millones de pesos y el año entrante, 3 billones 800
mil millones pesos.

Es obligación de todos los colombianos hacer los esfuerzos
requeridos para poder cumplir con el pago a los pensionados del Seguro
Social.

El Gobierno, el 20 de julio, presentará la Reforma Constitucional
objeto del Acuerdo Político que incluirá los siguientes
puntos:

– Eliminación de regímenes privilegiados con un período
de transición.
– Tope de 25 salarios mínimos mensuales a la pensión
máxima, que se reconozca a partir de que se apruebe la
reforma.
– Eliminación de la mesada 14 para quienes se pensionen a
partir de la iniciación de la vigencia de la Reforma (esto
es, se elimina para los nuevos pensionados, no para quienes se
hubieran pensionado con anterioridad, se respetan los derechos
adquiridos).
– Introducción del concepto de sostenibilidad financiera para
que forme parte, en la Constitución, de los principios
rectores de la Seguridad Social.

Esta Reforma Constitucional, cuyos puntos acabo de sintetizar, será de
gran conveniencia en el mediano y largo plazo, pero no resuelve el
problema de recursos que se requieren mes a mes en los próximos
años para pagar pensiones.

Encontramos dos problemas: uno de largo plazo, que se resuelve bastante
con la Reforma Constitucional, y otro del pago mes a mes, de los
años que vienen, que no se resuelve con esa reforma, que necesita
recursos frescos, que necesita recursos de caja, para poder pagarle
a los jubilados, repito, mes a mes.

Para garantizar ese pago mes a mes, en los años venideros,
proponemos el siguiente esfuerzo a todos los colombianos:

1. Un IVA del cuatro por ciento a los bienes y servicios hoy excluidos
con excepción de educación, salud y servicios públicos
no gravados. Para pagarle a los pensionados del Seguro Social habría
un IVA del cuatro por ciento a los bienes y servicios que hoy no
pagan IVA pero, repito, quedarán excluida educación,
salud y servicios públicos.

2. Para pagar las pensiones mes a mes, en los años venideros,
también proponemos un impuesto a las pensiones altas superiores
a cuatro salarios mínimos mensuales que representan no más
del cinco por ciento de los pensionados.

Cuando se habla de impuesto a las pensiones altas, muchas personas
se escandalizan, pero esas pensiones altas solamente favorecen
al cinco por ciento de los pensionados, y es a ese grupo –que
ha tenido un privilegio- al cual se le cobraría el impuesto
pensional.

Tanto los recursos del IVA especial para pensiones, como el impuesto
a las pensiones altas, se destinarán, si se aprueba la Reforma,
de manera exclusiva al pago de las pensiones del Seguro Social y
se manejarán a través de una cuenta especial. Esos
dineros irán a una cuenta especial y se dedicarán
solamente para que contribuyan al pago mes a mes, de las mesadas
pensionales
del Seguro Social.

3. Todo lo anterior podría generar un billón 200 mil
millones de pesos en el año 2005, suma muy inferior a los
tres billones 800 mil millones de pesos, que deberá transferir
el Presupuesto Nacional al Seguro Social, por lo tanto, necesitamos
más esfuerzos, uno de los cuales debe ser anticipar la elevación
de la edad pensional que está prevista para el año
2014.

En el año 2014, la edad de pensionamiento de las mujeres
debe ser de 57 años, la de los señores de 62. Ante
este problema, que es de inmensa gravedad, proponemos que esa elevación
no opere en el año 2014, sino que se anticipe. ¿Para
cuál año quedaría anticipada? Eso se discutiría
con el Congreso de la República.

Invito a los colombianos a dar una gran discusión sobre el
tema, porque ya se nos agotaron las reservas y tenemos que garantizar
el pago a los pensionados del Seguro Social. Este esfuerzo es bien
importante, pero todavía es insuficiente de acuerdo con las
cifras que acabo de darles.

En consecuencia, el Gobierno seguirá con su política
de restricción de gastos que ha desarrollado hasta ahora,
con las únicas excepciones de la Seguridad Democrática
y del pago de las pensiones a los colombianos.

Este es el conjunto de puntos que estamos examinando para contribuir
a resolver dos problemas: el problema del Régimen Subsidiado
de Salud y de la quiebra de la Red Hospitalaria Pública y,
por otro lado, el problema del agotamiento de las reservas del Seguro
Social y la necesidad de garantizar el pago a los pensionados del
Seguro.

Ricardo Galán, secretario de Prensa: Presidente, muchas
gracias. Vamos a iniciar la ronda de preguntas.

Ivonne Venegas. Diario Portafolio: Si se van a eliminar las
ARS, el señor que este en cualquier vereda, bien alejado de la
ciudad, ¿qué tendrá que hacer y si se garantiza
que la caja de compensación le preste el servicio?

Y dos, Usted plantea un IVA del 4 por ciento, el Congreso ha
sido reticente a gravar la canasta básica, bueno a gravar otros
productos que son para la gente del común, ¿cuál
sería el Plan B o que haría Usted con el Congreso para
garantizar que se apruebe este IVA?

Presidente de la República: Primero, las Cajas de Compensación
y Caprecom, como únicas ARS autorizadas, tendrían que
afiliar a los colombianos en las grandes ciudades y en los más
remotos poblados. Segundo, aquí hay que tener en cuenta lo
siguiente: en el nivel de desarrollo de Colombia, el país
está entre los tres con mayor porcentaje de bienes y servicios
exento de IVA. Tercero, ese IVA a lo exento, excluirá educación,
salud y servicios públicos. Cuarto, ese IVA se dedicará,
exclusivamente, a pagar las pensiones del seguro social. Quinto,
hemos examinado otras propuestas, por ejemplo, reducir transferencias
a las regiones.

No encontramos espacio de reducción de transferencias. Si
usted examina el tema de transferencias de educación encuentra
que todavía son insuficientes para llegar a la plena cobertura
escolar, no obstante el esfuerzo que ha hecho este Gobierno, que
nos permite hoy decir que ya hay en Colombia –en promedio-
más de 29 estudiantes por cada profesor del Estado. A pesar
de ese enorme esfuerzo que ha hecho el Gobierno en materia de productividad
profesoral y que ha contado con el apoyo de gobernadores, alcaldes
y profesores, y que ha conducido a aumentar la carga de estudiantes
por profesor, al punto que hoy hay más de 29 estudiantes por
profesor, todavía las transferencias son altamente insuficientes.

Hay que recordar que éste Gobierno aumento la tarifa de renta
a los empresarios, que este Gobierno aumento las cotizaciones de
la seguridad social, y la mayor parte de esas cotizaciones son pagadas
por los sectores empleadores, y hay que recordar que éste
Gobierno creó el impuesto al patrimonio, que lo cobro a los
empresarios en una ocasión para financiar la seguridad y que
ahora se ésta cobrando para financiar el presupuesto de manera
general.

Por eso invito a los colombianos a ésta reflexión:
nosotros encontramos que el espacio tributario que nos queda, es
el espacio de IVA a los exento. Repito: con la exclusión de
salud, con la exclusión de educación y con la exclusión
de servicio públicos.

Hay que recordar, también, que el año pasado se hizo
un enorme esfuerzo para congelar pensiones superiores a cuatro salarios
mínimos –que era una propuesta del Referendo y que todos
sabemos, le faltaron 40 mil votos, por circunstancias que yo he expresado
a la opinión pública-. No es fácil encontrar
alternativas, hoy no tengo un Plan B, el tema lo propongo con angustia
y ante una realidad. No es la hora de jugar, no es la hora de amenazar,
es la hora de enfrentar un problema: se nos vino encima el edificio
de las pensiones, se agotaron las reservas y hay que buscar cómo
le pagamos a los pensionados del Seguro Social.

Mónica García, Agencia Reuters: Presidente, ¿cómo
va a hacer Usted para abordar el tema de regímenes, su eliminación,
si esto fue contemplado en el Referendo y no paso? Y, ¿que
hacer ante la coyuntura económica que ésta viviendo
el país? El Fondo Monetario está acosando al Gobierno
para que de cumpliendo a las reformas estructurales, al ajuste fiscal. ¿Qué hacer
ante esto?

Presidente de la República: Primero, el punto de la eliminación
de los regímenes privilegiados tuvo una altísima aceptación
en el Referendo, no pasó ¿por qué?, simplemente
porque el Consejo Electoral y la Registraduría sumaron para
el umbral cédulas de muertos, cédulas de militares
que no podían votar y cédulas que no se habían
entregado.

Segundo, no hay prohibición jurídica, para que el
punto pueda ser aprobado para el Congreso de la República.
Tercero, en el Acuerdo Político, promovido por el Ministro
del Interior, Sabas Pretelt de la Vega, ha habido avances para aceptar
ese punto de la reforma constitucional, para eliminar los regímenes
privilegiados. Razón de conveniencia: no hay derecho, que
cuando hoy se agota las reservas para pagarle a los pensionados del
Seguro Social, Colombia siga con regímenes privilegiados.

Segunda pregunta: este Gobierno ha hecho inmensas reformas. Este
Gobierno ya hizo una reforma pensional. Este Gobierno intento una
segunda en el referendo. Este Gobierno ha reformado 50 entidades
del Estado. Nosotros hemos disminuido enormemente el gasto público
-salvo en seguridad y salvo en el pago de pensiones-, los gastos
de funcionamiento han venido disminuyéndose en todas las entidades.

Ustedes saben cómo se ha recortado la nómina burocrática
en todas las entidades. Ustedes saben, por ejemplo, que la antigua
Telecom estaba perdiendo medio billón de pesos al año,
y que la nueva se gana éste año 800 mil millones. ¿Qué sería,
si no hubiéramos hecho estas reformas?

Y afortunadamente la economía está dando buenas señales.
Anoche entregó el DANE la revisión del crecimiento
económico del primer trimestre, y esa revisión da que
esa economía de primer trimestre creció por encima
del 4. Eso es muy superior a lo que se esperaba. Recuerden ustedes
que en el Plan Macroeconómico que se aprobó al inicio
del Gobierno, las proyecciones de crecimiento de la economía
eran muy inferiores.

Hemos hecho un gran esfuerzo para ampliar la base de contribuyentes.
Este Gobierno encontró 600 mil contribuyentes y se ésta
trabajando para que al final del Gobierno tengamos, dos millones
de contribuyentes. Este año el recaudo ha crecido en un 22
por ciento.

Robinson Castillo. Radio Santafe: Su gran preocupación ha
sido la corrupción en la salud, especialmente en las ARS. ¿Qué mecanismo
aplicará el Gobierno para blindar a las Cajas de Compensación,
para que no incurran también en corrupción?

Presidente de la República: El Gobierno está buscando
con la Fiscalía todos los mecanismos posibles, y además,
en esto hay que estudiar las instituciones. Las Cajas de Compensación
que operan en Colombia hace, aproximadamente, 50 años en términos
generales, han presentado un gran balance.

Entonces, la sola trayectoria de las Cajas de Compensación,
su modelo social, su condición de empresas privadas, ágiles,
pero sin ánimo de lucro, la concurrencia de empleadores y
trabajadores para administrarlas, esos factores constituyen un modelo
de garantías contra la corrupción.

Lili Gallor, Radio Caracol: Dos preguntas. La primera sobre
el impuesto a las pensiones altas de más de cuatro salarios mínimos, ¿cuál
sería ese impuesto?, y la segunda pregunta con respecto al
anticipo de edad con respecto al año 2014, dice que se discutirá en
el Congreso y se concertará, pero ¿cuál es la
propuesta que lleva el Gobierno al Congreso, cuál es el año?

Presidente de la República: Primero, cuando hablamos de cobrarle
impuesto a las pensiones altas, eso gravaría máximo
al 5 por ciento de los pensionados, a una minoría. Segundo,
lo lógico es que se les aplique la misma tarifa impositiva
que se aplica en el impuesto de renta. Lo indicado es aplicar la
misma tarifa que se aplica en el impuesto de renta, aplicar los mismos
parámetros, gravar apenas aquellas pensiones por encima de
4 salarios mínimos y eso no cobija a más del 5 por
ciento de los pensionados. Eso generaría más o menos,
a valores del año pasado, 150, 170 mil millones de ingresos.

El anticipo de edad. El Gobierno todavía no tiene una fecha,
por eso queremos animar esta discusión, pero el año
2014 es muy tarde ante esta emergencia. Hay que esforzarnos por anticipar
la elevación de esa edad unos años, que además
es una cosa prudente, porque en América Latina el promedio
de edad pensional hoy ésta en 65 años, aquí se
le varía, los varones a 62 y las mujeres a 57. Lo que está previsto
para el año 2014, que se anticipe prudentemente.

Ahora, esto dejo de ser un tema ideológico. Esto es un tema
de necesidad nacional. El país está ante un estado
de necesidad. El país está ante el imperativo de arbitrar
los recursos y de crear las condiciones para poder pagar las pensiones
a los jubilados del Seguro Social, cuyas reservas se han agotado.

Vivian Díaz, La W: Presidente dos preguntas, una tiene que
ver con la sostenibilidad y la eficiencia. Básicamente ¿cómo
se le garantizará a aquellos que, en este momento necesitan
primeros auxilios, que sus funcionarios no queden desempleados, cabe
la posibilidad de una fusión entre las entidades?

Y la otra es ¿cómo se va a hacer para garantizar que
las que las pensiones, de verdad lleguen a los pensionados, en el
sentido de una cuenta especial, Usted habló de una cuenta
especial? ¿Se va a crear un ente específico para que
haga una veeduría y que los dineros no sean desviados para
otras cosas, cómo ha sucedido en casos anteriores?

Presidente de la República: Lo que el Gobierno ha venido
buscando en la reforma administrativa de Telecom, del Seguro Social,
de Ecopetrol, del SENA, es que esas entidades sean socialmente eficientes
y además sean sostenibles, que no se quiebren porque, cuando
esas entidades se quiebran le hacen un gran daño a la comunidad
y a las arcas oficiales.

¿Usted se imagina, qué nos hubiera pasado si no hubiéramos
reformado Telecom, cuál habría sido el impacto de Telecom
no solamente en el servicio de comunicaciones sino en el pago de
sus pensionados? Estuvieran hoy los jubilados de Telecom reclamándole,
a las arcas del Gobierno, más de 500 mil millones de pesos
al año. Eso habría sido un desastre. De ahí la
importancia de la sostenibilidad.

Los hospitales del Estado hay que apoyarlos, pero es que hay hospitales
con 28 nóminas, hay hospitales con unas cargas laborales y
prestacionales insostenibles. Entonces yo defiendo la Red Hospitalaria
Pública, pero esa Red Hospitalaria Pública tiene que
ser prudente en sus gastos, esa Red Hospitalaria Pública tiene
que ser austera, esa Red Hospitalaria Pública no puede malbaratar
los presupuestos.

Por eso, al darle a los hospitales la posibilidad –el derecho-
que los servicios que vayan a contratar las Cajas de Compensación
para atender a sus afiliados se contraten en un 50 por ciento, como
mínimo, con los hospitales públicos, también
les estamos exigiendo como reciprocidad que se reestructuren, porque
si el hospital no se reestructura, darle esa platica es como echarla
en un barril si fondo. Es darle más y más dinero para
que siga con más y más quiebras.

El segundo tema. Este Gobierno cuando impuso el impuesto a los empresarios,
el impuesto patrimonial a la Seguridad Democrática, definió manejarlo
en una cuenta especial, y eso se respetó. Utilizaríamos
el mismo modelo de la cuneta especial, para manejar allí el
IVA especial de pensiones, para manejar allí el impuesto a
las pensiones altas y garantizar –a través de esa cuenta
especial- que esos recursos vayan exclusivamente a pagar las pensiones
del Seguro Social, cuyas reservas están agotadas.

Juan Carlos Mateus, Canal Caracol: Presidente, quisiera saber
un poco más sobre el cubrimiento de las enfermedades de alto
costo, a partir de septiembre, si cubren a la gente que no tiene
verdaderamente ese acceso. Segundo ¿cómo no pensar
que a futuro, la pensión para personas como nosotros, se va
convertir en auxilio funerario. Porque lo digo, porque el aumento
de edad para nosotros, prácticamente sería como sepultarnos
en vida, digámoslo así,

Presidente de la República: ¿A
los 62?

Juan Carlos Mateus: No. Es que de aquí que llegue ese tiempo
van a pasar muchas cosas. Y tercera pregunta, que va relacionada
con esta ¿ésta reforma va a ser tan profunda como para
que los colombianos piensen que no va llegar otra, aún más
grande y los va a ir alejando y alejando, cada vez más de
su pensión?

Presidente de la República: Lo que tenemos propuesto, todavía
no es suficiente. La diferencia tendrá que seguirla pagando
el fisco. Le contesto con toda franqueza. Segundo, la expectativa
de vida de los colombianos a mejorado. Una pensión a los 62
años para los varones, a los 57 años para las mujeres
hoy, es mejor que cuando en los años 40 se ofreció una
pensión a los 45 o a los 50 años.

América Latina ha visto que muchos países han elevado
la edad pensional hasta 65 años. En los años 40 era
de menos de 50 años.

Las enfermedades de alto costo. Todavía hay un grupo de colombianos
muy numeroso que no está en el régimen contributivo,
el grupo de colombianos integrado por ustedes (los periodistas),
esta mañana, es un grupo de compatriotas que está afiliado
al régimen contributivo, está en las EPS; hay un grupo
de colombianos que está afiliado al régimen subsidiado
de salud, cuya cobertura hemos venido ampliando aceleradamente en éste
Gobierno. El año pasado más de un millón de
cupos, este año millón y medio, y aspiramos que con
la reforma –como lo ha dicho nuestra bancada parlamentaria-
eso se pueda acelerar mucho más, pero queda un número
muy alto de compatriotas que no está en el régimen
contributivo y que no está en el beneficio del régimen
subsidiado.

Para esos compatriotas está creando, el señor Ministro,
la figura del seguro de enfermedades de alto costo. Ese seguro empieza
en septiembre para millón y medio de compatriotas. Millón
y medio de compatriotas que no están en el régimen
contributivo, que no están en el régimen subsidiado
y que accederían a un seguro básico que les atendería
las enfermedades de alto costo.

Ministro, ¿qué enfermedades de alto costo quedarían
allí?

Diego Palacio Betancourt, ministro de la Protección Social: Insuficiencia renal, Sida, trauma, Cáncer, podríamos
mencionar esas tres.

Juan Fernando Tabares, Canal RCN: Usted decía hace un momento,
que éste dejó de ser un tema ideológico, lo
que pasa es que se va a discutir en el Congreso a la par de la segunda
vuelta de la reelección presidencial y la reforma incluye
varios aspectos que tuvo el referendo, sino pasa -porque seguramente
va a ser difícil que pase las reformas que Usted plantea-, ¿los
recursos de dónde saldrán, se afectará la Seguridad
Democrática, la infraestructura vial, o de dónde se
hará la repartición del fisco?

Presidente de la República: Mi deber es buscar solución
a los graves problemas colombianos, a sí tenga que hacer propuestas
que incomoden. Yo no puedo ponerme a calcular, a ver como no incomodo
y a ver como no suscito polémica.

Este es un problema muy grave, mi deber como Presidente es enfrentarlo. ¿Qué hacemos,
con hospitales públicos quebrándose y quebrándose?
Nosotros no podemos permitir que eso siga sucediendo.

¿Qué hacemos, cuando ya no es un pronóstico,
ya es una realidad, el agotamiento de las reservas del Seguro Social
y hay que pagarle a los jubilados del Seguro Social?

Yo creo que la propuesta es razonable. Confío mucho en la
razonabilidad de la propuesta. Además algunos puntos como
la eliminación del régimen privilegiado se han venido
examinando en el Acuerdo Político, y eso ha tenido allí buena
aceptación.

Mire que es una propuesta integral, bien importante:

– Elimina la corrupción en el régimen subsidiado.
– Entrega el aseguramiento en régimen subsidiado a Cajas de
Compensación que constituyen un gran modelo social en Colombia,
a Caprecom.
– Obliga a Cajas de Compensación y a Caprecom a contratar
los servicio, mínimo, en un 50 por ciento con los hospitales
públicos.
– Salva la Red Pública Hospitalaria, lo cual, tanto, se ha
reclamado en Colombia.
– Amplia cobertura.
– Obliga a los hospitales públicos a reestructurarse, a ser
entidades sostenibles.
– Garantizamos recursos para poder pagar a los jubilados del Seguro
Social.

Yo se lo digo, sin apasionamiento, que la propuesta nos exige esfuerzos
a todos, pero que es altamente conveniente para resolver dos problemas
de la Patria: un problema de salud, en su expresión de Red
Hospitalaria en quiebra, y en su expresión de régimen
subsidiado. Y otro problema de la Patria, que es el agotamiento de
las reservas del Seguro Social.

Ahora, a mí me preguntaran –me voy a anticipar-: ‘¿y
por qué no le sube más el impuesto de renta a los empresarios?’ Porque
este Gobierno se lo subió enormemente, porque estamos hoy
con tasas de impuesto de renta del 38,5. Porque son tan elevadas,
que Colombia está dejando de ser un país competitivo. ‘¿Por
qué no sube más las cotizaciones?’ Porque las
hemos subido y la gran parte de las cotizaciones, la pagan los empresarios
y está otra elevación definida en la ley, que entrará paulatinamente.

Entonces, miren que hemos examinado todas las opciones.

Narda Gómez. Telepais: Explíquenos ¿a cuánto
asciende realmente esa crisis del Seguro Social, cuánto son
esas reservas que quedan, cuánto dinero queda o no queda,
en cuánto tiempo exactamente se estarán agotando?

En segundo lugar, entorno a lo que tiene que ver con la mesada
14 a los colombianos, ¿el Gobierno no ha estudiado la posibilidad
de no eliminarla para los sectores más pobres?, y tercero ¿es
posible eliminar, cuanto antes, los regímenes especiales?

Presidente de la República: Primer punto. ¿Cuándo
se agotan las reservas? Ya están agotadas.

Si el Gobierno no paga este año, billón 700 mil millones,
para los pensionados del Seguro Social, las reservas del Seguro Social
no son capaces. O sea que este año, al Seguro Social, después
de agotar sus reservas, le hace falta una suma de billón 700
mil millones, que es lo que tiene que transferir el Gobierno.

¿Y cuánto le hará falta el año entrante?
Aproximadamente, 3 billones 800 mil millones.

La mesada 14. Nosotros proponemos que la mesada 14 se le respete
a los actuales pensionados, que simplemente para las nuevas pensiones
no haya mesada 14. Eso, en cada uno de los siguientes años –de
aprobarse la reforma constitucional- nos daría un ahorro a
penas entre 60 y 80 mil millones. Entonces la selectividad la haría
anulatoria, la haría ineficaz.

Tercero, anticipar la eliminación de los regímenes
privilegiados. Yo soy amigo de que se anticipe esa eliminación
todo cuanto se pueda. En la norma del Referendo se eliminarían
a partir del 31 de diciembre del 2007, en el Acuerdo Político
han estado hablando de 2007, 2008. ¿Por qué? Porque
hay unas expectativas muy próximas, por ejemplo en el sector
del magisterio. Para dar ejemplo, en el caso de la Presidencia de
la República, el régimen privilegiado se debe eliminar
de inmediato; y en los otros casos de regímenes privilegiados,
la eliminación debe ser cuanto antes, vamos a ver a qué se
puede llegar con el Congreso.

Leonel Barreto. Radio Melodía: Dos inquietudes. Primero, ¿está es
la última reforma que se va a hacer? y ¿segundo, puede
precisar un poco frente al impuesto a las pensiones?

Presidente de la República: A mi me ha correspondido aprobar
las dos reformas pensionales de Colombia. La ley 100, como Senador,
y la segunda ley, que fue la de 2002, ya como Presidente. El día
que se aprobó esa ley, el Ministro Juan Luis Londoño
-que en paz descanse-, dijo con toda honradez: ‘es insuficiente’.

Emprendimos el camino del referendo. El referendo proponía
una congelación, por dos años de las pensiones públicas
entre 4 y 25 salarios mínimos, y por cuatro años de
las pensiones públicas superiores a 25 salarios mínimos.
Además proponía: el toque pensional, que ahora estamos
proponiendo, de 25 salarios mínimos para las nuevas pensiones,
y proponía la eliminación de los regímenes privilegiados.
Infortunadamente no se aprobó, ya lo hemos dicho por qué.

Nosotros hemos hablado con toda franqueza del tema, no le hemos
ocultado al país la gravedad del tema. Lo que evita otras
reformas, en el corto plazo, es que esta reforma sea de verdad y
sea seria y profunda.

El impuesto a las pensiones. Más o menos toma la estructura
del impuesto de renta. Entonces, por ejemplo, los ingresos laborales
se gravarían en la misma forma que se gravan los ingresos
laborales. Lo que está de 4 salarios mínimos hacia
abajo es exento, en los ingresos laborales activos. Lo que está de
4 salarios mínimos hacia arriba, se le aplica una tarifa progresiva.
Sería lo mismo que operaria acá.

Entonces, la misma tarifa que se cobra a los trabajadores con ingresos
superiores a 4 salarios mínimos, se le cobraría a los
pensionados con ingresos superiores a 4 salarios mínimos.
Pero de eso no afecta sino al 5 por ciento de los pensionados, repito.

Secretario de Prensa: Mario Aranguren (Director de la DIAN)
nos hace llegar, la tabla de la retención en la fuente que tiene
unas escalas con tarifas que son del 20 por ciento, 29 por ciento
y 35 por ciento, según el salario.

Las de 20 por ciento, por ejemplo, arranca en los salarios de 1.700.001
peso, las de 29 por ciento, en 2.700.001 peso y las de 35 por ciento,
en 6.500.001 peso.

Oswaldo Vargas, diario La República: Presidente ¿se
tiene previsto, dentro del acto legislativo a presentarse el próximo
20 de julio, un artículo que financié la pensión
mínima, la pensión vital? Y ¿dentro del acto
legislativo también se tiene previsto analizar el tema de
la cobertura, puesto que hoy se está pensando en los 555 mil
pensionados del Seguro Social, qué pasa con el 75 por ciento
de la población que está sin cobertura?

Presidente de la República: Ministro, ¿cuál
es el concepto de la pensión vital por el cual está preguntando él?

Ministro de la Protección: Se plantea que la pensión
vital es un salario mínimo. Es decir que no habría
pensiones por menos de un salario mínimo, puesto que se ha
dado a múltiples interpretaciones jurídicas lo que
es salario mínimo, entonces termina el juez definiendo si
para una persona, el salario mínimo es un millón o
son 400 mil pesos. La idea es que a nivel de Constitución
quede claro que el mínimo vital es igual a un salario mínimo.

Presidente de la República: Yo soy partidario de no tocar
lo que hay hoy en esa materia. Lo que hay hoy en esa materia dice:
cuando los colombianos cumplan los requisitos de edad y de tiempo
de cotización, tendrán derecho, como mínimo,
a una pensión que no puede ser inferior al salario mínimo.
Yo soy partidario de no tocar eso, cualquier eferencia al tema crea
equívocos, crea interpretaciones que generan intranquilidad
en la opinión.

El tema de ampliación de cobertura. Depende muchísimo
del crecimiento de la economía y del crecimiento del empleo.

Si hay crecimiento de la economía y del empleo, todo nuevo
trabajador que se enganche es un trabajador afiliado al sistema,
para eso es de gran importancia buscar que la economía crezca
en un horizonte, de largo plazo, sostenidamente, al 5 por ciento.
El Gobierno está haciendo ese esfuerzo.

Segundo, el Gobierno mantiene los incentivos a las pensiones voluntarias.
Tercero, hay un mecanismo que creo la Ley 100 que es el subsidio
a la tercera edad indigente. Cuando este Gobierno empezó,
ese mecanismo estaba financiando 60 mil ancianos, pero se les pagaba
muy irregularmente, ahora hemos dado el salto a 144 mil ancianos,
los recursos se están obteniendo de nuestra reforma pensional
de año 2002 y aspiramos pagarles cumplidamente. Ojalá podamos
ampliar ese mecanismo, todo lo que se pueda.

El Gobierno está estudiando, como se anunció en la
Convención bancaria, un mecanismo de flexibilización
de cotización para los colombianos que no han construido reservas
pensionales. Colombianos que no han estado afiliados al sistema,
facilitarles un ahorro, con una cotización flexible y que,
a través de ese ahorro con una cotización flexible,
puedan adquirir una pensión. Eso sería diferente y
apenas lo estamos estudiando, como no lo tenemos claramente definido,
por eso no lo he incluido en las propuestas de hoy.

Jorge Correa, El Tiempo: En lo que se ha comentado aquí,
de ese cambio que se piensa hacer, de las ARS, no se ha tocado el
problema ni del flujo de recursos ni del problema que han representado
los municipios que contratan con las ARS -que buena parte de la corrupción
se ha dicho, está en los municipios-, no se ha tocado ese
punto. Se ha señalado reiteradamente de investigaciones a
municipios a ARS, a alcaldes que usaron indebidamente los recursos
de la salud, pero no se conoce, hasta el momento, resultados contundentes
y masivos de esas investigaciones.

Y el otro punto sobre el cual quiero insistir, es sobre el mínimo
vital, porque en los puntos que el Gobierno ha dicho que va a presentar
de reforma constitucional, eso no aparece por ningún lado
y es indudablemente, a ojo de muchos, un seguro contra esa interpretaciones
que permiten subir unas pensiones mucho más allá de
lo que realmente le correspondería.

Presidente de la República: Las investigaciones. La Superintendencia
y la Fiscalía han avanzado bastante. El Gobierno es autoridad
administrativa, usted sabe que públicamente he ordenado la
eliminación de ARS.

Un día en Quibdó, cuando se presentó una denuncia
de una ARS que estaba incurriendo en corrupción, se recibieron
esa noche los testimonios y el Gobierno ordenó la clausura
de esa ARS. Otro día en Yopal, cuando se recibió otra
denuncia semejante sobre otra ARS –cuando el sistema que ha
comprobado que hay una multiplicidad de ARS y que algunas personas
inescrupulosas se han apoderado de ARS para apropiarse de recursos-,
algunas investigaciones hablan que en los últimos años
se han perdido, por corrupción en ARS, cerca de dos billones.

Cuando ya, el alcalde o el gobernador, no tenga que contratar con
una ARS sino que, automáticamente, por mandato de la ley,
la afiliación la deba hacer la Caja de Compensación
en la respectiva región, se acaba el esquema de contratación.
Es ya la Caja de Compensación la que automáticamente
afilia.

Por ejemplo, hoy para que la Caja de Compensación afilie
un trabajador, para prestarle los servicios de subsidio monetario,
recreación, salud, crédito de vivienda, formación,
la Caja no necesita contratación con entidad pública
alguna, ejerce un mandato, una obligación que le deriva directamente
de la ley. Aquí ocurriría lo mismo, o sea que se acaba
esa intermediación.

El flujo de los recursos. Nuestra bancada parlamentaria ha propuesto
que se cree un fondo nacional para pagarle directamente a la ARS,
en este caso a la Caja de Compensación, lo que a ella corresponda
y al hospital lo que a él corresponda. A mi me parece que
ese podría ser un buen paso, sin embargo con el sistema de
ARS, ya en cabeza Cajas de Compensación no me preocuparía
tanto, porque creo que sería más fácil de aplicar
el decreto que se expidió el año pasado que le permite
al Gobierno Nacional, cuando las entidades territoriales no giran
a tiempo, girarle directamente a la ARS o inclusive al hospital.

En este caso, girarle directamente a la Caja de Compensación
y al Hospital. Pero sí hay que crear un Fondo Nacional que
administre todos esos recursos, como se ha propuesto por la bancada
parlamentaria, yo no me opongo.

El tema del mínimo vital. Lo claro es lo siguiente: el derecho
que se le debe respetar a los colombianos, es que su pensión
no sea inferior al salario mínimo, de ahí para arriba
no debe a haber interpretaciones, que por vía judicial, definan
el monto de pensiones, y si eso hay que precautelarlo en la norma
constitucional, estaríamos dispuestos a hacerlo. Porque, si
se interpreta la Constitución, para dar garantías adicionales,
por vías judicial, eso puede traer unos costos impagables
para el Estado.

Maria Antonia Castiblanco, RCN Radio: Primero, la Red Pública
Hospitalaria depende del Gobierno Nacional, los gobiernos departamentales
y municipales, previendo esta reforma, que Usted ha planteado hoy
al país, ¿ya se tiene un balance de qué hospitales
son los que tienen la capacidad de supervivencia y cuáles
tendrán que desaparecer? Segundo, nos puede explicar un poco
más el un seguro especial que habrá para un millón
y medio de colombianos que hoy no tienen seguridad social –en
una primera fase-. Y tercero, ¿qué modificaciones habrá en
medio de este engranaje para el Sisben, que actualmente reciben las
personas de estratos uno y dos?

Presidente de la República: Cuando empezó el Gobierno,
el ministro Juan Luis Londoño nos expresaba que la reestructuración
de la Red Hospitalaria Pública podría costar 600 millones
de dólares. Eso nos llevo a buscar recursos en la primera
reforma tributaria, para reestructura hospitales públicos
y contrajimos el compromiso de dedicar el IVA de los juegos de suerte
y azar a la reestructuración de hospitales públicos.
No obstante que ese impuesto apenas genera ingresos por 70 mil millones
este año, el Gobierno invertirá, en reestructuración
de la Red Hospitalaria Pública, 100 mil millones de pesos,
es decir 30 mil millones más, que lo recaudado por ese impuesto,
pero una cifra muy inferior a la necesidad.

Ministro, ¿cuántos hospitales públicos requieren
reestructurarse en Colombia?

Ministro de la Protección Social: En Colombia hay cerca de
1.430 hospitales públicos, de esos 1.233 son de primer nivel.
Me voy a concentrar en la respuesta, Presidente, en los 180, entre
segundo y tercer nivel. De esos 180, necesitan cerca de 150 una reestructuración,
y calculamos que en los próximos meses podemos llegar a cerca
de 80, en una reestructuración importante de la red pública.

Presidente de la República: ¿En qué nivel?

Ministro de la Protección Social: Segundo y tercer nivel

Presidente de la República: ¿Cuántos
hay reestructurados?

Ministro de la Protección Social: 100 reestructurados,
Presidente.

Presidente de la República: Le repito el tema del seguro
especial. Es para colombianos que no están en el régimen
subsidiado y que no están en el régimen contributivo.
Ese seguro especial cubriría, solamente, el tratamiento de
las enfermedades de alto costo: Sida, cáncer, trauma, insuficiencia
renal.

El Sisben. El Gobierno lo que quiere es mejorar el Sisben, hacerlo
todos los días más transparente y ampliar la cobertura.
Este año, millón y medio de colombianos de los sectores
pobres del Sisben, entran al régimen subsidiado de salud,
y confiamos que con la reforma nosotros podamos exceder ampliamente
lo que nos habíamos propuesto en cobertura.

El año pasado entraron más de un millón, este
año entraran millón y medio y confiamos en que, si
se aprueba la reforma, la cobertura de los dos próximos años
pueda ser mayor.

Gigliola Valero. Noticiero CM&: Una de las clínicas más
representativas de los hospitales públicos es la San Pedro
Claver, ¿cuál sería el informe sobre el estado
de esta importante clínica?

Presidente de la República: Lo de la San Pedro Claver, Ministro,
en particular, usted tiene alguna respuesta.

Ministro de la Protección Social: Dentro del tema del fortalecimiento
de la antigua infraestructura del Seguro Social, está incluida
la de la San Pedro Claver.

El Gobierno Nacional va a dedicar cerca de 42 mil millones de
pesos, este año, para fortalecimiento de la red de prestación
del Seguro Social, a partir del primero de noviembre. Y el año
entrante, van a ser cerca de 110, 120 mil millones de pesos, para
el fortalecimiento de esa red de prestación de servicios del
antiguo Seguro Social.

Gloria Lozano. City TV Noticias: Se ha venido hablando de una
politización
en las ARS ¿Qué se va a hacer para contrarrestar esto
y que no suceda lo mismo en las Cajas de Compensación? Y,
las personas de muy bajos recursos, se quejan del mal servicio y
de la atención ¿qué se va a hacer también
para que esa situación mejore?

Presidente de la República: El modelo y los resultados de
las Cajas de Compensación en Colombia han sido buenos. En
términos generales, en mis diálogos con mis compatriotas
hace muchos años, yo he encontrado una gran aceptación
en las Cajas de Compensación. Las conocí primero en
mi ciudad, las conocí como alcalde de Medellín, como
Gobernador de Antioquia y me preguntaba ¿qué fuera
sin ellas?

Yo creo que es un gran modelo para Colombia. Por supuesto, en algunas
regiones hay críticas y se tienen que mejorar, pero las Cajas
siempre han dado muy buen resultado. Yo confió, por el modelo
social de las Cajas, entidades ágiles, sin ánimo de
lucro, administradas por trabajadores y empleadores, que se constituyan
en una gran alternativa para administrar el régimen subsidiado
de salud, y que eso introduzca transparencia, austeridad, permita
ampliación de cobertura, y que de una resultado de calidad,
de satisfacción al usuario.

El tema de la calidad, confió que se mejore muchísimo
con las Cajas. En términos generales las encuestas del régimen
subsidiado de salud muestran que ha venido mejorando el servicio
en Colombia, no hay duda. A pesar de los tropiezos que hemos encontrado
en corrupción, en politiquería y que el Gobierno ha
venido denunciando, pero ha habido una mejoría general.

Las Cajas están participando en el sistema, las Cajas no
son ajenas al sistema y los afiliados a las Cajas, que están
en el régimen subsidiado de salud, han dado una muy buena
respuesta cuando se les pregunta cómo evalúan los servicios
que están recibiendo de las Cajas como administradoras del
régimen subsidiado. Entonces, ese universo de colombianos,
que hoy está afiliado a las Cajas de Compensación,
para el régimen subsidiado de salud, da una respuesta satisfactoria
sobre los servicios recibidos.

Eso es un anticipo, de que, al hacer que las Cajas de Compensación
sean las únicas que con Caprecom, puedan afiliar a los colombianos
en régimen subsidiado, es el grupo de muchísimos colombianos
que habrá de estar allí, pueda recibir un gran servicio.

Mario Romero, emisoras del Ejército: Estas nuevas reformas
que piensan implementar para el sistema de salud y pensiones ¿cómo
afectaría a las Fuerzas Militares?

Presidente de la República: No las afecta. Este Gobierno
hizo una gran reforma de seguridad social para las Fuerzas Militares.
Algunos puntos fueron declarados inexequibles por la Corte Constitucional,
el Gobierno los está reviviendo a través de decretos
en virtud de la Ley Marco del sector público, que es la Ley
Cuarta. O sea que el Gobierno sigue firme en la idea de tener un
régimen equitativo para las Fuerzas Militares, mucho mejor
del que existía cuando empezó el Gobierno.

Muchas, gracias.

Deja una respuesta