Sitio oficial
 

FERIA COLOMBIATEX DE LAS AMÉRICAS 2007
Enero 25 de 2007 (Medellín – Antioquia)

Compatriotas:

Quiero saludarlos
a todos, felicitarlos por esta exitosa y nueva versión de Colombiatex, tan importante
para el país, para la región, para Medellín.

Sobre el TLC, para
que pueda hacer un conversatorio puntual sobre todas
las inquietudes de ustedes. Primero,
ofrezco excusas, estábamos cumpliendo la jornada
del día rigurosamente, pero desde hace muchos
días teníamos prevista una conversación
hoy con el congresista de la bancada negra norteamericana,
el señor (Donald) Payne. Él tenía
previsto llegar en la mañana y solamente pudo
llegar a las 2 y 10 de la tarde, la reunión la
hicimos en El Dorado, en el Base Militar de Catam, y
tan pronto terminó abordamos el avión para
venir a Medellín.

Estamos trabajando
todas las bancadas del Congreso norteamericano. La
reunión con él, explicándole
qué estamos haciendo en Colombia, cómo
va evolucionando el país, reconociendo los problemas
que tenemos, contándoles qué aspiramos
a lograr en los meses que vienen, en los años
que vienen.

Con ellos nos habíamos comprometido a una serie
de obras en las zonas del país donde mayoritariamente
viven los compatriotas afrodescendientes. Estábamos
haciendo una especia de evaluación con él.
Nos habíamos comprometido a un consejo comunitario
con compatriotas afrodescendientes en diciembre. Se hizo.
Y ahora vamos a programar otro de evaluación,
con una presencia de una delegación de la bancada
de congresistas de comunidades negras en los Estados
Unidos. Nosotros aspiramos que el Congreso norteamericano
empiece en las próximas semanas el estudio del
Tratado (de Libre Comercio).

El Congreso colombiano.
El Congreso colombiano tiene este año necesariamente sesiones extras, porque
la Constitución obliga al Gobierno a radicar el
6 de febrero el Plan Nacional de Desarrollo. Entonces
nosotros vamos a citar a extras para el Plan Nacional
de Desarrollo, extras para unos proyectos de justicia
que van a necesitar extras porque no alcanzan a tramitarse
en el período normal entre marzo y junio, y extras
para el Tratado con los Estados Unidos y el Tratado con
Chile.

Ya se empezaron
a desarrollar una serie de foros en el país, que había convocado el Congreso.
En esos foros va haber una permanente presencia de los
Ministros y de otros de mis compañeros de Gobierno.

Nos toca trabajar intensamente ahora, trabajar intensamente
en nuestro Congreso y trabajar intensamente en los Estados
Unidos.

Nosotros vamos a
seguir una tarea que hemos realizado a lo largo de
estos cuatro y medio años de Gobierno,
cual es la de entender y practicar que las relaciones
de los Estados Unidos con Colombia tienen que ser unas
relaciones bipartidistas. Por eso hemos sido muy cuidadosos
en estimular las relaciones con la bancada republicana
y con la bancada demócrata.

Reformas al Tratado:
se ha hablado de reformas. El Tratado nuestro, como
el de Perú, están firmados.
Se ha anunciado la posibilidad de unas cartas, que no
serían reformas sino aclaraciones sobre el tema
laboral y sobre el ambiental.

Creo que hemos avanzando
bastante en el tema laboral con la OIT. Creo que hay
unos acuerdos bien importantes
sobre las intermediarias laborales, los controles que
se deben aplicar, etcétera, y nosotros ya los
hemos vertido en decretos.

Yo agradezco la
labor de los gremios, encabezados por el doctor Luis
Carlos Villegas, y también de las
centrales obreras, por haber alcanzado ese acuerdo en
la Organización Internacional del Trabajo, que
lo estamos implementando y que es muy útil para
la presencia internacional de nuestro país.

Este Tratado es
el primero en el cual Estados Unidos introduce el tema
ambiental. Fue por iniciativa nuestra,
dados nuestros intereses amazónicos. Pienso que
eso tiene que ayudar también a disipar dudas.

Por supuesto, estos
tratados exigen un trabajo muy intenso, porque son
tratados que hay que aprobar o rechazar, porque
son tratados que en la práctica, operativamente,
no admiten reservas. Ese es un punto muy importante para
tener en cuenta.

La situación de la región. Yo creo que
el pensamiento de los gobiernos de Ecuador y Bolivia
no permitirá que ellos tengan un tratado con los
Estados Unidos para junio. Cuando, de acuerdo con la
ley norteamericana aprobada en diciembre, esos dos países
deberían tener tratado firmado para una prórroga
de las preferencias, y Colombia y Perú tratados
aprobados por los Congresos.

El Gobierno de Bolivia
apenas terminará la labor
de la Constituyente el 6 de agosto. Y el nuevo Gobierno
ecuatoriano ha anunciado que la convocará, y no
ha estado de acuerdo en avanzar con tratados de comercio.

Nosotros hemos discutido
ampliamente con los gobiernos de los países
hermanos varios puntos.

Primero, ¿por qué necesitamos estos tratados
de comercio y no las preferencias? Porque esto da seguridad
en inversión.

Hemos discutido
ampliamente cuál es el concepto
colombiano del papel del Estado, el concepto colombiano
de la tarea que debe cumplir el sector privado, el concepto
colombiano de inversión privada como porcentaje
del PIB, etcétera.

Por supuesto, tenemos
que defender lo que creemos conveniente para Colombia
y respetar lo que piensan los gobiernos
de los países hermanos.

Por eso la semana
pasada, en la reunión de Brasil,
hablamos con los presidentes andinos y les propusimos
lo siguiente: Colombia y Perú aceptamos que Bolivia
y Ecuador, por sus condiciones políticas internas,
las decisiones de sus gobiernos, que respetamos, van
a necesitar una extensión de las preferencias.
Y Colombia y Perú estamos dispuestos a apoyar
esa extensión para ellos. Pero también
los otros países andinos deben comprender que
Colombia y Perú firmaron los tratados y que los
gobiernos de Colombia y Perú autónomamente
consideran que esos tratados deben aprobarse por los
Congresos e implementarse.

Yo creo que presentada
así esta posición
ante los Estados Unidos, ayuda. Creo que es una especie
de armonización de intereses diferentes, que debe
facilitarle al Gobierno y a las bancadas del Congreso
de los Estados Unidos la relación con la Comunidad
Andina.

Han aparecido algunas
objeciones. Por ejemplo, nos preguntan otros gobiernos
andinos: bueno, pero si se implementa
el Tratado Colombia-Estados Unidos, nos van a nosotros
de mercancías de los Estados Unidos.

Nosotros hemos respondido
que ese tratado es muy serio en materia de reglas de
origen, que está armonizado
con la Comunidad Andina en materia de reglas de origen.

Hemos respondido
que así como un país
que produce petróleo expande su economía,
esa economía al expandirse genera demandas sobre
las economías de los vecinos. Un país que
logre acceso a mercados y expanda su economía,
también va a generar demandas sobre la producción
de sus vecinos.

Les hemos dicho
que deben mirar eso. Nosotros consideramos que el Tratado,
más que una desviación
de comercio, debe estimular un crecimiento del comercio.
Nosotros no concebimos una economía andina floreciente
y otras economías andinas deprimidas. La voluntad
y la convicción de Colombia es que cualquier éxito
económico que tenga, por ejemplo, Colombia, y
si deriva exitosos económicos del TLC con los
Estados Unidos, eso se refleje también en mejores
posibilidades para las economías de los países
hermanos.

Y además hay que entender, porque si bien hace
cuatro años, cuando parecía imposible,
emprendimos el camino de la negociación Comunidad
Andina-MERCOSUR, y ese acuerdo está en firme,
ya hay algunos países que han anunciado que quieren
ser miembros plenos de MERCOSUR, y Colombia tiene que
respetar eso.

Pero entonces nosotros
deberíamos decir: así como
algunos temen que los inunden de mercancías de
los Estados Unidos, otros podrían temer que los
inunden de mercancías de MERCOSUR.

Y allí tenemos que ser comprensivos con los intereses
del vecino, y además respetuosos de las reglas
de origen. Y yo creo que los hechos van a demostrar que
cualquier economía de la Comunidad Andina que
crezca, fortalece las demás economías de
la Comunidad Andina.

Colombia, en mi
concepto, debe seguir un camino muy ambicioso de incursión en los mercados internacionales.
He expresado en este debate latinoamericano que no debemos
ver el acceso a los mercados como una categoría
ideológica, sino como una posibilidad económica.

Chile, con 16 millones
de habitantes, tiene 54 convenios de acceso a mercados.
Y esos países con los cuales
Chile tiene esos convenios, suman 3.500 millones de habitantes.
Eso permite decir que Chile, con 16 millones de habitantes,
tiene un mercado de 3.500 (millones de) consumidores.
Yo creo que nos ha dado una lección. Y el Gobierno
piensa que debemos acelerar muchísimo la realización
de tratados, para abrirles más y más posibilidades
a los colombianos de acceder con su creatividad a los
mercados internacionales.

Vamos a trabajar
intensamente este semestre, a ver cómo
logramos la aprobación de estos tratados. Se suma
un evento importante: Panamá estaba rezagada en
Centroamérica, y Panamá ya ha firmado con
Estados Unidos. Entonces Panamá también
va a necesitar la aprobación en el Congreso norteamericano
del tratado. Luego vamos a ser tres hermanos los que
estaremos en esa tarea: Panamá, Perú y
Colombia.

No sé, doctor Guillermo (Valencia Jaramillo,
presidente del consejo directivo de Inexmoda), si hubiera
alguna inquietud sobre el Tratado. Yo tengo que ser muy
prudente en muchos temas. Lo que sí quiero transmitirles
a ustedes es toda nuestra decisión de luchar intensamente
para aprobarlo.

Y hay temas que
se han venido despejando. Yo creo que todos los días
la agricultura le debe temer menos al Tratado.

Esta situación del petróleo. El camino
que se han abierto los combustibles biológicos,
cambia totalmente el mercado mundial de aceites, el mercado
mundial de maíz y de otros cereales. El maíz
ahí se estaba hace un año a 90 – 120
dólares la tonelada. Ahora esta a 200.

El presidente (de
Argentina, Néstor) Kirchner
me decía que empiezan a tener ellos un problema
de inflación interna por el encarecimiento del
maíz. Y en México un problema social por
el encarecimiento de la tortilla a base de maíz.

La demanda de productos
agrícolas que son fuente
de generación de combustibles, es una demanda
que ha crecido muchísimo, y yo creo que durante
largo rato vamos a ver esos productos con una cotización
alta en el mercado internacional. Yo creo que eso tiene
que empezar a despejar temores del sector agrícola
sobre el Tratado.

Pero además en lo que son productos agrícolas
de tardío rendimiento, tenemos todas las posibilidades.
Esa pedagogía hay que hacerla intensamente en
estas semanas que vienen en el Congreso de Colombia.

Doctor Guillermo,
no sé otro punto sobre el TLC.
En el momento que usted quiera agotamos lo del TLC y
examinamos puntualmente las inquietudes que tengan.

Muchas gracias.

Deja una respuesta