Sitio oficial
 

EFECTOS PRÁCTICOS DE LA RESOLUCIÓN DE LA OEA

Washington, 12 feb (CNE). La aprobación por unanimidad de la Resolución ‘Condena a actos terroristas en Colombia’ por parte de las 34 naciones que conforman la Organización de Estados Americanos (OEA), no sólo representa un triunfo político de la diplomacia del presidente Álvaro Uribe Vélez. También es un instrumento que permite avanzar, en la práctica, en la lucha contra el terrorismo.

La Resolución implica la determinación de los gobiernos del hemisferio de cooperar para perseguir, capturar, enjuiciar, sancionar y, cuando corresponda, acelerar la extradición de los miembros de las Farc, autores del acto terrorista contra el Club El Nogal, el pasado viernes 7 de febrero.

Esta declaración se constituye en el primer apoyo unánime que recibe un gobierno colombiano. También, por vez primera, la OEA aprueba un texto que condena con nombre propio a un grupo terrorista: las Farc.

Entre otros efectos prácticos en la lucha contra los grupos terroristas colombianos, la Resolución permite:

· Impedir que los terroristas abusen de las fronteras.

· Coordinar y fortalecer acciones de intercambio de información sobre las finanzas de los grupos terroristas.

· Cumplir las normas de extradición vigentes.

· Implementar nuevos programas de cooperación judicial.

· Compartir más inteligencia.

· Ratificar la Convención contra el Terrorismo debatida en Barbados en junio del año pasado. Esa Convención dice que el terrorismo no puede calificarse como delito político para efectos de extradición, asilo y refugio.

· Aplicar la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU, que fue aprobada por petición de los Estados Unidos luego de los ataques del 11 de septiembre. 

EFECTOS PRÁCTICOS DE LA RESOLUCIÓN DE LA OEA

EFECTOS PRÁCTICOS DE LA RESOLUCIÓN DE LA OEA

Washington, 12 feb (CNE). La aprobación por unanimidad de la Resolución ‘Condena a actos terroristas en Colombia’ por parte de las 34 naciones que conforman la Organización de Estados Americanos (OEA), no sólo representa un triunfo político de la diplomacia del presidente Álvaro Uribe Vélez. También es un instrumento que permite avanzar, en la práctica, en la lucha contra el terrorismo.

La Resolución implica la determinación de los gobiernos del hemisferio de cooperar para perseguir, capturar, enjuiciar, sancionar y, cuando corresponda, acelerar la extradición de los miembros de las Farc, autores del acto terrorista contra el Club El Nogal, el pasado viernes 7 de febrero.

Esta declaración se constituye en el primer apoyo unánime que recibe un gobierno colombiano. También, por vez primera, la OEA aprueba un texto que condena con nombre propio a un grupo terrorista: las Farc.

Entre otros efectos prácticos en la lucha contra los grupos terroristas colombianos, la Resolución permite:

· Impedir que los terroristas abusen de las fronteras.

· Coordinar y fortalecer acciones de intercambio de información sobre las finanzas de los grupos terroristas.

· Cumplir las normas de extradición vigentes.

· Implementar nuevos programas de cooperación judicial.

· Compartir más inteligencia.

· Ratificar la Convención contra el Terrorismo debatida en Barbados en junio del año pasado. Esa Convención dice que el terrorismo no puede calificarse como delito político para efectos de extradición, asilo y refugio.

· Aplicar la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de la ONU, que fue aprobada por petición de los Estados Unidos luego de los ataques del 11 de septiembre.

Deja una respuesta