Sitio oficial
 

EL CAMPO CRECE A BUEN RITMO: CANO

327.000 nuevos empleos en el último año

EL CAMPO CRECE A BUEN RITMO: CANO

Bogotá, 27 nov. (SNE).- "A manera de legado previo al inicio formal de las negociaciones, conviene registrar sumariamente la evidente tendencia que en la actualidad acusa el campo hacia su firme recuperación económica y social, uno de los tres cimientos del programa de Gobierno del Presidente Uribe, al lado de la Seguridad Democrática y de la lucha contra la corrupción y la politiquería".

Con esta introducción el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural,

Carlos Gustavo Cano, hizo un balance de lo que ha sido el comportamiento del sector agropecuario en el último año.

En el Congreso Nacional Agrario, el funcionario hizo una vehemente defensa del trabajo rural y reiteró la necesidad de dar un tratamiento privilegiado al agro en las negociaciones del tratado bilateral con los Estados Unidos.

MAS SIEMBRAS Y EMPLEO

El funcionario señaló que según el Departamento Nacional de Estadísticas (Dane), durante el último año se crearon 327 mil nuevos empleos directos en el campo. La principal fuente fue la agricultura lícita, cuya área sembrada creció más del cuatro por ciento.

Se destacan algodón (30 por ciento), maíz amarillo tecnificado (34 por ciento), yuca industrial (40 por ciento), y arroz (11 por ciento), entre otros.

"En algodón hay que subrayar la introducción de las semillas transgénicas, que próximamente también estarán disponibles para maíz; en éste cereal, la incorporación de 31 mil nuevas hectáreas en la zona cafetera y siete mil en la

altillanura; en yuca, las altas tecnologías del CIAT; y en arroz, el empleo de variedades mutagénicas, con rendimientos que en promedio ya se acercan a las 10 toneladas por hectárea", dijo

En cuanto a los cultivos de tardío rendimiento, estos crecieron cuatro por ciento, pero han empezado a expandirse más aceleradamente gracias a la exención tributaria que los favorece, en especial palma de aceite, cacao, caucho y frutas, y a la aplicación de la mitad de las utilidades brutas de Finagro al Incentivo a la Capitalización Rural para los pequeños cultivadores.

Por otro lado, recordó que hace doce meses se decretó la suspensión de las

importaciones de leche, y se prorrogó la medida por un semestre más, hasta

que se garantice la recuperación de los precios para las 450.000 familias

que dependen de la actividad para su subsistencia.

"Igualmente, establecimos una salvaguardia que limita las importaciones de azúcar, las cuales estaban afectando a los 1.600 proveedores de la industria de la caña y a los 350.000 paneleros que conforman esta agroindustria popular, la más importante fuente de generación de empleo rural después del café", agregó.

EXPORTACIONES E IMPORTACIONES

Entre otros resultados se han reducido las importaciones de manera muy significativa, principalmente de leche (84 por ciento), carne (63 por ciento), algodón (15 por ciento) y cacao (13 por ciento). Y, simultáneamente se han aumentado las exportaciones de palma (26 por ciento), azúcar (24 por ciento), frutas (8 por ciento) y café (3 por ciento).

Cano anotó que las colocaciones de crédito de Finagro han crecido en un 53 por ciento.

Entre enero y octubre, en comparación con igual período del año

anterior, los desembolsos de Finagro crecieron 53 por ciento, superando la suma de 1,2 billones de pesos.

Así mismo, los desembolsos del Banco Agrario crecieron 55 por ciento, y para los pequeños productores 62 por ciento y se han entregado en los 10 primeros meses 42.415 millones de pesos en Incentivos a la Capitalización Rural.

REESTRUCTURACION

Fueron suprimidos el Incora, el Dri, el Inat y el Inpa, y, en su lugar se creó el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), ahorrando 45 mil millones de pesos anuales en gastos de funcionamiento.

Esta nueva entidad ya despegó en toda su plenitud, está ejecutando 59 proyectos de adecuación de tierras por similar valor, aparte

de adquisición y adjudicación de predios, y proyectos de pesca y acuicultura.

"No debe haber, entonces, equívoco alguno sobre la misión de nuestro Ministerio: asfaltar socialmente la vía que nos ha de conducir hacia una seguridad democrática y duradera. De ahí emana nuestro compromiso indeclinable con la defensa del trabajo rural. Y de ahí también se desprende la responsabilidad sin par de nuestros negociadores internacionales, cuya vara de medir tiene que ser su contribución tangible a la consolidación y el crecimiento equitativo del agro muy por encima de los niveles que hoy exhibe", anotó.

Deja una respuesta