Sitio oficial
 

‘EL RECORTE NO ES EN ATENCIÓN’: CAROLINA BARCO

Bogotá, 9 sep (CNE).- El cierre de 14 embajadas y 10 consulados anunciados por el Gobierno Nacional significa un recorte en el gasto pero no en el buen desarrollo de las relaciones diplomáticas de Colombia con el mundo, afirmó la canciller Carolina Barco Isackson.

La funcionaria destacó las bondades de esta decisión y dijo que para adoptarla se hizo un análisis bastante cuidadoso y se determinó ahorrar en aquellos lugares donde no se justifican los altos costos del mantenimiento de una infraestructura diplomática, debido a una presencia mínima de nacionales.

Barco Isackson resaltó que estas modificaciones no irán en detrimento de la buena atención a los connacionales ni afectarán las relaciones diplomáticas con estos países.

"En esos casos, las embajadas o consulados más cercanos asumen esas funciones", afirmó la Canciller.

De igual forma, insistió la Ministra, el servicio exterior colombiano no se suprimió en aquellos países donde la presencia de colombianos es alta porque "el recorte no es en atención".

Antes de hacer pública la medida, la Canciller sostuvo un encuentro con los Embajadores en Colombia de los países donde se suprimieron las misiones.

A aquellos que no tienen representación en Colombia se les envió una nota diplomática.

"La supresión tiene que ver con una necesidad de austeridad y un redireccionamiento del gasto en lo social, pero en ningún caso quiere decir que estas relaciones no sean prioritarias para nosotros. Todo lo contrario, les explicamos a los Embajadores que estamos trabajando para fortalecer las embajadas donde van a quedar las concurrencias", subrayó.

Finalmente, la Canciller dijo que desde su despacho, el Gobierno trabajará para seguir con las buenas relaciones comerciales y de cooperación con estos países.