Sitio oficial
 

EN MEMORIA DE LAS 20 VÍCTIMAS DEL CARTUCHO

Presidente asistió a misa en el Voto Nacional

EN MEMORIA DE LAS 20 VÍCTIMAS DEL CARTUCHO

Bogotá, ago 7 (CNE). Uriel Duque Pulgarín fue el primero en acercarse al Presidente de la República en el momento de dar la paz. Su mano estrechó la del presidente Álvaro Uribe Vélez, y este gesto se convirtió en símbolo de fe en que se consolidarán los esfuerzos del Gobierno por alcanzar la paz.

Él, don Uriel, fue otra víctima más de la violencia que hace un año acabó con la vida de uno de sus familiares.

“La paz, señor Presidente. La paz para que usted nos ayude. La paz para que siga adelante, señor Presidente”, le dijo don Uriel al Jefe de Estado, quien hoy rindió un homenaje a los 20 habitantes del Cartucho que el 7 de agosto de 2002 perdieron la vida por un acto terrorista.

“Cómo duele el terrorismo, cómo duelen todas esas víctimas. Qué tristeza que en una ocasión tan importante como el 7 de agosto para esta Patria, un atentado terrorista se haya producido y que haya cegado la vida de tantas personas”, agregó Uribe Vélez.

El escenario elegido para no olvidar a Helberto, Martha, Luis, Camelia, Luis Alberto, Catherine, Angélica, Gloria y las otras 12 personas que perdieron la vida ese día, fue la iglesia del Voto Nacional. La misma que Colombia edificó como respuesta del voto para que cesara la Guerra de los Mil Días.

“Colombia ha fallado en su voto por la paz y ha dado lugar a que el egoísmo y la injusticia se adueñen de la historia y causen las desgracias y las muertes que todos nosotros lamentamos”, dijo monseñor Fabio Suescún Mutis, Obispo Castrense.

“Nuestra solidaridad con los familiares. Hoy venimos a confirmar nuestra decisión y a pedirle a Dios más energías para conseguirle a esta Patria la paz”, agregó el Presidente.

Al final, un saldo y un abrazo entre el Jefe de Estado y los familiares de las víctimas y el deseo para que esas 20 personas, desde el cielo, intercedan para que el país siga el camino que conduzca a la paz

Deja una respuesta