Sitio oficial
 

En Miami, Álvaro Uribe critica proceso de paz con las FARC

En Resumen

Dijo que el acuerdo con la guerrilla colombiana es un pacto de impunidad

Afirma que el sistema electoral de Venezuela está corrompido

Opinó que Cuba dialoga con EEUU porque ya no obtiene limosnas de Venezuela

 

BRENDA MEDINA
[email protected]

Miami, Florida, 6 de  Noviembre  de 2015. El gobierno de Juan Manuel Santos intenta imponer un acuerdo de paz que favorece a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pero no ofrece seguridad al pueblo y, a la larga, generaría más violencia, advirtió el viernes en Miami el ex presidente Álvaro Uribe.

 

“La paz con impunidad no es una paz sostenible, es un mal precedente, un mal ejemplo. Se convertirá en la fuente de nuevas violencias”, declaró Uribe durante una rueda de prensa que ofreció en un hotel del área de Brickell.

 

El ex mandatario se encuentra en Miami para participar en eventos de recaudación de fondos para construir viviendas a las victimas de una avalancha en Salgar, Antioquia.

 

VIDEO: Uribe afirma que el sistema electoral de Venezuela está corrompido
Durante una visita a Miami, el ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe critica proceso de paz con las FARC y dijó que el acuerdo con la guerrilla colombiana es un pacto de impunidad. Además, Uribe opinó que Cuba dialoga con EEUU porque ya no obtiene limosnas de Venezuela.

 

De acuerdo con el ex presidente, las condiciones anunciadas en septiembre para el acuerdo legitiman al grupo guerrillero y lo convierten “en un actor político”, lo cual, en su opinión, pone en peligro la democracia colombiana.

 

“Esto lo han querido presentar como un proceso de transición a la democracia, pero no es así, en Colombia ya tenemos una democracia establecida”, dijo Uribe, quien gobernó el país sudamericano entre el 2002 y el 2010. “Esa democracia está siendo desafiada por un fenómeno terrorista”.

 

Tras tres años de negociaciones en La Habana entre el gobierno de Santos y las FARC, ambas partes han establecido una fecha limite del 23 de marzo para alcanzar un acuerdo de paz.

 

Después de lograr el acuerdo habrá un periodo de 60 días en el cual miles de rebeldes deberán entregar sus armas. Pero mientras una gran parte de la población colombiana quisiera que los guerrilleros de las FARC enfrenten la justicia y sean encarcelados, las condiciones anunciadas recientemente establecerían un proceso de reconciliación mediante el cual los rebeldes recibirían castigos alternativos, como la casa por cárcel y multas.

 

Uribe dijo estar de acuerdo con que los guerrilleros que sean soldados rasos permanezcan en libertad, pero dijo categóricamente que “los cabecillas” de la guerrilla deben ser castigados.

 

“Es un tratado de impunidad”, dijo. “El gobierno ahora propone tratar [los crimines] como delitos ligados con la política”.

 

El conflicto en Colombia se ha extendido por medio siglo y ha dejado más de 200,000 muertos y 7 millones de desplazados por los enfrentamientos entre la guerrilla, los grupos paramilitares y las fuerzas armadas.

 

Santos ha dicho que los votantes colombianos tendrán la última palabra sobre el eventual acuerdo de paz, ya que lo deberán aprobar mediante un referendo o plebiscito, aunque los mecanismos para esta votación aun no están establecidos.

 

Esto es algo que Uribe criticó el viernes.

 

“Le quieren imponer al pueblo colombiano un acuerdo de paz como lo quieran las FARC … ya hemos llegado a un país cuya seguridad hoy no depende del gobierno, depende de que las FARC quieran respetar un tratado que ellos mismos decretaron”, dijo el ex mandatario. “Dicen que la gente va a decidir … primero se habló de referendo, ahora se habla de un plebiscito. Le están negando al pueblo la opción de no estar de acuerdo con algunos de los puntos [del tratado]”.

 

Uribe sostiene que los colombianos deberían poder aprobar o desaprobar mediante un referendo cada una de las condiciones del tratado de paz.

 

Uribe habló también sobre las cercanas elecciones en Venezuela y el deshielo entre Cuba y Estados Unidos.

 

Uribe criticó un sistema electoral que considera corrupto en Venezuela dijo que la comunidad internacional ha mostrado muy poca solidaridad con las victimas de las violaciones de los derechos humanos del régimen chavista.

 

“Mientras la frontera está abierta para los criminales … las familias están siendo separadas por los caprichos de la tiranía”, dijo en referencia sobre las relaciones entre Colombia y Venezuela luego de que el gobierno de Nicolás Maduro ordenara la militarización de la frontera y la expulsión de familias colombianas.

 

En cuanto a las negociaciones entre Estados Unidos y Cuba, Uribe dijo que el régimen cubano estuvo abierto a un acercamiento con Washington porque Venezuela no lo puede sostener más.

 

“Ahora tienen que volverse a poner bajo la protección de Estados Unidos, después de vivir de las limosnas de la Unión Soviética y de Venezuela”, sentenció.