Sitio oficial
 

ENTRA EN OPERACIÓN NUEVA LÍNEA DE ISA EN PERÚ

ENTRA EN OPERACIÓN NUEVA LÍNEA DE ISA EN PERÚ

Bogotá, 27 sep (CNE).- La empresa colombiana ISA Perú puso en operación la segunda de dos líneas de interconexión eléctrica para responder a su compromiso y ofrecer beneficios para la industria minera, la agroindustria, el turismo y la población del vecino país. La nueva línea a 220 mil voltios, que se denomina Oroya-Carhuamayo-Paragsha-derivación Antamina (Vizcarra), tiene una longitud de 242 kilómetros y cruza los departamentos de Junín, Pasco y Huánuco.

Con esta obra se afianza el transporte de energía desde la región central del Perú y lleva el recurso desde la Central Térmica Aguaytía y las centrales hidroeléctricas de Antúnez de Mayolo, Restitución y Yaupi, –que son los centros de generación más importantes de la zona– a complejos industriales y poblaciones de los departamentos de Junín, Pasco, Huánuco y Ancash.

La nueva línea beneficia en el departamento de Junín el Complejo Metalúrgico de La Oroya, Cementos Andinos y Centros Mineros de Morococha, Anticona y Yauri.

En el departamento de Pasco, beneficia los centros mineros de Cerro Pasco, Huarón y Atacocha.

En el departamento de Ancash, al centro minero de Antamina, uno de los más importantes del país. Así mismo, el próximo año la Central Hidroeléctrica Yuncán podrá acceder al sistema.

La nueva línea de interconexión comprendió tres tramos: Oroya, con una longitud de 75.5 kilómetros, Carhuamayo, Paragsha, de 42.5 kilómetros y Paragsha-Vizcarra (derivación Antamina), de 124 kilómetros.

En cuanto a las subestación de energía, los trabajos incluyeron la ampliación de las subestaciones de La Oroya y Vizcarra y la construcción de las subestación Carhuamayo y Paragsha, todas a 220 mil voltios.

Las obras se completaron seis meses antes del tiempo comprometido, gracias a la efectiva gestión del personal de la compañía y el grupo de empresas contratistas: Siemens, Graña y Montero, ICE, Proansa y Hiram Abi.

LA INVERSION SOCIAL Y AMBIENTAL

Para la construcción de la línea fueron negociadas las servidumbres de los terrenos con 151 propietarios a precios de mercado y fueron reubicadas 10 familias en condiciones superiores a las viviendas originales.

Esta es la última de dos líneas de transmisión de energía que ISA se comprometió a diseñar, construir, suministrar y operar en el Perú, y que hacen parte de la concesión firmada con el Gobierno de ese país, luego de que la compañía colombiana ganara el concurso público presentando una propuesta por 65,4 millones de dólares.

La primera obra incluyó la ampliación de dos subestaciones y la construcción de las líneas de transmisión Aguaytía-Pucallpa de 131 kilómetros de longitud a 138 mil voltios. La obra, que entró en operación el nueve de agosto, fue inaugurada el lunes 23 de septiembre por el presidente del Perú, Alejandro Toledo.

Deja una respuesta

ENTRA EN OPERACIÓN NUEVA LÍNEA DE ISA EN PERÚ

Bogotá, 27 sep (CNE).- La empresa colombiana ISA Perú puso en operación la segunda de dos líneas de interconexión eléctrica para responder a su compromiso y ofrecer beneficios para la industria minera, la agroindustria, el turismo y la población del vecino país. La nueva línea a 220 mil voltios, que se denomina Oroya-Carhuamayo-Paragsha-derivación Antamina (Vizcarra), tiene una longitud de 242 kilómetros y cruza los departamentos de Junín, Pasco y Huánuco.

Con esta obra se afianza el transporte de energía desde la región central del Perú y lleva el recurso desde la Central Térmica Aguaytía y las centrales hidroeléctricas de Antúnez de Mayolo, Restitución y Yaupi, –que son los centros de generación más importantes de la zona– a complejos industriales y poblaciones de los departamentos de Junín, Pasco, Huánuco y Ancash.

La nueva línea beneficia en el departamento de Junín el Complejo Metalúrgico de La Oroya, Cementos Andinos y Centros Mineros de Morococha, Anticona y Yauri.

En el departamento de Pasco, beneficia los centros mineros de Cerro Pasco, Huarón y Atacocha.

En el departamento de Ancash, al centro minero de Antamina, uno de los más importantes del país. Así mismo, el próximo año la Central Hidroeléctrica Yuncán podrá acceder al sistema.

La nueva línea de interconexión comprendió tres tramos: Oroya, con una longitud de 75.5 kilómetros, Carhuamayo, Paragsha, de 42.5 kilómetros y Paragsha-Vizcarra (derivación Antamina), de 124 kilómetros.

En cuanto a las subestación de energía, los trabajos incluyeron la ampliación de las subestaciones de La Oroya y Vizcarra y la construcción de las subestación Carhuamayo y Paragsha, todas a 220 mil voltios.

Las obras se completaron seis meses antes del tiempo comprometido, gracias a la efectiva gestión del personal de la compañía y el grupo de empresas contratistas: Siemens, Graña y Montero, ICE, Proansa y Hiram Abi.

LA INVERSION SOCIAL Y AMBIENTAL

Para la construcción de la línea fueron negociadas las servidumbres de los terrenos con 151 propietarios a precios de mercado y fueron reubicadas 10 familias en condiciones superiores a las viviendas originales.

Esta es la última de dos líneas de transmisión de energía que ISA se comprometió a diseñar, construir, suministrar y operar en el Perú, y que hacen parte de la concesión firmada con el Gobierno de ese país, luego de que la compañía colombiana ganara el concurso público presentando una propuesta por 65,4 millones de dólares.

La primera obra incluyó la ampliación de dos subestaciones y la construcción de las líneas de transmisión Aguaytía-Pucallpa de 131 kilómetros de longitud a 138 mil voltios. La obra, que entró en operación el nueve de agosto, fue inaugurada el lunes 23 de septiembre por el presidente del Perú, Alejandro Toledo.