Sitio oficial
 

ENTREVISTA DEL PRESIDENTE URIBE EN NOTICIAS RCN

21
de diciembre

ENTREVISTA DEL PRESIDENTE
URIBE EN NOTICIAS RCN

Miércoles, 21 dic. (SNE).- El
siguiente es el texto de la entrevista concedida por el presidente Álvaro Uribe
Vélez, al director de Noticias RCN, Álvaro García.

Álvaro García: Señor Presidente, buenas
noches y bienvenido a este especial de Noticias RCN, en Primera
Línea.

Presidente Uribe: Álvaro, buenas noches, muchas gracias
y un saludo muy afectuoso a todos los compatriotas televidentes
que nos acompañan a esta hora.

Álvaro García: Presidente, quiero hacerle esta
entrevista como Presidente de Colombia, no como candidato, para
evitar ambigüedades en sus apreciaciones sobre tantos temas
tan importantes de la Colombia de hoy; temas que están
en desarrollo y que significan en la vida práctica de
los colombianos mucho. Por ejemplo, el tema de la paz. Presidente,
hoy en Cuba, el Gobierno y el ELN acordaron seguir adelante con
los diálogos. ¿Usted es optimista frente a este
nuevo proceso de acercamiento con esta organización?

Presidente Uribe: Para el Gobierno es tan importante la firmeza
en la Seguridad Democrática, como la apertura en diálogos.
Yo he dicho que la Seguridad Democrática es una garantía
de que los diálogos serán diálogos de buena
fe, que no serán diálogos de más engaños
a los gobiernos. Hemos dicho: nuestra política transparente
de Seguridad Democrática debe conducir a la reconciliación
total, la Seguridad Democrática es una amenaza y una advertencia
a los que quieran persistir en el terrorismo y al mismo tiempo
una gran oportunidad para los que quieran hacer la paz, porque
la seguridad que los persigue, mientras sean violentos, es la
seguridad que los protegerá cuando regresen a la paz,
soy moderadamente optimista, he seguido de cerca mañana
y tarde con el Comisionado estos diálogos y he agradecido
el lenguaje y la actitud positiva del ELN. Ojalá rápidamente
el país vea pasos positivos en esa materia.

Álvaro García: Bueno, si esos pasos se dan, como
todos esperamos que se den, ¿Qué espera el Gobierno
del ELN y que le va a dar el Gobierno al ELN?

Presidente Uribe: Álvaro, creo que no es prudente que
yo me anticipe, porque hay que dejar ese espacio que están
ejecutando el Comisionado y los voceros del ELN, cualquier anticipo
que yo haga ahora, puede ser imprudente y pude ser dañino,
tengamos un poquito de paciencia.

Álvaro García: Bueno Presidente, en este tema
de la paz hemos visto como usted ha hecho grandes esfuerzos,
pero también ha revaluado ciertas posiciones que había
asumido en un comienzo, como por ejemplo, admitir que hay un
conflicto armado en Colombia o pensar en una zona desmilitarizada
para facilitar un encuentro con las FARC y mirar a ver como se
resuelve el problema de los secuestrados ¿Qué fue
lo que encontró en el camino que lo hizo pensar que esas
posiciones se podían cambiar o variar para encontrar salidas
al tema de la paz?

Presidente Uribe: En Colombia, hemos
tenido una crisis humanitaria, lo reflejan los indicadores
de pobreza, no obstante que en este
Gobierno hemos reducido la pobreza del 58 al 48 por ciento, pero
uno no pude decir que porque hay una crisis humanitaria hay un
conflicto, lo que legitima el enfrentamiento para poderlo denominar
conflicto, es la lucha contra un sistema opresor, y aquí hay
un sistema democrático garantista, por esas circunstancias
yo he negado la existencia del conflicto, además las razones
del conflicto no existen, ellos daban como razón del conflicto
la inequidad, la han aumentado; daban como razón del conflicto
que no había total apertura democrática, al contrario
hemos profundizado la democracia y ellos en la medida que atentan
contra las libertades políticas, en la medida que atentan
contra alcaldes, gobernadores, son los grandes enemigos de la
democracia, por eso yo he dicho que la circunstancia de reconocer
una crisis humanitaria, no puede llevar a decir que hay conflicto;
he agregado también, si en aras de la paz, en una negociación,
yo tengo que decirles, creo que no hay conflicto, pero si se
necesita que yo diga que hay conflicto para que ustedes negocien
la paz, es un problema semántico, pongan ahí, que
el Presidente dijo que hay conflicto.

El otro tema que me preguntaba, zona
desmilitarizada, si mire, le voy a enmarcar eso en lo siguiente Álvaro. Saber uno
que hay tantos compatriotas secuestrados, mas unos ciudadanos
norteamericanos, más un alemán y entre esos compatriotas
una ex candidata presidencial, abnegados integrantes de la Fuerza
Pública, cuando uno es padre de familia y cuando uno hace
parte de ese 50 por ciento de las familias colombianas que han
sufrido esta violencia, uno como Presidente de la República
se pone en un dilema, se pone en una contradicción de
sentimientos, el sentimiento del papá, el sentimiento
del ciudadano de esas familias afectadas, el sentimiento del
ciudadano que percibe el dolor de los familiares de los secuestrados
y por otro lado las responsabilidades de Estado.

Yo he variado posiciones; primera variación, dije, no
vamos a negociar el acuerdo humanitario mientras no se reinicie
un proceso de paz con cese de hostilidades, vino el diálogo
con Kofi Annan, con el Presidente de Francia, con los familiares
de los secuestrados, dije, bueno, acepto desvincular el proceso
de paz de la negociación de acuerdo humanitario. Dije,
no zona desmilitarizada, en lugar de zona desmilitarizada un
lugar de encuentro, una iglesita, una acción comunal,
etcétera. He dicho, la otra condición es que aquellos
que salgan de la cárcel se vayan al extranjero o se entren
al programa de reinserción, que no regresen a delinquir,
que no reincidan en el delito.

Ahora vino esta comisión independiente, integrada por
Francia, gran crítico de mi política de seguridad;
Suiza, en alguna forma crítico y España. Esa comisión
internacional independiente la semana pasada le entregó una
propuesta a las FARC y al Gobierno, nos pidió responderla,
el doctor Luis Carlos Restrepo y yo, la examinamos cuidadosamente,
llegamos a la conclusión que el Gobierno no podía
jugar a gato calculador, a esperar que decía las FARC,
las responsabilidades del Gobierno son las responsabilidades
del Gobierno, muy distintas a las responsabilidades de un grupo
terrorista, entonces, nosotros examinamos la propuesta y fuimos
solícitos para dar respuesta, la dimos rapidito como no
lo pidió la comunidad internacional y como lo reconoció la
cancillería francesa.

¿Por qué acepte 180 kilómetros de zona
desmilitarizada, área rural del Valle del Cauca, en donde
hay un pobladito de 30 viviendas, El Retiro? Por solicitud de
la Comunidad Internacional, porque me dijeron: no va habrá soldados,
pero tampoco habrá guerrilla, eso marca la diferencia
y en la medida que no halla guerrilla, eso también garantiza
que no habrá ni riesgos mayores para la ciudadanía
ni cesión de soberanía; y por confianza a la Comunidad
Internacional, porque en lugar de soldados o de guerrilla, habrá 40
observadores internacionales, en aras de facilitar el acuerdo
humanitario por eso acepté y reconocí humildemente
que estaba cambiando de opinión y le di la cara al país
y se la di rapidito, es que los gobernantes somos de carne y
hueso, los gobernantes debemos trabajar con razones, porque la
frialdad de las razones no puede matar la influencia de los sentimientos,
sobre todo cuando los sentimientos son de solidaridad y cuando
los sentimientos son con solidaridad con el dolor de las familias.

Álvaro García: Presidente, ¿Qué pasa
si las FARC dicen que si? ¿Qué dinámica
se le va a imprimir a ese proceso?

Presidente Uribe: No Álvaro, no me haga anticipar nada,
simplemente el Gobierno cumple la palabra empeñada.

Álvaro García: ¿y
si dicen que no?

Presidente Uribe: No me haga anticipar
nada, yo quiero ser totalmente prudente, yo cumplí como Presidente de la República
una responsabilidad de contestarle de manera rápida y
honesta a la Comunidad Internacional, puse por encima los superiores
intereses de la Patria que mi simple vanidad, ante la razón
yo no podía simplemente decir, no desmilitarizo, me dieron
una oportunidad importante, es que tampoco habrá guerrilla,
y en ese momento la vanidad personal, tiene que ceder a los superiores
intereses de la comunidad.

Álvaro García: Presidente, ¿no
le queda la espinita de los secuestrados extorsivos? Este tema
usted como
lo ve?

Presidente Uribe: El país llegó a tener 3.050
secuestros extorsivos, este año son menos de 400. Hemos
demostrado que podemos ganar esa batalla, antes veía que
3,050 eran muchos, hoy veo que 370 son muchos. O sea que en esa
tarea como en ninguna podemos estar contentos, hay un camino
por delante que tenemos que seguir recorriendo.

Álvaro García: Presidente, los últimos
ataques de la guerrilla que se han visto en el Guaviare, los
recientes que se vieron en el Chocó, en el Norte de Santander,
en el sur del país también, en la perspectiva de
la política de Seguridad Democrática ¿cómo
se enmarcan, qué se ven, qué representan, para
usted, qué importancia y cómo se pueden calificar
esos hechos dentro del esfuerzo que usted está haciendo?

Presidente Uribe: Cuando este Gobierno
llegó, encontró más
de 50 mil terroristas, ningún país del mundo en épocas
recientes ha tenido ese número, apoyados por 150 mil hectáreas
de coca y equis número de hectáreas de amapola,
erradicar esa maleza no es fácil, yo por eso le he prometido
a mis compatriotas trabajo en todas las horas, pero he sido prudente
para comprometerme con resultados.

He comparado el terrorismo con esas malezas
de las tierras de clima medio. Hay unas tierras ácidas de clima medio que
producen unas malezas muy bravas de erradicar. Yo recuerdo allá en
esas tierras del nordeste de Antioquia, a las cuales estuve bastante
vinculado que teníamos que trabajar una maleza que se
llamaba muñeco, otra maleza que se llamaba carate, salvia,
salvión, mortiño, por allá ya con el clima
menos templado, mas frío un helecho malo. Entonces se
trabajaba todo el día, y el campesino cree a las 6:00
de la tarde que dejó limpio el surco, se acuerda a dormir
y cree que al otro día ya está listo el surco para
sembrarle comida y resulta que al otro día rebrota esa
maleza, y el campesino tiene que seguir trabajando hasta que
la atrofia. Eso hay que hacer con el terrorismo. Yo me angustio
mucho con lo que ha pasado en Norte de Santander, con el secuestro
de los policías del Chocó, yo que tanto exijo a
la Fuerza Pública, déme la oportunidad de felicitar
a los comandantes, a los soldados y a los policías por
el rescate de sus 29 compañeros en el Chocó. La
guerrilla nunca reconoce un revés militar, los podemos
estar acabando a todos y dicen que están ganando. Cuando
les quitamos a estos muchachos a la brava, ayer en la selva chocoana,
ya salieron a insinuar que era que se lo iban a entregar a la
Cruz Roja, ellos se los entregan a la Cruz Roja cuando no tienen
otro camino que seguir; entonces, vemos dificultades pero estamos
enfrentándolas todas.

Una noticia, el cuatro de enero, entra
la Nueva Brigada Móvil
al Catatumbo en Norte de Santander, departamento por el cual
he sufrido mucho en las últimas semanas.

Álvaro García: Presidente muy buena noticia esa,
porque es una zona muy golpeada, pero quería preguntarle
ahora por el tema de los paramilitares. ¿Por que se permitió la
ampliación del plazo que ellos mismos se habían
dado del 31 de diciembre de 2005, para desmovilizar todas sus
fuerzas a pesar de que el Gobierno fue muy tajante, en el sentido
de decir que ese plazo no se podía mover?

Presidente Uribe: Yo nunca estuve de
acuerdo con la tesis del plazo inamovible, para mi más importante que el plazo
es, que se vayan viendo las desmovilizaciones, y el creciente
respeto al cese de hostilidades, entonces la iglesia católica
le sugirió al Comisionado que se hiciera una ampliación
del plazo, el me consultó y hablamos el Comisionado, el
Ministro de Gobierno y yo y llegamos a la conclusión que
lo importante era ver un proceso gradual y rápido de desmovilizaciones,
es más importante eso que la fecha.

Álvaro García: Presidente, dentro y fuera del
país, algunos de sus críticos dicen que este Gobierno
dicen que este Gobierno ha sido benévolo, complaciente
con los paramilitares, que durante este Gobierno se han fortalecido
y han permeado estructuras de la sociedad y que van a influir
en las próximas elecciones. ¿Usted que siente,
qué opina cuando escucha ese tipo de críticas?

Presidente Uribe: En esa materia es un
país totalmente
al que encontré, uno cuando estaba haciendo la campaña
hace cuatro años y medio, encontré al país
en unas partes controlado por la guerrilla y en otros por los
paramilitares. Nosotros hicimos las elecciones del 2003 con todas
las garantías para los candidatos, de ahí surgió la
elección del Alcalde de Bogotá, del Gobernador
del Valle del Cauca, en otras circunstancias no habría
sido posible.

Surgió el incremento de candidatos. Mientras en las elecciones
del 2000 habían tenido 36 mil candidatos, las elecciones
del 2003, para alcaldías, gobernaciones, asambleas y concejos,
tuvieron más de 70 mil candidatos. El referendo fue una
prueba de libertades públicas en Colombia, a favor de
abstencionistas, de opositores, hemos tenido cerca de 400 elecciones
atípicas, la última la Gobernación del Tolima.
La verdad es que, los críticos cuando ganan gobernaciones
y alcaldía, ahí si no dicen que faltaron libertades
públicas, nosotros hemos dado de baja 1.409 paramilitares
hasta hace 5 ó 6 días que hice la evaluación.

Este Gobierno no se ha unido con grupos
terroristas para derrotar a otros grupos terroristas. De pronto
yo me habría podido
unir subrepticiamente con los paramilitares, y a mis críticos
eso no les hubiera extrañado, que decían “Uribe
Paramilitar”, y eso de pronto nos habría llevado
a golpear más fácil y más rápidamente
a las FARC y al ELN, pero como veo este país como padre
de familia, como quiero este país, para que sea un país
seguro, con instituciones respetables para las nuevas generaciones,
el único camino que tomamos, el único que aceptamos
en nuestra moral, en nuestra ética, es el camino de la
institucionalidad, por eso hemos golpeado por igual guerrilla
y paramilitares, yo le puedo decir al país y al mundo
que aquí está mi balance, 1.409 paramilitares dados
de baja, los que están en la cárcel, más
de 13 mil paramilitares desmovilizados, paramilitares desmovilizados,
con las armas entregadas, helicópteros entregados, en
las puertas de la aplicación de esta ley de Justicia y
Paz ya es una fuerza que empieza a declinar, ya es un túnel
de Colombia que empieza a ver la luz de la salida.

Álvaro García: Presidente, el ex presidente Gaviria
pidió que usted públicamente rechazara la posible
presencia de políticos vinculados con paramilitares en
las listas uribistas ¿Usted lo va a hacer?

Presidente Uribe: Mire Álvaro, le voy a dar otra buena
noticia. Anoche estuve revisando las cifras de empleo. ¿Quiere
mejor que hablemos de empleo?

Álvaro García: ¿Por qué no
quiere referirse a este tema?

Presidente Uribe: ¿O quiere que hablemos como va a llegar
el país a la plena cobertura en el régimen subsidiado
de salud?

Álvaro García: Me parece
perfecto, ahora hablamos de eso, muy bien Presidente.

¿Qué tipos de efectos tienen en la política
y en la democracia en el país este tipo de señalamientos?

Presidente Uribe: ¿Quiere que hablemos del plan vial,
que cuantas regiones lo están esperando?

Álvaro García: Bueno, le propongo, hablemos del
salario mínimo. Presidente, le gustó el salario
mínimo que quedó para los colombianos?

Presidente Uribe: En los cuatro años que este Gobierno
ha tenido oportunidad de incidir en el salario mínimo
se ha aumentado por encima de inflación. Yo creo que si
no hubiéramos tenido el problema de la revaluación
que ha afectado tanto los ingresos de los exportadores, el salario
mínimo habría podido ser mayor.

Yo siempre quedo allí con la nostalgia, de que de no
haber golpeado esta reevaluación a los exportadores, habríamos
podido tener un salario mínimo mejor.

Álvaro García: Hay quienes dicen que fue, que
tanta generosidad de su parte, se debió a un acto de posible
efecto electoral posterior y no que hay condiciones económicas
para haber hecho un salto importante a favor del salario de los
trabajadores. ¿Qué argumentos tiene usted concretos
para decir que eso no es así?

Presidente Uribe: No, mire Álvaro, yo he sido responsable
de dos reformas laborales en Colombia. Una como Senador en 1990
y la que se adoptó siendo Presidente en el 2002. Cuando
adoptamos esas dos reformas laborales dijimos, esto crea condiciones
jurídico-laborales para que haya mejor salario mínimo,
hay que ser consecuentes.

He visto un mejor desempeño de la pequeña
empresa, lo reconoce su gremio, el doctor Juan Alfredo Pinto.

Además en el TLC que estamos negociando con los Estados
Unidos, el capítulo de la pequeña empresa, la pone
a salvo, la productividad en Colombia ha mejorado mucho y es
normal, después de la crisis que ha habido en el país,
el esfuerzo por productividad ya empieza a mostrar sus resultados,
entonces todos estos factores, sumados a la circunstancia de
que parece controlada la inflación estructural, que venimos
con una tendencia inflacionaria en permanente reducción,
que los empresarios se han ahorrado muchísimos costos
financieros, porque la tasa de interés ha disminuido,
todo eso indica que hay razones para mejorar el salario mínimo,
es justo, que el ahorro en pagos financieros por las menores
tasas de intereses, una buena parte vaya en mejores pagos, en
mejores salarios para los trabajadores. La luz roja ha sido la
disminución de los ingresos de los exportadores por la
revaluación.

Álvaro García: Presidente, hay una percepción
en el sentido de que la seguridad va bien, pero que el costo
que se ha pagado por ello, es muy alto, que usted le dedica más
plata a eso que a las necesidades de los colombianos. ¿Usted
con qué criterio administra ese gasto, cómo organiza
eso?

Presidente Uribe: A punta de cifras y
conceptos. La seguridad tiene que ir de la mano de la política social. En estos
días me paso en Buenaventura lo siguiente: uno de los
líderes políticos más críticos de
mi Gobierno, en esa evaluación en Buenaventura me decía, “Presidente
es que Buenaventura necesita más policía, es que
Buenaventura necesita vehículos para que el Ejército
se transporte en las comunas”, y dije, miren pues, me dicen
que Uribe se gasta la plata en la guerra y esas mismas voces
ahora me piden más seguridad, pero agregué, me
gusta, me gusta que me pidan más seguridad y más
inversión social, porque esa pedagogía hay que
hacerla en el pueblo colombiano, hay que llevar la seguridad
de la mano de la política social, sin seguridad no hay
expansión de la economía no hay confianza, no hay
inversión, no hay recursos para lo social, y sin lo social
la gente se aburre con la seguridad y no la hace sostenible,
entonces tienen que ir de la mano.

Y hay otro punto muy muy importante,
las cifras ¿Usted
sabe cuánto, en los mismos pesos, en pesos reales, cuánto
ha crecido nuestro gasto en seguridad? 22 por ciento. ¿Sabe
cuánto ha crecido nuestro gasto en pensiones? 78 por ciento, ¿y
sabe cuánto ha crecido nuestro gasto social en materias
diferentes a pensiones? 38 por ciento.

Y ahí están las cifras, al examen de todos los
colombianos, Ahora, ¿que falta? Falta mucho.

Yo veía esta semana en Cali, el lunes en Cali, todo lo
que este Gobierno ha crecido en régimen subsidiado de
salud, pero hay 420 mil pobres caleños, de estratos 1
y 2 que todavía no tienen régimen subsidiado, de
ellos tendríamos que restar los que tienen régimen
contributivo, los otros no tiene régimen subsidiado.

Si falta mucho Álvaro, nosotros hemos entregado en este
Gobierno más de ocho millones de carnés de salud,
pero quedan cuatro millones de colombianos de los estratos más
pobres sin carné de salud, este es un proceso que tiene
que tener una dialéctica, un proceso ascendente para mejorar
la seguridad y mejorar la inversión social.

Álvaro García: Presidente, ¿está contento
con los índices del crecimiento económico frente
a la meta que usted mismo se trazo?

Presidente Uribe: Las metas que nosotros
nos trazamos y que el país anticipaba hace tres años
y medio, eran unas metas muy pobres, muy prudentes, crecimientos
del 2, del
2,5, del tres; esas fueron las que quedaron consignadas en el
plan de desarrollo.

El informe preliminar que tengo es que
el último trimestre
tuvo 5,7. Nosotros a principios del 2004 nos propusimos 5 por
ciento, el Banco de la República ha contratado la revisión
de la manera como se mide el crecimiento, de elementos que se
utilizan allí como los deflactores para saber con que
inflación se miden las exportaciones y con que inflación
la parte del producto que va al mercado del país, estamos
esperando que el Banco de la República de ese resultado,
los expertos anticipan que una vez se haga ese correctivo, el
crecimiento del año pasado fue del 5 ó mas y este
año puede ser superior, y en la medida que nosotros manejemos
bien esa economía, avancemos en la política de
seguridad, consigamos nuevos mercados de exportación,
por eso el esfuerzo por el TLC, esto tiene que crecer más,
lo importante es un crecimiento alto y sostenido en el largo
plazo, y que incida en la reducción de la pobreza y en
el desempleo.

La pobreza muy alta, pero en este Gobierno ha bajado del 57
al 48.

El desempleo muy alto, pero en este Gobierno
ha bajado del 18 por ciento que estaba en las grandes ciudades
al 12,1 y en noviembre
en todo el país, tuvimos un desempleo del 10, en los jefes
de hogar si que ha bajado el desempleo, estaba rayando el 10
por ciento, está nuevamente por debajo del cinco, y ese
es el desempleo más preocupante, porque el papá pierde
el empleo, la mamá con hijos chiquitos se desespera, tiene
que abandonar el hogar para buscar ingresos para el hogar, los
niñitos se desesperan, cuando ya son adolescentes se convierten
en desertores de la escuela, abandonan la escuela y van a buscar
un empleo prematuro. Estamos trabajando para mejorar todo esto,
para que el crecimiento económico se traduzca en más
y mejores empleos.

Hay una preocupación por el desempleo, la acepto, el
subempleo miramos lo de salarios, los colombianos hoy dicen queremos
más salarios, tienen razón, hace tres años
y medio decían queremos más puestos de trabajo,
a medida que la gente encuentra puestos de trabajo dicen queremos
mejores salarios, es normal.

¿Pero sabe usted que hay 2 millones
700 mil colombianos que en este Gobierno han pasado de empleos
de tiempo parcial
a empleos de tiempo completo?

Ahora los colombianos dicen, estamos
trabajando en lo que no queremos. El médico manejando taxi, esa es una expresión
del subempleo. ¿Cómo se corrige eso? Con la Revolución
Educativa, para darle esta entrevista acabo de terminar un control
de gestión del Sena, donde estábamos preparando
que va a hacer el Sena en el 2006, cuando tiene que llegar a
la formación de 130 mil técnicos y tecnólogos
y todo ajustado a las necesidades sociales del país, esto
es que se estudie aquello que le va a dar oportunidad de empresa
o de empleo al que estudie y aquello que necesita la vida económica
y social.

Álvaro García: Presidente, usted hablaba ahora
del TLC. ¿De qué depende que ese tratado se salve
o se hunda?

Presidente Uribe: Es necesario, pero
tiene que ser equitativo, la verdad es que yo no le puedo esconder
al país mi afán
por tenerlo. ¿Por qué? Porque el 31 de diciembre
del 2006 se vence el APTDEA que es un sistema unilateral de preferencias
que nos da Estados Unidos, todo indica que no lo van a prorrogar
y advirtieron a los países del Caribe como República
Dominicana que no lo podían prorrogar, todo indica que
no lo van a prorrogar. Yo no quiero que este país, el
primero de enero del 2007, tenga que pagar aranceles altísimos
para exportar a Estados Unidos. Entonces los chinos inundando
de confecciones a Estados Unidos y nosotros sin poder entrar ¿Qué le
pasa a nuestro empleo? Entonces tenemos todo el afán por
firmarlo, pero que sea equitativo, que es lo que le hemos pedido
a los Estados Unidos.

Hemos avanzado en el capítulo de pequeña empresa,
está a salvo. Yo creo que la preocupación que tenían
los artistas sobre cuotas de pantalla, eso está negociado
ya y bien negociado y los artistas colombianos que son una expresión
grande de la cultura y bien importante, saben que el Gobierno
los ha defendido. Nos subsisten problemas en el área agrícola
y en el área de propiedad intelectual, que estamos buscando
como los resolvemos.

Álvaro García: ¿Qué le dice usted
al colombiano común y corriente que está viendo
esta entrevista en este momento sobre la importancia del TLC,
por qué para usted es importante, por qué va a
ser importante para el futuro de la gente en Colombia?

Presidente Uribe: Es muy claro Álvaro, mire; si este
país no tiene esos mercados la gente no invierte. Hay
muchos productos que nosotros podemos exportar pero necesitamos
esos mercados, uno para poder erradicar la pobreza en Colombia,
necesita que haya más inversión y más crecimiento,
que eso vaya jalonando la erradicación de la pobreza,
de lo contrario no se puede.

Hace pocos días visité Nariño y me dijeron,
ya estamos investigando aquí unos productos agropecuarios
nuevos, pero resulta que esos productos para entrar a esos mercados
necesitan acuerdos de comercio. Es que este país no es
gran exportador de petróleo, cuando uno está ofreciendo
petróleo, Para exportar bocadillos de Titiribí necesitamos
permisos sanitarios, licencias, etc. Hace pocos días tuve
una reunión con el sector agropecuario, me decían,
en toda la ladera del río Cauca, en estos valles interandinos,
hay unos climas ideales para mangos, puede ser un gran producto
de exportación, necesita TLC.

Otros me decían, en la zona marginal caliente cafetera,
hay grandes desarrollos de cardamomo, necesita TLC. Otros me
decían, que bueno que este país que ya empezó a
producir alcohol carburante, en el futuro no solamente produzca
lo que necesita para su mercado interno, sino que pueda exportar,
eso necesita TLC. En el Quindío me mostraban la nuez de
macadamia, y en el Cauca, me dicen, mire que cultivo para generar
empleo, eso necesita TLC para exportar. En el Meta me dicen,
vamos a producir alcohol con yuca, en el Cesar me dicen vamos
a producir alcohol con yuca. En Barrancabermeja me dicen, estamos
creciendo mucho con los campesinos las plantaciones de palma
africana para biodiesel, para exportar todo eso necesitamos TLC.
Qué me dicen los otros, no nos vaya dejar quebrar a los
arroceros, por eso estamos pidiendo equidad para el arroz, qué me
dicen los otros, no nos vaya quebrar a los agricultores, por
eso estamos pidiendo equidad para que al país no lo vayan
a inundar de los muslos y de las alitas de los pollos norteamericanos,
alitas no, alotas, porque esos pollos allá parecen pavos
reales y nos pueden quebrar la industria avícola nacional.
Nosotros estamos buscando firmar ese tratado con equidad.

Álvaro García: Presidente, finalmente para concluir
este tema, ¿le preocupa que la política interfiera
en el desarrollo de este tipo de políticas, enfocadas
por ejemplo a un tratado como el TLC?

Presidente Uribe: Hay que pensar es en
cumplir los deberes con el país, cualquiera sea el riesgo político, desde
que haya buena fe, mi Dios va a ayudar. Y la verdad es que en
esta nueva etapa de la democracia colombiana yo voy a procurar
cumplirle al país lo que le garanticé, que en el
periodo aquel que viene, de parte del Gobierno del Presidente,
haya más Gobierno que campaña.

Álvaro García: Presidente, otro tema que es muy
sensible y que preocupa mucho a los colombianos es el de los
pensionados, ¿en ese tema qué se ha logrado?

Presidente Uribe: Hoy había preocupación por el
pago a los pensionados. Hombre, a este país le advirtieron
que venía una borrasca y no creímos, y a este Gobierno
le llegó esa avalancha, el agotamiento de las reservas
del Seguro Social.

Este año el Seguro Social paga seis billones en pensiones,
solamente recauda dos, pero le hemos pagado a los pensionados.
El Gobierno le tiene que trasladar al Seguro Social cuatro billones,
en año entrante cuatro billones y medio. Reitero a los
pensionados de mi Patria, la obligación y el compromiso
de pagarles las pensiones en este escenario de ausencia de reservas.
Las pensiones totales que paga el Estado colombiano valen 16
billones, en este Gobierno el costo de pensiones se nos creció en
un 78 por ciento, en medio de enormes dificultades les hemos
pagado a los pensionados. Yo he dicho, prefiero dejar la Presidencia
de la República sin salarios que no pagarle a los pensionados,
en esta tarea estamos de cumplirles.

Álvaro García: En ese tema social señor
Presidente, ¿en cuáles asuntos siente usted que
se ha avanzado realmente de una manera muy importante y lo deja
muy satisfecho, y en cuáles cree que le faltó o
que hay que hacer algo todavía por los colombianos?

Presidente Uribe: Satisfecho no, un país con 48 por ciento
de pobreza, uno no se puede dejar declarar satisfecho, que venimos
del 57, sí, pero es que hay que erradicarla del todo.
Mire, régimen subsidiado, teníamos 10 millones
y medio, terminamos el año con 18 millones, en dos años
podemos tener plena cobertura, ya la tenemos en cinco departamentos,
Antioquia, Cesar, Huila, Arauca y Casanare.

Familias en Acción: terminamos el año con 500
mil, 100 mil de ellas desplazadas, las mamás reciben una
platica para la educación y nutrición de los hijos,
necesitamos un millón, o sea que apenas vamos en la mitad
del camino, el año entrante debemos terminar con 650 mil.
Vamos a cumplir la meta educativa, crear millón y medio
de cupos escolares, pero todavía quedarán 500 mil
niñitos por fuera, el país en dos, tres años,
a lo sumo del cuatrienio siguiente, debe estar en plena cobertura
en educación básica.

Hemos avanzado muchísimo en la recuperación de
la afiliación a la seguridad social, hoy tenemos dos millones
y medio de colombianos más como beneficiarios del régimen
contributivo, aquí tengo esa cifra: teníamos a
noviembre dos millones 300 mil, hemos creado millón 675,
millón 700 mil empleos. Dos millones 600 mil colombianos
han pasado de empleo tiempo parcial a tiempo total, pero hay
problemas muy graves como lo reconocíamos ya de subempleo.

El programa de seguridad alimentaria
nos ha ayudado muchísimo
a millón 300 mil campesinos. Colombia se estaba gastando
en desplazados al año 70 mil millones, 78 mil millones,
este año se gasta 438 mil millones, el presupuesto del
año entrante es de más de 800 mil millones. El
año entrante el presupuesto para desplazados, para reinsertados,
para Familias Guardabosques, familias que estaban en la coca,
que ahora son campesinos dedicados a preservar el área
libre de coca, esos tres rubros; desplazados, Familias Guardabosques
y reinsertados, el año entrante nos vale billón
y medio. Se está haciendo un gran esfuerzo, hoy tenemos
trabajadores afiliados al sistema de pensiones, un millón
100 mil trabajadores más que cuando empezó el Gobierno,
el mismo número de afiliados a lo que se llama riesgos
profesionales, y hay un número de aproximadamente 700
mil trabajadores adicionales en las cajas de compensación.

Algo bien importante, cómo ha crecido el microcrédito,
en este Gobierno nos habíamos comprometido a entregar
cinco billones en microcrédito, no nos creían,
nosotros mismos poníamos en duda, ya pasamos esa cifra
más de dos millones 600 mil colombianos se han beneficiado
de nuestros programas de microcrédito. Cuando empezó el
Gobierno la cartera de microcrédito valía 735 mil
millones, hoy está por encima de dos billones 700 mil
millones. Pero el Ministro de Comercio me dice en los consejos
comunitarios y en esas reuniones periódicas con los microempresarios,
Presidente por qué viene la gente a quejarse si ha mejorado
tanto el crédito, le dije, porque hay dos maneras de ver
el problema: una es a través de las cifras del Power Point,
que le dicen a uno, sí, casi tres millones de colombianos
beneficiarios de microcrédito, ha pasado de 725 mil millones
a más de dos billones 700 mil, y otra manera de ver el
problema es a través no del Power Point, sino del Power
People la gente de carne y hueso. Entonces le dije, vea Ministro
es que a esta reunión no vienen los que ya recibieron
el microcrédito, sino a esa inmensa mayoría de
colombianos que no lo ha recibido, por eso el Gobierno tiene
que contar lo que ha hecho, pero humildemente reconocer todo
lo que falta.

Álvaro García: Presidente, hablemos ahora un poco
del tema de relaciones internacionales, parece que Colombia está atravesando
por un muy buen momento en sus relaciones con Venezuela. Ha cambiado
mucho desde como se iniciaron y como pasaron, por ejemplo por
febrero de este año que atravesaron una profunda crisis. ¿Qué ha
cambiado, que se hizo para que esas relaciones se estabilizaran
y estar en el tono en el que están hoy?

Presidente Uribe: Primero, nosotros hemos
mantenido una política
consistente en todos los momentos, de relaciones exteriores,
no me refiero al tema de la hermana República de Venezuela,
sino en general. Elementos de esa política, prudencia
en el discurso, eficacia en la acción, apertura universal,
mucha solidaridad con todos los pueblos democráticos.
En nombre de esos cuatro elementos, por ejemplo nosotros en Mar
del Plata fuimos un puente para evitar polarizaciones, dijimos
nada nos ganamos con que por un lado haya 24 países y
por otro lado cuatro, cuando aquí nos tenemos que unir
todos. La señora Canciller se constituyó en el
gran factor de unidad para escoger al nuevo secretario de la
OEA, cuando eso estaba totalmente polarizado. Nosotros sabemos
que el mejor servicio a Colombia es que Colombia sea respetada
por todos los países del mundo, esta es una visión
de nuestra política internacional.

Tenemos una gran alianza contra el terrorismo
en Estados Unidos y somos pioneros en construcción de la hermandad andina
y de la hermandad latinoamericana. Hemos trabajado en la unión
suramericana pero nos hemos constituido en el gran puente de
la unión suramericana con centroamérica y por eso
ya ingresamos como observadores al Plan Panamá – Puebla.
Una política de universal solidaridad con los pueblos
democráticos.

Álvaro García: Presidente, ¿cuál
es su visión sobre el episodio que se ventiló en
las últimas horas de la reunión de militares colombianos
con ex militares venezolanos golpistas, y cómo lo manejó de
cara al Gobierno de Venezuela?

Presidente Uribe: Hay que decir la verdad
y a tiempo, es mi insistencia en todos estos temas, es mi insistencia
cuando hay
reveses militares. Yo le he dicho a los comandantes con toda
la solidaridad, yo les hablo como de soldado a soldado, porque
debajo de este Everfit hay una carnita y unos huesitos de soldado
y de policía, yo soy un policía con profundo afecto
democrático, yo les digo, mire, la diferencia entre nosotros
y la guerrilla es que nosotros somos la Institución y
como institución tenemos que dar ejemplo, y cuando la
guerrilla tiene una pérdida la oculta, o trata de desvirtuarla
diciendo que iba a intervenir era a la Cruz Roja para entregar
los secuestrados, cuando los secuestrados se los arrebató el
Ejército, la Policía.

Nosotros cuando tenemos un revés tenemos que decir la
verdad, cualquier dificultad del Gobierno hay que contarla con
incurable buena fe, me dice el presidente Chávez, aquí le
entrego estas fotos de estas reuniones en este edificio de Bogotá,
de militares que salieron del ejército venezolano y entraron
a este edificio a unas reuniones, y participaron fulano y perano,
me sorprendió con esa información. La señora
Canciller, el Director del DAS, todo el mundo la estudia, y me
dicen, Presidente cómo se va a manejar esto, esto fue
en un edificio militar colombiano. Digamos la verdad, así de
simple. Entonces yo le dije la verdad al Presidente Chávez
en privado y en público, le dije, Presidente nosotros
hicimos la investigación, esas reuniones se dieron en
un edificio militar colombiano, yo no conozco que esas reuniones
hayan producido mal, pero no estaban autorizadas ni las vamos
a autorizar. Y además se puede tener la certeza que Colombia
no permitirá que haya conspiraciones contra gobiernos
democráticos, y menos hermanos.

Y además hay que tener en cuenta que un país como
Colombia que pide a todos los vecinos colaboración contra
el terrorismo, no puede por un lado pedir colaboración
contra el terrorismo, y por otro lado sembrar dudas de que Colombia
sea tierra fértil, para la conspiración.

Entonces aquí hay que tener claridad de que la solidaridad
se construye de lado y lado, uno no puede pedir solidaridad y
siendo insolidario. Y aquí hay que tener claridad de que
hay cosas que cuando se conocen a tiempo, se hacen públicas
a tiempo, se evita que se repitan.

Álvaro García: ¿Cómo reaccionó el
presidente Chávez, frente a la explicación que
usted le dio?

Presidente Uribe: Como reacciona cualquier ciudadano cuando
se le cuenta la verdad, tranquilamente.

Álvaro García: Presidente, esto desencadenó un
regaño suyo a uno de sus funcionarios, quería preguntarle
por eso, en algunas oportunidades y en diferentes circunstancias,
por diferentes motivos, usted ha regañado públicamente
a sus funcionarios, ¿esa política le parece que
le ha servido, que ha dado buenos resultados?

Presidente Uribe: No lo debería hacer, mi suegra decía
que había que regañar al oído, pero yo tengo
ese problema de querer administrar en tumulto que es muy importante,
y de ventilar lo público en público. Ahora, yo
le hablo a los militares no como un gobernante que está por
encima de ellos, sino como un compañero con una responsabilidad
mayor, y los quiero y los defiendo, y cualquier revés,
lo que más me duele es por el prestigio de ellos, yo no
podía dormir en estas noches, llevaba tiempo sin tener
unas noches en vela como estas, pensando en los policías
secuestrados del Chocó. Y yo he sido muy insistente en
que no escondamos los reveses militares, entonces de pronto cuando
digo, esto no fue así, esto fue de esta otra manera, lo
digo por el bien de la credibilidad de los colombianos en la
fuerza pública, algunos lo interpretan como regaño.

Andrés Peñate el director del DAS le tengo toda
la confianza, en algún momento le dije; hombre, yo no
lo quiero nombrar director del DAS porque me da preocupación
reemplazarlo como Viceministro de Defensa, es un muchacho de
lujo. Y le decía esta mañana, vea yo le tengo toda
la confianza a Andrés usted, todo el afecto, todo el reconocimiento
a su pulcritud de patriota, hay que ser muy prudente, usted me
acompañó el sábado, usted me dio la información
de lo que había pasado y yo se la transmití paladinamente
al presidente Chávez en privado y en público, llámeme
cuando vayan a dar una declaración de esas, pero yo me
vi afanado el lunes en Cali a salir públicamente porque
estaba por encima de todo, por encima de todo estaba un temita
que es el de las relaciones internacionales de Colombia.

Álvaro García: Señor Presidente, Colombia
es un importante aliado de los Estados Unidos, y sorprendió mucho
la parada que hubo a raíz de las declaraciones del Embajador, ¿por
qué esa expresión tan fuerte para impedir la intervención
en los asuntos internos de Colombia?

Presidente Uribe: Yo lo digo con todo
el afecto con el pueblo norteamericano, con toda la gratitud
por sus instituciones. Las
democracias contemporáneas exigen toda la nobleza en la
alianza y todo el respeto a la dignidad de los pueblos. Pero
confío que ese haya sido un episodio que afiance esos
valores, que le de más luces al camino, y dejémoslo
ahí.

Álvaro García: Colombia también ha sido,
en medio de la región un gran aliando de Estados Unidos,
eso está claro, sin embargo ahora la presencia de Evo
Morales como muy seguro Presidente, amigo del presidente Chávez,
amigo del presidente Kirchner, que tienen posiciones que varían
con respecto a la posición de Colombia, ¿usted
cómo ve esa coyuntura que se está formando?

Presidente Uribe: Por los intereses superiores
de Colombia hay que manejarla con toda prudencia. Cuando eligieron
a Lula dijeron,
y ahora las relaciones de Uribe con Lula, las relaciones de Colombia
con el Brasil están hoy en el mayor momento histórico.
Hace cuatro años era imposible pensar, que a estas alturas
tendríamos como ya tenemos, incluso ratificado por el
Congreso el tratado de Comunidad Andina – Mercosur. Vamos
a manejar esto con el nuevo gobierno boliviano con toda la prudencia,
desde que los gobiernos respeten la regla democrática
se abre paso el camino, lo importante es que cada Gobierno respete
la regla democrática.

Álvaro García: Presidente, ¿qué va
a hacer en vacaciones, estos días a qué se va a
dedicar?

Presidente Uribe: Voy a hacer mañana una evaluación
de nuestra política en Nariño, y desde Nariño
una invitación a los colombianos que la quiero formular
a través de RCN, para que visiten ese gran departamento
de la Patria. Me han pedido los ciudadanos de Nariño que
los colombianos no tengan miedo por las alarmas del Galeras,
esas alarmas están hoy superadas, allá hay un buen
sistema de prevención de desastres, con la ayuda de Dios
el pueblo nariñense tiene que esta a salvo, invitar a
los colombianos a que hagan turismo allí.

El viernes vamos a hacer una evaluación en Córdoba.
Iba a ir el sábado a Cartagena del Chairá, a pasar
el 24 con mis compatriotas del Caquetá, en esa zona donde
hemos recuperado el predominio y las instituciones, y donde tenemos
un ejemplo de lo que es la armonía entre política
de orden público y política social, pero me voy
a ir a Bagadó, a pasar allá el día con los
soldados, con los policías que están en esta operación
militar, porque no nos vamos a quedar contentos con el rescate
de los policías, vamos a trabajar hasta que acabemos el
terrorismo en la selva chocoana.

Álvaro García: ¿Y no se va a dedicar unos
días a su descanso, a la familia?

Presidente Uribe: Sí hay que acostarse temprano, por
ahí montar los caballitos con un teléfono celular
hablando con los comandantes de las Brigadas, con los altos comandantes,
con los comandantes de las policías, pendiente del turismo
de mis compatriotas, y levantarse temprano y leer cositas, y
rezar, porque que me digan que no rezan los que viven en santidad,
pecadores y regañones como yo, tenemos que rezar.

Álvaro García: Presidente, haciendo el balance
de fin de año, ¿cuál fue el momento más
feliz y el momento más triste que tuvo que atravesar en
este año que acaba?

Presidente Uribe: Momentos tristes muchos,
hombre. Uno bien triste, recientemente cuando asesinaron a
Jaime Lozada, momento
muy triste este año, la muerte del presidente Turbay,
yo quería mucho al presidente Turbay, lo conocí muchos
años, un ejemplo de patriota.

Momentos alegres, cuando hay una buena
noticia de que ha disminuido el desempleo, cuando hay una buena
noticia de aumento de afiliación
a la seguridad social. Momentos alegres, cuando se le entrega
un microcrédito a una humilde mujer colombiana que por
primera vez recibe un crédito.

Álvaro García: ¿Qué dice su familia
ante la posibilidad de pasar otros cuatro años en la Casa
de Nariño, ellos cómo lo ven, cómo se vive
eso al interior de su familia?

Presidente Uribe: A la ley de garantías le faltó un
artículo, que obligaran al Presidente que aspirara, a
consultarle a la señora.

Álvaro García: ¿Qué le va a pedir
al niño Dios?

Presidente Uribe: Al niño Dios qué le voy a pedir,
que Colombia progrese. Yo quisiera poder ver así fuera
desde el cielo, que las nuevas generaciones de colombianos puedan
vivir felices en esta tierra.

Álvaro García: Ayer me llegó el muñeco
de Uribe, el Uribito, un regalo del Partido de la U, ¿qué siente
usted como Presidente, que tenga su propio muñeco?

Presidente Uribe: Tranquilidad, qué más
se va a sentir.

Álvaro García: Bueno un mensaje de fin de año
para los colombianos, Presidente.

Presidente Uribe: Un mensaje lleno de
afecto, de feliz navidad, un mensaje lleno de afecto de feliz
año, y un mensajito,
un mensaje de que todos sintamos amor por Colombia, mucho amor
por Colombia.

Álvaro García: ¿Por qué?

Presidente Uribe: Porque cuando se siente
amor por Colombia las cosas difíciles se hacen, las escaceses se sanean
se subsanan, cuando se siente gran amor por Colombia esa es la
mayor vacuna para que no haya corrupción, cuando se siente
gran amor por Colombia prima la solidaridad sobre los sentimientos
personales.

Muchas gracias Álvaro, feliz Navidad, feliz año
y amor por Colombia.

Álvaro García: Presidente
muchas gracias.

Presidente Uribe: Muchas gracias.

Deja una respuesta