Sitio oficial
 

Entrevista ofrecida por el expresidente Álvaro Uribe Vélez a la W Radio

Bogotá, 5 de febrero de 2016 (CD). W Radio: Expresidente Uribe ejecuta y tiene el control del Plan Colombia durante ocho años con éxitos que, repito, aquí en Washington no tienen discusión. El propio W Radio: Expresidente Uribe ejecuta y tiene el control del Plan Colombia durante ocho años con éxitos que, repito, aquí en Washington no tienen discusión. El propio presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anoche en la Casa Blanca, mencionó al presidente Uribe.

 

En el libro El país que se hizo posible, hay todo tipo de referencias a lo que significó el gobierno del presidente Uribe con la ejecución del Plan Colombia, pero me llamó mucho la atención y lo compartí con el presidente Uribe la entrevista al expresidente George W. Bush. Realmente esa coincidencia de los dos gobiernos no solamente fortaleció una, se ve una muy especial amistad y admiración del presidente Bush por el presidente Uribe, sino más y más herramientas para trabajar juntos en temas que marcaron la historia de Colombia y del gobierno del presidente Uribe.

 

Por eso, entendiendo sus razones, respetando sus argumentos, el gran ausente, como decía Alberto, es uno que no pudo venir, el general Tapias porque partió, pero el otro gran ausente indiscutiblemente es el presidente Álvaro Uribe.

 

Lo saludamos a esta hora. Presidente Uribe muy buenos días.

 

Álvaro Uribe Vélez (AUV): Julio muy buenos días a usted, a sus compañeros de La W y a todos sus oyentes y muchas gracias.

 

Empiezo por contarle, desde hace más de una semana, a principios de la semana pasada envié una carta expresiva, con toda la gratitud al señor presidente Obama y los funcionarios de los Estados Unidos me confirmaron que la carta llegó a la Casa Blanca, texto cuya confidencialidad debo respetar por el protocolo de los Estados Unidos.

 

Y a los comentarios que generosamente usted ha hecho con esta introducción. En buena hora los presidentes Clinton y Pastrana, con la ayuda muy eficiente de ese gran colombiano Luis Alberto Moreno que era el embajador y de muchos ciudadanos de ambos países, concibieron el Plan Colombia.

 

Y no coincidí con el presidente Clinton pero él nos apoyó mucho. El presidente Barack Obama, durante los 19 meses de su mandato coincidieron con el final de mi gobierno, él nos apoyó, le debo gratitud pero además con él se firmó el acuerdo para prolongar el Plan Colombia, que lo satanizaron llamándolo el acuerdo de las bases norteamericanas.

 

Me llamó mucho la atención que el actual presidente de Colombia, que como ministro participó en la negociación de ese acuerdo después cuando el Consejo de Estado pidió que lo ratificara el Congreso, el actual Presidente no lo llevó al Congreso y no lo puso en acción.

 

Y al presidente Bush le debo, usted lo ha mencionado, le debo particular gratitud por las decisiones que tomó.

 

¿Qué decisiones tomó él? Por ejemplo que se apoyara a Colombia con logística para la interceptación aérea. Al año siguiente, el gobierno nuestro pudo comprobar en radares internacionales que los vuelos ilegales se habían desplazado del espacio aéreo colombiano al venezolano, y decisión trascendente por confianza en Colombia a nuestros gobiernos, el presidente Bush aprobó que le vendieran a nuestro gobierno municiones de precisión y eso fue determinante para empezar eficazmente la desarticulación del terrorismo, que se usaron en el caso ya caso de Acacio; en donde se rescataron computadores con mucha información; en el caso de Martín Caballero, el secuestrador del doctor Fernando Araújo; en el caso de quienes manejaban el secuestro de la doctora Íngrid Betacourt; Raúl Reyes y los otros usurpadores de la selva ecuatoriana; y sobró y se le dejó al actual Presidente de Colombia para que llevara a cabo la operación detrás de la cual estábamos que abatió al señor Briceño, alias el Mono Jojoy.

 

Yo le debo particular gratitud a los Estados Unidos, al presidente Bush y a todos los colombianos que ayudaron y reconozco la concepción del Plan Colombia del presidente Pastrana, de Luis Alberto Moreno y nosotros procuramos trabajar con la mayor buena fe y con toda la eficacia.

 

W Radio: Expresidente Uribe por supuesto, como bien lo ha narrado usted en estos micrófonos, usted fue parte fundamental de la implementación de ese Plan Colombia, por eso muchas personas reclamaban que no estuviera ayer usted aquí presente en la celebración de esos 15 años. Al final ya sabemos que envió una carta al gobierno de los Estados Unidos pero ¿por qué tomó la decisión de no venir?

 

(AUV): ¿Qué te digo? Primero, yo quedé desorientado cuando los colegas de ustedes me transmitieron la invitación del Presidente de Colombia por allá en Orocué, que tuvo tantas interpretaciones, yo quedé algo desorientado, pero después tuve claridad porque me llegó la tarjeta del presidente Obama, yo había hablado con el embajador, con el señor Aronson, que es el representante del presidente Obama para los diálogos de La Habana y y yo siempre estoy preocupado, imagínese que yo extradité mil, casi mil 200 personas, la mayoría a Estados Unidos y pienso en los funcionarios que firmaron conmigo esas extradiciones y los jueces que las aprobaron, pienso en los policías, en los soldados, pienso en tantos colombianos, en esas familias que quedaron dolidas y entonces yo no puedo entender, no me cabe, no pasa por mi mente que ahora conviertan el narcotráfico en delito político.

 

A mí me enseñó la facultad de Derecho que la calificación de las conductas tienen que basarse también en la realidad, y el narcotráfico lo que ha hecho en Colombia es financiar masacre; no me cabe, no me cabe en la cabeza que al cartel de cocaína más grande del mundo, que ha financiado estas masacres, El Nogal, Bojayá, los secuestros con el narcotráfico a sus integrantes, a sus cabecillas ni los extraditen ni los lleven a la cárcel internamente, y además los van apremiar con elegibilidad, todo esto me ha dolido mucho.

 

Nosotros hicimos grandes esfuerzos, por ejemplo, nosotros derramamos el impuesto a la seguridad democrática porque no había con qué pagarle a los soldados; creamos Familias Guardabosques, cien mil, hoy tan necesario por el problema de calentamiento global , acabaron con eso, era para remunerar a las familias rurales para que no destruyeran el bosque para sembrar coca; introdujimos la erradicación manual,  en los mínimos, la fumigación acabada; y las Farc no solamente impune y elegible, sino que el Gobierno que ha dejado revivir el narcotráfico asombrosamente de  cuarenta y siete mil de hectáreas de coca en el 2012 a noventa mil, de doscientas setenta toneladas métricas que veníamos de setecientas, ahora estamos bordeando las quinientas; extorsión y rearme en todo el país.

 

Yo estoy bastante preocupado por el futuro de Colombia por eso, y a ratos pensó que los diez mil millones de dólares de Estados Unidos, tanto apoyo y el esfuerzo de tantos colombianos, en el Gobierno Santos se ha perdido. Entonces todo esto me ha dado tristeza y por eso le mandé una carta muy sentida de mucha gratitud con suficiente antelación al señor Presidente Obama.

 

 

W Radio: O sea expresidente, por lo que uno le escucha uno podría concluir que usted no cree que se justificaba conmemorar la fecha y menos con este despliegue que se ha hecho, pero fíjese que con los mismos argumentos en contra que usted acaba de expresar, el expresidente (Andrés) Pastrana sí asistió porque consideraba que su presencia justamente era importante para evitar  que el narcotráfico se le diera el carácter de delito político

 

¿Por qué no le convenció el expresidente Pastrana?

 

(AUV): Bueno, yo respeto mucho esas decisiones, no debo comentarlas, pero yo tengo otra enorme preocupación también, esa imagen que han vendido de Colombia. Entonces yo oigo a funcionarios de Estados Unidos decir que Colombia va a terminar la guerra civil; aquí no tenemos guerra civil, nos comparan con El Salvador, con las dictaduras centroamericanas o del Cono Sur que tuvieron a civiles en armas contra dictaduras; esta democracia nuestra ha tenido la virtud de mejorarse sin claudicaciones al terrorismo.

 

Y ya que usted menciona al expresidente Pastrana, si  el presidente Pastrana le hubiera dado las Farc la mitad  de lo que el Gobierno Santos le ha otorgado, seguramente habrían firmado en El Caguán. Este proceso no ha sido de negación sino de claudicación y El Salvador no es ejemplo

 

Mire, que la impunidad que pactaron hoy la están reversando con la orden de revivir el caso de Mozote, y es uno de los países más violentos del mundo; es muy importante y lo tengo verificado desde hace seis años  que la exguerrilla accedió al Gobierno de El Salvador, allí se frenó la confianza en la inversión privada.

 

¡Cuidado! Aquí hay muchos empresarios que quieren ocultar la realidad. El Narcoterrorismo de las Farc representan el castrismo en la versión chavista  y lo vuelven interlocutor para la ruralidad colombiana, cuando la ruralidad colombiana  ha sido víctima de las Farc, y vuelven a las Farc en socia legítima del Gobierno para combatir al narcotráfico, uno no puede aceptar eso.

 

Pero además igual a nuestras Fuerzas Armadas y a nuestros civiles con el terrorismo y le están diciendo a las Fuerzas Armadas que ahora sí con la justicia transicional no van a tener problemas con la justicia; equipararan a nuestros comandantes militares con los cabecillas del terrorismo y a nuestros comandante militares les dicen: ‘sométanse a la justicia transicional, que si queda claro que ustedes no ordenaron masacres ni falsos positivos, que no lo supieron y que castigaron a los responsables después de conocidos, ustedes no van a ir a la cárcel’; era lo que debería estar haciendo hoy la justicia ordinaria, pero mire, le dan el mismo beneficio a la guerrilla y ahí hay una enrome diferencia.

 

Yo se lo escribí está mañana al doctor Carlos Holmes para que se lo diga al doctor Enrique Santiago, hay una enorme diferencia porque el objetivo de las Fuerzas Armadas es la protección de la ley y del ciudadano, el objetivo de la criminalidad es el crimen. No tendrá transcendencia que eximan  de responsabilidad a los cabecillas del terrorismo porque de todas maneras no van a ir a la cárcel y los van a elegir, lo grave es ese antecedente de indignidad de decirles: ‘ustedes no son responsables por una masacre que hubiera cometido un subalterno de ustedes ¿cómo que no lo van hacer si ellos ordenaron delinquir? que es todo lo contrario de lo que ocurre con las Fuerzas Armadas donde el comandante ordena es proteger la ley y al ciudadano.

 

Todo esto le causa a uno preocupaciones, razones y yo no me sentía con disposición de alma para asistir, no obstante, mi gratitud con los Estados Unidos que ya la reitere, se la dije de todo corazón al Presidente Obama en la carta,  no obstante, mi gratitud con el esfuerzo y el sacrificio de tantos colombianos.

 

 

W Radio: Presidente el excongresista Guillermo Rivera hablando el balance del Plan Colombia en el Putumayo, se refirió a muchas de las virtudes de este plan en materia de cultivos ilícitos, programas sociales y productivos, fortalecimiento de las Fuerzas Armadas entre otras.

 

Sin embargo, el doctor Rivera hablaba sobre una faceta gris y es que el incremento de pie de fuerza financiado por el Plan Colombia coincidió con el ingreso y expansión del paramilitarismo por lo menos en el departamento de Putumayo.

 

¿Qué opinión le merece esta afirmación por parte del excongresista Rivera?

 

(AUV): Bueno, primero contra todo lo que imaginé yo encontré paramilitarismo en el sur del país, lo primero que hice fue desmontarlo. Yo recuerdo una llamada de parte de Parmenio Cuellar que era Gobernador de Nariño, lo pueden corroborar  con  él y él me hizo oposición, a denunciar paramilitares y como los enfrentamos, lo mismo en el putumayo.

 

Segundo, el programa vial más importante que se hizo en mi gobierno se hizo en el Putumayo,  ahí están todas esas carreteras y otras en ejecución como la variante que baja a Mocoa, por allá que baja por cuatro municipios del Alto Putumayo que limitan con Nariño la carretera quedó hasta la frontera ecuatoriana, etcétera.

 

Allá hubo un gran programa de Familias Guardabosques en nuestro gobierno, de Familias en Acción, de cultivos sustitutivos, etcétera, etcétera, y los Estados Unidos no financió la tropa colombiana, no hubo soldados norteamericanos.

 

Por ejemplo: ¿En qué me ayudaron en el tema de la erradicación manual que la introdujo nuestro gobierno?  Nos ayudaban con transporte, en esos helicópteros de Estados Unidos y fue una ayuda muy valiosa. Putumayo avanzó mucho, diría yo, y que tristemente hoy está en manos otra vez de las Farc.

 

Una de las cuencas promisorias de petróleo en Colombia es la cuenca del río Putumayo y allí se acabó la exploración en los últimos años porque regresó el narcotráfico y el control de las Farc.

 

W Radio:

 

Expresidente Uribe, durante estos días hemos escuchado declaraciones de funcionarios, exfuncionarios y congresistas de Estados Unidos que insisten en la idea de que el éxito del Plan Colombia y el retorno de ser un Estado fallido a convertirse en un país líder en América Latina, es un ejemplo de la utilidad de la ayuda de Estados Unidos a otros países.

 

¿Cree usted que en el fondo  esto lo que hace es que el Gobierno de Estados Unidos esté dispuesto a tragarse ese sapo de permitir que las Farc se desmovilicen y no sean extraditadas por ejemplo?

 

(AUV): A ver, que el Plan Colombia fue muy útil, que en Colombia hicimos enormes esfuerzos sí, que estamos agradecidos con los Estados Unidos sí. Yo diría que todo este esfuerzo que se hicieron en el gobierno nuestro tenía un punto sobresaliente, nuestra voluntad; porque si usted tiene ayuda extranjera pero no tiene voluntad interna esa ayuda se pierde. Que hemos tenido ahora un enorme retroceso, la realidad del país lo muestra, pregunte por la extorsión. Yo acabo de recorrer el Cesar, La Guajira, parte de Córdoba y donde no están las Farc y el ELN están en su salsa las bandas criminales.

 

Que Estados Unidos esté dispuesto a tragarse lo que usted llaman esos sapos; que la desmovilización, nadie está en desacuerdo con la desmovilización.

 

En estos días en un debate del Congreso el antiguo viceministro de mi gobierno, vivir para ver,  dijo que yo estaba equivocado porque de los 18 mil guerrilleros que yo decía que se habían desmovilizado en mi gobierno, solamente había trecientos veinte en la cárcel, y justamente eso corrobora nuestra política, no llevar a la cárcel al guerrillero raso, eso la corrobora, y además los otros que se sometieron  a esa Ley de Justicia, paz y Reparación no tuvieron elegibilidad política pero si cortas sentencias.

 

Que no los extraditen, depende, si hay cárcel interna; pero si además de no extraditarlo no los van a castigar internamente y además les van a encimar la elegibilidad eso genera nuevas violencias, pueden firmar pero eso genera nuevas violencias, o sea que, yo no sé si Estados Unidos va a discutir eso cuando se esté tramitando en el Congreso la nueva ayuda para los años que viene.

 

W Radio: Expresidente Uribe, recibimos una comunicación de parte de su partido el Centro Democrático sobre ese Foro Ideológico que se llamó ‘reflexiones para una paz estable y duradera’, en donde se reunieron gente de su partido con los abogados de las Farc Enrique Santiago y Álvaro Leyva para que ustedes expusieran sus preocupaciones sus observaciones sobre la justicia transicional, ya habíamos hablado de esto aquí  en La W ¿pero se podría interpretar ese foro y esa reunión como un acercamiento del uribismo y del Centro Democrático a un proceso de paz que ya se va adelantando?

 

(AUV): Nosotros no nos oponemos a la paz, por eso hemos mantenido un diálogo permanente. El doctor Álvaro Leyva nunca me ha engañado, me ha expresado con toda sinceridad opiniones diferentes a la mía, eso le ha hecho ganarle aprecio, mantenemos un diálogo, mis compañeros han hablado con el doctor Enrique Santiago, yo no.Centro Democrático ha mantenido un diálogo permanente con el Gobierno: que yo me reuní con el ministro (de la Presidencia) Néstor Humberto Martínez, que con el doctor (Humberto) De La Calle, que hemos expresado en el Congreso todas nuestras alternativas.

 

Yo  he dicho hombre, si quieren sentencia reducida que haya sentencia reducida, sino quieren cárcel que hayan colonias agrícolas pero en condiciones carcelarias, no vuelvan a las Farc la socia del Gobierno contra el narcotráfico, es el  mayor cartel de cocaína del mundo. Por favor, atiendan el sector rural, no pongan a las Farc de legítima interlocutora del Gobierno frente al sector rural bien martirizado.

 

Nosotros hemos venido expresando nuestros puntos de vista y diciéndole al sector privado cuidado, cuidado, en Venezuela tampoco creían que les llegaba el castrismo a través de (Hugo) Chávez y acabaron con la economía.

 

El diálogo permanente nosotros lo mantenemos, y ahora hemos estado nuestras opiniones sobre el plebiscito, la posterior introducción en el ordenamiento jurídico en los acuerdos y la eventualidad de la constituyente, salvo que usted me preguntara yo no entraría en detalle, pero los he venido dando porque he sido muy extenso en este tiempo generoso de ustedes.

 

W Radio: Expresidente pero cuando usted dice que están abiertos al diálogo y finalmente sus compañeros de partido están interactuando con aquellas personas que representan jurídicamente a las Farc, si podemos decir que ustedes entrar en un diálogo con esa guerrilla y entran en un diálogo a manifestar sus inconformidades sobre la justicia transicional, pero que de todas maneras ya están haciendo parte de esa mesa de negociación así no sea en La Habana.

 

(AUV): No, entonces tendría que decirse eso desde el principio, que todos estos años yo me he reunido con muchas personas que apoyan esos contenidos de esos acuerdos,  me he reunido con el doctor Leyva, etcétera. Y siempre hemos repetido lo mismo; incluso el acuerdo de justica nos ha permitido ya referirnos puntualmente a temas que nosotros solamente teníamos  el discurso. Por ejemplo, el artículo 36, da plena elegibilidad política, no obstante la gravedad de la atrocidad. El artículo 60  y los artículos que están ahí cercanos vuelven el narcotráfico delito político; imagínense, qué pensará alguien que extraditó  cerca de mil doscientas personas.

 

Para las Farc es muy fácil, las Farc simplemente reconoce un delito, las Farc dice: mire Bojayá se hizo por las Farc porque se estaba combatiendo al Ejército, sobre la población civil hubo un daño colateral, allí había paramilitares, entonces va a decir ese tribunal de justicia, bueno, las Farc reconoció que es un delito grave, no es político, ese delito tiene sanción, pero no es sanción porque simplemente le restringen movilidad y residencia, y dos (inaudible) de ese artículo 60 dicen que no habrá cárcel ni prisión ni medidas equivalentes a la medida de aseguramiento y vuelve el delito político, el asesinato y el secuestro de soldados y policías en lo que ellos llaman ‘circunstancias de combate’.

 

A mí me duele como me dolió cuando me contaron esta mañana que el Presidente de Colombia no quiso hablar ayer del secuestro de un soldado de la patria cuando le preguntó un periodista en los Estados Unidos, dije: ¿pero cómo si visitó la tumba del soldado desconocido?

Y me preocupa mucho como están encantando a los militares, a lo cual ya hice una referencia en la primera parte, los están encantando con cosas muy contrarias a lo que está en los acuerdos.

 

¿Y qué veo venir yo? El Gobierno gana el plebiscito, no es difícil, 4 millones 400 mil votos, en seguida dice que ya tiene apoyo político, le dice al Congreso por esa reforma que modificó el procedimiento de la Constitución, que es un atropello a la democracia que le aprueben por ‘vía exprés’ las reformas que se requieran y el Gobierno por decreto, debido a la ley de extremas facultades, que hemos calificado como ley habilitante, incorpora por decreto lo que sea en materia de ley ordinaria.

 

Y las Farc dice, bueno, esto es bueno, pero no es suficiente, y que necesitan seguridad jurídica y pedirán la Constituyente ¿nosotros que anticipamos? Una constituyente aceptable si es de origen popular y puede revisar y modificar lo acordado simplemente para proteger la democracia, la iniciativa privada. Y me preocupa mucho cuando empresarios dicen que no ven amenazada la iniciativa privada, de pronto les falta experiencia y profundizar lo que ha pasado en muchas partes del mundo. Entonces, así, una constituyente sería aceptable, pero si la constituyente va a ser para lo que las Farc, a través de sus periódicos llama el posacuerdo, para complementar y ratificar los acuerdos, hombre, eso es para peor, entonces van a mantener al país entretenido en eso y la economía bastante paralizada, aquí creciendo el rearme, el narcotráfico, el control territorial, la extorsión sin denuncia.

 

 

W Radio: Bueno, expresidente, sobre todo lo que usted acaba de decir ya hemos conversado en otras ocasiones, pero yo le quiero preguntar sobre el nuevo Plan Colombia, Paz Colombia ¿Cómo ve que este plan Colombia tenga más énfasis en temas sociales como la expansión de programas de desarrollo alternativo en municipios afectados por la violencia o temas como el fortalecimiento de la rama judicial, la atención a las víctimas, la desmovilización de guerrilleros o el desminado y no el énfasis en el apoyo militar como ocurrió en el Plan Colombia.

 

(AUV): No, el énfasis en el apoyo militar no fue, imagínese las dos decisiones del presidente Bush, mínimas frente a todo el Plan Colombia, lo que pasa es que aquí las utilizamos muy bien, como fue la autorización para que nos vendieran armas de precisión, que las pagamos nosotros o la autorización para que Estados Unidos nos ayudara con sus radares, con sus equipos en la interceptación aérea, pero aquí hubo un enorme componente social, nuestro gobierno aprobó…

 

W Radio: Discúlpeme, 70 por ciento militar y 30 por ciento social, eso fue el Plan Colombia. Lo que le quiero preguntar es cómo ve el Paz Colombia

 

(AUV): Déjeme decirle esto: si usted le suma a ese 40 por ciento o 30 por ciento social lo que se hizo en Familias en Acción, que el presidente Pastrana las introdujo y nosotros las multiplicamos por 13, si le suma 100 mil Familias Guardabosques, si usted le suma la erradicación manual, que generó bastantes salarios, etcétera, se le sube enormemente el componente social.

 

¿Cómo veo lo nuevo? El nombre está bien, que se quiera premiar lo social está bien, pero de lo que no habló el Gobierno de los Estados Unidos es de lo contencioso.

 

Yo me pregunto: ¿Entonces habrá que aceptar que en este cambio tan abrupto, que el delito que ha financiado las masacres ahora sea delito político?  ¿Que no los extraditen y que tampoco vayan a la cárcel aquí y que además les encimen elegibilidad? ¿Habrá que aceptar esa nivelación con las Fuerzas Armadas?

 

La verdad es que hay unos temas contenciosos, a los cuales el Presidente Obama no se refirió ayer y seguramente se discutirán en el trámite presupuestal de Estados Unidos. Se lo voy a decir desde la perspectiva constructiva, me parece bien esa ayuda futura de los Estados Unidos, me parece bien el nombre, me parece bien la orientación social, ojalá sirva para que se revisen y se reformen esos puntos dañinos del acuerdo con las Farc, que los deberían revisar y reformar porque firman con la paz y se firman sin hacer esas reformas e implementan eso, pues en el mundo va a haber júbilo, aplausos de la prensa nacional, internacional, premios noble etcétera, pero más violencia en Colombia.

 

¿Qué va a decir el doctor De La Calle que hace 25 años, cuando la Constituyente que se completarán ahora en junio dijo que las Farc, que no quiso participar, era un grupo terroristas y ahora las considera actor político?

 

¿Qué van a decir con una Bacrim? Una sola de las Bacrim hoy está tan grande como las Farc, hoy le dicen terrorista ¿mañana o pasado mañana la van a tratar como actor político? Hay que pensar en el mal ejemplo.

 

W Radio: Expresidente, una última pregunta, ya que nosotros estamos haciendo este cubrimiento de los 15 años del Plan Colombia aquí en Estados Unidos, se comenta que usted y su grupo político estarían haciendo un fuerte lobby en el Congreso Norteamericano, precisamente expresándose en contra del proceso que se está llevando a cabo en La Habana ¿Cuál es el lobby, qué están haciendo? ¿Eso antiguamente, antiguamente no era considerado traición a la patria?

 

(AUV): No, no mire, en el gobierno mío cuánto lobby no hicieron, yo lo tomé normalmente, lo que pasa es que esos son temas globalizados.

 

Yo por ejemplo tengo unos foros en las universidades de los Estados Unidos entre el 21 y el 29 y me van a preguntar de estos temas, hay que hablar claramente, con cualquier funcionario de los Estados Unidos hablo con claridad; a nosotros nos aborda Naciones Unidas, el delegado europeo ¿qué le vamos a decir? No por favor, aquí hay simplemente la expresión internacional, con una comunidad internacional que está involucrada de las preocupaciones que nosotros tenemos  sobre Colombia y ojalá mis compañeros puedan tener y tener interlocución en los Estados Unidos, en Europa, en Sur América, en todas partes y ojalá yo pueda ayudar en esa interlocución y expresarlo, eso es útil para la democracia.

 

W Radio: Señor Presidente, un último comentario, como se lo he expresado varias veces privadamente, yo sí consideraba importante que aceptara la invitación del presidente Barack Obama por ser usted protagonista indiscutible del Plan Colombia, entiendo y respeto las razones que ahora ha hecho públicas pero tratando de rescatar esas señales de acuerdos en el desacuerdo, a  mí me parece muy importante lo que está pasando con compañeros suyos del Centro Democrático, reuniéndose con contradictores en el proceso de paz como son los abogados Santiago y Leyva ¿Usted ha avalado esas reuniones?

 

(AUV): Por supuesto y me he reunido muchas veces con el doctor Leyva, él estuvo en el foro de nuestro partido el 17 y nosotros hemos hablado claramente, Alfredo Rangel recogió todas las opiniones nuestras en un memorando de 66 puntos de observaciones y preocupaciones sobre los acuerdos de La Habana, y siempre hemos propuesto alternativas, ahí están nuestras intervenciones en el Congreso y me parece muy bien que los compañeros tengan reuniones, nosotros vivimos en diálogo permanente.

 

Mire toda la especulación que ha habido por un encuentro mío en la Catedral de Riohacha con la doctora Piedad Córdoba y quiero decir esto: yo respeto su independencia periodística, uno no es dado a hacerle halagos al periodista, pero si quiero agradecer que usted lo mencione porque usted lo ha mencionado, usted privadamente ha conversado conmigo, de manera muy constructiva, defendiendo sus tesis sobre el proceso, usted me dijo que fuera a Washington y lo hizo muy constructivamente, yo le hablé desde el corazón como desde el corazón le escribí al presidente Barack Obama, le escribí desde el corazón.

 

Hay convicciones, convicciones que le crean a uno impedimentos, yo le digo esto con total respeto a la independencia periodística de ustedes pero con mucho aprecio.

 

W Radio: Pues señor presidente seguiremos insistiendo porque no se equivocan observadores del proceso, no en Colombia porque es nuestro pan de cada día, pero a nivel internacional de la importancia del que dentro del desacuerdo usted haga parte con sus observaciones constructivas de este proceso de paz,  y por eso esos foros, esas reuniones, las visitas que ha hecho por ejemplo el doctor Leyva a los lugares donde se encuentran recluidos algunos de sus colaboradores, las reuniones con el general Rito Alejo del Río, en fin, es un momento en donde se necesita indiscutiblemente de su concurso para que con las dificultades, con la imperfección propia que tiene el proceso se pueda llegar a una Colombia en paz y por eso siempre tendremos estos micrófonos

 

(AUV): Seré muy breve: la mayor imperfección del proceso es que el Gobierno no tiene oídos sino para las Farc.

 

W Radio: Presidente, muchas gracias por atendernos, le deseo una feliz mañana

 

(AUV): A ustedes toda la gratitud.

 

(FIN)