Sitio oficial
 

GOBIERNO NO DESCARTA ACUERDO HUMANITARIO

Hay que derrotar el secuestro y buscar con determinación y paciencia el rescate de los secuestrados

GOBIERNO NO DESCARTA ACUERDO HUMANITARIO

. "El mundo tiene que reflexionar sobre las prioridades. Pensar qué es prioritario: ¿presionar al Estado colombiano por un acuerdo humanitario o exigirle a los terroristas de las FARC la liberación unilateral e incondicional de todos los secuestrados?"

Cartagena, feb 21 (SNE). "Las puertas de los procesos de paz no están cerradas". Con esas palabras, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, insistió en que el Gobierno no ha descartado un acuerdo humanitario siempre y cuando no sacrifique la política de seguridad.

"Quiero simplemente repetir que el Gobierno, ni descarta el acuerdo humanitario, ni está dispuesto a hacer un acuerdo humanitario que sacrifique la política de seguridad del Estado" dijo el Jefe de Estado en Cartagena.

Al referirse a los secuestrados, insistió en que el Gobierno es consciente del dolor de las familias, de su aspiración por la liberación de sus familiares, de su ilusión por un acuerdo humanitario, pero reiteró que tal como se solicita debilita y desmotiva a la fuerza pública y estimula una extorsión recurrente por parte de los terroristas sobre el Estado y la sociedad.

"Lo primero que tiene que hacer el mundo es reflexionar sobre la lógica de las prioridades. Pensar qué es prioritario: ¿presionar al Estado colombiano por un acuerdo humanitario o exigirle a los terroristas de las FARC la liberación unilateral e incondicional de todos los secuestrados?" cuestionó el mandatario.

"Lo primero que debe pensar el Estado colombiano -agregó- es derrotar el secuestro y buscar de manera paciente, prudente, pero con toda determinación el rescate de los secuestrados por parte de la autoridad legítima".

Advirtió que cuando se califica de terrorista a un grupo no se puede negociar con él mientras no renuncie a sus actividades terroristas. "En el momento en que el ELN quiera negociar y acepte el cese de hostilidades, mi gobierno sería el primero en pedir que se le suspendiera el calificativo de terrorista para facilitar esa negociación", dijo el presidente Uribe al intervenir en el Foro Democracia y Desarrollo en Iberoamérica realizado en Cartagena de Indias.

El primer mandatario recordó que al asumir su cargo recibió dos procesos del anterior Gobierno: uno con el ELN a través de Cuba y otro con las autodefensas a través de la iglesia católica. "Tomamos la decisión de continuar ambos sobre la base de que se aceptara un cese de hostilidades".

No obstante fue enfático en señalar que con el ELN se han buscado todos los mecanismos para un acuerdo pero que no ha sido posible, mientras que con las autodefensas se inició el proceso cuando la mayoría de éstas le presentaron a la iglesia católica su voluntad de tener un cese de hostilidades.

Sin embargo aclaró que este acuerdo se ha cumplido e incumplido y que por eso el recientemente paso dado por la Organización de Estados Americanos (OEA), de entrar a vigilar ese proceso, es afortunado y debe conducir a que aquellos grupos de autodefensas que de verdad quieran la paz, entren a una áreas de concentración donde se facilite la vigilancia nacional e internacional.

Uribe le hizo un llamado al presidente Aznar, para obtener cooperación de la Unión Europea en el seguimiento del proceso de paz que se adelanta con las autodefensas como lo está haciendo la OEA.

Al referirse a las dificultades que ha tenido un proceso con el ELN recordó que se reunió con Felipe Torres, ex guerrillero del ELN, liberado recientemente de la cárcel y le dio todas las garantías para que esa organización entrara en un cese de hostilidades y convocara a la convención nacional.

"Le expresé que el cese de hostilidades implicaría abandono de cualquier delito, pero que no tendría que hacerse efectivo con desmovilización y desarme. Fui reiterativo: el cese de hostilidades es una condición para que se inicie el proceso y el desarme y la desmovilización son puertos de llegada del proceso. Buen ejemplo de ello nos dieron en Irlanda del Norte en el pacto del viernes santo de 1998", aseguró.

Explicó que el grupo de países amigos ha hecho un gran esfuerzo para ayudar en el proceso del ELN y de igual forma una comisión nacional facilitadota, pero que hasta el momento todo ha sido imposible.

"Creo que los señores del ELN están en el mejor de los mundos: secuestran a colombianos y a ciudadanos europeos, aquí proceden como terroristas y en la comunidad internacional no se les señala como tal. Por eso celebro y agradezco al presidente Aznar su voluntad para que la Unión Europea los declare terroristas. Eso es Urgente", puntualizó.

Insistió en que los terroristas no pueden tener licencia política para persistir y que por ello abstenerse de declararlos terroristas es concederles licencia política para que persistan en sus actividades terroristas.

Deja una respuesta