Sitio oficial
 

LIQUIDAN CAJA DE PREVISIÓN SOCIAL DE LA SUPERBANCARIA

Bogotá, 26 ago (CNE). El Gobierno Nacional ordenó la liquidación de la Caja de Previsión Social de la Superintendencia Bancaria (Capresub), que maneja los servicios de salud y pensiones de los empleados de la entidad.

Por medio del Decreto 2398, el Gobierno señaló que el proceso de liquidación total durará dos años.

Se nombró una junta liquidadora que estará integrada por los ministros de la Protección Social y Hacienda y por el Superintendente Bancario o sus delegados.

Entre las funciones de la junta liquidadora figura evaluar y aprobar las rendiciones de cuentas e informes de gestión presentados por el gerente liquidador, quien será designado por el Presidente de la República.

La junta también deberá tomar las decisiones sobre el procedimiento liquidatorio, y aprobar el programa de supresión de empleados y el balance y los estados financieros de la Caja.

La Caja no podrá contratar nuevos empleados a la planta de personal, ampliar el número de sus afiliados o iniciar nuevas actividades en desarrollo de su misión. Deberá conservar su capacidad jurídica únicamente para expedir actos y celebrar los contratos necesarios para su liquidación.

Después de los 30 días siguientes a la designación del gerente liquidador, éste presentará a la junta el programa de supresión de empleos públicos, procediendo a eliminar los cargos vacantes y los que no sean necesarios para adelantar la liquidación.

Al vencimiento del proceso de liquidación de la Caja, quedarán automáticamente suprimidos los cargos existentes.

Los empleados públicos de carrera administrativa cuyos cargos sean suprimidos, serán indemnizados o vinculados a una entidad donde desarrollen una actividad equivalente a la que desempeñaban.

El decreto aplica lo ordenado por el Programa de Renovación de la Administración Pública en referencia con la protección de las madres cabeza de familia sin alternativa económica, discapacitados y próximos a jubilarse (3 años), quienes no podrán ser retirados del servicio.

La Superintendencia Bancaria continuará reconociendo las pensiones de los ex afiliados a la Caja, mientras se adelantan los trámites para que el Fondo de Pensiones Públicas del Nivel Nacional (Fopep) asuma definitivamente dicha función.

Para tal fin, la Superintendencia podrá celebrar convenios con otras entidades con experiencia en administración de mesadas pensionales.

Respecto a los servicios de salud, los afiliados a Capresub deberán trasladarse a otra Entidad Promotora de Salud (EPS) para continuar recibiendo el servicio médico.

Una vez concluida la liquidación de la Caja, los bienes, derechos y obligaciones serán transferidos a la Superintendencia Bancaria

LIQUIDAN CAJA DE PREVISIÓN SOCIAL DE LA SUPERBANCARIA

El proceso durará dos años

LIQUIDAN CAJA DE PREVISIÓN SOCIAL DE LA SUPERBANCARIA

Bogotá, 26 ago (CNE). El Gobierno Nacional ordenó la liquidación de la Caja de Previsión Social de la Superintendencia Bancaria (Capresub), que maneja los servicios de salud y pensiones de los empleados de la entidad.

Por medio del Decreto 2398, el Gobierno señaló que el proceso de liquidación total durará dos años.

Se nombró una junta liquidadora que estará integrada por los ministros de la Protección Social y Hacienda y por el Superintendente Bancario o sus delegados.

Entre las funciones de la junta liquidadora figura evaluar y aprobar las rendiciones de cuentas e informes de gestión presentados por el gerente liquidador, quien será designado por el Presidente de la República.

La junta también deberá tomar las decisiones sobre el procedimiento liquidatorio, y aprobar el programa de supresión de empleados y el balance y los estados financieros de la Caja.

La Caja no podrá contratar nuevos empleados a la planta de personal, ampliar el número de sus afiliados o iniciar nuevas actividades en desarrollo de su misión. Deberá conservar su capacidad jurídica únicamente para expedir actos y celebrar los contratos necesarios para su liquidación.

Después de los 30 días siguientes a la designación del gerente liquidador, éste presentará a la junta el programa de supresión de empleos públicos, procediendo a eliminar los cargos vacantes y los que no sean necesarios para adelantar la liquidación.

Al vencimiento del proceso de liquidación de la Caja, quedarán automáticamente suprimidos los cargos existentes.

Los empleados públicos de carrera administrativa cuyos cargos sean suprimidos, serán indemnizados o vinculados a una entidad donde desarrollen una actividad equivalente a la que desempeñaban.

El decreto aplica lo ordenado por el Programa de Renovación de la Administración Pública en referencia con la protección de las madres cabeza de familia sin alternativa económica, discapacitados y próximos a jubilarse (3 años), quienes no podrán ser retirados del servicio.

La Superintendencia Bancaria continuará reconociendo las pensiones de los ex afiliados a la Caja, mientras se adelantan los trámites para que el Fondo de Pensiones Públicas del Nivel Nacional (Fopep) asuma definitivamente dicha función.

Para tal fin, la Superintendencia podrá celebrar convenios con otras entidades con experiencia en administración de mesadas pensionales.

Respecto a los servicios de salud, los afiliados a Capresub deberán trasladarse a otra Entidad Promotora de Salud (EPS) para continuar recibiendo el servicio médico.

Una vez concluida la liquidación de la Caja, los bienes, derechos y obligaciones serán transferidos a la Superintendencia Bancaria

Deja una respuesta