Sitio oficial
 

Los elefantes blancos de la educación

Seguimos sin ganar en educación en Colombia. La cobertura parece estar casi resuelta en algunos niveles, pero la calidad sigue pasándonos factura en las mediciones, tal como sucedió recientemente en las pruebas PISA, realizada por la OCDE a estudiantes de 15 años en un número significativo de países de todo el mundo.

 

En Medellín, se supone que tuvimos dos administraciones intensivas en educación bajo el eslogan de gobierno de “la más educada”. Hoy, en Medellín después de ocho años de hacer colegios y bibliotecas absolutamente preciosos, en sectores deprimidos de la ciudad, podemos hacer un balance.

 

Primer error: Se dejaron llevar por la estética. Haber hecho colegios y bibliotecas con fachadas muy bonitas, una arquitectura digna de admiración, pero sin pensar en el fondo que sería la calidad de la educación, parece no haber servido de nada. Ya estas fachadas comenzaron a destruirse, tal como sucedió con la Biblioteca España, la cual hoy nos cuesta varios miles de millones repararla.

 

Tuve la oportunidad en el marco del Foro Urbano Mundial, de visitar el parque biblioteca León de Greiff, ubicado en el sector de La Ladera y me llevé una desoladora sorpresa. La parte superior del edificio, que funciona como mirador, o funcionaba mejor dicho, porque el suelo en madera se encuentra totalmente destrozado, lo cual representa un peligro para los visitantes de este lugar. Pregunté cuánto llevaba en ese estado y me respondieron que mucho tiempo. Curiosamente, habían abierto este espacio para los visitantes del foro, ya que ha permanecido cerrado para los habitantes del sector por obvias razones.

 

También pregunté por la utilización del lugar por parte de los habitantes del sector. Me respondieron que no es muy alta porque a la gente le queda difícil llegar, ya sea por cuestiones de seguridad o económicas. Recordemos que en Medellín existen hoy “fronteras invisibles” que dificultan la movilidad de las personas por sus barrios. Por ejemplo, para alguien que habite en La Sierra (lugar de influencia del parque biblioteca), tiene que tomar un bus hacia el Centro y otro que lo lleve a La Ladera. Una persona con esas condiciones económicas, casi que tendría que escoger entre la comida del día para toda su familia o el transporte hacia el parque biblioteca.

 

Segundo error: Enfocarse en la educación, descuidando la seguridad (ambas prioritarias en la ciudad). Muchos alumnos de la época de la “más educada” les fueron arrebatados a los colegios por el crimen y la ilegalidad, otros no pueden asistir hoy a las aulas por temor a las balas.

 

Me preocupa que ahora se piense en Antioquia “la más educada” desde el mismo enfoque. Ochenta parques educativos piensa hacer esta administración departamental en Antioquia, mientras se habla de postconflicto en medio de los atentados a la población civil. Que no se dejen llevar por la estética haciendo simples obras de arquitectura, sino lugares que sean realmente útiles y que le aporten al departamento.

 

FUENTE: El Colombiano