Sitio oficial
 

MARIMONDAS Y MARACAS EN LA CASA DE NARIÑO

La Reina del Carnaval de Barranquilla visitó al Presidente

MARIMONDAS Y MARACAS EN LA CASA DE NARIÑO

Bogota, 16 dic (SNE).- Hacia las 3:00 de la tarde en la Casa de Nariño una joven de 20 años y vestida con los colores patrios, llegó a cumplirle una cita protocolaria al Presidente de la Republica, luego de ser elegida como la Reina del Carnaval de Barraquilla, fiesta declarada por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Educación, Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Emocionada por ese encuentro, la mujer recorrió los pasillos de Palacio hasta llegar al despacho del Presidente, quien la recibió con un cálido abrazo y la invito a conocer su oficina. "Yo quiero mucho esa tierra y estamos muy contentos por el reconocimiento de la Unesco al carnaval", dijo el Jefe del Estado luego del saludo.

De manera tímida Olga Lucía Rodríguez Pérez, nombre de pila de la Reina, dijo al Presidente que quería sentarse junto a él. De inmediato le entregó un cofre. Su contenido era varias miniaturas de los elementos que no pueden faltar para hacer del Carnaval de Barranquilla una fiesta inolvidable: una pequeña marimonda, una botella de ron, un par de maracas y una flauta de millo.

Olga Lucia le contó que dejó Roma por venir a participar en el Carnaval y en medio de la charla invitó al Mandatario a la Arenosa, invitación que el presidente Uribe no pudo rechazar y aceptó tácitamente con una sonrisa en sus labios, no sin antes lamentar los atentados ocurridos esta tarde en La Puerta de Oro de Colombia contra tres centros comerciales.

La nueva Soberana del Carnaval, celebración escogida como patrimonio de la humanidades entre 150 países postulados para ese título, le contó al Mandatario que el traje que lucía fue diseñado por su mamá, la señora María Helena Pérez, le mostró los accesorios del vestido y luego le entregó una máscara y le anunció que para 2004 en el Carnaval se iba a realizar, de nuevo, la Toma de la Ciudad, evento que no se realizaba desde hacía cuatro años.

Tras 20 minutos de amena conversación, la hija de Oscar Rodríguez y María Helena Pérez abandonó el despacho del Jefe de Estado, concedió declaraciones a los diferentes medios de comunicación que la esperaban y dijo que el próximo año esperaba estar al lado del Presidente de la República demostrándole al mundo por qué el Carnaval de Barranquilla hace parte de la cultura universal.

Deja una respuesta

MARIMONDAS Y MARACAS EN LA CASA DE NARIÑO

Bogota, 16 dic (SNE).- Hacia las 3:00 de la tarde en la Casa de Nariño una joven de 20 años y vestida con los colores patrios, llegó a cumplirle una cita protocolaria al Presidente de la Republica, luego de ser elegida como la Reina del Carnaval de Barraquilla, fiesta declarada por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Educación, Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Emocionada por ese encuentro, la mujer recorrió los pasillos de Palacio hasta llegar al despacho del Presidente, quien la recibió con un cálido abrazo y la invito a conocer su oficina. "Yo quiero mucho esa tierra y estamos muy contentos por el reconocimiento de la Unesco al carnaval", dijo el Jefe del Estado luego del saludo.

De manera tímida Olga Lucía Rodríguez Pérez, nombre de pila de la Reina, dijo al Presidente que quería sentarse junto a él. De inmediato le entregó un cofre. Su contenido era varias miniaturas de los elementos que no pueden faltar para hacer del Carnaval de Barranquilla una fiesta inolvidable: una pequeña marimonda, una botella de ron, un par de maracas y una flauta de millo.

Olga Lucia le contó que dejó Roma por venir a participar en el Carnaval y en medio de la charla invitó al Mandatario a la Arenosa, invitación que el presidente Uribe no pudo rechazar y aceptó tácitamente con una sonrisa en sus labios, no sin antes lamentar los atentados ocurridos esta tarde en La Puerta de Oro de Colombia contra tres centros comerciales.

La nueva Soberana del Carnaval, celebración escogida como patrimonio de la humanidades entre 150 países postulados para ese título, le contó al Mandatario que el traje que lucía fue diseñado por su mamá, la señora María Helena Pérez, le mostró los accesorios del vestido y luego le entregó una máscara y le anunció que para 2004 en el Carnaval se iba a realizar, de nuevo, la Toma de la Ciudad, evento que no se realizaba desde hacía cuatro años.

Tras 20 minutos de amena conversación, la hija de Oscar Rodríguez y María Helena Pérez abandonó el despacho del Jefe de Estado, concedió declaraciones a los diferentes medios de comunicación que la esperaban y dijo que el próximo año esperaba estar al lado del Presidente de la República demostrándole al mundo por qué el Carnaval de Barranquilla hace parte de la cultura universal.