Sitio oficial
 

MEJOR CALIDAD DE VIDA, TAMBIÉN EN EL CAMPO

Desplazados, paperos, pescadores y microempresariaos, algunos de los beneficiados

MEJOR CALIDAD DE VIDA, TAMBIÉN EN EL CAMPO

Bogotá, 10 nov (SNE).- Un grupo de 100 familias de desplazados del municipio de Colombia (Huila), pescadores artesanales de Manaure, pequeños cultivadores de papa de Nariño y beneficiarios de la reforma agraria de Pijao, forman parte del grupo de colombianos favorecidos por los subsidios VIS Rural que entregó hoy el Presidente, Álvaro Uribe Vélez.

Con esta entrega que cobijó a cerca de 10 mil familias en todo el país con recursos superiores a los 36 mil millones de pesos, pequeños campesinos colombianos encontraron el camino hacia el mejoramiento de su calidad de vida.

Una asociación campesina de 28 familias de Pijao, Quindío, encontró en este apoyo del Gobierno la alternativa para mejorar sus viviendas. Ellos fueron beneficiarios del proceso de reforma agraria y ahora podrán seguir mejorando la calidad de vida de sus hijos, mientras siguen produciendo yuca, maíz, fríjol, café, plátano y criando ganado.

Para su representante, José Gregorio Ardila, esta ayuda del Gobierno se convirtió en un motivo de optimismo hacia el futuro que construirán paso a paso, para lo cual seguirán trabajando para acceder a electrificación, pavimentación de vías y acueducto y saneamiento básico.

"Lo que está haciendo este Gobierno, nos enseña a salir adelante y a mejorar la situación de orden público porque el desempleo genera mucho desorden en la comunidad", puntualizó.

Pero el apoyo del Gobierno para la compra o mejoramiento de vivienda campesina, también sirvió para que 100 familias de desplazados de Colombia (Huila), eligieran regresar a sus tierras.

El alcalde de este municipio huilense, Luis Sosa Maldonado, explicó que gracias al trabajo coordinado entre el Gobierno, las administraciones municipal y departamental, además de algunas entidades de ayuda humanitaria, han regresado 600 familias que habían salido de sus parcelas por el conflicto armado.

"Mediante un trabajo de despertar con ellos el sentido de pertenencia logramos que de manera tranquila retornaran a sus parcelas. Hoy con el compromiso del Gobierno y con otras entidades, estamos atentos ayudándolos en diferentes frentes y eso ha hecho que haya confianza para que estén en sus parcelas", dijo.

El objetivo es participar en la siguiente convocatoria para seguir ampliando la cobertura de vivienda en esta población, que además recibe apoyo estatal a través del Instituto Colombino de Bienestar Familiar, la Red de Solidaridad y las autoridades locales que realizan un diagnóstico familia por familia.

El gerente de Fedepapa, Augusto del Valle, lidera un programa de su agremiación de cultivos tecnificados del tubérculo que ha agrupado pequeños productores en condición de extrema pobreza en el departamento de Nariño.

El programa sirvió para organizarlos y apalancar un programa de mejoramiento de vivienda.

"Organizamos nueve grupos en el departamento que están trabajando en el mejoramiento de tres variedades de papa. Con estos agricultores de todas las edades, pequeños, hombres y mujeres, vimos que era el elemento clave para proponer y adelantar este tipo de programa", detalló.

Para el dirigente gremial, esta experiencia arrojó tan buenos resultados sociales que será propuesta para reproducir en otras partes del país donde la actividad papera se desarrolla al lado de una mala calidad de vida.

Esteban Luis Guerra Ortiz es un líder de una cooperativa de pescadores artesanales en Manaure, Guajira, que agrupa a 300 miembros, de los cuales 100 fueron beneficiados con el subsidio de VIS rural.

Al lado de esta actividad microempresarial, las 100 familias pobres ahora mirarán más optimistas su futuro con una mejor calidad de vida y más posibilidades para sus familias, a partir de su organización.

"Ellos viven en su casita de bahareque en las rancherías y al hacerles su casita de material entrarían a dimensionar, a tener una experiencia diferente respecto a la calidad de vida y a la vivienda", agregó.

Deja una respuesta

MEJOR CALIDAD DE VIDA, TAMBIÉN EN EL CAMPO

Bogotá, 10 nov (SNE).- Un grupo de 100 familias de desplazados del municipio de Colombia (Huila), pescadores artesanales de Manaure, pequeños cultivadores de papa de Nariño y beneficiarios de la reforma agraria de Pijao, forman parte del grupo de colombianos favorecidos por los subsidios VIS Rural que entregó hoy el Presidente, Álvaro Uribe Vélez.

Con esta entrega que cobijó a cerca de 10 mil familias en todo el país con recursos superiores a los 36 mil millones de pesos, pequeños campesinos colombianos encontraron el camino hacia el mejoramiento de su calidad de vida.

Una asociación campesina de 28 familias de Pijao, Quindío, encontró en este apoyo del Gobierno la alternativa para mejorar sus viviendas. Ellos fueron beneficiarios del proceso de reforma agraria y ahora podrán seguir mejorando la calidad de vida de sus hijos, mientras siguen produciendo yuca, maíz, fríjol, café, plátano y criando ganado.

Para su representante, José Gregorio Ardila, esta ayuda del Gobierno se convirtió en un motivo de optimismo hacia el futuro que construirán paso a paso, para lo cual seguirán trabajando para acceder a electrificación, pavimentación de vías y acueducto y saneamiento básico.

"Lo que está haciendo este Gobierno, nos enseña a salir adelante y a mejorar la situación de orden público porque el desempleo genera mucho desorden en la comunidad", puntualizó.

Pero el apoyo del Gobierno para la compra o mejoramiento de vivienda campesina, también sirvió para que 100 familias de desplazados de Colombia (Huila), eligieran regresar a sus tierras.

El alcalde de este municipio huilense, Luis Sosa Maldonado, explicó que gracias al trabajo coordinado entre el Gobierno, las administraciones municipal y departamental, además de algunas entidades de ayuda humanitaria, han regresado 600 familias que habían salido de sus parcelas por el conflicto armado.

"Mediante un trabajo de despertar con ellos el sentido de pertenencia logramos que de manera tranquila retornaran a sus parcelas. Hoy con el compromiso del Gobierno y con otras entidades, estamos atentos ayudándolos en diferentes frentes y eso ha hecho que haya confianza para que estén en sus parcelas", dijo.

El objetivo es participar en la siguiente convocatoria para seguir ampliando la cobertura de vivienda en esta población, que además recibe apoyo estatal a través del Instituto Colombino de Bienestar Familiar, la Red de Solidaridad y las autoridades locales que realizan un diagnóstico familia por familia.

El gerente de Fedepapa, Augusto del Valle, lidera un programa de su agremiación de cultivos tecnificados del tubérculo que ha agrupado pequeños productores en condición de extrema pobreza en el departamento de Nariño.

El programa sirvió para organizarlos y apalancar un programa de mejoramiento de vivienda.

"Organizamos nueve grupos en el departamento que están trabajando en el mejoramiento de tres variedades de papa. Con estos agricultores de todas las edades, pequeños, hombres y mujeres, vimos que era el elemento clave para proponer y adelantar este tipo de programa", detalló.

Para el dirigente gremial, esta experiencia arrojó tan buenos resultados sociales que será propuesta para reproducir en otras partes del país donde la actividad papera se desarrolla al lado de una mala calidad de vida.

Esteban Luis Guerra Ortiz es un líder de una cooperativa de pescadores artesanales en Manaure, Guajira, que agrupa a 300 miembros, de los cuales 100 fueron beneficiados con el subsidio de VIS rural.

Al lado de esta actividad microempresarial, las 100 familias pobres ahora mirarán más optimistas su futuro con una mejor calidad de vida y más posibilidades para sus familias, a partir de su organización.

"Ellos viven en su casita de bahareque en las rancherías y al hacerles su casita de material entrarían a dimensionar, a tener una experiencia diferente respecto a la calidad de vida y a la vivienda", agregó.