Sitio oficial
 

Ministro del Interior y de Justicia invita a la reflexión a Asonal Judicial

Valencia Cossio recordó que el paro del sector de la Justicia le está ocasionando un gran daño a la población y pidió a Asonal Judicial tener en cuenta las dificultades fiscales y la buena voluntad del Gobierno para encontrar salidas. El Ministro presentó un breve informe de las consecuencias que ha dejado el cese de actividades, durante el Consejo Comunal de Justicia.

Bogotá, 4 oct (SP). El Ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia Cossio, hizo este sábado una invitación a Asonal Judicial para que, mirando las dificultades fiscales que tiene el país, pero también la buena voluntad del Gobierno, reflexione en la búsqueda de salidas que pongan fin al cese de actividades de esta Rama.

“Esto le está haciendo un gran daño a la población. Y esto invita a la reflexión a Asonal Judicial para que, mirando las dificultades fiscales que tiene el país, mire también la extraordinaria buena voluntad de encontrar otros caminos complementarios, adicional a la oferta del señor Presidente, de que en mayo nos volveríamos a sentar, porque nosotros ofrecemos una mesa permanente de concertación sobre estos temas. Entre otros, para que miremos la discusión de la reforma a la justicia”, indicó Valencia Cossio.

El funcionario, quien lideró junto con el Presidente Álvaro Uribe Vélez, el Consejo Comunal de la Justicia este sábado, en Bogotá, presentó un breve informe de las consecuencias que ha dejado el paro.

“El último informe de la Policía (Nacional) nos informa: se han tenido que dejar en libertad 2.194 delincuentes por falta de judicialización. Hay represado más de 60 mil tutelas en el Consejo Superior de la Judicatura. La Corte Constitucional acaba de sacar una noticia de que hay más de mil tutelas por salud represadas. Es, inclusive, gente que necesita drogas o remedios”, puntualizó el Ministro.

Adicionalmente, Valencia Cossio dijo que este cese de actividades afecta a más de 350 mil personas en servicio de la Justicia, además de 170 mil litigantes que están paralizados en sus gestiones e igual número de clientes.

“Yo creo que el país se ha dado cuenta del esfuerzo tan extraordinario que está haciendo el Gobierno y de las dificultades y de los daños que a la ciudadanía le está haciendo el paro a la Justicia.

“No debemos olvidar que la Justicia es un servicio público y que no se puede interrumpir”, expresó Valencia Cossio.