Sitio oficial
 

MONSEÑOR RUBIANO DESCARTA CANJE PERO APOYA ACUERDO HUMANITARIO

MONSEÑOR RUBIANO DESCARTA CANJE PERO APOYA ACUERDO HUMANITARIO

Bogotá, 27 sep (CNE).- El cardenal primado de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Pedro Rubiano, descartó hoy el canje para obtener la liberación de las personas secuestradas, pero advirtió que la suscripción de un acuerdo humanitario, adoptado en el marco de un proceso de paz, sigue siendo una opción viable en este fin.

"El canje –dijo el Cardenal– simplemente abriría una puerta para que cada vez que un guerrillero caiga en manos de la justicia, quede en libertad y continúe secuestrando".

Al término de una reunión con el presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, monseñor Rubiano insistió en la necesidad de buscar, lo más rápido posible, un proceso de paz que permita un acuerdo humanitario.

El Cardenal demandó de la guerrilla la liberación de todos los secuestrados, incluyendo a los civiles. Consideró que este sería un gesto de buena voluntad.

"Insisto en que como un signo de paz y para empezar un proceso, debieran hacer ese gesto de liberar a todos los secuestrados, incluyendo a los civiles. Yo se lo pido muy encarecidamente a la guerrilla", señaló el Presidente de la Conferencia Episcopal.

Consideró finalmente que la posición del Gobierno de no realizar un intercambio, "no le cierra las puertas a las acciones humanitarias".

Deja una respuesta

MONSEÑOR RUBIANO DESCARTA CANJE PERO APOYA ACUERDO HUMANITARIO

Bogotá, 27 sep (CNE).- El cardenal primado de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, monseñor Pedro Rubiano, descartó hoy el canje para obtener la liberación de las personas secuestradas, pero advirtió que la suscripción de un acuerdo humanitario, adoptado en el marco de un proceso de paz, sigue siendo una opción viable en este fin.

"El canje –dijo el Cardenal– simplemente abriría una puerta para que cada vez que un guerrillero caiga en manos de la justicia, quede en libertad y continúe secuestrando".

Al término de una reunión con el presidente de la República, Alvaro Uribe Vélez, monseñor Rubiano insistió en la necesidad de buscar, lo más rápido posible, un proceso de paz que permita un acuerdo humanitario.

El Cardenal demandó de la guerrilla la liberación de todos los secuestrados, incluyendo a los civiles. Consideró que este sería un gesto de buena voluntad.

"Insisto en que como un signo de paz y para empezar un proceso, debieran hacer ese gesto de liberar a todos los secuestrados, incluyendo a los civiles. Yo se lo pido muy encarecidamente a la guerrilla", señaló el Presidente de la Conferencia Episcopal.

Consideró finalmente que la posición del Gobierno de no realizar un intercambio, "no le cierra las puertas a las acciones humanitarias".