Sitio oficial
 

MUNICIPIOS MEJORAN SUSTANCIALMENTE SUS FINANZAS

Bogotá, nov 12. (SNE).- Una mejoría sustancial en las finanzas de los municipios colombianos encontró el Departamento Nacional de Planeación luego de evaluar integralmente el desempeño fiscal de las entidades territoriales.

El director de Planeación, Santiago Montenegro, indicó que la meta era mirar el grado de cumplimiento de la reestructuración en las finanzas de los municipios ordenada por la Ley 617.

El estudio mostró que el año pasado Casanare, Cesar, Risaralda, Sucre y Guaviare, lideraron el 'ranking' de desempeño fiscal, es decir, registraron las finanzas más saludables entre los 32 departamentos.

Según el ranking de 0 a 100 (donde 0 representa un bajo desempeño fiscal y 100 un aceptable desempeño) Casanare tuvo una calificación de 65,35; Cesar, de 60,50; Risaralda, de 60,27; Sucre, de 59,64 y Guaviare, de 59,61.

Planeación aclaró que aunque Casanare tuvo una gestión relativamente buena, su mejor desempeño se explicó, en parte, porque es una región productora de hidrocarburos con regalías cercanas a los 300 mil millones de pesos.

Departamentos como Risaralda, Cundinamarca y Nariño reportaron los más bajos gastos de funcionamiento, mientras que Valle, Casanare, Chocó, Cesar y Nariño realizaron los mayores esfuerzos para sanear sus finanzas entre 2000 y 2002.

MALAS NOTAS

A pesar de la mejoría en el panorama fiscal, todavía hay algunos departamentos que no registran mejoría en el manejo de sus finanzas.

Los últimos departamentos en el 'ranking' son Putumayo con un puntaje de 43,26; Vaupés, con 45,52; San Andrés, con 45,58; Valle del Cauca, con 46,54; y Santander, con 46,88.

Ocho departamentos (entre ellos Tolima, Norte de Santander, Guajira, Chocó y Huila) sobrepasaron los límites legales en sus gastos de funcionamiento mientras que 23 más (Antioquia, Arauca, Atlántico, Boyacá y Caldas , entre otros) transfirieron recursos a las asambleas y las contralorías.

POR MUNICIPIOS

En el caso de los municipios, el estudio de Planeación también mostró un mejor panorama fiscal. Las poblaciones que lideraron la medición fueron Cota y Chía, ambos en Cundinamarca, con una calificación de 77,32 y 76,48, respectivamente.

Tercero es Yumbo (en el Valle), con 76,27; cuarto, Tocancipá, con 76,21; y quinto Mosquera (también en Cundinamarca), con 76,01.

Entre las ciudades capitales los puestos más altos fueron para Pereira (14), seguido por Medellín (23), Villavicencio (46), Bogotá (51) y Neiva (70) .

Montenegro Trujillo aseguró que, al igual que en los departamentos, en los municipios se evidenció una disminución en los gastos de nómina, una mayor reestructuración de deudas y un mejor recaudo en los impuestos y, precisó, que los dineros liberados se destinaron a cubrir las obligaciones derivadas de los programas de saneamiento fiscal.

Sin embargo, varios municipios siguieron mostrando un deterioro en sus finanzas. En los últimos puestos de la medición se situaron Unión Panamericana y Ungía (ambos en el Chocó ); Caracolí ( Antioquia ); Chiquita (Boyacá) y Zaragoza (Antioquia ), el de peor comportamiento.

Entre las ciudades capitales Ibagué, Popayán Quibdó, Inírida, Cali y San Andrés registraron las más bajas calificaciones. Cali siguió cayendo en el 'ranking', al pasar del puesto 291 en 2001 al 960 en 2002.

El documento concluyó que los resultados muestran un esfuerzo generalizado entre las regiones para fortalecer sus recursos propios. Los recaudos de los departamentos crecieron el año pasado 10 por ciento, mientras los municipios (sin Bogotá) lo hicieron en 12 por ciento. En el caso de la capital del país, sus recursos propios alcanzaron en el 2002 el 47,8 por ciento de los ingresos totales.

Montenegro concluyó que la disciplina fiscal aplicada por departamentos y municipios desde el 2000 les ha permitido, a buena parte de ellos, cubrir sus gastos de funcionamiento, garantizar el pago de sus deudas y de sus pasivos, hechos que asegurarán, sin duda, su sostenibilidad fiscal.