Sitio oficial
 

No quiero

Quiero la paz para Colombia como la queremos todos los colombianos.

 

Quiero la paz pero no quiero una paz en la que la guerrilla tenga territorios independientes.

 

Quiero la paz pero no quiero que en esos territorios se siga sembrando coca, se siga procesando la droga maldita y se siga exportando la cocaína sin control por las autoridades colombianas.

 

Quiero la paz pero no quiero una guerrilla que conserve las armas con las que han asesinado a tantos colombianos y no entreguen esas armas a las autoridades legítimas.

 

Quiero la paz pero no quiero una paz con guerrilleros participando en los cuerpos colegiados sin someterse a unas votaciones para ganarse esas curules.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes han asesinado a tantos colombianos no paguen un solo día de cárcel y gocen de plenas libertades en labores sociales para darles posibilidades de ganar adeptos.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes sembraron minas antipersonal gocen de la libertad mientras esas minas siguen matando colombianos y sean quienes no las sembraron los que tengan que hacer el desminado.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes reclutan niños para la guerra no paguen por ese crimen de lesa humanidad.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes violaron niñas secuestradas e indefensas no paguen ninguna pena.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes envenenan a la juventud del mundo con la droga no reciban ninguna sanción.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes han acabado con la selva colombiana para sembrar coca y amapola no reciban ningún castigo.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes han acabado con la flora y la fauna colombiana para la siembra de plantas prohibidas no sean sancionados.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes contaminan las aguas lo sigan haciendo con plena libertad.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes han asesinado a sangre fría a los diputados del Valle no reciban ningún castigo.

 

Quiero la paz pero no quiero que se violen la Constitución y las leyes para darles plena libertad y premiar a quienes han cometido delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes asesinaron al pueblo en la iglesia de Bojayá no paguen por ese crimen.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes han asesinado al pueblo colombiano y han destruido pueblos con cilindrosbomba sean premiados con la libertad.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes secuestraban gente con los llamados retenes ilegales en las carreteras sigan haciendo de las suyas.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes asesinaron inocentes en el Club el Nogal gocen de plena libertad sin reparar sus delitos.

 

Quiero la paz pero no quiero que quienes atentaron contra el periodismo colombiano, caso de Fernando Londoño, sigan disfrutando de la libertad sin pagar un solo día de cárcel.

 

Por todo lo anterior, a pesar de que quiero la paz como todos los colombianos de bien, votaré NO cuando en el plebiscito me pregunten si quiero la paz dándole todo a la guerrilla.