Sitio oficial
 

Nubarrones económicos

Se terminó el primer trimestre económico del 2016. Por lo tanto, es pertinente un análisis coyuntural a los principales indicadores.

 

Desde el 2014, la presente columna de opinión viene alertando a las autoridades económicas y al público en general que la economía colombiana presenta síntomas de una desaceleración. Hoy, tenemos una economía en plena contracción, con una posible recesión en el mediano plazo.

 

En su libro Introducción al Análisis Económico, el caso colombiano, el Banco de la República comenta sobre los aspectos fundamentales que determinan el funcionamiento del sistema económico. Al analizar 36 aspectos fundamentales de la economía colombiana al 2016, ¿nos encontramos en la antesala de una pre crisis similar a la de 1998 durante el gobierno del elefante?

 

Veamos:

 

Altas tasas de interés. Tasa de interés interbancaria 7% vs tasa de interés de usura 32.4%. La tasa de usura es 5 veces superior a la tasa de intervención. ¿Qué quiere decir? Por un lado, que al consumidor los créditos de consumo, de vivienda, de libre inversión saldrán más costosos y, por el otro, que el sistema financiero necesita aprovisionar la cartera morosa que ya se encuentra en niveles superiores al 11%.

 

Presión inflacionaria: Es más que evidente. El solo hecho que el Banco de la República emita un billete de $100.000 lo que quiere decir es que en el fondo reconoce que tanto la devaluación como la inflación están desbordadas, en los alimentos y los servicios. En tan solo el primer trimestre nos comimos la meta de inflación del B.R. para el 2016. ¿No sería pertinente, señores, un ajuste?

 

Intereses + inflación:1998 por encima del 80%. Para el 2016, sumando la tasa de usura + inflación ya nos encontramos en niveles cercanos al 40%.

 

Liquidez: Colpatria dio el primer paso al anunciar que no cobrará por sus operaciones en cuenta de ahorros. Esto lo que busca es generar liquidez con el fin de aprovisionar la cartera morosa.

 

Impuestos: El caso de Bogotá donde se presentó un incremento del 34%. ¿Tendrá el desmesurado incremento del impuesto un efecto colateral en el resultado final de la inflación?

 

Desempleo: Según el Dane, para marzo alcanzó los dos dígitos: 10%. Desde el segundo semestre del 2015, viene subiendo en forma cual premio de montaña del tour de France.

 

Deuda externa: Los niveles más altos en toda su historia: $ 111 mil millones equivalente al 38% del PIB. La deuda pública supera el 60% vs la deuda privada 30%. No deja de ser angustiante ese nivel tan alto de deuda pública.

 

Devaluación:Si antes nos quejábamos por la revaluación y la no intervención del B.R en el mercado para mitigar este fenómeno, ahora sucede lo mismo con la devaluación.

 

Déficit Cuenta corrientede la Balanza Comercial ya supera el 7% vs el déficit fiscal: + 3%.

 

Con estos síntomas, más 36 indicadores económicos que tengo a la mano, todos negativos, entre ellos la inversión extranjera, la economía colombiana se parece a ese paciente terminal que ingresa a una sala de urgencias en camilla con una bolsa de suero y los médicos corriendo para la sala de cirugía.

 

Como diría el Procurador Ordoñez: ¡Amárrense bien los pantalones!. Y…Mauricio Cárdenas, ahí. Junto con la canciller salomónica Holguín. ¿Tenemos Ministro de Minas en propiedad o es ambulatorio?

 

Puntilla: El bolchevique de Felipe López sacó a Fany Kerzman de revista Dinero, ¿así no más? La paz entra con sangre, dirán las Farc en Cuba. ¿Ordoñez, Presidente 2018?

 

@ragomezmar