Sitio oficial
 

PALABRAS DEL PRESIDENTE URIBE AL INAUGURAR PARQUE NACIONAL DEL CHICAMOCHA

2
de Diciembre

PALABRAS DEL PRESIDENTE URIBE AL
INAUGURAR PARQUE NACIONAL DEL CHICAMOCHA

Cañón del Chicamocha (Santander), 2 dic (SNE).
Las siguientes son las palabras del presidente Álvaro
Uribe Vélez, durante la inauguración del Parque
Nacional del Chicamocha.

“Me siento muy feliz de acudir esta tarde con ustedes
a este mirador, a este mirador de la historia, a este mirador
del futuro, a este mirador de una topografía difícil,
firme, que cuando se le observa ayuda a comprender por qué sobre
esta tierra hay un pueblo de un gran carácter, un pueblo
amable de una personalidad que no transige sino con la transparencia:
el pueblo santandereano.

Lo felicitamos, señor Gobernador (de Santander, Hugo
Heliodoro Aguilar Naranjo). Usted imaginó esta obra. Con
tosudez emprendió la tarea de convertir el sueño
en realidad. Algún día íbamos en un helicóptero
en busca de un Consejo Comunitario de Barichara, y usted hizo
desviar un poco el helicóptero para mostrarme la obra
en plena construcción. Lo sentí preocupado por
la crítica y simplemente le dije: ‘tenga un ratico
de paciencia, espere que la termine, que todo el mundo la conozca,
y verá cómo el pueblo se va a sentir totalmente
identificado con esta magnífica idea’.

Qué bueno, Gobernador, que la hubiera sacado adelante.
Qué bueno que, contrario a la ley general, ahora se haya
dado la excepción. La ley general muestra en el proceso
histórico que casi nadie, autor de una gran idea, puede
ser contemporáneo de la realización de esa gran
idea. La excepción ha obrado en su favor: usted, autor
de esta gran idea, puede ser hoy contemporáneo de su ejecución.
Se lo agradecemos los colombianos. A usted, a su equipo, al doctor
Carlos Fernando (Sánchez Aguirre), que ha dirigido todo
este proceso desde la Presidencia de la Corporación Parque
Nacional del Chicamocha.

Esta obra es una gran contribución al turismo, es una
gran contribución al turismo recreativo, al turismo cultural,
al turismo científico, el turismo en todas sus dimensiones,
a esta industria de la alegría. Esta obra es una gran
contribución para que los colombianos conozcan más
su Patria, la disfruten. Para que los santandereanos puedan mostrarles
a todos los colombianos y a los ciudadanos de otros países
las riquezas todas de esta tierra, de su gente, de su geografía.
Esta obra será motivo de inspiración de la imaginación
de los niños y de las generaciones que habrán de
venir.

Muchas gracias al pueblo santandereano
por haber acompañado
al Gobernador en esta magnífica tarea.

¿Qué sigue? Hay unos desarrollos que tienen proyectados
de hoteles en los alrededores y también la construcción
de los cables.

Vamos a buscar lo siguiente: vamos a
buscar cómo, si
el Gobierno departamental logra un buen aporte de los concesionarios
para la construcción de los cables, el proyecto a criterio
de concesionarios particulares es factible, me comprometo, con
los distinguidos parlamentarios que aquí nos acompañan,
a buscar unos recursos de la Nación para ayudar a que
ese cable se concluya.

Ustedes saben que nada de esto es fácil. La vida pública
es un esfuerzo de todos los días, para ir mostrando pequeños
resultados. Cada pequeño resultado en la gestión
pública es el fruto de grandes, permanentes esfuerzos.
Entonces, primero, que los concesionarios particulares la vean
factible. Segundo, como está cerrado el presupuesto de
2007, no es fpacil, buscaríamos que en el 2007 para que
se cumpla su propuesta de ejecutarla en el 2007, le entreguemos
un crédito de Findeter a la Corporación. Y con
los parlamentarios, con la ayuda de Dios, buscamos que se incluya
en el presupuesto del 2008 la partida para pagarle ese crédito
a Findeter. Findeter daría un crédito–puente,
y después buscamos que el presupuesto nacional contribuya.

Ahora caminando por este parque tan hermoso,
tan importante, le decía yo al viceministro (de Turismo), Óscar
Rueda, que los colombianos no imaginan la contribución
que este parque traerá al turismo nacional, a la reflexión
de todos los colombianos para conocer por qué el carácter
santandereano.

Óscar, que es hijo de esta tierra, le decía yo: ‘Óscar,
tienes que reeditar la cédula santandereana y ayudarme
a buscar los recursos para que el Gobernador pueda terminar el
teleférico que se propone construir aquí’.
Voy a pedirle a Óscar que, trabajando con el Gobernador
y con los parlamentarios, busquemos esos recursos.

Los hoteles. Yo no veo mucha dificultad
para los hoteles. El Congreso está en las vísperas de aprobar la reforma
tributaria, ya probada en las comisiones económicas. Y
allí hay un capítulo muy importante de promoción
de inversión. Lo aprobado hasta ahora en las comisiones
económicas, deja en firme una disposición provisional,
que sacamos adelante en este Gobierno, para que los nuevos hoteles
que se construyan el Colombia tengan una exención tributaria
de 30 años. Además que las empresas de turismo
ecológico tengan una semejante exención tributaria.

Colombia, con ese tipo de normas, se
está preparando
para competir en el turismo internacional. Hoy hay 78 proyectos
hoteleros en marcha en todo el país. Ahora conversaba
con quienes están haciendo un conjunto turístico,
aquí cerca del Puente Pescadero. Ya tienen las piscinas,
los estaderos, se proponen construir la parte hotelera. Les decía
que las normas tributarias de Colombia hoy hacen muy atractivo
construir este tipo de servicios en nuestro país.

Pienso, doctor Carlos Fernando y señor Gobernador, que
para el proyecto hotelero la reforma tributaria llega muy oportunamente.
Les ofrecemos lo siguiente, que ya están utilizando los
gestores del proyecto turístico allí en El Pescadero:
si llegare a necesitarse recursos, un estímulo nacional
adicional a la reforma tributaria, por supuesto con todas las
garantías que la ley exige, pueden utilizar la línea
de crédito de Findeter, que es ampliamente generosa para
ayudar a la construcción de esos hoteles, no obstante
que sean de iniciativa privada.

El Gobierno Nacional, a través del doctor Óscar
Rueda, estará pendiente para que esos hoteles se puedan
construir aquí en los alrededores.

Y todo tiene pertinencia de sentido común. Esta tierra
tan bella, allí no más al sur San Gil, el Socorro,
allí cerquitica a Barichara, allí al norte de la
Mesa de los Santos, estos cañones que conducen de los
Curos a Málaga, esta tierra tan bella, con los deportes
de aventura, con sus ríos, con esta topografía,
tiene que convertirse en un gran clauster del turismo nacional
e internacional.

Oigo a los colombianos en cada momento
armar paseos familiares para venirse a deportes de aventura
en los ríos de Santander.
Y ahora que empiecen a funcionar aquí con el otro deporte
de aventura, a lanzarse con las cometas desde este monumento
al Cañón, eso va a traer todavía muchas
más personas. Ojalá dentro de un año podamos
asistir, invitados por el Gobernador, a inaugurar los cables
y que haya más facilidades hoteleras.

Hace cuatro años casi todas las concesiones de Colombia
estaban en pleito. Los concesionarios demandaban al Estado porque
no había tráfico. Se ofrecía, por ejemplo,
para otorgar una concesión que pasarían por allí 100
vehículos al día, y estaban pasando 30.

El país estaba totalmente paralizado por la violencia,
la gente temía salir. Recuerdo aquí en Aratoca,
en San Gil, en el Socorro, allí en el Jordán, la
presencia de las bandas criminales, que poco a poco hemos ido
derrotando. El país se ha volcado a hacer turismo. Confío
que en esta temporada los colombianos disfruten su Patria y que
eso contribuya muchísimo a generar empleo.

Hace cuatro años visitaron a Colombia 533 mil extranjeros,
el año pasado 936 mil. Este año, ya próximo
a cerrarse el año, deben visitarla 1 millón 200
mil turistas extranjeros. Hemos pasado en cuatro años
de 533 mil a 1 millón 200 mil. Nuestra meta para el año
2010 es que vengan a Colombia 2 millones de turistas extranjeros,
muchos a esta bella tierra santandereana.

El año pasado ya el turismo hizo una contribución
importante: nos dejó 1.200 millones de dólares,
este año le deja al país 1.600 millones. Pero estamos
lejos de países que, con menos atractivos, son receptores
de millones de turistas. Nosotros apenas estamos empezando. Este
es un gran aporte y un gran aporte al empleo y un gran aporte
a la alegría. No hay una actividad que más alegría
genere entre toda la comunidad que el turismo.

Un gran aporte a la superación de la pobreza, al crecimiento
de la economía. Nosotros aspiramos que con la agenda legislativa
que está a consideración del Congreso, la reforma
tributaria, la manera de vincular capital que agrande a Ecopetrol,
transferencias equilibradas que agranden que fomenten la descentralización
y no arruinen la Nación, nosotros aspiramos que todo eso
le permita a Colombia ponerse a crecer al 6 por ciento al año,
como un camino para reducir la pobreza.

Hace cuatro años esa pobreza estaba en el 60 por ciento,
el año pasado en el 51, aspiramos tener próximamente
nuevas cifras, y en el 2010, el 20 de julio, cuando rindamos
cuentas sobre este cuatrienio y nos aprestemos a transferir la
Presidencia a nuestro sucesor, podamos decirle a Colombia que
esa pobreza se ha reducido al 35, para que en el año 2019,
cuando cumplamos dos siglos de la Batalla de Boyacá, de
vida independiente, Colombia pueda decir que ha llegado a un
nivel de pobreza no superior al 15 por ciento. Y a ello tiene
que contribuir muchísimo el turismo.

Quiero invitarlos a relacionar el turismo
con la seguridad. Un país que quiera tener turismo, tiene que ser un país
que tenga toda la determinación de avanzar en la seguridad.
Por eso no podemos desmayar. El proceso de rescate de la seguridad
tiene dificultades. Hay controversia todos los días. Lo
que no puede tener es declives. El Gobierno tiene que entender
la controversia, participar en ella, pero no puede aflojar la
determinación.

Al felicitar al Gobernador, al gran pueblo
santandereano por esta magnifica obra, vengo a pedirles que
no aflojemos en la
determinación de derrotar el crimen, en el propósito
de tener una Patria sin guerrillas, sin paramilitares, sin narcotráfico,
sin corrupción. En el propósito de tener un proyecto
de Seguridad Democrática estable, firme. Que tiemblen
los criminales, pero que no haya duda sobre la Seguridad Democrática,
para que las nuevas generaciones de colombianos, los niños,
a quienes el Gobernador ha dedicado este gran parque, puedan
vivir felices en el presente cercano y en el futuro de nuestra
Patria.

Me emociona mucho ese himno de ustedes,
y me emociona muchos esas estrofas de firmeza, de coraje, de
carácter, y me
emociona mucho aquella pancarta de la hospitalidad histórica
de Santander, aquella pancarta que un día vi en el aeropuerto
Palonegro, que dice: ‘quien pisa tierra santandereana es
santandereano’. Con este monumento, esa pancarta habrá que
sacarla en todos los sitios del departamento, para que lleguen
cientos de miles de turistas. Muchas felicitaciones.

¡Que viva esta gran tierra, esta
gran tierra comunera, esta gran tierra guane, esta gran tierra
que tanto le ha aportado
a Colombia!

Gobernador, muchas gracias por anticipar el futuro.

¡Que viva Colombia y que viva Santander!”.

Deja una respuesta