Sitio oficial
 

PALABRAS DEL PRESIDENTE URIBE EN EL FORO DE ANDESCO

02
de agosto
PALABRAS
DEL PRESIDENTE URIBE EN EL FORO DE ANDESCO

Medellín, 2 ago. (SNE).- Las
siguientes son las palabras del Presidente de la República, Álvaro
Uribe Vélez, en el Foro de la Asociación
Nacional de Empresas de Servicios Públicos Domiciliarios
y Actividades Complementarias e Inherentes (Andesco)
que se lleva a cabo en la ciudad de Medellín:

“Quiero saludarlos muy respetuosamente,
y felicitar a Empresas Públicas de Medellín
por este aniversario. Una empresa que es orgullo y punto
de referencia para los colombianos.

El sábado en la celebración
oficial tendremos la posibilidad, Dios mediante, de compartir ésta
efemérides que a todos nos llena de alborozo.

Recuerdo una de mis profesoras, que al
entregarme la calificación de la materia me la entregaba
por dos laditos: en el anverso me ponía todo lo
bueno y en el reverso todo lo malo.

Y le decía yo: ¿por qué,
profe, utiliza ese método?

Y me decía: tiene que estar preparado
animado con lo bueno para que resista lo malo.

Entonces yo voy a empezar con lo bueno,
queridos amigos, porque yo entiendo que tarea de ustedes
como voceros gremiales es exponer dificultades; y tarea
del Gobierno es ser receptivo y buscar soluciones.

Dice la DIAN: Los ingresos netos del
sector de servicios públicos se incrementaron en
un 12.6 por ciento en 2004. El total de costos y deducciones
aumentó a una tasa inferior a la de los ingresos.
Las utilidades en el período fiscal aumentaron un
26 por ciento. La renta líquida tuvo un crecimiento
del 69.1.

La deducción del 30 por ciento
en activos fijos productivos también fue utilizada
por el sector, y la misma le permitió reducir su
base gravable en 400 mil millones, de lo que se infiere
unas mayores inversiones en el sector, cercanas a 1.3 billones.
El saldo a pagar por concepto del impuesto de renta creció en
un 122.7 por ciento.

La verdad es que por ejemplo cuando escuchaba
algunos reclamos muy difíciles para atender por
parte del Gobierno Nacional, como los de los generadores,
especialmente dos o tres de esos reclamos, el tema de industria
y comercio: nosotros tenemos que respetar la autonomía
de los municipios, tenemos inmensas, prácticamente
barreras constitucionales para entrar allí.

El tema de Caucasia, el tema de Chocó,
donde no es un problema de voluntad, sino un problema de
normatividad.

En Colombia hay unos procesos para liquidar
empresas. En Colombia hay una norma que el Estado no puede
violar, ni los particulares, que se llama la norma de prelación
de créditos. Y nosotros no tenemos facultades, como
se reclaman que las ejerzamos en el caso del Chocó,
para pagar saldos insolutos después de liquidar
esos patrimonios.

Entonces yo siempre quería recordarles,
que de pronto hay que tener paciencia con algunos problemas
que se han presentado, que se dejaron acumular en el pasado,
y que hoy lo que pensaría que deberían estar
superados en las preocupaciones de las empresas por los
buenos resultados generales, como lo acreditan estas cifras.

Yo tengo alguna preocupación hoy,
porque debo atender esta noche una reunión de seguridad
en Bogotá, y tengo que salir mañana de la
ciudad muy temprano a compromiso con el señor Presidente
de Estados Unidos en Texas, entonces no vamos a tener ya
a esta hora tiempo de examinar en detalle todos los temas
que ustedes han planteado, pero quisiera proponerles lo
siguiente: primero, estas cifras que acabo de leerles son
contundentes de la buena salud del sector. Segundo, ¿por
qué no definimos el plan de trabajo de este último
año de gobierno?

Yo le pediría al gremio que con
la señora Superintendente, el Ministro de Minas
no está acá – me encuentro con él
mañana en los Estados Unidos- a pesar de que está representado
por un viceministro (de Minas y Energía) joven,
inteligente y preparado, como (Manuel) Maiguashca.

Ustedes saben que la experiencia del
Ministro de Minas en este tema y su manejo nos hace mucha
falta, es bien importante que él esté para
definir ese plan de trabajo del último año.
Con el Viceministro y con las Ministras de Comunicaciones
y de Vivienda y Medio Ambiente, y lo mismo con representantes
de las comisiones de regulación.

A estas alturas del Gobierno uno tiene
que poner fechas críticas y cumplirlas, de manera
inaplazable.

Doctor Gustavo (Galvis, presidente de
Andesco), ministras: ¿cuándo es posible que
tuviéramos definido ese acuerdo sobre temas críticos
para el último año de gobierno? Hoy es 2
de agosto.

Entonces Evamaría (Uribe, Superintendente
de Servicios Públicos Domiciliarios) te rogaría
coordinar, y que el 20 de agosto tengamos esa agenda y
todo sometido a fechas.

Ahí tengo que implorar el apoyo
de las comisiones de regulación, respetando toda
su independencia, pero que nos ayuden con eso, porque lo
que no podemos es estar dilatando decisiones.

Fuera de estas cifras de la DIAN, que
son bien positivas y bien contundentes, yo veo un panorama
muy distinto. Yo veo un panorama con unas empresas intervenidas
en franca recuperación.

Nosotros hemos reformado 152 empresas
del Estado. Una cosa es hablar de la cifra y otra cosa
es hacer ese número de reformas.

La primera fue Telecom, la última
Inravisión, el Banco Cafetero, y pasa por electrificadoras
como el Tolima, la Chec, la del Quindío y sigamos.
Emcali, el problema de la Empresa de Acueducto de Cúcuta,
de la Empresa de Teléfonos de Barranquilla, etcétera.

Los temas que ustedes plantearon: Ustedes
tienen hoy varios incentivos. Uno el que introdujimos a
principio de Gobierno, para aquellas empresas de acueducto
y alcantarillado que inviertan en empresas regionales puedan
descontar hasta el 40 por ciento del valor de la inversión,
con el limitante de que eso no exceda el 50 por ciento
del impuesto liquidado.

Eso ha ayudado muchísimo. A mi
lo que me preocupa es que no en todas partes lo han utilizado.
Veo una gran utilización en Barranquilla, una utilización
muy tímida en Cartagena, no así en otras
partes.

Y la deducción del 30 por ciento
que se aprobó en la reforma tributaria de diciembre
de 2002, que repito la cifra, redujeron gracias a esa deducción,
su base gravable, en 400 mil millones, de lo que se infieren
unas mayores inversiones en el sector, cercanas a 1.3 billones.

No obstante el crecimiento que se presentó en
ingresos, los costos y deducciones crecieron más.

Las utilidades del período aumentaron
en un 26 por ciento, pero la renta líquida tuvo
un crecimiento del 69.

Y ha pedido el Gobernador de Antioquia
que le extendamos ese incentivo al sector privado. No hay
condiciones hoy para entrar a discutir eso. Último
año del Gobierno, cuando hay un problema bien grave
en el sector central del Estado en las finanzas públicas.

Si nosotros miramos qué está pasando
con la situación fiscal, yo les diría: ha
mejorado inmensamente en departamentos y municipios. Ahí hay
que hacerle un reconocimiento a la Ley 617, aquí está su
autor, el ex ministro Juan Camilo Restrepo. Este Gobierno
la ha aplicado con toda la disciplina.

Las 152 empresas del Estado reformadas
en este gobierno han logrado que pasemos de una empresa
nacional que era súperavitaria: Ecopetrol, a un
superávit en casi todas las empresas del Estado.
Eso ayuda enormemente.

Hemos hecho un gran esfuerzo en gastos,
en aquellos que son discrecionales, salvo en Defensa -donde
ha habido muy grande expansión- hemos tenido que
hacer esas transferencias al Seguro Social que ustedes
conocen, por el agotamiento de las reservas.

Yo diría que de un déficit
del 4,2 en agosto de 2002 a un déficit de 2,5 este
año, hay un paso bien importante, sin embargo hay
un problema muy grave por resolver que es el problema del
sector central de la Nación.

Hay que entrar a discutir otros temas
tributarios. En el informe del 20 de Julio yo se los planteé al
Congreso, quisiera hablarlos con ustedes esta noche pero
debo concentrarme en los temas que ustedes han planteado.

Si tengo una tesis general, un Gobierno
que ha aumentado impuestos, que ha reformado 152 empresas,
que le falta por reformar muchas más, que ha aumentado
de 400 mil a un millón la base de contribuyentes
de renta y que eso sigue creciendo, que le ha tocado elevar
el precio de la gasolina en la misma proporción
en que el petróleo ha pasado de 26 dólares
el barril a 60-62 dólares, que ha tenido que hacer
un gran ajuste en pensiones, que ha pasado la base del
IVA del 37 al 53 por ciento, es un Gobierno que también
tiene que plantearle al país así no llegue
a corresponderle, otras reformas del futuro, que no se
pueden hacer coincidir todos los ajustes.

Si a mí me preguntaran, por ejemplo ¿en
qué momento debería pensar el país
en seguir extendiendo la base del IVA?, yo contestaría
sin duda, ‘en el momento en el que hayamos terminado
el ajuste de pensiones, el ajuste de tarifas de servicios
públicos y el ajuste de combustible’. Uno
no puede hacer un ajuste sobre otro ajuste.

No veo, Gobernador hoy, posibilidades
de extenderle ese incentivo al sector privado, pero es
que el sector privado en este Gobierno ha tenido unos incentivos
bien importantes. La filosofía nuestra ha sido encarecer
los impuestos para quienes no crezcan y no inviertan e
introducir estímulos para quienes crezcan e inviertan.

Yo quiero hacer una enumeración
de estímulos. Esa deducción general del 30
por ciento de inversiones generadoras de renta, bien importante,
ya oímos el impacto en el sector de los servicios
públicos.

La eliminación del IVA a los bienes
de capital. Se devuelve de manera general y de manera particular
no se cobra a las empresas altamente exportadoras. Antes
para calificar a una empresa como altamente exportadora
se le exigía exportar el 50 por ciento, hoy el 30.

Unos estímulos sectoriales bien
importantes al alcohol carburante, al biodiesel, a la madera,
a los cultivos de tardío rendimiento, a la hotelería,
etc, a algunas actividades relacionadas con la búsqueda
de hidrocarburos.

Yo invitaría entonces Gobernador,
a que el sector privado que ustedes estén pensando,
quieran participar en los programas de agua, utilicen ese
incentivo general que es la deducción del 30 por
ciento, ante la imposibilidad de poderle extender ahora
el incentivo específico del descuento tributario
del 40.

Me parece muy importante el anuncio de
un solo mercado de energía en Antioquia. El Gobierno
Nacional está dispuesto a ayudar.

Yo les hago esta propuesta, señor
Alcalde; doctor Juan Felipe, gerente de Empresas Públicas.
El Gobierno Nacional les vende la participación
en Eade (Empresa Antioqueña de Energía).

¿Cómo lo hacemos? Que allí lo
estuve pensando y estudiando las fórmulas jurídicas
menos complicadas y es un contrato totalmente transparente
entre entidades de derecho público.

Constituyamos ya la empresa para acueductos
regionales de Antioquia, que no incluya solamente Urabá,
sino occidente y bajo Cauca, una empresa general, liderada
por Empresas Públicas, definamos los aportes de
capital y lo que valgan las acciones de la Nación
en Eade, lo permutamos por acciones en esa empresa de acueductos.
Creo que puede ser un esquema transparente y un esquema ágil.

¿Qué porcentaje tiene (Manuel)
Maiguashca (Viceministro de Minas y Energía) la
Nación en Eade?

Viceministro Maiguashca: Tenemos
14,9 por ciento.

Presidente Uribe: Que
la Nación quedara con el mismo porcentaje en la
nueva empresa de acueducto y ustedes saben que lo que invierta
Empresas Públicas de Medellín en esos acueductos
regionales, en la capitalización de esa empresa,
tiene derecho a un descuento tributario del 40 por ciento.
Ahora tuve oportunidad de mostrarle nuevamente el artículo
de la Ley al doctor Juan Felipe. Yo creo que eso nos ayudaría
mucho y ojalá lo pudiéramos hacer rápidamente.

He tomado aquí nota de lo que
dijo cada uno de mis antecesores en el uso de la palabra.

Cuando escuchaba al doctor Orduz, hace
un año uno de los problemas que teníamos
era la exigencia de los Estados Unidos en el acuerdo del
TLC para que nosotros elimináramos en Colombia empresas
estatales de comunicaciones, con la tesis de que no podía
coincidir una naturaleza estatal en operación con
la regulación a cargo del Estado. Eso está superado.

Ahí hay otros temas del TLC como
la circunstancia de que hasta ahora está por fuera
por falta de acuerdo el tema de la telefonía móvil.

Han pedido tanto el doctor Orduz como
el doctor Ceballos, eliminar el IVA a los computadores.
No tenemos condiciones y yo no puedo este año entrar
a pedir eliminaciones de IVA al Congreso.

La verdad es que venimos de una tasa
de cambio que llegó a tocar casi 3 mil pesos en
enero de 2003 y que está en 2.300. Eso que nos preocupa
bastante para el sector exportador, para la adquisición
de computadores en el país ha sido una bendición
y además, yo le he sugerido mucho al sector específico
que se utilicen los leasing por el beneficio tributario
de los leasing. Estamos haciendo algunos ensayos en Boyacá para
que las empresas comercializadoras de computadores a través
de mecanismos leasing presten el servicio en colegios y
en otras entidades.

Yo no creo que la solución hoy,
sobretodo con lo que ha ocurrido en tasa de cambio, sea
el desmonte de ese IVA.

Ministra (de Comunicaciones) Martha (Pinto
de De Hart), ahí han presentado unos temas el doctor
Alejandro y el doctor Orduz sobre la regulación,
las dificultades en telefonía fija, telefonía
móvil. Yo quisiera que en unos minuticos tú te
refirieras a esos temas. Sí, de una vez, con la
venia de Gustavo.

Ministra de Comunicaciones: Gracias
Presidente. Bien, el sector de las comunicaciones en Colombia
tiene en este momento importantes amenazas y oportunidades
y dentro de esto vamos a mencionar las más relevantes
que ya han sido mencionadas aquí por los antecesores.

Una es la disminución del atractivo
del negocio de la telefonía fija por la creciente
sustitución que ha habido de los teléfonos
móviles y la caída en los precios de la larga
distancia, lo que ha reducido significativamente los ingresos
de estas empresas.

El otro punto es un rezago importante
en la penetración de la banda ancha y aquí todos
han expresado la importancia que tiene la banda ancha para
el desarrollo del país.

Y el tercer tema es el incremento significativo
y continuo que tiene el negocio de la telefonía
móvil en Colombia.

Entonces, dada la evolución de
estos tres temas y el potencial impacto que puede representar
cada uno de ellos para el sector de las comunicaciones
pero también para el país, para la sociedad
en general; el Ministerio debe intervenir y redireccionar
el sector para minimizar los impactos que estos hechos
pueden tener.

Uno de los temas que se ha mencionado
acá y que estamos trabajando es el de la larga distancia.
Las licencias de larga distancia se otorgaron por 10 años,
que podían ser prorrogables y vencen en el 2008.
Ante este escenario y ante la pérdida de mercado
y la posible reducción de precios que se puede dar
cuando entren otros operadores, va a haber una pérdida
de ingresos muy importante para estas empresas de larga
distancia, y creemos que ya estamos en conversaciones,
como lo mencionó el doctor Ordúz, para ver
cómo podemos permitirle a estos tres operadores
de larga distancia que rediseñen su negocio.

Y dado que tienen unas redes tan importantes
y una infraestructura administrativa también muy
importante, una de las cosas que hemos conversado ellos
pueden explotar muy bien y redireccionar su negocio hacia
la banda ancha y esto requeriría que probablemente
nosotros otorguemos un espectro para que ellos puedan prestar
esos servicios muy seguramente con telefonía fija
inalámbrica, y en la banda de 4, 3,5 megas. Es una
de las cosas que estamos estudiando y estamos estudiando
un decreto para esto.

En general tenemos el compromiso y lo
dijimos como una de las tareas que nos falta en el año
que queda de este Gobierno, es que debemos impulsar, ya,
en el inmediato plazo, el desarrollo de la banda ancha. ¿Cómo
lo podemos hacer? Incentivando a los operadores privados
a que lo hagan en aquellos sectores donde puede ser rentable
el negocio, en los estratos más altos, nosotros
mismos con programas como Compartel donde hemos venido
instalando infraestructura de banda ancha y desde luego
dando subsidios para estas zonas menos favorecidas, y además
promoviendo definitivamente la masificación del
internet en Colombia. O sea, a la banda ancha hay que darles
contenidos pero el internet necesita de banda ancha para
su masificación.

En cuanto a TLC, como usted bien lo dijo,
el punto que quedó por fuera en la mesa de negociación
fuel el tema de la inclusión de los móviles
en las obligaciones de los operadores dominantes. Aquí mencionaron
también que la Comisión de Regulación
y que el Ministerio deberían redefinir el tema del
operador dominante, y la posición que ha sostenido
el Gobierno es que no cree que los móviles deban
ser excluidos porque hoy día, si se quiere, pueden
ser más dominantes que los operadores fijos. Estas
operaciones básicamente son reventa, interconexión
y desagregación de las redes.

En cuanto a la ley de telecomunicaciones,
que es otro tema que se mencionó aquí, el
proyecto de ley de telecomunicaciones que había
en el Congreso fue retirado por los ponentes de acuerdo
con el autor, en este momento nosotros estamos trabajando
con la Comisión Sexta de Cámara apoyándolos
a ellos en un nuevo proyecto que va a tratar básicamente
sobre telecomunicaciones sociales, pero los pilares de
la ley son los siguientes:

Uno, que todos los proveedores de comunicaciones
deben estar sujetos a una contribución de solidaridad
destinada a la inversión social.

El otro es que los recursos del Fondo
de Comunicaciones se distribuirán para garantizar
la provisión de servicios de telecomunicaciones
de calidad a tarifas asequibles y en especial en aquellos
sectores donde no es rentable la operación, como
el sector rural o algunos sectores muy deprimidos.

Y tercero, que el Fondo de Comunicaciones
cuando lo considere conveniente podrá autorizar
a los operadores para aportar la contraprestación
que hoy pagan por el uso del espectro bajo el cumplimiento
de una obligación de hacer, de permitir que en algunas
ocasiones no nos paguen esa contraprestación, sino
que la inviertan obviamente en inversiones decididas y
direccionadas de acuerdo a la política que tenga
el Gobierno en materia de telecomunicaciones sociales.

Básicamente el Ministerio tiene
que ser muy cuidadoso en mantener un equilibrio y un balance
en tres dimensiones: una es las empresas sanas, que haya
empresas que puedan recuperar la inversión, que
sean viables, cumplir los objetivos del Gobierno de llevar
las comunicaciones y tener una mayor cobertura, el acceso
y el servicio universal y otra, es que los usuarios sean
beneficiados con unos servicios a bajo costo y eficientes.

En general el Ministerio y la Comisión
de Regulación propenden por una política
de cada vez regular menos, ojalá se pudieran fijar
los precios de una manera libre pero sí tiene que
haber un control y hay que propender por una vigilancia
para que estos precios no sobrepasen los precios promedios
de nuestra región en Latinoamérica.

Presidente Uribe: Yo simplemente quisiera
agregar allí lo siguiente. Está muy bien
pensar en el tema de regulaciones, y ojalá la comisión
nos ayude para hacer los ajustes que se vienen pidiendo
y a los cuales también se acaba de referir la Ministra.

Pero yo creo que nada ganamos con simples
regulaciones si las empresas del sector especialmente las
estatales, que todavía tienen índices críticos
de productividad, no los corrigen.

¿Qué ganaríamos
nosotros pidiendo regulaciones para Telecom si no hubiéramos
hecho el cambio en Telecom? Yo creo que allí hay
que darnos unas pelas políticas. Reformar estas
empresas del Estado desgasta, pero es necesario.

Qué mas desgaste, por ejemplo
Gustavo usted que lo conoce, que reformar el hospital González
Valencia de Bucaramanga. ¡Qué tal que no lo
hubiéramos hecho¡ Yo si pediría que
en el acuerdo que hagamos para lo que tengamos que hacer
este año, se definan las reformas que se necesitan
en empresas estatales, que no se han hecho, y que no dependen
del Gobierno Nacional.

Yo creo que hay que avanzar allí,
no solamente cabalgando sobre regulaciones o protecciones
porque muchas veces se habla de regulaciones más
pidiendo protecciones, sino también buscando cómo
vamos a ser más competitivos. Yo sugeriría
que ahí hay que pensar en reformas al interior de
esas empresas, en fusiones, para ganar muchísimo
en economías de escala y también hay que
pensar en alianzas estratégicas con las grandes
ligas. A mi me parece muy difícil por más
regulaciones que introduzcamos, que mientras no hagamos
una reforma profunda en las empresas que aún no
se han reformado y mientras no realicemos esas alianzas
que nos permitan estar en las grandes ligas, me parece
difícil pensar que las regulaciones nos van a sacar
a flote.

Ministra Sandra (Suárez, de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial) en el tema de aseo,
el Conpes está bien avanzado. Yo quisiera que antes
se le hiciera una final revisión para lograr con
ustedes el mayor nivel de consenso.

El tema de tarifas. La verdad es que
yo entiendo que hay unos factores extras de costos, por
ejemplo, donde no se encuentre un sitio para un relleno
sanitario a una distancia cómoda, ahí se
presenta un extracosto que no depende de la empresa, y
que definitivamente hay que compensarlo. Pero no podemos
confundir este tipo de extracostos con los costos de ineficiencia,
con los costos de clientelismo, así sean herencias,
con los costos de convenciones colectivas de trabajo exorbitantes.
Ahí también yo insto a los gobiernos locales
a darse ese palo, porque nada hacemos.

Es como lo que hablábamos el año
pasado en esa crisis hospitalaria. Nosotros llevamos reformados
hasta hoy 111 hospitales y faltan muchísimos. Yo
les decía en esa crisis, porque todo el mundo era
pidiendo plata, ¿para qué le mandamos dinero
al Ramón González si no se reforma? Para
que a los seis meses esté otra vez moribundo y haya
que sacar otro platal del Estado simplemente para aliviarlo
unos meses? La verdad es que si estas empresas locales
estatales de aseo no se reforman, unas tarifas bien elevadas
mortifican mucho al usuario y no alivian la empresa.

Entonces yo rogaría que en ese
esquema tarifario estableciéramos la diferencia
entre costos extras, no imputables a la empresa, y esos
costos de baja productividad, altísimas convenciones,
clientelismo. Que esos hay que corregirnos dándonos
el palo.

La verdad es que el pueblo colombiano
ha sido bien comprensivo con nuestras reformas. Ustedes
saben que tuvimos hace dos años y medio un conflicto
laboral en ECOEPTROL, se había intentado en 40 años
solamente en una ocasión, denunciaron la convención
y echaron para atrás y sacaron al gerente.

Ahora llevamos eso hasta el laudo y lo
peleamos en la Corte Suprema de Justicia y salimos bien.
Y nos comprendió la base de la Nación. Dijimos ‘mire,
lo que hay que escoger es, entre unas empresas estatales
insostenibles y unas empresas estatales sostenibles y transparentes.
Yo no creo que el dilema sea privatización a ultranza,
estatismo clientelista y derrochador de recursos. Yo creo
que hay buscar ese esquema, ese punto tan importante que
es el estado sostenible, el Estado transparente, el Estado
competitivo, el Estado con costos razonables, el Estado
que cumpla bien su misión. Entonces a mí me
preocupa mucho cuando escucho a los gerentes de las empresas
del Estado simplemente pedir regulaciones, pedir prebendas
tarifarias, pedir protecciones y no hablan de las reformas
a fondo que aún estamos en necesidad de hacer en
muchas de esas empresas.

Yo estoy de acuerdo que en esas tarifas
de aseo también se aplique la gradualidad como lo
han pedido. Yo le sugeriría a la Ministra y a la
Comisión, respetuosamente, que se mire cómo
se compensa el tema de costos extras, el ejemplo es, la
distancia excesiva, los rellenos sanitarios, siempre y
cuando haya compromiso de reformar a fondo esas empresas
y de recortarle los costos de clientelismo, baja productividad
o convenciones colectivas de trabajos exorbitantes.

Ministra qué quisieras agregar
tú en ese tema.

Ministra Sandra Suárez: Presidente,
básicamente en aseo qué estamos trabajando,
la política a través de un documento Conpes
de gestión integral de residuos sólidos.
La dificultad ha sido que el aseo es un sector muy atomizado
y no teníamos información que pudiera servirnos
como base para tomar decisiones. Ya esta información
la hemos acopiado con la Superintendencia y las corporaciones
autónomas y las alcaldías y hoy tenemos un
panorama mucho más preciso del sector.

También hay unas reglamentaciones
que entran en vigencia, por ejemplo, hay que eliminar todos
los botaderos a cielo abierto del país. Hay cerca,
estimamos, de 700 municipios que tiene botaderos a cielo
abierto y no uno sino varios, lo cual tiene un gran impacto
ambiental, económico – social y adicionalmente,
en la seguridad aérea como el incidente que pasó hace
por el botadero de Soledad, con el aeropuerto de Barranquilla.

Entonces en ese sentido tenemos ya recogida
la información base, tenemos una política
en borrador para un documento Conpes, que saldrá en
septiembre. También estamos trabajando en el tema
de la política de rellenos regionales, rellenos
sanitarios regionales, tuvimos la oportunidad de lanzar
una campaña nacional con el apoyo de la Procuraduría
en el mes pasado en Villavicencio, donde hay un botadero
que cumple las especificaciones técnicas y que lo
hemos mostrado como un ejemplo de un relleno sanitario
regional.

Entonces tenemos que ir de la mano con
el ejercicio de autoridad ambiental, hay que cerrar esos
sitios de disposición que no cumplen con normas
ambientales y estamos dándole solución a
problemáticas grandes particulares con asistencia
técnica, como por ejemplo, la situación del
Basuro de Navarro, en la ciudad de Cali, también
estamos atentos, aquí está el alcalde de
Santa Marta, el problema de Veracruz que ya está el
nuevo relleno Palangana y hemos hecho un trabajo de asistencia
técnica que como el sector bien nos lo ha dicho,
tal vez es la primera vez desde este proceso de descentralización
que el Gobierno Nacional se ocupa del tema de la disposición,
de la gestión integral de residuos sólidos.

Realmente era un tema abandonado por
decirlo así, en términos de política
nacional, y estamos trabajando también con la creación
de esa compensación que tendría que ser por
regulación, o sea la Comisión de Regulación,
tendría que establecer el incentivo o la compensación
porque como hemos dicho, todos los alcaldes están
de acuerdo con rellenos sanitarios regionales, pero siempre
y cuando no sean en su municipio.

Entonces la dificultad es qué municipio
acoge la propuesta de recibir el relleno y cuáles
son los incentivos. También se han hecho procesos
de concertación, aquí también está el
director de Corpocaldas.

Presidente Uribe: Ministra
qué rellenos sanitarios han funcionado bien.

Ministra Suárez: Por
ejemplo el de Villavicencio, Presidente, es un muy buen
ejemplo de un relleno.

Presidente Uribe: No.
A mí me tocó con el alcalde de Medellín
la discusión del relleno sanitario de la curva de
Rodas, donde introdujimos la figura de un operador privado.
Una discusión tremenda. Y lo sacamos adelante. Yo
creo que ahí no hay quejas sobre eso. ¿Por
qué no le muestran al alcalde los rellenos sanitarios
que han funcionado bien?

Ministra Suárez: Hay
10 que los hemos evaluado de manera muy positiva, que operan
además como regionales, a pesar de que no se constituyeron
así, pero han tenido que recibir a los distintos
municipios y atienden 6 ó 10 municipios cercanos
y están funcionando muy bien.

Entonces en residuos sólidos tenemos
además los Pegirs, que es la reglamentación
que todos los municipios del país tienen que tener
Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos.
Hay unos plazos que ya se vencen, por ejemplo, el 3 de
octubre hay algunos municipios que ya tienen que tener
su Pegirs adoptado y también estamos cofinanciando
con las corporaciones proyectos para implementación
de Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos.

Entonces, en aseo, además de la
metodología, que estamos de acuerdo, tiene que reflejar
la política nacional y buscar esa manera de los
incentivos pero también con el propósito
de un manejo social de los servicios públicos tiene
que haber un equilibrio en, como usted bien dice, que las
empresas sean empresas eficientes y que no trasladen costos
de ineficiencia a los usuarios.

¿Entonces aquí qué estamos
trabajando? La política ya estamos recogiendo la
información que tenemos bastante buena, vinculando
a las autoridades ambientales, no solamente en el ejercicio
de autoridad ambiental ni en los procesos sancionatorios,
sino también en la solución a los temas.

Presidente Uribe: Ahora,
para ponerle el cascabel al gato, hay una preocupación
porque algunas empresas ven que las regulaciones de tarifas
que vienen les van a rebajar ingresos. Eso no es caprichoso,
están cobrando un volumen per cápita de basuras
superior al que existe.

Para no eludir el tema, mi sugerencia
sería la siguiente, apliquen eso gradualmente. Denle
a la empresa para aplicar esa tarifa el mismo plazo que
la empresa pida para hacer sus reformas internas y que
se ajusten los cronogramas. Para qué nos ponemos
a eludir el tema aquí, si ese es un tema de fondo
en esa discusión.

Ahora, el tema de agua, yo no veo preocupaciones
graves en el planteamiento que hicieron. Yo respetuosamente
a lo que si los invito, es a que las empresas que van bien
en esto nos ayuden en las soluciones regionales, para eso
introdujimos el incentivo de diciembre de 2002 y se ha
utilizado poco.

El sábado el Consejo Comunitario
en Mompóx, como tantos Consejos Comunitarios, le
muestran a uno que ese problema sigue siendo muy grave
en el país. Este año la transferencia nacional
para saneamiento básico vale casi un billón.
Y uno habla con Planeación Nacional y le dicen ‘la
plata no se ve’. Le mira las cifras a alcaldes y
gobernadores y le dicen ‘la plata no alcanza’.

Entrar hoy a modificar normas de la ley
715 es abrir una Caja de Pandora. La Ministra ha sugerido
que lo mejor para que los municipios destinen a subsidio
el dinero que debe corresponder a subsidio, son los acuerdos.
Esta tarde lo hablábamos con el doctor Juan Felipe,
lo que si podemos hacer en el caso concreto de Urabá es
que los municipios se comprometan, autoricen a la Nación
para que ese dinero la nación lo gire a un fondo
que administre directamente la empresa que para el desarrollo
regional de acueducto y alcantarillado se constituya, forzar
esos convenios, es una vía que encuentro más
expedita que pretender la modificación de la Ley.

 

Deja una respuesta