Sitio oficial
 

PALABRAS DEL PRESIDENTE URIBE EN EL LANZAMIENTO DE LA NUEVA EDICIÓN DE EL QUIJOTE

 

PALABRAS DEL PRESIDENTE
URIBE EN EL LANZAMIENTO DE LA NUEVA EDICIÓN DE EL QUIJOTE

Bogotá, 10 dic. (SNE).- Las siguientes
son las palabras del presidente Álvaro Uribe Vélez
durante la ceremonia de lanzamiento de la nueva edición
de El Quijote.

“Hace dos semanas el presidente Belisario
Betancur me visitó para invitarme a este acto tan importante,
le dije que acudiría con todo el entusiasmo, pero que
por razón de celebrarse ese mismo día, hoy en Barranquilla,
la Cumbre de Gobernadores de fin de año, me era imposible
llegar a las seis de la tarde.

Las tarjetas estaban timbradas, habían
señalado esa hora. Él me prometió que avisaría
que era imposible llegar antes de las siete.

Quiero ofrecerles mis excusas a ustedes, pero
decirles muy egoístamente, que siquiera me hice esperar
un poquito para haber podido deleitarme como ustedes escuchando
la pieza magistral que acabamos de escucharle al Presidente Betancur.

Una curiosa reunión de circunstancias
hizo que hijos de Antioquia a quienes el pueblo colombiano ha
encomendado regir sus destinos, tuvieran estrecha y directa relación
con la obra de don Miguel de Cervantes.

Carlos E. Restrepo, presidente de Colombia,
fue quien indujo o más bien, retó a don Tomás
Carrasquilla con una apuesta, para que escribiera la primera
novela urbana de Medellín, publicada en los albores del
siglo XX con prólogo de Pedro Nel Ospina, también
presidente de Colombia.

A Carlos E., Pedro Nel y Marco Fidel Suárez,
les unió su membresía en la gran fraternidad mundial
de admiradores de Cervantes, estudiosos de su obra y discípulos
de sus enseñanzas.

Cuando el presidente Betancur trajo personalmente
la invitación para asistir a este acto de presentación
de la nueva edición del Quijote, con motivo de la conmemoración
de los 400 años de publicación de la obra, volvió a
mi mente esta asociación de ilustres coterráneos
y compatriotas con Cervantes, que ahora reedita el Presidente
Betancur. Prepara el presidente Betancur un estudio con el glosario
de los dichos, palabras y frases que inundan el lenguaje de nuestros
paisanos.

Como mandatario de los colombianos, participaré con
todo entusiasmo en esta conmemoración, participaré con
el entusiasmo de un prosélito, porque suscribo la apología
que pronunció Marco Fidel, con ocasión de los actos
conmemorativos de los trescientos años del Manco de Lepanto: “los
letrados la estudian, los eruditos la escudriñan y comentan,
las lenguas la adoptan, el teatro le abre sus puertas, las bellas
artes la ilustran, los filósofos rastrean su significado,
todos saborean sus donaires, y todos admiran sus pinturas y enseñanzas”.

Creo, como dijo Suárez, que sus figuras,
así como sus principales dichos y sucesos, se han apoderado
de la imaginación del hombre civilizado y que hasta los
niños aplican la imagen del caballero de la triste figura
y del gobernador de la Barataria a la vida real y cotidiana,
y que todos sabemos de Rocinante, de la sin par Dulcinea, de
los molinos de viento, de la cueva de Montesinos, del manteamiento
de Panza, de las bodas de Camacho y del viaje de Clavileño.

En el Quijote hemos aprendido el castellano,
como dice la presentación de la edición que hoy
nos entrega la Asociación de Academias de la Lengua. Pero,
además del idioma, el libro también enseña
la verdad, a la que Cervantes consideró hija de la historia “émula
del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado,
ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo porvenir”.

Hay que leer y releer el Quijote a diario,
como aconsejó García Márquez. Entre sus
renglones siempre habrá un descubrimiento nuevo. Por ejemplo,
a cada rato pienso en que nos viene como anillo al dedo aquella
reflexión del Hidalgo luego de que se enfrentó -con
graves pérdidas, principalmente de muelas y costillas-,
a un ejército de ovejas y carneros. Díjole así a
Sancho, y por su intermedio a la humanidad:

“Sábete que no es un hombre más
que otro, si no hace más que otro. Todas estas borrascas
que nos suceden son señales de que presto ha de serenar
el tiempo y han de sucedernos bien las cosas, porque no es posible
que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue
que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca”.

Presidente Betancur:

Para orgullo de Colombia, usted dirigió la
masiva conmemoración de un discípulo de la celebración
de hoy, el centenario de Neruda, con realización de eventos
que recorrieron las ciudades y merecieron la atención
de millones de ciudadanos, a quienes llegó el verso inspirado
del poeta. Sólo la patria del bardo nos superó en
solemnidad, aunque nosotros la igualamos en sentimiento de amor
por la obra magnífica y en participación masiva
de los colombianos.

El 2005, presidente Betancur, va a demandar
otros esfuerzos, que contarán con nuestro entusiasmo:
conmemorar los 400 años de la publicación del Quijote
y preparar la efeméride 150 del nacimiento de Marco Fidel
Suárez.

Colombia sabe que contará con sus luces
como Presidente de las Comisiones Conmemorativas. Apenas acaba
de terminar usted la tarea de presidirnos la comisión
conmemorativa del primer centenario de Neruda y ahora le corresponde
empezar esta nueva. Reúna usted a quienes tengan para
aportar al lucimiento de la Patria, y cuente con que el Gobierno,
la señora Ministra, la señora Viceministro, todo
el Gobierno, la señora, nuestra muy distinguida embajadora
en España, estarán todos en la primera línea
de los frentes de trabajo.

Queremos acelerar y profundizar mucho nuestro
trabajo para construir un país de lectores. Nos propusimos
entregar bibliotecas en su módulo inicial en los 338 municipios
que no la tenían. Con la dirección del Ministerio
de Cultura, el apoyo del banco de la república, en el
año 2003 pudimos entregar 198, este año estamos
entregando 150 y previstas 150 para el año entrante. Empezamos
ya el proceso de formación y fomento de lectura para las
198 bibliotecas que se dotaron en el 2003.

La colección consta de 2.300 títulos,
seleccionados cuidadosamente para atender los intereses y necesidades
de los diferentes grupos de ciudadanos. Se han recibido donaciones
importantes de la empresa privada, de la Cámara Colombiana
del Libro, del Círculo de Lectores, Seguros Bolívar,
Benjamín Villegas.

Se profundizará en la campaña
de promoción de lectura ”leer libera, Colombia país
de lectores” para mejorar el índice de lectura,
actualmente en un promedio muy bajo, inferior a dos libros por
año.

Se han invertido hasta la fecha 24 mil millones
y estimamos poder invertir lo mismo con la máxima eficiencia
en el año 2005. El gobierno de Japón ha cooperado
con la construcción de infraestructura para bibliotecas
en 20 municipios. ¡Qué bueno! que cuando las pruebas
educativas nos han demostrado problemas muy graves en la escritura,
problemas muy graves en la comprensión de lectura, todos
aumentemos los esfuerzos con motivo de los 400 años de
El Quijote para poder mejorar estas expresiones de nuestro pueblo,
fundamentales en el mundo contemporáneo.

Vamos a conmemorar con entusiasmo la publicación
del Quijote, para renovar nuestro amor por la obra magna del
idioma, para exaltar el gusto por su estudio, para inducir al
buen hablar y al buen pensar, y para que los niños y jóvenes
introduzcan en su formación el más bello y útil
de los hábitos: el de la lectura.

Presidente Betancur, emprende esta tarea y
todos lo vamos a acompañar.

Muchas gracias!

Deja una respuesta