Sitio oficial
 

“Preferimos un desmovilizado que un capturado, y un capturado que un dado de baja”

Un guerrillero desmovilizado hace mucho más daño en la moral del enemigo, entrega información y produce un costo más alto en las estructuras a las que pertenecía. Por eso el Ministerio de Defensa ha decidido motivar mucho más la desmovilización.

Bogotá, 27 ago (SP). “Preferimos un desmovilizado que un capturado, y preferimos un capturado que un dado de baja”. Esa es la nueva directriz que el Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, ha dado a todos los integrantes de la Fuerza Pública.

“Con los señores Comandantes hemos, de cierta forma, cambiado de doctrina, y les hemos dicho a todos nuestros hombres que preferimos un desmovilizado que un capturado, y preferimos a un capturado que a un dado de baja”, señaló el Ministro en la Rendición de Cuentas 2008, realizada este miércoles en la Casa de Nariño y liderada por el Presidente Álvaro Uribe.

El titular de Defensa explicó que es mucho más fructífero tener guerrilleros desmovilizados, porque causan mayor daño al interior de la estructura a la que pertenecían.

“Porque el desmovilizado hace mucho más daño en la moral del enemigo, nos da información y produce en las estructuras un costo mucho más alto, por eso hemos motivado mucho más la desmovilización”, agregó el alto funcionario.

Durante la Rendición de Cuentas, el Ministro Santos Calderón reportó que en los últimos 12 meses se desmovilizaron 3.055 integrantes de grupos armados al margen de la ley, lo que equivale a un desmovilizado cada tres horas.

En total, desde el 7 de agosto de 2002 hasta el primer semestre de este año, 16.136 personas se han desmovilizado y acogido al programa de reinserción.

Por su parte, el Viceministro de Defensa, Sergio Jaramillo, señaló que cada vez son más los mandos medios que salen de las Farc. Por ejemplo, el año pasado se desmovilizaron 200 guerrilleros que llevaban más de diez años en la guerrilla.

“Este año llevamos 25 (guerrilleros) que han pasado más de 20 años en las Farc. Eso lo que quiere decir es que la gente en las Farc se ha dado cuenta de que ese proyecto no va para ninguna parte, que lo mejor es reintegrarse a la vida civil”, puntualizó Jaramillo.